abril 6

Seducción Vs Atracción: Caminos diametralmente opuestos

Artículo

14  comments

¿Quieres ser un experto en seducción?

¿Te gustaría saber conquistar a la mujer que desees?

¿Desearías poder enamorar a cada mujer que encuentres irresistible?

¿Qué serías capaz de hacer para seducir a la mujer de tus sueños?

Tómate el tiempo que necesites para responder a esas preguntas… Te espero, con las respuestas, un poco más abajo.

¡No hagas trampa! Si quieres obtener resultados en esta vida más te vale «hacer lo mínimo necesario». En este caso responder a las preguntas antes de seguir leyendo, así que ¡hazlo! De lo contrario no te molestes en seguir leyendo, lo que vas a encontrar más adelante no te a va a ayudar si eres de los de «lo quiero ya y sin esfuerzo». 😉

¿Ya tienes las respuestas? ¡Perfecto!

Cuidado con dónde enfocas tu atención

Bueno… Quizás no. Quizás todo lo contrario: ¡Fatal!

¿Sabrías decirme por qué?


¡¿No?! Está bien… Te explico:

No evalúes a un hombre tanto por sus respuestas como por la calidad de sus preguntas.

Teniendo esta frase en mente, ¿qué está fallando?

Evidentemente está fallando el enfoque. ¿Dónde está el locus de control? ¿Dónde está centrada tu atención? ¿Qué es lo más importante para quién se formula esa clase de preguntas?

Ella…

Y sí, ella es importante, pero en su justa medida. Ya lo vimos en el artículo anterior sobre comportamiento atractivo cuando hablábamos de «ego-altruísmo«.

Pero claro, para aprender a formular preguntas adecuadas, necesitamos ampliar o mejorar la calidad de nuestra información.

La calidad de tus preguntas

Para empezar con una pregunta de «calidad»:

¿Entiendes la diferencia entre Atracción y Seducción?

Te dejo unos instantes para que respondas…

¿A que tu cerebro está empezando a cortocircuitarse?

Es normal, romper «esquemas» es lo que tiene. Sé paciente, el esfuerzo/dolor merece la recompensa. 😉

¿Ya la tienes?

Bien, probablemente hayas obtenido alguna vaga respuesta del tipo:

—Seducir es el arte de conquistar con estrategias o tácticas y, por lo tanto, implica acción, mientras que Atraer es más sutil y, probablemente, no requiere de acción.

Aunque no está mal encaminada del todo tu respuesta, lo cierto es que deja bastante que desear —si la tuya ha sido distinta, déjamela en los comentarios antes de seguir leyendo ya que es importante conocerla antes de «desvelarte» el enigma para que puedas compararla realmente y sin trampas. 😉

Seducción vs Atracción

Pero lo cierto es que, en realidad, son «disciplinas» TOTALMENTE OPUESTAS.

Y cuando digo opuestas me refiero a ENFRENTADAS y NO COMPLEMENTARIAS.

Ya que, aunque el día y la noche o el Yin y el Yang son opuestos pero complementarios —es necesario un equilibrio entre ambos— en este caso son excluyentes.
Seducción vs Atracción

Si practicas Seducción, te estás alejando de la Atracción y viceversa. Son como dos caminos diametralmente opuestos. Todo el camino que realices en una dirección implicará tener que caminarlo en dirección opuesta —deshacerlo— si quieres empezar a caminar el otro.

Menudo marrón, ¿verdad?

De ahí la importancia de «aprender bien» desde el principio.

No te preocupes, tanto si has empezado «por el mal camino» como si ya estás bien adentrado en éste, todavía hay solución. Para ello, vamos a explicar adecuadamente la diferencia entre Seducción vs Atracción para que nunca más comentas ese error y, si estás muy metido en la Seducción, sepas como empezar a «salir de ésta» para progresar en el camino de la Atracción.

Las 3 diferencias más importantes entre Seducción y Atracción

Diferencias entre Seducción y Atracción hay infinitas. Prácticamente porque el medio y el fin están intercambiados.

En la Seducción el fin es ella, el medio eres tú —y toda tu vida también es secundaria… ¡Ella, ella, ella!

En la Atracción, el fin eres tú, el medio es ella —y no sólo ella, todo lo que forja tu persona.

