diciembre 18

#73 Caso de éxito 3

Atractor

0  comments

caso de exito 3

La fórmula del éxito inevitable

Muy buenas Atractor, bienvenido al capítulo 73.

Y hoy tenemos a un invitado que personalmente tenía ganas ya de entrevistarle, aunque estoy seguro de que él tenía unas expectativas más amplias.

Pero vamos, ha tenido una evolución brutal y si al caso el éxito sube y aumenta más, que yo creo que es inevitable, pues siempre podemos volver.

¿Cómo estás Lluis?

Muy buenas Ray, encantado de estar aquí contigo, en el podcast que tanto he escuchado yo también.

Ray: Me alegro de tenerte aquí, hemos estado mano a mano, bastante, te considero prácticamente mi hermano pequeño, estamos en familia.

Y te agradezco sobre todo que hayas querido estar aquí y compartir tu experiencia.

¿Desde dónde partías?

Así que vamos a empezar por el principio y que me cuentes ¿cómo era tu vida antes de descubrir todo esto?

El día a día de Lluis.

Lluis: Antes que todo eso, de tener una asesoría contigo y tal, ya te comenté al principio que yo nunca había tenido un problema para tener relaciones con mujeres.

Si me había dedicado a tener amigas. A mi lo que me pasaba era que no elegía yo a las mujeres con las que yo después tendría relaciones, a mis amistades o lo que sea.

Siempre eran situaciones externas, ya sea porque me presentaban a esa amiga, ya fuera porque esa amiga me venía a mi, o lo que fuera.

No era algo que yo decía: esta chica me ha llamado la atención, voy a decirle algo, eso no era capaz de hacerlo, era totalmente incapaz.

Es más, en cosas que no tienen que ver con las mujeres, yo siempre he tenido mucha vergüenza: de hacer una llamada para reclamar algo, a una persona que no conozco, a una empresa o lo que sea.

Y siempre, esas interacciones con la gente que no conozco me habían dado mucha cosa y tenía como esa frustración de querer mostrar el producto, que todos somos un producto.

Y no saber cómo hacer bien el marketing, no saber como iniciar, decir: estoy aquí.

Ray: Vamos, creo que estás en el saco del 99,9% de la población, que de hecho los hay, que si tuvieran un buen trabajo de marca personal serían muy vendibles.

Pero que no saben venderse y que están ahí frustrados, esperando lo que tu dices: que le toque un poco la lotería, que una amiga te presente, etc.

¿Cómo diste conmigo?

La verdad, ya di contigo hace un par de años, 4 o 5, aunque no te había seguido tan cerca hasta hace un año o dos.

Te descubrí por Mario Luna y comencé a seguirle a él y después te seguí a ti y la verdad, comencé a seguir tu canal de YouTube y a partir de ahí fue cuando ya vi atraídas por ti.

Y de ahí también Atractor, y luego ya la asesoría.

Para los que nos están leyendo, que seguramente serán curiosos y vamos a decir incrédulos, vamos a usar esa palabra.

Y los entiendo perfectamente porque claro, yo soy una voz solo para ellos en este caso, una imagen si me ves en YouTube, pero vamos.

¿Qué te impulsó a confiar en Ray Havana?

¿Qué te lleva a decir esta persona me va a poder ayudar?

Tengo que decir que siempre me has parecido una persona muy cercana, que no escondes nada.

Las imperfecciones que tenemos todos, hay mucha gente que se esconde detrás de una máscara, yo creo que tu no tienes una máscara, eres tu, eres una persona muy auténtica.

Y me hacías sentir empatía y que tu podías empatizar con mi situación, si yo hago la asesoría y a Ray le cuento estas cosas que me pasan, es que me va a poder ayudar.

También me transmitías que eras buena persona y también el tema del podcast, que yo lo escuchaba y decía sobre todo en los primeros episodios que fue cuando ya estaba tomando la decisión, inconsciente, supongo.

Cuando hablabas un poco también de como gestionar las relaciones múltiples y tal.

Y yo ahí pensaba ¡joder, unos rencuadres! Muy poderosos, me puede ayudar y esas fueron básicamente las razones.

Estupendo, gracias porque si que es verdad que aunque Ray es un seudónimo, es un nombre artístico y podría ser lo único que utilizo como disfraz, por así decirlo.

Yo no lo considero así, no considero que sea tampoco un disfraz en sí mismo o algo que quiero ocultar, sino es un alter ego es esa persona a la que yo aspiro.

Incluso yo quiero llegar a ser la versión de ese Ray Havana que tengo en mi mente y de una manera u otra, trato de dar los pasos, hacer el camino adecuado para llegar hasta allí y como bien has dicho, no oculto mis errores, mis fallos que son muchos y constantes.

Y realmente como aprendo de cada uno de ellos y toda esa sabiduría y toda esa experiencia que pueda yo tener, pues trato de compartirla por mis medios, entre ellos el podcast que por lo visto fue eso que te dio la confianza para decir si.

También es verdad que previamente tu fuiste de los pioneros en trabajar conmigo, en conexión instantánea, en la plataforma cuando la abrí por primera vez, que era otra cosa que no tiene que ver con lo que es ahora.

Pero que era una forma similar y bueno, ya estuviste allí y yo tengo que decir también, haciendo un inciso, que estuviste ahí y cuando luego por fin empezaste a trabajar conmigo, mano a mano, viste una transformación desde ese momento.

Eras como muy tímido, muy parado, muy de quiero hacer cosas. De hecho, hice el método de inmune al rechazo y prácticamente, en mi opinión es un uso muy sencillo, muy intuitivo, que es algo que puedes hacer tranquilamente, por así decirlo.

Y bastante autónomo. Sin embargo, en tu caso, decías —supongo yo, esto es mi intuición. ¡Ostras! Esto me cuesta ponerlo en práctica.

No fuiste el único, obviamente a más pioneros les costó el asunto, algunos si que pudieron e hicieron cosas increíbles, como por ejemplo Juan Pablo que empezó subiendo vídeos con último nivel y todo, que fue espectacular.

Yo he visto ese Lluis de ese momento, que dices: Aquí hay un diamante en bruto y te veo ahora y nada que ver.

