marzo 30

Comportamiento atractivo: Cómo es y cómo desarrollarlo

Artículo, Comportamiento

4  comments

comportamiento atractivo

En el artículo anterior profundizamos en la mentalidad que tiene un Atractor. Ésta es sumamente importante ya que tus pensamientos van a convertirse en palabras y éstas, finalmente, en actos —a menos que no seas/busques congruencia.

Sin la mentalidad adecuada, no conseguiremos los resultados que deseamos. De hecho, cuanto más te prepares para algo, si lo haces mal, serás el «mejor» en «hacerlo mal». De ahí la importancia de aprender de las personas «adecuadas».

Si te perdiste el artículo o necesitas refrescar tu memoria te recomiendo que lo revises. Se trata de un artículo extenso y dudo que con una simple lectura hayas podido sacarle todo el jugo.

Aquí tienes un enlace al artículo: #1 Mentalidad atractiva

Aclarado esto, ahora vamos a perfilar la congruencia. Y es que, las ideas —pensamientos y palabras— no sirven de nada si no se ponen en práctica.

Estar alineados —sensaciones + pensamientos + palabras + actos— es fundamental para la salud y la evolución psicofísica.

Para ello vamos a profundizar en el comportamiento atractivo.

#2 Comportamiento atractivo

Lo que vamos a ver a continuación se trata de algunos comportamientos que puedes —y debes— incorporar a tu vida.

Eso sí, IMPORTANTÍSIMO: mucho antes de «añadir» más carga a tu vida, lo recomendable es «eliminar».

#1 Limpia tu vida

¿Has oído alguna vez la frase…?

Menos en más. Ludwig Mies van der Rohe (Arquitecto y diseñador industrial).

menos es más¡Pues tal cuál! De hecho combina genial con el otro famoso —y muy sabio— refrán:

El que mucho abarca poco aprieta. Refrán.

En la mayoría de ocasiones, lo que más va a beneficiarte es eliminar cosas que te están lastrando, más allá de continuar añadiendo más «lío».

Nada como una metáfora para entenderlo:

Supongamos que tienes un taller de reparación de vehículos. Evidentemente vas a necesitar algunas herramientas, por lo tanto, vamos a suponer que en ambos escenarios dispones de ellas.

¿Dónde piensas que vas a ser más eficiente?

¿En éste?

¿O en éste?

Si has elegido el segundo supuesto, tienes futuro. En caso contrario… Deja de leer aquí. Lo que viene a continuación no va a ayudarte, más lo contrario.

¿Sigues aquí?

¡Perfecto! Te recomiendo un ejercicio: Mira a tu alrededor. ¿Cómo está tu habitación o tu casa o tu coche o tu lugar de trabajo?

Este ejercicio te dará consciencia de tu proyección al exterior.

Nota: Tampoco se trata de que te conviertas en un maniático del orden y la limpieza. Todo tiene su proceso y lo importante es tener un buen «mantenimiento» —no es más limpio el que más limpia sino el que menos ensucia— además de entender que habrá periodos de más «desorden» —sin llegar al caos— y épocas de mayor equilibrio.

Es tu responsabilidad encontrar qué comportamientos —o ausencia de éstos— te están lastrando y empezar a corregirlos. La palabra mágica se llama: hábito. 😉

Cambia el caos por el orden; la pereza por pequeñas acciones; aquello que sabes que haces mal hacerlo «un poquito» mejor. El secreto está en algo muy gradual sostenido a la larga en el tiempo. Nada de pegarte un palizón, frustrarte y no querer volver a repetirlo nunca más…

Bien, ahora sí, vamos a por aquellos comportamientos que podrás añadir una vez hayas «hecho hueco» en tu vida.

#2 Ten una vida

Sí, lo sé. Si estas leyendo esto posiblemente es que estás vivo. Pero estar vivo y «tener una vida», metafóricamente hablando, no es lo mismo.

Para tener una vida necesitas:

1. Ser el CEO de tu vida

Tener una vida significa ser el responsable absoluto de ella. Es decir, deja de culpar a la lluvia, a tus padres, al compañero atractivo que siempre acaba con la chica 10 o al universo. Tus lamentables resultados son consecuencia de tus lamentables decisiones—y las que no tomas o delegas a [email protected] también.

Además, ¿sabes qué va a cambiar sólo quejándote?

Tú: —¡¿Nada?!
Ray: —Te equivocas…

Si no cambiara nada… «tira que te va». El problema es que quejarte es un tipo de vibración y con ella, ¿a qué tipo de persona vas a atraer?