Con esta premisa bien clara, se entiende que aplicarás todo «patas arriba» cuando trates de Seducir.

Para no escribir un libro de esto, vamos a centrarnos en los 3 aspectos más diferenciadores entre Seducción y Atracción. Para ello vamos a hacerlo de menor a mayor grado. Siendo el primero que tratemos —#1 necesidad vs voluntad— más sutil/superficial y el último —#3 fuerza vs poder— mucho más potente/profundo. El motivo de ir profundizando de menos a más es para una mejor y mayor comprensión.

#1 Necesidad vs Voluntad

Si bien es cierto que como seres vivos tenemos necesidades, a medida que vamos adaptándonos más y mejor al medio, parece que las cosas tienden a costar menos de conseguir. Se trata de una especie de inercia.

Por ejemplo:

Gráfica cohete
Gráfica de la velocidad final alcanzada por un cohete en función de la fracción de combustible quemado y arrojado por las turbinas. —Fuente: Taringa.

Para hacer despegar un cohete, el consumo de combustible mayor es desde el inicio hasta que supera la fuerza gravitacional. En estos primeros instantes se consume más del 90% del combustible. Conforme el cohete va superando esa resistencia, el consumo es menor —menor resistencia y menor consumo— por lo que la aceleración resulta cada vez más fácil.

Con este ejemplo vemos que lo que al principio es muy duro, cuando se consigue la inercia necesaria, se hace más y más fácil. Pero eso sí, si no superas «la resistencia gravitacional» primaria —velocidad de escape—, no conseguirás despegar.

Es la parte más dura —igual que sucede a la hora de forjar hábitos—, pero una vez empiezas a superarla cada vez es más fácil «obviarla».

Cuando has ganado esa inercia, da la sensación de que esa resistencia nunca estuvo allí —o no fue tan dura— sin embargo sigue estando ahí y siendo dura, lo que sucede es que tú estás en un estado en el que eres «más duro» que ella. Conforme te debilites —pierdas el hábito— volverás a sentir su «poderosa» presencia. 😉

Aclarado el contexto…

¿Qué tiene que ver la inercia con la seducción y la atracción?

Pues que dependiendo de qué inercia tengamos —necesidad vs voluntad— estaremos siendo afines a la seducción o la atracción.

La seducción parte de la premisa de necesidad:

 

Debido a que no puedo superar la «velocidad de escape» y, por lo tanto, no tengo suficiente «poder», necesito cosas fáciles.

¿Qué palabra mágica me ayuda a conquistar a una mujer?

¿Qué tengo que hacer o decir para que caiga rápidamente rendida a mis pies?

Etc.

 

Toda mentalidad de necesidad centra el foco en ella y no en lo que REALMENTE la atrae: TU MEJOR VERSIÓN.

En el lado opuesto, un hombre con una Voluntad capaz de forjarse a sí mismo, como consecuencia, va a ser más atractivo.  Por lo tanto, con «menos esfuerzo» —no hay esfuerzo hacia la conquista, sólo hacia mejorar su versión y dejar un mundo mejor— va a sentir cómo las mujeres le responden con mucho más interés y «ganas» de conocerle…

Como conclusión de Necesidad vs Voluntad

Seducir es sinónimo de necesidad mientras que atracción es sinónimo de voluntad.

Y, créeme, no tiene nada que ver hacer algo porque lo necesitas a hacer algo que porque tienes voluntad. La energía de la que partes —y tu mentalidad así como lo que proyectas— tiene una repercusión totalmente opuesta porque tus intenciones reales —necesidad vs voluntad— se contagian.

#2 Escasez vs Abundancia

Como comentaba al empezar, el siguiente paso natural de profundidad es Escasez vs Abundancia.

¿De dónde nace la necesidad? De que no hay suficiente de lo que quieres: mentalidad de Escasez.

¿De dónde parte la abundancia? De que puedes obtener lo que te propongas. Tu voluntad es tu mayor bien: mentalidad de Abundancia.

Desde la seducción —escasez— normalmente se compite por la misma chica como si fuese «la única que existe». Podemos ver esta actitud en multitud de «amigos» que se boicotean tratando de competir por la misma chica como si no hubiese otra. ¿Seguro que el mundo no está lleno de mujeres hermosas y deseosas de conocer a un hombre como tú? Entonces, ¿por qué boicoteas a tu amigo y tratas de arrebatarle su experiencia?