Una cosa que si que además tengo que añadir y que es totalmente remarcable, es la capacidad que he visto en ti de disciplina, de determinación.

Te prometo que de las personas con las que he trabajado—no son pocas— contigo tenía la sensación de confianza plena, de saber que lo vas a conseguir ¿sabes?

Porque es que yo te he puesto tareas que les ayuden y hay gente que trabaja mejor, hay gente que trabaja peor y luego los resultados se ven.

Y lo tuyo no sé, recuerdo un par de casos más como el tuyo, de decir que gusto da que me siento yo, incluso mal yo porque a mi igual me cuesta un poco más de tiempo responderte.

Tengo tantas cosas que voy a ir como puedo y tu estás ahí puntual, con todos los ejercicios perfectos.

Me acuerdo cuando en uno de los ejercicios que pido es que me hagas una crónica de la sesión que hemos trabajado para ver qué has entendido y en este caso poder corregirte o ampliarlo si ha habido algo que haya faltado.

Y me acuerdo que decías este hombre ¿qué pasa que lo graba y lo escucha después? Está todo perfecto, yo flipa, este hombre que buena memoria y ¡qué buena síntesis!

Ya es cuestión de seguir adelante y de seguir trabajando. O sea, ahí tengo que darte la enhorabuena por el buen trabajo constante y que da gusto trabajar así, con alguien como tu.

Aprovecho para decirlo, lo necesitaba, porque si que hay otra gente con la que trabajo y cuesta más y me sale mal por ellos, porque son ellos al final a los que les cuesta más sesiones, pero enhorabuena por eso.

Lluis: La verdad es que si, he intentado ser lo más disciplinado posible con los ejercicios que tu me ponías, porque esto si lo hago, tengo que aprovecharlo, no me gustan las cosas a medias tintas.

Y también que uno de los motivos que me ayudó a empezar las asesorías contigo fue que ya estaba un poco cansado de intentarlo por mi cuenta y como un poco, de «gestionarme a mí mismo».

Como sabes, yo aveces soy un poco duro conmigo mismo, el tema de los ejercicios y tal y claro, yo dije bueno, ya que lo estoy haciendo con él y Ray me está ayudando y eso, voy a darle al 100 x 100.

Porque ya lo he intentado a medias yo conmigo mismo y no me ha bastado, ahora que lo hago contigo, pues lo voy a hacer a tope.

Y sobre todo para no perder. Cuando uno es disciplinado y hace hábito, por ejemplo de la apertura o de salir un poco de tu zona de confort y eso, cuanto más constante eres, es como una bola de nieve, se va acumulando, se va acumulando y cada vez es más fácil.

Ray: Bien, entonces, una pregunta un poco más complicada, a ver como sales de esta.

Supongo que tu cuando empezaste conmigo, pues esperarías algo, tendrías unas expectativas, dirías quiero esto, quiero aquello.

¿Qué has desarrollado más?

Independientemente de esas expectativas, que pensabas o que querías lograr ¿qué cosas realmente has aprendido o has descubierto que tenías que cambiar?

Lluis: Bueno pues, que debía cambiar, lo primero de todo es el poder del hábito.

Mira que llevo ya un par de años donde implemento hábitos de cuidarme, el tema de gimnasio, el tema de hacer deporte, el tema de ponerme a trabajar en mis proyectos y levantarme a una hora concreta.

Eso yo llevo años aplicándolo, pero con el tema de romper el hielo, o de realizar alguna apertura o eso, yo nunca había sido disciplinado, yo lo hacía una vez ocasionalmente, en el transporte público a veces me iluminaba y lo hacía.

Y me di cuenta de que si eso no lo hago constantemente, por mucho que yo vea los vídeos de Ray, por mucho que vea los vídeos de Mario, por mucho que haya leído libros sobre el tema.

Si yo no implemento un hábito, no me voy a sentir cómodo cuando haga esa apertura, ni las voy a hacer.

Otra cosa que también me gustó mucho de lo que me enseñaste y que descubrí que tenía que cambiar es que cuando una chica al cambiar su estado de ánimo, yo no tengo porque sumirme a ese estado de ánimo.

Sino que como mi estado de ánimo en teoría es positivo, tiene que ser positivo, tiene que ser enérgico, yo no tengo por qué bajar mi nivel de energía porque ella se siente mal por cualquier motivo que yo no controlo.

Lo mejor que puedo hacer por ella es elevarla y llevarla al estado que nos favorece a los dos.

Eso fue algo muy poderoso que me enseñaste.

Ray: Muy bien analizado, muy bien sintetizado. La idea efectivamente es esa, que buscamos siempre la acertividad, buscamos siempre lo que es mejor para los dos.

Y lo que es mejor para los dos, desde luego, es estar a gusto y estar en un estado en el cual ambos estemos a gusto, estemos disfrutando.

Entonces, esto no significa que si una mujer ha tenido un mal momento y tiene una penuria, pues que tengamos que hacerla bailar o saltar, no necesariamente.

Pero si que hay formas y formas de llevar las cosas, incluso, el estar a disgusto porque te ha pasado algo, hay formas de llevarlo mejor.

Entonces, un poco elevar a esa energía, a esa mentalidad donde—como dicen los orientales, creo que es— si algo que ha sucedido en una tragedia y puedes hacer algo para remediarlo, hazlo, si no, «olvídate».

Pasa lo que tengas que pasar, pero no te centres en el dolor o en el sufrimiento, sino que pasa ese dolor y sigue caminando, sigue hacia adelante y sigue creciendo.

Entonces, efectivamente, una síntesis, genial y de hecho, lo has explicado mejor que yo, ahora ya me he excedido.

Muy bien ¿alguna cosa más que creyera que debías cambiar?

Lluis: Pues como lo he comentado antes, yo era muy duro conmigo mismo, si yo me proponía a hacer 5 y no lo conseguía, hacer 5 me refiero a hacer 5 aperturas, por ejemplo. O hacer el ejercicio que me proponías tantas veces, si no lo hacia, yo me rayaba mucho.

Me sentía muy mal, decía ¡ostras! Encima que Ray me está ayudando, encima que en teoría estoy dando el 100% aquí, encima que llevo ya un tiempo aprendiendo de Ray y de Mario, etc.