Tú: —¿Quejicas?
Ray: —¡Exacto!

Es decir, vas a conseguir todo lo contrario: juntarte con personas victimistas —como tú— con lo que vas a ir «de Guatemala a guatepeor».

2. Ser «ego-altruista»

Tú: —¿Qué demonios es eso, Ray? ¿Ya te has vuelto a saltar la medicación?
Ray: —…

Ser egoísta supone buscar el bien propio a costa de causar perjuicio a los demás. Ser altruista —todo lo contrario— procurar el bien ajeno aun a costa del propio.

Pues bien… ¡Falta un término medio!

Estarás conmigo en que la única manera de aportar a los demás es «teniendo algo que aportar», ¿no?

Si ganas 1.000€ al mes y tus gastos son 990€, ¿es inteligente donar 100€ a una ONG?

¿Qué tal duplicar antes tus ingresos? 😉

Pues bien, «ego-altruista» se forma, primeramente, de una forma de egoísmo respetuoso. Es decir, vas a mirar primero por ti SIN dañar a los demás.

No vas a aprovecharte de nadie pero tampoco vas a ayudar a nadie hasta que no estés en posición de poder ayudar.

Te vas a encargar primero de ser valioso y entonces y sólo entonces, ayudarás a los demás.

Pero lo más importante es que NO VAS A PERJUDICAR A NADIE EN EL PROCESO.

Eso sí, puede que no estés en disposición de aportar con dinero pero puede que haya otra cosa que puedas aportar porque tengas abundancia de ésta. En ese caso sí que te animo a que lo hagas.

¡Ojo! Si no tienes dinero pero sí mucho tiempo y ese tiempo lo «necesitas» para hacer dinero, entonces no tienes tanta abundancia de tiempo como crees y primero deberás invertirlo en tu economía. Si luego «te sobra» y quieres donarlo en forma de ayuda a otros, tienes mi permiso. 😉

3. Nutrir a los demás

Una vez estés en disposición, no te queda otra: aportar a los demás, a la larga, te reportará más a ti de vuelta.

¿Qué características debe tener eso que aportas?

1. Valioso

Si lo que aportas no le sirve a nadie… ¿en qué demonios estás pensando?

2. Visible

Por mucho que aportes el mejor servicio o producto del mundo si nadie llega a conocerlo… ¿qué estás aportando? Es tu obligación hacerlo llegar al mundo.

3. Congruente contigo

Aquí no se trata ni de «forrarse» ni de desvivirse por ayudar a los demás: recuerda el ego-altruismo.

Lo que estás creando tiene que estar alineado con tus valores. Si lo que haces tiene como finalidad única ganar dinero… No será sostenible.

El dinero es un medio, no un fin. Es necesario, pero no suficiente. Si quieres ser imparable haz algo que te llene y que llene a cierto grupo de personas suficiente como para perdurar, crecer y evolucionar en el tiempo.

4. Por ti y tu comunidad, nunca por «ella»

Puede que conseguir algo para impresionar a una mujer acabe siendo algo que signifique mucho en tu vida y termine siendo tu propósito. Pero lo cierto es que si empiezas algo por un motivo externo, en cuanto esa persona desaparezca o no lo valore tu «hazaña» como esperabas, tu proyecto carecerá de sentido.

En realidad nunca lo tuvo. No era algo que estaba dentro de ti, tanto para expresarte como para aportar. Así que te recomiendo que «te dediques» a construir algo que dependa de ti y de tu comunidad no de algo totalmente externo y puntual —y menos en una persona que «no lo vale». El valor de una comunidad siempre es superior a «ella», quién quiera que sea.

Y para terminar…

#3 Ser memorable

¿Has oído la frase: «dejar huella»?

Hay dos formas de hacerlo. Ésta se refiere a hacerlo de manera positiva —nada de traumatizar a nadie.

Si has prestado atención a todo lo tratado hasta ahora, ser memorable será una causa de aplicar todo lo anterior, ya que una persona memorable tiene personalidad —mira por sí mismo— y es generosa —aporta el excedente de su valor a sus semejantes.

Pero claro, no todo el mundo tiene por qué conocerte a simple vista ni va a buscarte en Google a menos que incentives su interés.

Tú: —¿Cómo Ray?
Ray: —Muy sencillo…

Genera impacto

Saber diferenciarse es algo que nunca falla. Ya sea por tu apariencia, por tu don de gentes o por tu mirada, si dominas el arte de desmarcarte sin «intentarlo demasiado», ¡Boom! Habrás entrado en su radar.