Desde la atracción —abundancia— tu amigo está conociendo a una chica que no te importaría conocer a ti también pero «no lo necesitas».

No sólo no lo necesitas sino que, realmente, eres consciente de que no puedes dar a basto con «tantas» mujeres como te gustaría. ¿Por qué vas a pelearte por una chica, siendo que no podrías abarcar a todas por mucho que estuviesen rendidas a tus pies?

Un Atractor es consciente de que hay de sobra para todos y, no sólo eso, —IMPORTANTE— sino que desea que sus amigos y seres queridos también tengan abundancia, por lo que lo último que va a hacer es competir contra ellos  y arruinarles experiencias sino que va a cooperar y a ayudarles para que todos disfruten de una realidad potenciadora como la suya propia.

Como conclusión de Escasez vs Abundancia

Recuerda: Si tu abundancia no es compartida, no es abundancia.

#3 Fuerza vs Poder

Y ahora sí. Si sumamos los puntos anteriores nos encontramos en el nivel más profundo: Fuerza vs Poder.

Podría poner mil ejemplos de la historia que dan vida a esta idea: Desde el muro de Berlín (Fuerza), la muralla china (Fuerza), Apple (Fuerza), las limitaciones territoriales (Fuerza), hasta como, en el lado opuesto, finalmente la naturaleza se basa en el poder:

No se pueden poner puertas al campo.

Poner puertas al campoFuerza

El muro de Berlín era una privación de la libertad basada en la fuerza. Cayó por su incapacidad para sostenerse económica y socialmente.

La muralla china sirvió de contención militar aunque estuvo a punto de arruinar al país. Actualmente se han desvanecido 2.000 km y su reparación es demasiado costosa para reconstruirla.

Apple está considerada la empresa más poderosa en la actualidad. Su «fuerza» se basa en su hermetismo, es decir, en su contención y aislamiento con el resto del mundo.

Poder

Google, sin embargo, tiene el modelo totalmente opuesto: abiertos para expandirse, colaborar y ofrecer tantas opciones como pueda siendo compatible con Linux, Microsoft, Pentium, AMD, etc. Su principal subsidiaria es Alphabet y se encuentra en segunda posición. ¿Quién crees que acabará «cayendo» antes? 😉

Las limitaciones territoriales son un esfuerzo titánico para impedir la «globalización». ¿Se le pueden poner puertas al campo? La respuesta es sí, pero la pregunta de calidad sería, ¿de qué sirve una puerta en el campo? Para frenar la evolución, nunca para pararla.

Aclarado esto, se podría decir que todo lo que se basa en la fuerza tiene un ciclo de vida «corto» mientras que lo que se basa en el poder persiste.

Una cosa importante es no malintepretar el concepto de poder ya que muchas veces lo confundimos con el de fuerza.

Fuerza: Pequeño PadawanLa fuerza es algo que implica una tendencia en el medio/largo plazo al rendimiento negativo mientras que el poder, una tendencia al rendimiento positivo en el largo plazo.

Así pues, la fuerza tiende a dar resultados más llamativos en un corto espacio de tiempo —psicología del pelotazo— que el poder. La equivalencia sería:

Fuerza = Carrera de 100 metros.
Poder = Ironman —3,86 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de carrera a pie (Maratón).

¿Te imaginas enfrentarte a un Ironman con la actitud de un sprint de 100 metros?

Por lo tanto, todo aquello que tras ponerlo en marcha tenga como tendencia/resultado final, en el medio/largo plazo, «pérdidas», estará basado en la fuerza. Es algo que no fluye más allá del corto plazo. Es algo que tiende a desaparecer a la larga.

Por el contrario, todo aquello que tras ponerlo en práctica tenga como resultado final, a medio/largo plazo, «beneficios», estará basado en el poder. Tendrá un principio mucho más discreto —corto plazo— pero fluirá con su entorno y tenderá a crecer en el largo.