Y si no me salía, me indignaba mucho conmigo mismo y decía ¡ostras! Tendría que como hacer un castigo a esto, me acuerdo que decía, no me voy de la playa aunque me de aquí el sol, porque no lo estoy haciendo.Hasta que no lo haga, no me voy.

Y tu me enseñaste a aceptar eso y trabajar a partir de esto.

Hay una herramienta que de hecho está en conexión instantánea, que es el cara.

Básicamente es una herramienta para el consciente de lo que te pasa, cuando lo estás haciendo, te has ido, o lo que sea, primero, estar consciente de que no lo has hecho, lo tienes que aceptar, luego tienes que tomar acción y luego estar agradecido por haberlo hecho.

Por haber llegado a esas conclusiones que has llegado y eso me ha servido un montón, porque así aveces me ha pasado en un transporte público, algo que me apetecía mucho decir durante todo este proceso.

Tener oportunidades y no aprovecharlas, irme a ahí y decir ¡ostras! Que mal, que mal.

Hago el cara, hago la herramienta que está en conexión instantánea y los dos pasos más importantes para mi siempre han sido aceptación y luego tomar acción.

Es decir, vale, lo acepto, pero algo hay que hacer.

¿Dónde estás ahora?

Ray: Y aparte, luego, el premiarte, el valorarte, el darte amor por haberlo hecho, independientemente del resultado, independientemente de que incluso pensaras que lo ibas a hacer mejor, esto es fundamental.

Porque en tu caso, efectivamente, ahora que lo has mencionado, me acuerdo perfectamente que como tu expectativa estaba muy por encima de lo que realmente conseguías, pues te martirizabas.

Decías, no soy todo lo bueno que pienso, no me merezco valorarme porque no lo estoy haciendo y al revés.

Lo estás haciendo, ya solo intentarlo te desmarca del 99% del resto y bueno, los resultados van a llegar, antes o después si sigues por ahí van a llegar.

No te martirices, no acabes contigo, tú mismo.

Deja que si algo no sale, no sale porque no sale, no te tires piedras a tu tejado tu solo.

Efectivamente, he visto también en evolución un trabajo muy bueno y a partir de ahí han empezado a aparecer resultados y a poder implementar, porque no se si esto ha quedado claro todavía, voy a clarificarlo, por si acaso.

Pero bueno, tu no te atrevías prácticamente ni a conversar con alguien que no conocieras, para ti era imposible.

Me contabas que había días que ibas a la playa y no hacías nada, estabas ahí media hora, una hora y te volvías diciendo: no he sido capaz.

Te entiendo perfectamente, yo he estado en esa misma situación, hace años, pero he estado ahí y partimos de un nivel 0 absoluto y de ahí a que ahora lo haces con frecuencia.

Te voy a decir que de vez en cuando me envías unas tablas de Excel, que están supercurradas.

Tienen un registro de todo lo que haces, una gamificación brutal y donde ya se ven las gráficas como al principio, no subían y ahora de repente están ahí con unos números que todos querríamos.

Lluis: Si, bueno, la gracia de esto del Excel, que la verdad, te lo agradezco muchísimo, cuando lo empezamos a trabajar, es que yo cuando abro, aveces no estoy escuchando lo que me está diciendo, porque estoy pensando.

Bien, ya he hecho mi trabajo, ya he hecho mi parte, ya he hecho el ejercicio.

Y aveces a lo mejor la conversación no está yendo bien, va es de aburrida, paso, yo ya he hecho mi ejercicio, voy a poner en mi Excel mi punto, aveces me ha pasado, pero es superimportante tener claro lo que controlas.

En ese momento yo tengo que hacer un ejercicio, es como hacer hacer una flexión, la haré bien o mal, pero tengo que hacer la flexión.

Ray: Al final has puesto un ejemplo brutal porque yo ahora que estoy bastante metido con el deporte, estoy haciendo calistenia, que no había hecho anteriormente nunca.

Pues me di cuenta de que al principio yo se como se hace una flexión, sabia hacer flexiones, pero mi cuerpo no las hacia porque tenía exceso de peso, falta de fuerza, etc.

Y yo decía ¡jolin! ¿Qué pasa con mis flexiones? Si yo se hacerlas.

Claro, en tu mente y en mi recuerdo del pasado, yo flexiones sabía hacer.

Bueno, aún así las hacia mal, ojo, pero lo que yo creía que hacía, lo hacia bien.

Y ahora yo incapaz de hacer lo que yo creía que hacía bien ¿qué ha pasado? Avancé a hacer flexiones, el cuerpo poco a poco se ha ido colocando en su sitio, he ido ganando fuerza, he ido perdiendo peso.

Y ahora unas flexiones decentes, osea, noto que mis flexiones son buenas y que puede que en un futuro, pues serán mucho mejores.

¿Por qué ha sido eso? No porque no tuviera el conocimiento, que también hay que mejorarlo, sino porque mi cuerpo no tenía la memoria, no tenía la fuerza, no tenía las características necesarias.

Aquí en este caso sucede lo mismo, al principio cuando empiezas a hacer algo, no esperes a hacerlo perfectamente y superbien, porque te faltan muchos recursos, entre ellos la experiencia, el estar ahí.

Yo me acuerdo que me comentaste también que al principio tenías mucha tensión, te costaba mucho, no salías adelante y te dije: baja el nivel de reto.

Que sea algo como lo que has hecho con el cara, que sea un reto que esté a tu altura, que sientas que lo puedes hacer.

Y un día me dijiste: esto ya lo tengo y me estoy aburriendo y dije yo, esa es la fórmula, ahora ¿qué piensas que tienes que hacer ahora?

Y dices: es que hacerlo más veces, me da mucha pereza y te digo, es que no tienes que hacerlo más veces, ahora lo que tienes que hacer es subir el reto.

Hacerlo más difícil todavía, de manera que ahora va a ser estimulante, va a volver a sentir ese nudo en el estómago, ese ¡ostras, ahora tengo que hacer esto!

Pero en cuanto lo hagas, vas a subir, vas a crecer, hasta que llega a un lamentable momento que te vuelvas a aburrir.