¿Quieres conocer 3 formas de generar impacto?

1. Sonríe con todo tu cuerpo

La sonrisa no es algo limitado a tu boca, como debes saber, tu mirada también puede expresar todo tipo de emociones. Pues bien, tu cuerpo no es menos —sino más.

La postura de tus hombros, tu espalda, tus brazos, tus piernas, etc. comunica cómo te sientes. La energía que irradias puede ser poderosa, enigmática, silenciosa… o caótica, temerosa, aburrida, etc. ¿Qué estás comunicando con tu apariencia, tu comunicación no verbal y verbal y tu actitud? 😉

2. Sé como el sol

Esta metáfora es preciosa porque encierra mucha sabiduría. Los que vivimos en climas tropicales a penas somos conscientes pero pasar una temporada en otra latitud más fría te hace valorar lo que no sabías que tenías.

En zonas tropicales damos por sentado que el sol siempre va a estar ahí. ¿Qué sucede cuando eso deja de ser así?

Tú: —¿Que lo echas de menos?
Ray: —¡Y mucho!

Recuerdo la primera vez que volví a Valencia después de mis dos primeros años seguidos en Londres.

Llegué por la noche y me acosté. A la mañana siguiente el sol me achicharraba…

Ray: —¡Chicos, menudo día ha salido! ¡Hay que aprovecharlo!

Mis amigos me miraron extrañados…

Ray: —¡Ah, es verdad! Que estoy en Valencia.

Para mí seguía siendo una excelente noticia y disfruté de esa semana de sol como un «enano». Ellos, sin embargo, no. ¿Por qué iban a hacerlo si el sol siempre estaba ahí para ellos? 😉

Por lo tanto, tienes que aprender a dar una luz y un calor tan agradables que cuando no estés… Tu ausencia «enfríe». 😀

3. Deja poso

Siendo como el sol vas a dejar «poso» pero esta habilidad se refiere más a la forma de «despedirte».

¿Has oído esas frases de película con tono épico al finalizar las sentencias?

Tú: —¡Sí!
Ray: —Pues nada que ver… jajaja.

En realidad se trata de que tengas en cuenta que la congruencia es algo que debe permanecer SIEMPRE. Y, como no iba a ser menos, el cierre o la despedida son momentos cruciales donde no sólo ésta se pone a prueba sino que es el mejor momento para «salir por la puerta grande».

Cosas como:

  • Irte en el mejor momento.
  • Dejar pendiente algo muy tentador.
  • No ser reactivo ante un rechazo.
  • Solventar objeciones.
  • Etc.

Van a conseguir desmarcarte positivamente ya que tu «cierre» es diferente y atractivo. Eso sí, no te olvides de dejar «la puerta abierta» para dar pie a que ella pueda tomar la iniciativa así como cerciorarte de que volveréis a coincidir. 😉

Y ya para terminar… Debes compensar tanto valor.

#4 Sé alcanzable

Esta pieza es fundamental ya que si eres capaz de poner todo lo anterior en práctica habrán muchas mujeres que no se sientan capaces de «conquistarte».

Tan importante es que ella sienta que eres «inalcanzable» —aunque la palabra correcta sería: el hombre ideal— como que sienta que tiene posibilidades.

Conforme ella vaya descubriendo qué cosas tiene que a ti te atraen —incluido su cuerpo— y qué actitudes adoptar para completar tu interés —comportamiento— irá adaptándose a ese «mapa del tesoro de tu corazón». 😀

Por lo tanto, es crucial encontrar el equilibrio entre tu Valor y tu Romance: Cualificación.

Es decir, responder adecuadamente a las preguntas:

¿Por qué tú? — Valor.
¿Por qué ella? —Cualificación.
¿Qué hay entre los dos? —Romance.

Para ser capaz de aplicar estos principios de comportamiento atractivo te deseo mucho ánimo, más energía y que tomes excelentes decisiones.

Tu turno, ¿se te ocurre algún otro más comportamiento atractivo que podríamos añadir?

 

About the author 

Ray Havana

You may also like

MGTOW Vs PUA | ¿Por qué son lo mismo?

Matrimonio: ¿sigue significando lo mismo? | mi opinión sobre el matrimonio

¿Son todas las mujeres unas…? (termina la frase) | Hipergamia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Huy! interesante interesante Ray.

    Me duele el pecho, al parecer tengo un apego a una monitis, rayos espero que se me valla rápido hahahahahahahaha hahaha 🙂

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Subscribe to our newsletter now!