Así que si lo que quieres es «pegar un pelotazo» lo tuyo es la fuerza. Eso sí… Tiene sus límites muy marcados. Si quieres hacerlo sostenible tendrás que encontrar la situación de poder. La fuerza puede ser trasformada en poder siempre que encontremos dónde está el foco —¿Lo hago por mi beneficio a costa de los demás o por mi beneficio para con los demás?— y apliquemos las correcciones adecuadas —como hemos visto en los dos puntos anteriores, de la misma manera, el poder puede transformarse en fuerza y acabar desvaneciéndose si perdemos el foco.

Un ejemplo muy claro es la ley de los rendimientos decrecientes. Cuanto más «te esfuerces» en cosas que «no son necesarias» más cerca estás de «la fuerza» —mi pequeño padawan— y, por lo tanto, estás desperdiciando recursos que podrías emplear en transformar la fuerza en poder de otros aspectos para hacer el conjunto global más sostenible.

Relación de Fuerza vs Poder con Seducción vs Atracción

A estas alturas ya verás muy clara la asociación Fuerza → Seducción vs Poder → Atracción.

¡Enhorabuena!

Si no, déjame que te explique.

Lo que se resiste, persiste. Carl Jung.

Por mucha fuerza que quieras aplicar, el poder persiste.

La seducción basa el «poder» en lo exterior —Ella es lo más importante y tengo que conquistarla— y la «fuerza» en el interior —Qué hago, qué digo, cuál es la frase mágica…—. Está a expensas del resultado y tiene que esforzarse —fuerza en el interior— por convertirse en alguien que no es ni le representará en el largo plazo.

Con esta ecuación, —poder afuera, fuerza adentro— difícilmente vamos a hacer sostenibles nuestros resultados. Es cierto que podremos conseguir impactos puntuales, pero en el largo plazo acabarán sucumbiendo.

En la atracción, por el contrario, el poder reside en el interior —en ti mismo— y la fuerza en el exterior —los obstáculos—. La atracción sabe que se va a encontrar con obstáculos que sortear y lo abraza —lo acepta— ya que también sabe que persistirá hasta encontrar el camino —inercia/hábito— que le permitirá superarlo sosteniblemente, es decir, una y otra vez en el largo plazo sin «aparente» esfuerzo.

Si buscas resultados YA. Puede que la fuerza —seducción— sea tu instrumento. Sin embargo, si buscas resultados sostenibles, predecibles y que se expandan, definitivamente la atracción es tu camino.

Para la seducción «cualquier» técnica es buena… Para la atracción necesitarás y te deseo mucho ánimo, más energía y que tomes excelentes decisiones.

Tu turno

Y tú, ¿qué camino prefieres y por qué? —Compártelo en los comentarios.

About the author 

Ray Havana

You may also like

MGTOW Vs PUA | ¿Por qué son lo mismo?

Matrimonio: ¿sigue significando lo mismo? | mi opinión sobre el matrimonio

¿Son todas las mujeres unas…? (termina la frase) | Hipergamia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Respuesta a la pregunta: Diferencia de atracción y seducción:
    Para mi atracción es solo crear la preselección o valor, como pasa con los guapos, de quienes las muejres comentan antes de conocerlo y una vez los conocen y no SEDUCEN se vuelven un cualquiera. Seducir por el otro lado es el acto de mantener una interacción en la la mujer no solo te ve guapo; te desea, y eso se consigue gracias a una interacción natural, con valor proyectado de acciones y no un look, romance y haciendo que ella te gane.

    No he leido el articulo Ray, sin trampas :v.

    1. Excelente Dante. Con tu respuesta estoy convencido de que este artículo te servirá de mucho. Disfruta de su lectura y de lo que te aporte. 😉

  2. Respuesta a la pregunta: Diferencia de atracción y seducción:

    Atraccion es un jardin que atrae a las mariposas y seduccion es hacer grandes trabajos con enlatados y cosas «magicas».

    Yo apunte mis respuestas en papel.

    Excelente articulo Ray,

    — TÚ — eres importante, no puedes obsesionarte con el resultado final, atraccion para mi es tener la voluntad de disfrutar el momento, ya que YO soy un fin y ella un medio, de esta manera me deslindo de cualquier resultado posible y asi me siento feliz, pues yo doy amor por que soy un SOL radiante lleno de él y no necesito buscarlo en otras personas…

    Oooooo si.