En ese momento ¿qué tendrás que hacer? Lo mismo, subir el nivel y empezar a hacer algo, pues como algo también que me comentaste, como el tema sexual.

¿Hay algo ahí que me quieras comentar? ¿De la actitud y demás?

La verdad, todo ha sido esto un proceso de transformación en eses sentido y de verdad que con las amigas que he tenido confianza si que podía llegar a ser bastante sexual, evidentemente.

Cuando tienes confianza todo el mundo es valiente, pero con amigas, no había habido nada, exactamente, había tonteado y tal.

Yo no era muy directo ni nada y haciendo ese proceso donde he ido superándome, he ido cogiendo tablas, en el sentido que me he superado y mi subconsciente ha visto ¡ostras! Este va en serio.

Con algunas amigas, si que es verdad que he sido mucho más atrevido, donde me ha dado poco igual, que me rechazaran o no, pero ha sido como un efecto colateral al trabajo que he hecho contigo.

Mi trabajo estaba en perder el miedo a la apertura, pero eso ha sido como un bonus de todo el trabajo.

Recuerdo con mucho cariño, hay veces que me han rechazado, o que aparentemente desde afuera no ha ido bien y yo me la he pasado como un crío.

La he pasado superbien, de verme a mi atreverme y ellas tampoco la han pasado mal.

Me gusta más esta versión mía, que antes.

Ray: Totalmente, eso que hayas progresado en ciertos puntos como que eran esos primeros miedos que tenías más grandes, afectan al resto de tu juego.

Tu forma de juego es la forma como te expresas con el sexo opuesto, ese marketing que haces de ti mismo cuando empiezas a perder ciertos miedos, al final se transmiten a otros.

En este caso, aprender a sexualizar. Lo que tu dices, algunos han salido bien otros han salido mal, igual matizaría que no es que hayan salido mal, sino que han habido éxitos de que han pasado cosas.

Los otros todavía no, porque como tu me has dicho, el FF, el Factor Fulana, ese resorte que tienen ellas, que les hace sentirse fáciles o poco selectivas y que por ende ponen freno, se le suben las defensas.

Ese resorte que se activa en muchos casos es obligatorio, es que tiene que ser así, para que igual, a la segunda, tercera que se le activa y que tu te lo tomas a bien, no te afecta.

Como veo, que no te está afectando, lo estás disfrutando, al final cuando te separas de ella, ella dice: bueno, este chico no se arrepiente.

Lo que me ha dicho me da gusto y aunque le he dicho que no, no le ha afectado al estado.

Está superagusto y la próxima vez que lo ve, me lo vuelve a hacer, a la tercera o cuarta, ese Factor Fulana fácil, desaparece porque ya es la tercera o cuarta vez que insistes.

Sobre todo si estás en un contexto adecuado, que no haya mucha gente alrededor, el tema de la reputación, etc.

Pero bueno, ella ve que tu actitud es completamente constructiva, que tienes experiencia, que entiendes que a ella le va a costar dar el paso, pues estás aplicando veneno.

Ese veneno es como eso que le inoculas y que ahora mismo no le hace efecto, pero dentro de un día, un mes, un año—he tenido casos de años— pues de repente le hace efecto y dice: estoy envenenada, dame el antídoto.

Entonces, yo no veo que hayan salido mal, sino que has hecho tu trabajo—que es lo que tienes que hacer— y si ella no está preparada, tu siguiente parte del trabajo es seguir tu camino dejando ese veneno ahí.

De manera que la siguiente vez que tengas oportunidad, volverás a hacer lo que tengas que hacer, que es disfrutar la interacción y ser juguetón a la hora de sexualizar, disfrutar del proceso, como lo que es.

El sexo es algo natural, es algo que sucede entre hombres y mujeres, con más frecuencia de lo que algunos creen.

Y que además, luego, es muy beneficioso, para ambos, tanto hombres como mujeres.

Es una de las mejores terapias que existe, entonces, cuando eso se va dando, antes o después, la que «había dicho que no» y que parecía que iba a salir mal, lejos de la realidad, porque en realidad lo que has hecho es dar los pasos que tenías que dar.

Yo hablaba alguna vez de las cobras, se quitan cuando las vas a besar y alguien que me ha oído por ahí a dicho: ¿Ah a ti te han hecho tres cobras? Pues que mal maestro eres.

Porque si eres tan maestro, nunca le tendrían que hacer cobras.

Y yo le he dicho, creo que no has entendido nada.

Hay cobras que son necesarias, que tu haces el ataque —por así decirlo— haces la intención, ella se quita y tu ahí es cuando gestionas tu reacción.

Ahí es cuando disfrutas y dices: ¡uhmm, buenos reflejos! Espero que toda la noche sigas con esos reflejos o si no, me temo que voy a acabar besándote.

Y a la siguiente, o dentro de dos, ahí resulta que la besas y dices: es que lo has hecho mal al principio, porque no tenía que haber pasado, no, perdona, yo podría hacer que no pasara.

Que no hubieran cobras, pero entonces hablaríamos de que besaría muchas de las mujeres, si o si.

O desde luego, esa misma noche no, sería la quinta noche que la veo.

Porque claro, como ve que voy despacio, me lo tomo con calma, entro en la categoría de proveedor, de relación estable si o si.

Incluso, ella se refuerza y dice: ahh este chico va despacio, pues vayamos despacio.

Entonces, al final es una negociación y si decides que la negociación es que la primera cobra que te haga o si te va a hacer una cobra, no la puedes tolerar, pues te estás bebiendo tu mismo, tu decides.

Bueno, pues ¿qué me puedes decir de tus sensaciones ahora?

Habrá pasado prácticamente un año, sería justo decir, desde que entraste en conexión instantánea, porque hace un año que abrí la otra plataforma, donde tenía otro formato.

Y luego, harán 6 meses o por ahí desde que empezamos las tutorías, hemos estado 5 meses trabajando—calculo.

No estoy seguro, pero yo creo que por ahí irá.

Entonces, después de esos 5 meses de trabajo mano a mano y en el momento que estás ahora—que hará un mes que terminamos.

