febrero 17

Test de frusco II

Coaching TV, Video

3  comments

CTV08TESTDEFRUSCO2660CABBienvenido a este nuevo test de Frusquedad. Si quieres testear cuál es tu coeficiente de frusco, antes deberás escuchar el audio del programa «No te cortes» que aparece en la descripción. Así que, detén este vídeo, escucha el audio y te espero aquí.

No, en serio, ser Frusco no es sinónimo de vago, así que haz el favor y escúchalo.

Además, lamentablemente, te va a «encantar» porque precisamente utiliza la fórmula del «corazón masculino». Sí, vamos, de la misma manera que el Sálvame o Gran Hermano «VIP».
—¡¿Beep?! Porque, para mí, más que ser «personas importantes» se me disparan todas las alarmas cada vez que los veo…—

De la misma manera que estos programas apelan a las bajas pasiones femeninas, éste lo hace con las masculinas.
—Vamos, que en lugar de ser salsa rosa, es salsa azul.

Algo que habrás comprobado en tus propias carnes con la forma en que se trata, por ejemplo, el tema futbolístico con programas como «el chiringuito de jugones»
—menudo chiringuito.

O el nuevo circo mediático: La política. ¡Ah bueno! y los juicios televisados, ¡¿qué?!
—¡Vale, vale, vale…! Que te y pierdes y concurres en contradicciones performativas.

Anda, cuando antes escuches el audio, antes podremos seguir con el test.

¿Qué te ha parecido? O mejor dicho, ¿qué conclusiones has sacado?
—¡Ehhhh!
—¡Shhh! ¡No me lo digas…! ¡Qué zorra! ¿Me equivoco?

Si ésa es tu conclusión, este vídeo es, especialmente, para ti. Tenemos mucho trabajo que hacer.

A simple vista ella parece estar obrando mal. Y es que se supone que está dentro de una relación. Pero, ¿por qué suponemos eso? Por dos motivos muy claros:

  1. Nos lo dice el «novio» y
  2. Ella menciona que tiene «algo», pero que no es importante.

¿Cuál es el problema aquí? No haber leído la letra pequeña. O, mejor dicho, no querer leerla porque ha estado y está en todo momento ahí. Si nos remitimos al audio él ya «sospechaba» —letra pequeña— que ella ya tenía «antecedentes» en el festival de Benidorm. Así que, me temo que la ignorancia no te exime de responsabilidad.

¿Por qué exiges fidelidad a alguien que no te la va a dar? Y no me digas que él no lo sabía, porque nadie hace algo semejante —llamar a un programa de radio— a menos que lo tenga claro…
—O sea un paranoico.
—No sé que es peor.
—¡Ahí Ray! ¡Haciendo amigos…!

En cualquier caso, ¿desde dónde actúa él: amor o miedo?

¡Es evidente! No es que quiera descubrir con qué clase de persona está y si le conviene seguir con ella. Eso sería actuar desde el amor, pues determinar si aportáis o no el uno al otro es bueno para ambos. Sin embargo, mantener una relación en la cual uno de los dos, o ambos, se perjudican… ¿sirve de algo?

Bajo mi criterio, él quiere evitar —cueste lo que cueste— que se vaya con otro. De hecho, lejos de querer dejarla realmente, la está chantajeando para tratar de bajarle la autoestima y que se arrepienta de lo que está decidida a hacer…
—Tirarse al famoso.
Pero le sale el tiro por la culata cuando él le dice: —Vete a tomar por culo.— y ella replica: —No, pues mira, me voy a tomar por Jorge.

Y ahora me preguntarás:
—¿Pero Ray, cómo actuar desde el amor en una situación así?
La verdad es que si estás metido hasta las trancas como el chico del ejemplo, lo tienes complicado y, muy probablemente, no tengas oído para escucharme. Por suerte no es tu caso y ahora sí que puedes hacerlo. Esto te servirá de ayuda si algún día te encuentras allí —Google no lo quiera.
—¡¿Google?!
—Sí, claro. Está en todas partes, lo sabe todo, sabe todos tus movimientos, hasta tus claves de acceso. Google el D…

Para actuar desde el amor, debes «desear» lo mejor a los demás. Incluido a ti mismo. —Y, créeme, una mujer que está con alguien sólo porque es famoso, quizá no merezca tanto la pena—.