    Hahaha espero se entienda mi comentario :p

  3. Mi Respuesta fue que Seducción seria cuando tu te diriges hacia la persona que te atrae a causar o llevar a cabo determinadas acciones para que esa persona nos considere atractivos mientras que la atracción se basa a mi juicio en desarrollar un conjunto de hábitos y conductas que causen que naturalmente esas personas (mujeres) nos consideren atractivos y sientan atracción hacia nosotros, en resumen Seducccion seria el enfocarnos es hacerle pensar a esa persona que somos interesantes y atractivos. y la Atracción seria el desarrollar un estilo de vida que haga que ese tipo de mujeres se sientan naturalmente atraídas hacia nosotros.

    Espero me evalúes Ray gracias por tu información.

  4. Hola Ray lo primero que quiero decirte es que me gusta mucho tu manera de escribir con preguntas y que te esfuerces en crear contenido totalmente novedoso, práctico y útil. Este artículo me ha llamado mucho la atención porque, verás, hace dos días redefiniendo mis metas escribí en mi cuaderno: «Quiero ser un atractor no un seductor» pensando en que para seducir tengo que dedicar esfuerzo a seducir y se lo quitaría a metas que considero más importantes, con la certeza de que el desarrollo de estas metas me va a hacer sentir más atractivo y realizado.
    Mi respuesta es: Seducción es esforzarse por captar la atención y generar ganas en la otra persona y atracción es captar la atención y generar ganas sin un esfuerzo intencional. Personalmente pienso que es mucho más relajado y centrado en uno mismo ser un atractor. Si se quieren subir al barco perfecto jajajajaj 🙂 (aunque mi barco de momento sea una piragua :I).

    Después de leer el artículo estoy muy de acuerdo con este punto de vista, me ha hecho clic y han encajado en mi mente nuevas ideas.
    De todas formas un comportamiento seductor es importante, ¿me puedes recomendar algo para mejorar mis resultados a corto plazo (dado que tengo poca experiencia) y que complemente al largo plazo? ¿O la única manera es con mucho animo y energía? 😉

    1. Hola Alex,

      Lo cierto es que, para ciertos campos, los atajos no son la mejor opción. En este caso —tu evolución personal—, te recomiendo que des todos los pasos necesarios.

      No sé si el concepto ha quedado aclarado. La Seducción no es «para el corto plazo» sino que SÓLO TE VA A SER ÚTIL en éste. Eso no significa que sea «la opción a corto». Ya que si te adentras en ese camino, puede que la vuelta —volver al camino correcto— sea mucho más tedioso.

      Un atractor lo es en todos los momentos: a corto, medio y largo. Y la diferencia radica en que se basa en unos fundamentos idóneos sobre los que seguir construyendo. De manera que no hay que «deshacer» para «rectificar» antes o después.

      ¿Quieres potenciar tu atractivo?

      Desarrolla más habilidades —útiles, claro.
      Expónte más —sal con más frecuencia de tu zona de confort.
      No estés solo:
      1/3 del tiempo, rodéate de gente más preparada que tú —eso te forzará a mejorar.
      Otro tercio, rodéate de gente a tu nivel —eso te permitirá fijar tus avances y seguir progresando más a tu ritmo.
      El último tercio, rodéate de gente que pueda aprender de ti —conseguirás interiorizar mejor los conceptos y encontrar formas de comunicarlo mejor para ellos y para ti mismo.

      Para eso necesitarás, mucho ánimo… Pero no es sólo actitud, también es ¡hacer! 😉

  5. Seducción: Es inducir, persuadir, para lograr las emociones concretas que te hagan más deseables. (Tanto en ti como en ella)
    Atracción: Es atraer, convertirte en el tipo que te gusta ser por lo tanto atraes a más personas a tu vida, tanto hombres como mujeres.

  6. Atracción: mi nuevo yo, capto su atención e interés e interruptores eróticos y la valoro, defino, califico a ELLAS.
    Sintonía: ellas se sienten a gusto, bienestar, seguras, puntos en común, un poco de ambigüedad.
    Seducción: excitarlas y coito.
    Relación y Romanticismo: ya lo saben.
    Lugares y toques. COPYRIGHT.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Subscribe to our newsletter now!