Aún así, de vez en cuando, me vas preguntando, te voy dando nociones, si que es verdad que luego mantengo un pequeño seguimiento.

¿Cuáles son tus sensaciones ahora? ¿Cómo te sientes? Compárate contigo mismo.

Lluis: Lo primero que todo, la primera enseñanza ha sido, así como me siento, es el poder del hábito. Los hábitos hacen que cambiemos nuestras vidas y en mi caso el hábito de hacer apertura, de hacer cosas que no estaba acostumbrado a hacer.

Ha hecho que tenga mucha más facilidad para hacerlo y además ha sido un proceso largo, pero parecía que nunca tenía que llegar y llega.

Es decir, darme cuenta del poder de eso. Esto es lo primero que destacaría.

Y luego, me siento como que hay más abundancia, en ese sentido.

Las cosas son mucho más fáciles de los que parecían.

Y hasta me estoy dando cuenta de que por muchas aperturas que haga a chicas que me parezcan atractivas y que tal.

Me ha pasado una cosa que tu dijiste en uno de los podcast, que aveces tu vas a una chica y le abres y me atrae y tal, pero a lo mejor no congeniáis, o directamente ella no te atrae después de hablar con ella.

Creo que hablaste de que una chica sea superpesada hablando, te hable un montón y precisamente hace un par de días me pasó esto.

Había una chica y creo que fue en autobús, o no se donde y empecé a hablar con ella, yo le dije dos cosas y empezó a hablar todo el camino.

Le pregunté el nombre al final, no sabía su nombre y la tía hablando y hablando y el otro día me la volví a encontrar y volvió a hablar.

Yo pensaba, es que esto tiene también efectos malos.

Ray: Si, totalmente ahí, para hacerlo genuino, el inconveniente viene cuando vienes a mi, acudes a mi, pasas en este mundo, porque estás muy necesitado.

Porque estás ahí, necesito meterla en caliente como sea.

Y claro, ves a las mujeres como objetos, no como sujetos.

Pero claro, cuando no es el caso, ojo, te tranquilizas un poco y etc. de repente te pasa eso, que una chica atractiva, vista desde afuera: ¡guau! No me atrevo, lo que sea.

No sabe realmente lo que hay detrás, es una fachada muy bonita y tendemos a pensar que una chica guapa o porque es guapa, todas las demás cualidades están a la altura de su belleza.

Pues no siempre es así y os sorprenderéis de las veces que no es así.

Entonces, lo que te pasa a ti, de repente llegas ahí y lo descubres y dices: vale, tu belleza, lo siento, pero no es suficiente.

Necesito algo más, aparte de que seas atractiva, para acostarme contigo, no me basta con un cuerpo bonito. Yo necesito que me atraigas.

Pero solo por sexo—y piénsalo bien, el sexo es un esfuerzo brutal, es un desgaste de energía increíble, es como hacer una sesión de ejercicio.

Hacer una sesión de ejercicio sin ganas, sólo por el estímulo físico, al principio—como digo— puede estar bien.

De hecho, yo recuerdo que incluso instructores que han trabajado conmigo, al principio lo hacían un poco por eso, pero cuando llevas un tiempo haciendo eso—yo lo he hecho en su época.

Pero llega un momento en que ya ves que eso no te llena.

Dices: sexo por sexo no te llena.

¿Qué llena? Llena el sexo cuando estás haciéndolo con una persona a la cual le quieres dar placer, le quieres hacer sentir una experiencia única.

Cuando esa chica te inspira a tantos niveles, que dices que menos quieres pegarte el polvo de tu vida.

Por lo que me estimulas y las horas que haga falta y el tiempo que haga falta y etc.

Entonces, es importante y sin irnos ya tan lejos que desde el principio cuando no vamos con esa necesidad, ya tenemos un criterio.

Cuando te acercas a una chica y ve que por un lado le gustas, porque por eso te has acercado y nada que ocultar si quiera, pero estás dispuesto a irte en cualquier momento si no te estimula, ahí cambian mucho las cosas.

Porque ella dice: ¡uau! Este tío tiene lo que tiene que tener para acercarse, pero ahora tengo que tener yo lo que tengo que tener para que se quede.

Y cambia completamente el paradigma y eso realmente lo vives y lo sientes.

En el caso que me comentabas ahora, a mi me pasaba alguna vez y yo en seguida, lo antes posible, siendo educado que igual, los primeros tres minutos estás ahí capeando.

Igual, le digo eso me pasó no hace mucho, de hecho recuerdo con las entrevistas estas de conexión instantánea, de la feminidad al desnudo, de sus propios labios.

Me acuerdo que iba a entrevistar una chica y la chica no paraba y yo le hacía comentarios y no me escuchaba, en un momento le dije: ¡Ey! Es difícil comunicarse contigo ¿verdad?

La chica de repente se quedó así ¿cómo? Dije: estoy haciéndote comentarios y no me respondes a ninguno, vas a la tuya. Esto es muy frecuente en ti.

Y la chica se quedó así no, no…

¿Qué querías? Y a partir de ahí cambió el chip y empezó a escucharme.

Yo tuve que ser asertivo y decir: oye, esto es una comunicación, estamos hablando tú y yo. Si solo vas a hablar tu, no me interesa. Igual que no voy a hablar solo yo.

Ahora, le tuve que dar un pequeño toque de atención y a partir de ahí, se abrió como una flor y ya empezó a ser una conversación.

Es importante eso, que se vea, que no parezca que estás ahí porque sí, ya porque es guapa y me ha contestado, ya lo que sea.

Si toca aguantar carros y carretas las aguanto, ella tiene que ver que de alguna manera tiene que hacer su trabajo.

Lluis: De hecho yo tengo que decir también que me he pillado intentando quedar con alguna chica solo por el tema físico y realmente no me estimulaba a ningún otro nivel.

Y estando de camino a estar con ella y dejarla plantada. Eso me pasó hace un mes, por eso, me dije: no le voy a hacer ningún favor a ella, ni me voy a hacer un favor a mi.

Porque yo voy a estar en plan vamos a la cama y después de la cama va a ser un poco raro porque no vamos a tener nada de que hablar y a ella tampoco le quiero hacer perder el tiempo.