Además, que ser famoso no tiene porqué significar nada. ¿Por qué un famoso es mejor que otro que no lo es? Cosa que me lleva a la mejor fórmula para trabajar tu autoestima. Especialmente cuando estés en una situación como ésta debes centrarte en una sola cosa: Qué representa estar contigo. Qué representa tu experiencia.

En mi caso: ¿Quién puede ofrecer la mejor experiencia Ray Havana? Me temo que sólo yo. Y sólo yo tengo la responsabilidad de que así sea. Por ello, es mi deber conmigo mismo y con las personas que me quieren y me rodean explotar y mejorar al máximo esa experiencia.

¿Me asegura eso que nunca me vayan a dejar por otro? En absoluto. Nadie es dueño de nadie y una mujer es libre de hacer con su vagina lo que quiera. Pero desde luego, si decide prescindir de mis servicios por los de cualquier otro es porque le están ofreciendo algo distinto, no necesariamente mejor. Así que, lejos de sentirme inferior, me siento —lo que soy— distinto.

Y si la experiencia que recibe es muy parecida a la mía pero mejorada, ya sé lo que tengo que hacer:

  1. Diferenciarme más y
  2. Mejorarme.

De manera que me convierto en algo completamente exclusivo e inmejorable.
—Aunque eso tampoco es posible por definición.
—¡Tú calla!

Esto no va de cambiar a nadie para que te quiera ni de cambiar para que te quieran sino de definirte lo mejor posible para que vibres cada vez más con gente afín.
—De ahí el dicho: —Google los cría y ellos se juntan— … —Bueno, Ray, ¿entonces, quién es el culpable?
—Ya estamos con que la abuela fuma… ¿Tiene que haber un culpable o eso es parte de la mentalidad basura?

Me temo que lejos de hablar de culpables tenemos que hablar de responsables. Porque aquí ambos lo son.
—¿Culpables?
—¡Sí! Responsables. ¿O es que alguien está apuntando con una pistola al otro para seguir en esta «relación»?

Es cierto que ella puede que no haya sido explícita dejando claro que él es un medio y no un fin, —pues su fin es cazar a algún famoso—, pero vuelvo a la letra pequeña. No se puede ir por la vida de víctima culpando a los demás. Él ha decidido entrar ahí y, a pesar de todos los indicios, seguir hasta que su dañado ego no ha aguantado más.

Por otro lado, es reprochable que ella debería de haber sido más transparente, pero eso no exime de la existencia de letra pequeña, que siempre la ha habido y es probable que siempre la halla. En esta relación y en cualquiera. Así que hazte un favor:
—Léelo todo.

El consejo que sí que le daría a ella, es que revise su escala de valores. Porque para velar por sus propios intereses el camino quizá no es ese. Acostarse con un famoso no necesariamente es sinónimo de buena ventura. Yo le recomiendo conocerlo antes y no ir con el pescado vendido de antemano.

—¡Pero Ray! Entonces… al final, es una guarra.
—Anda y mírate el vídeo un par de cientos de veces…
—Dirás lo que quieras pero aquí el perjudicado es él.
—¿Seguro?

Yo creo que al final ha salido ganando, aunque no haya tenido el coraje de hacerlo cuándo y cómo debía y haya tenido que recurrir a un «empujón»…
—Puñetazo, diría yo.
—… llamando al programa para salir de esa relación.

Y saldrá perjudicado porque quiere. Porque ha sido super reactivo, la ha insultado de una manera completamente machista y, deduzco yo, que de todo esto lo que va a sacar es un concepto global de la mujer totalmente injusto por una sola experiencia.

Cuando en realidad debería de pararse a pensar en que esto no es más que una lección de «cómo no hacer las cosas» y aprender de todos los errores cometidos…
—Que ya has expuesto.
—para tratar de no volver a cometerlos. Porque para mí, el mejor maestro es la equivocación. Y, para ello, lo primero es reconocer que te has equivocado. Si no… pasa lo que pasa.

—Pues yo he flipado con el análisis y tengo que reconocer que no he pasado el test.
—¿Y tú, lo has pasado?
—Déjanos tu opinión para que se abra el debate.

About the author 

Ray Havana

You may also like

MGTOW Vs PUA | ¿Por qué son lo mismo?