Así que dije: mira, me ha salido un imprevisto, no se qué y dije: esto nunca más.

Es decir si tienes que quedar con alguien, de verdad te tiene que estimular, o te tiene que estimular muchísimo en la cama y os llevéis muy bien ahí o te estimula en la cama y fuera de la cama.

Ray: Vale, yo ahí añadiría y aprovecho para darte un consejo si te viene bien.

Piensa también que una mujer puede que no te estimule antes de estar en la cama y después de estar en la cama si.

¿Por qué? Porque una vez has tenido sexo con ella, puede que se abra, seguramente va a estar más en confianza contigo.

Va a sentirse más expresiva ¿qué quiero decir con todo esto?

Antes de volver a hacer algo así, a menos que ojo, tengas un proyecto mucho más interesante, sé que es tu caso y decidas que prefieres emplear ese tiempo en construir tu proyecto que en acostarte con ella.

Pero piensa también que yo le daría la oportunidad, yo me acostaría con ella y vería si después de ese sexo—que haya estado bien, esperemos— si de repente es más estimulante ella, de repente se abre más y de repente después del sexo hay algo más.

Y si no es el caso, si después del sexo es todo como era antes y no hay un cambio, no hay nada que repercuta positivamente, pues a partir de ahí no volvería a perder el tiempo.De hecho, así lo suelo hacer.

Ahora, trato de no prejuzgar porque hay una cosa que se llama inteligencia sexual y es que eso, que hay personas que no son muy elocuentes en otros aspectos, pero en el tema sexual si.

Cuando conectan con su sexualidad y tienen orgasmos, luego, parece que eso les afecta otras partes. Las estimula a la hora de hablar, están más interesadas, tienen mucho que aportar, que a priori no lo parece.

Entonces, te diría que la próxima vez le des esa oportunidad y después decidas.

Lluis: Si, y es verdad, a lo mejor lo que hice fue un poco rápido, pero si, cojo el consejo Ray, como siempre.

Ray: Pues me alegro, espero que le sirva y que le sirva a quien le tenga que servir.

¿Cuáles son tus sensaciones ahora? Contigo mismo, con el Lluis de ahora.

Lluis: Me siento con más poder de decisión en cuanto a ese aspecto de mi vida.

Porque antes, como te he dicho, no lo tenía, antes era a merced del destino y aveces algo no me gustaba.

Si que tengo que agradecer en parte, por lo que sea, nunca he tenido problemas. No me he sentido nunca necesitado, pero si que me he sentido necesitado de decidir.

Así que ahora aprecio mucho que gracias a las asesorías que tuve contigo y al trabajo que he ido haciendo y eso, pues si que puedo decidir más.

No todo lo que pueda aspirar a decidir, pero si que puedo decidir que interacciones empiezo y si una chica me llama la atención, poder acercarme y darle la oportunidad de que nos conozcamos.

Así es como me siento ahora mismo, que tengo esa capacidad de hacerlo y que me he superado. Esa sensación de orgullo que uno tiene cuando algo que le parecía imposible como era en mi caso.

Porque lo he pasado mal en este sentido, me he llegado a sentir como «yo no estoy hecho para esto» ¿sabes? Yo estoy hecho para aprovechar lo que me viene, eso lo creo.

Pero lo que no creo es que yo sea capaz de crear. Ahora me veo capaz de crear esas situaciones.

¿Cuál es tu ideal?

Ray: Yo creo que también he visto en ti ese cambio de paradigma, de centrarte más—como me has dicho— a partir de ahora tienes cierto control, no sobre todo, nadie tiene control sobre todo.

Pero ese cambio de centrarte en lo que está en tu mano y lo que no, es totalmente radical.

Porque de repente tu sabes que puedes hacer una interacción estupenda con una chica y puede salir mal—como decías antes— no es que salga mal, sino que no salga bien, o no consigas nada.

Pero lo importante es que te centras en que has disfrutado, te la has pasado bien y sigues en ese estado de flujo y vas a seguir interactuando con otras chicas desde la energía de: me lo paso bien y aporto.

No de repente algo no sale como esperas o una chica te rechaza y te vienes abajo y las siguientes tres que te vayas a encontrar se van a comer el marrón que te ha pasado a ti.

Vas a transmitir la energía que te has llevado, de no sentirte a la altura de esa chica la vas a transmitir a las 3 siguientes, por decirlo.

Sin embargo, al revés. tu estás ahí, eres autónomo, tienes un locus de control interno ya bastante trabajado y eso te permite tener mucha autonomía.

Te permite que independientemente de lo que salga, te estás independizando del resultado, eso tiene su peso y te felicito porque no era el caso.

De hecho, estabas en la situación en la que como no estabas a la altura de tus expectativas te querías castigar y te sentías mal y pensabas eso.

No soy capaz, no valgo para esto y no era una cuestión de valía, sino era una cuestión de percepción y ahora has hecho ese cambio y lo estás notando.

Ya para terminar ¿cómo te ves a un 1 vista, 3 años vista?

Sabiendo que este proceso ha sido de pasito a pasito, ha sido lento.

Yo te diré, me acuerdo que llevábamos un par de meses trabajando y me decías: Ray, no progreso ¿qué pasa aquí?

Y yo te decía: Sí estás progresando, lo que pasa es que no te das cuenta, estás más pendiente de tu expectativa al final, que de donde estabas y donde has llegado.

Y también te digo que en algún momento que no sé cuando será pero lo vivirás tu y me lo contarás, un día de repente dirás ¡guau! ¡No sé que ha pasado, pero ha cambiado todo!

De repente, ha cambiado todo muy drásticamente.

Llevo desde hace—vamos a decir un año— paso a paso y cada pasito que doy me lo estoy ganando y hay días que retrocedo dos pasos y otros días que avanzo 3 y hay días que retrocedo 1 y hay días que avanzo 2.

Voy avanzando, pero esto parece muy lento, la sensación que me da es que no surge el milagro y un poco te quedas con esa idea, de decir bueno, pues así será.

Que ojo, por lo menos progresamos, pero un día vas a ir ¡fumm! Vas a decir ¡uau! Es como si hubiera pegado 10 pasos de golpe o 20 pasos de golpe.

¿Qué ha pasado aquí? Entonces ese día pues ya me lo comentarás, pero independientemente de eso y pongamos, que no suceda, me da igual.

¿Cómo ves ese paso a paso? ¿A qué aspiras en un año, en 3 años?

Lluis: Muy buena pregunta, la verdad es que dentro de 1 año o 3 años, no me veo teniendo sexo con muchas mujeres, creo que eso es muy mundano, si lo decimos así.

Me veo más bien como un Atractor, una persona que se siente atractiva.

Si siempre que me acercara a una chica acabara todo en sexo, llegaría a ser aburrido.

Yo creo que me tengo que enamorar más aún del juego, me tengo que enamorar más aún del proceso, voy a poner un ejemplo, pero piensa en Goku, de Dragon Ball, es el peor rival contra el que te puedes enfrentar, porque el tío se divierte peleando.

Si viene un rival más fuerte, en este caso sería un reto más fuerte, el tío se emociona del reto.

Y yo quiero hacer eso con el tema de la Atracción, de decir, puede ser que me rechacen, puede ser que no me vaya bien, pero irme sonriendo a casa.

De hecho, me ha pasado un par de veces, de intentar algo con alguna amiga o lo que sea y que no me vaya bien e irme a casa más contento que aveces que sí que ha ido bien.

Pero hay algo que no me ha acabado de gustar ¡ostras! Si hemos tenido tema, pero lo he intentado demasiado. Esto no me acaba de gustar.

Pero en cambio, la vez que me han rechazado me he ido a casa pensando: me gusta, me gusta ese tío, me ha gustado esa actitud, me ha gustado ese gesto, me ha gustado que lo haya intentado a pesar que me ha dado un poco de cosa.

Ese es mi sueño, en esta parte de mi vida ese es mi sueño, verme así.

Ray: Yo te corregiría en todo caso por el lenguaje que estás utilizando, cuidado con decir que no te ha ido bien, que no te encuentras bien.

Porque sea lo que sea, lo que suceda, si tu sensación precisamente es: me gusta el tío que he visto, me gusta lo que ha salido de adentro, estoy enamorado de esa versión mía que ha salido ahí.

Aunque el resultado no haya sido: esa chica quiere algo conmigo y si tu te estás sintiendo a gusto y te vas contento de ti mismo, te ha ido bien. Realmente te ha ido bien.

Te va peor —y de hecho es lo que has dicho— cuando aún habiendo conseguido resultados, luego, llegas a casa y dices: ya, pero es que me lo curra demasiado, yo creo que ha sido por pesadez y no estoy tan contento con esa versión de mi.

Eso es peor, yo creo que realmente ahí te ha ido peor, aunque a efectos prácticos dices fuera y dices ya, a esa te la has tirado y a la otra ni siquiera te da el número del teléfono.

Correcto, lo que tu digas. A efectos del resultado, objetivamente una ha sido mejor que la otra, pero la vida no es solo objetiva.

La vida es muy subjetiva y evidentemente no buscamos tampoco ir por la vida buscando happy flowers, empanados, que no conseguimos nada, pero somos felices, tampoco se trata de eso.

Pero encontrar el punto intermedio de los resultados y obtener los resultados disfrutando de ese proceso como bien decías.

Diciendo ¡jolin! Es que lo he hecho genial, es que me lo he pasado pipa y luego el sexo ha sido complementario, ha sido positivo, es que esto, evidentemente ¡cómo no va a haber sexo! Y ¡cómo no va a ser un sexo espectacular!

Yo si hubiera sido ella, también hubiera dicho: por favor, dámelo todo, que un hombre como tu no se puede ir de aquí sin compartir eso conmigo.

Yo ahí matizaría el irte mal o irte bien porque al final es muy de percepción.

Yo por ejemplo, siempre digo que igual, que para yo acostarme con una chica, aparte de muchos factores, es que a mi me guste.

Y eso no significa que le vaya a gustar a todo el mundo ni que a todo el mundo le parezca atractiva.

Parece que para tu ego tienes que acostarte con mujeres muy atractivas y que el mundo diga si, es verdad, muy atractiva, de manera que así estamos todos contentos.

Como te guste una chica que no sea muy atractiva y tengas algo con ella, pues ya no eres un Atractor y ya no eres un hombre, te acuestas con cualquiera.

Bueno, tengamos un poquito de consideración y pensemos que te tiene que gustar a ti.

Yo he estado con mujeres que no eran muy atractivas, pero a mi me gustaban mucho, me atraían sexualmente.

Decía, a parte del típico dicho para ser pichichi hay que marcar en todos los campos.

Pues hay chicas que dices, esta no es una mujer imposible de mirar, pero lo cierto es que es normalita, no tiene nada así que parezca especial, pero si que lo tiene.

Ojo, a mi me está poniendo y se lo voy a dar.

Y hay incluso alguna chica muy espectacular, muy atractiva, increíble, y estar hablando con ella y decir: es que se me ha quitado el encanto porque solo veo fachada.

Veo una mujer muy atractiva, muy bonita, que si no tuviera que esforzarme si que probablemente tendría sexo contigo, porque físicamente me atraes mucho pero es que yo soy algo más con pene.

Mi pene está de acuerdo y mi pene dice: ¡si, adelante! Pero yo digo es que eso te estimula a ti tío.

Ya te digo, si está muy fácil, si es muy sencillo, pues va, si no voy a sudar, vale.

Pero si hay que hacer un trabajo como cualquier otro, si hay que conseguir bajar todas esas barreras, pues casi prefiero una chica que no me estimule tanto a nivel de pene, pero si a nivel intelectual, a nivel de persona.

O sea que es importante eso, que tengamos en cuenta la percepción personal, tu opinión, tu experiencia, la experiencia Lluis, como es.

Y que si te ves con una chica que no consigues nada material, pero que te has sentido el tipo de hombre que quieres ser y sin embargo con otra has conseguido el premio gordo y sin embargo sientes que casi que ha sido a pesar de …

A pesar de… lo he conseguido, pues coño que saques promedio.