Matrimonio: ¿sigue significando lo mismo? | mi opinión sobre el matrimonio

¿Son todas las mujeres unas…? (termina la frase) | Hipergamia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Un gran Saludo Ray, desde Colombia….!!!! 🙂 Entrando en el tema, Evidentemente no pase el test (cosa que no me va, pero seguimos aprendiendo), pero tengo una duda y me perdonas pero es que no la pillo: el hecho de ser famoso lo «dota» de un aura de pre selección y de rodearse de muchas mujeres tocando uno de los interruptores sexuales femeninos y en teoría eso lo haría mejor que uno de la «populi», me gustaría saber tu opinión de que tan fuerte puede resultar este interruptor (ya que tienes mas experiencia analizando la psique femenina… y con ellas en general) ¿podría una mujer mandar todo a la mierda, perdiendo el sentido y la cordura por este motivo? y yo se que habla una parte de mi (lado frusco) pero de ser así, solo valdría la pena enfocarse en uno mismo, casi que de manera egoista sin importar las mujeres en general. Se que los dos son responsables en este caso y estoy de acuerdo contigo pero me gustaria saber ese «trasfondo» (y es que ese frusco interno si que hoy esta que se quiere salir). mil y mil gracias y sigo aprendiendo de tu mano y ejemplo. Atte: David Torres

    1. Muy buenas, David.

      El reconocimiento social —fama— es un interruptor de preselección muy fuerte. No sólo para las mujeres. Puedes comprobarlo tú mismo con tan sólo fijarte.

      No obstante, la fama es algo orgánico y, como tal, tiene volumen, intensidad, etc. Dependiendo del contexto que estemos hablando —política, deporte, música, etc.— va a tener un impacto u otro. Si eres de los 3 mejores, evidentemente, tu impacto va a ser muy superior. Eso tiene ventajas e inconvenientes.

      En cualquier caso, una mujer podría llegar a perder la cabeza con ese interruptor, pero va a depender de «el tipo de mujer», su estado de ánimo en ese momento y de «el tipo de hombre» —de dónde viene su fama— y la cantidad/calidad de ésta.

      Como ves, no es una ecuación matemática ni un sí o un no. Pasar, puede pasar, pero hay muchos factores humanos por medio como para poder poner la mano en el fuego.

      Una mujer en su «sano juicio» no lo mandaría todo a la mierda perdiendo el sentido. Aunque puede que sí lo hiciera en un breve espacio de tiempo —enajenación transitoria—, tiempo suficiente para que se consumase el acto sexual.

      En cuanto al «egoímo». En mi último artículo, hablo de mi opinión al respecto. Evidentemente tú tienes que ser lo primordial para ti. Eso sí, no descuides al mundo que te rodea, estarás, en realidad, fallándote a ti mismo.

      Un abrazo y gracias por tu participación.

  2. Hola , Ray Havana. La Salvación leer esto sabes , debería hacerlo todos los días. Bueno yo tengo un poco de famoso sabes por lo que hago en mi cuidad , también eso en su cantidad /capacidad , se abajado un poco . Siempre lo uso para bien . Creo espero mejorar . Sabes una parte de mi estaba pensado cuando aborde a chicas que tienen alguna relación , con otros individuos y mi inconsciente de seductor aunque no me permita algo de mi hacerlo , se come un trozo , si que no termina en algo mas , y veo estos casos regulares con las parejas de ellas , me pongo a pesar que daño estoy haciendo A esta parte o beneficiarme de ello , pero esto va en su intensidad por como me desarrollado , la verdad esque en si pues esta confesión ,me hizo ver este lado de mi. También lo que ha pasado en mi vida. respecto a ello.
    Creo me me das una lección muy importante no tan solo ami sino que muchas personas machistas que se eluden de responsabilidades en una relación.
    También (pos) ,me dio en el clavo mi frusquedad , como persona al principio pensé el el ff de ella y luego en como la trata el , pues me pareció bien en mi asunto frusco por así decirlo , cuando escuche el vídeo , y el tu opinión es muy buena creo sentí un poco de desesperación por me trajo una sensación de que estoy invocando en mi vida gracias , por esto por que también atribuye mucha fe en uno mismo y espero que ayude a muchas personas . Muchas gracias
    Mi ejemplo ayudara

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Subscribe to our newsletter now!