Ninguna de las dos cosas han sido realmente malas, por un lado hay que perfeccionar tu forma de hacerlo, para conseguir ese mismo resultado y disfrutar más de ese proceso porque al final eso se traducirá en que no has disfrutado para conseguirlo, aunque lo has conseguido.

Y eso baja calidad a la situación incluso para ella, incluso el sexo va a ser de peor calidad porque igual es como forzado.

Sin embargo, en la otra no lo has conseguido, pero has disfrutado.

Y ese disfrute como te digo, si la vuelves a ver una o dos veces y sigues por ahí, muy probablemente se traduzca en lo mismo.

Y en un sexo mucho mejor que la otra que sucedió la primera vez, pero que fue más por forzado, eso es fundamental.

Lluis: Si, me ha pasado, de estar a lo mejor en un banco, con una amiga o con una chica que he conocido y sentirme tan a gusto con el tonteo con el tema del juego, más que nada, que si no voy a casa o lo que sea, estoy igual de completo.

Y esa tiene que ser la mentalidad, creo yo, tienes que estar bien tu y que eso sea una experiencia para los dos, no tienes que pensar solo en ti, creo yo.

Es cuando me la he pasado más bien, si te gustas tu, le vas a gustar más a ella, eso está clarísimo. Así que es eso a lo que yo quiero aspirar.

Ray: Perfecto, efectivamente cuanto ella más note de que te gustas, que estás a gusto contigo mismo y por supuesto ella sale beneficiada también, que no seas un engreído, un narcisista.

Cuanto más a gusto estás contigo mismo, eso es contagioso, ya has tenido mucha más células espejo que nosotros.

Ahora si y ya para terminar, si que cuidado con no caer en la trampa de estoy tan a gusto del momento presente que me da igual todo, que podrías acabar con ella en la cama y disfrutar una relación sexual muy bonita pero ¿para qué? Si donde estoy estoy bien.

Cuidado con esa trampa también porque es delicado.

Yo siempre digo, hay que tener optimizado todo, es como el ejercicio, hay que hacer fuerza y hay que hacer cardio, no basta con hacer fuerza, no basta con hacer cardio.

Hay que hacer cardio, que sería disfrutar del proceso, estar a gusto y poder estar charlando solo sin hacer nada, pero luego hay que hacer fuerza.

Luego hay que tirar del músculo y hay que ser sexual, hay que avanzar y si la chica al final dice: va muy rápido, esto no puede ser, no nos conocemos casi, dame tiempo, perfecto.

No hay ninguna necesidad, no hay prisa, pero hemos hecho cardio y hemos hecho fuerza.

Y eso al final va a sacar músculos y va a sacar corazón y con un sistema cardiovascular y muscular potente, pues es inevitable que acabemos disfrutando de la experiencia física—que se comparte— más potente que existe, que es el sexo.

Si quieres aportar alguna última cosa ¿por qué crees que otra gente le recomiendas que se apunte, que se anime?

Lluis: Si, la verdad yo recomendaría a todo aquel que de verdad vaya en serio y no quiera sentir más esa frustración de poder estar en otro nivel, en ser una versión mucho mejor de él mismo.

Tanto a nivel de relaciones como a nivel de ser un hombre más completo, yo recomiendo que hagan la asesoría contigo porque vas a saber muy bien llevar su situación personal.

Y adaptar los ejercicios o lo que le tengas que enseñar a él, esto es lo más importante que contigo van a tener a alguien que va a ser totalmente personalizado.

Y sobre todo, van a tener una persona muy empática con su alumno, que en este caso he sido yo.

La verdad lo recomiendo muchísimo, a todos los que quieran ir en serio que lo hagan.

Ray:Pues nada, muchas gracias, efectivamente yo lo que hago realmente es conocer la persona que está ahí detrás, en este caso eras tu.

Y ver tu situación, dónde estás, qué recursos tienes a todos los niveles y sacarle partido a esos recursos.

De nada sirve que te de cosas que no dependen de ti, o que te de herramientas que no estás preparado para llevar adelante.

Entonces yo trato de encontrar dónde está ese punto de mejora que no estás viendo y que puede estar implementando desde ya y a partir de ahí trabajar.

Un placerazo, de tener una conversación muy interesante de casi una hora contigo, deseando saber más de ti, de saber tus progresos, muchas gracias por haber dado tu voz y tu testimonio.

Porque lo cierto es que es superútil y además personalmente este tipo de cosas son las cosas que más me pagan, el sentir realmente que el trabajo que hago ayuda.

Lluis: Si, la verdad es que un placer haber compartido con los Atractores mi punto de vista, cómo ha sido el progreso, porque una persona que no creía como yo que podía mejorar en ese aspecto, pues lo he llegado a conseguir y creo que en ese sentido, todo el mundo es capaz.

Y si pone las horas de esfuerzo y el tiempo y también con la persona que le ayude adecuadamente, como tu.

Ray: Yo ahí siempre pienso que quizá, bueno, no tengo por qué ser el adecuado para todo el mundo, cada uno compagina con alguien y hay empatía, no hay empatía, yo si que trato siempre de ser muy empático, pero bueno.

Quizá no sea yo, no obstante en cualquier caso lo que has dicho, determinación, disciplina y bueno, que encuentres esa persona también.

Yo creo que lo de la mentoría es fundamental a todos los niveles.

Independientemente de que sea yo, si estás decidido y quieres hacerlo, encuentra la persona indicada y adelante.

Sin ambos factores, tanto si tu no no estás preparado o no quieres, como si tu no encuentras la persona adecuada, pues ahí si todo lo vas a tener mucho más complicado.

Aprovecho para despedirme de ti, como siempre es hábito en mi, deseándote mucho ánimo, más energía y además de tomar decisiones, se que tu lo haces y lo haces bastante bien, independientemente de los resultados que obtengas, que tengas excelentes decisiones.


Podcasts relacionados:

#28 Caso de éxito 1
#41 Caso de éxito 2

About the author 

Ray Havana

You may also like

MGTOW Vs PUA | ¿Por qué son lo mismo?

Matrimonio: ¿sigue significando lo mismo? | mi opinión sobre el matrimonio

¿Son todas las mujeres unas…? (termina la frase) | Hipergamia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Subscribe to our newsletter now!