noviembre 20

#69 Generar Conexión Instantánea

Atractor

0  comments

Generar conexión instantánea

Generar conexión instantánea

Muy buenas Atractor, bienvenido al podcast Atractor, el podcast de referencia en atracción.

Hoy es un capítulo con un número muy sugestivo, el 69.

Estás aquí escuchando un podcast que como bien sabes, existe gracias a ti, a tu pregunta, que me la envías, ya sea tras de Telegram, la aplicación Telegram en @rayhavana me puedes encontrar, grabar en el propio móvil y enviármela.

Es una alternativa a WhatsApp, incluso mucho más potente, me lo puedes enviar a [email protected]

La puedes grabar por móvil y enviármela por correo o te puedes meter e atraidasporti.com/atractor y grabarme ahí la pregunta.

Y siempre lo digo, pero ahora hago más énfasis porque me quedan ya pocas preguntas, lo cierto es que al parecer he resuelto todas vuestras dudas, no está mal, pero seguro que hay más dudas por resolver.

Os animo para que esto siga viento en popa, la verdad es que me viene bien no estar muy saturado de preguntas, porque ahora mismo voy a estar arriba de muchas otras cosas, como la plataforma conexión instantánea.

Pero bueno, esto no me gustaría que se terminara, porque no solo estoy muy contento aquí ayudando sino que la verdad es que me sirve para sacar más conclusiones.

Y de hecho, en la pregunta de este podcast que va sobre cómo generar interés, atracción de buenas a primeras, en un corto plazo, al principio desarrolla una mini pseudoteoría, por así decirlo, con tres pilares.

Que está bastante bien, habría que profundizarla mucho más, la he improvisado a través de la pregunta, acabo de escuchar la pregunta, que tarda media hora, o sea, ya la he respondido.

Como sabréis, primero grabo la respuesta y luego grabo la intro y mientras elaboraba las ideas, un poco las caletas de lo que iba a responder, pues se me ha ocurrido eso y estaría guay igual profundizar.

Pero bueno, hay un tema de valor muy interesante, luego ya pues me meto en lo que es realmente la cualificación para conseguir eso, con unos cuantos puntos más.

Y falta uno, me trabo la lengua un poco también, hoy estoy lenguatreboso.

Pero bueno, espero que la disfrutes, que te diviertas mucho con ella, lo típico de siempre, que suelo decir también, la reseña se ha estancado un poco ahí, tenemos unas poquitas reseñas y no llegan más.

Así que nada, animaros a hacer reseñas que esto le da vidilla y le da repercusión, difusión y es una lástima que seamos más honestamente, no somos pocos, pero no somos todos los que deberíamos ser.

Y ya para terminar y antes de meternos en materia, pues comentar que en la plataforma conexioninstantanea.com hemos estado con una nueva aportación la semana pasada.

En una nueva sección que se llama feminidad al desnudo, de sus propios labios, donde allí van a ver entrevistas bastante profundas, intensas, con completas desconocidas, donde nos van a contar entresijos muy interesantes, donde vamos a poder profundizar muy bien.

Y que ha sido posible gracias a la colaboración de los cracks: Roger de monkeycooker.com y de Jorge Cuervo de turbomemory.es ambos ya entrevistados en este programa con anterioridad.

Habréis visto que son unos cracks, uno está haciendo de mi que vuelva a ser el atleta que fui y el otro está ahí consiguiendo que mi memoria empiece a tener la funcionalidad que perdió.

Porque lo cierto es que no tiene nada que ver con la edad, sino con el exceso de información, pues al final, uno se satura y aquí estamos aprendiendo a clasificarla, a ordenarla, a limpiarla, a drenarla, etc.

Gracias a ellos vamos a tener una sección muy chula en la cual creo que hay aportes muy interesantes de sus propios labios, de los labios de ellas, de la feminidad al desnudo.

Siempre me habéis escuchado a mi hablando y contando historias y no está mal, mi experiencia es una, pero ¿por qué no escuchar la experiencia de ellas? En cosas desde muy emocionales hasta sexuales, picantes, etc.

Hay tanto ahí que algunas prefieren el anonimato y pixelarlas, porque honestamente es más importante la información que el morbo de ver a una chica decirlo, honestamente.

Desde aquí quiero aprovechar para agradecer a estas chicas que han participado hasta la fecha.

Hay bastantes entrevistas ya, poco a poco iremos subiendo y cuando podamos haremos más porque es un trabajo muy laborioso.

Hay tardes que salimos y que no encontramos a nadie y ahora mismo, tampoco estamos todos en la misma ciudad y no podemos trabajar mano a mano como antaño.

Pero bueno, esto continuará y como siempre a mejor.

Así que nada, no me enrollo más, ya sabéis conexioninstantanea.com plataforma de 10 ceros al mes con información top de todo este conocimiento.

Si esto que estáis viendo aquí os parece interesante, pues allí, pues imaginaos.

Un fortísimo abrazo y los dejo con la pregunta de este capítulo 69

Buenas Ray, mi nombre es Adrian y te voy a plantear una pregunta que me gustaría que me ayudaras a responder:

Antes que nada, te voy a contar un poco de mis circunstancias personales y darte un poco de contexto, que probablemente te ayude a responder mejor la pregunta.

Soy una persona joven y no llevo mucho tiempo sabiendo de existencia de este mundo, lo descubrí hace pocos meses y desde entonces estoy intentando informarme y aprender todo lo posible.

Y de ello surgen unas dudas que quiero plantearte en concreto, en esta pregunta.

Como mi pregunta va a estar directamente relacionada con el elevador y con la personalización, me gustaría comentarte cuáles son mis circunstancias personales.

Yo soy una persona joven, como te he comentado.

Y creo que en cuanto a valor sólido se refiere, tengo una fuente que en comparativa con el resto de gente en mis mismas circunstancias puedo dar lugar a una demostración de un valor relativamente alto.

Es decir, tengo una carrera, un máster, un trabajo estable, de estos que cuando la gente conoce, suele tener alta estima.

Hace poco he tenido un cambio físico que me ha producido una notable mejora en cuanto a imagen se refiere.

Y me gusta considerarme una persona inteligente o de buena conversación.

Por lo que entiendo que en suma todos estos elementos, cuando una interacción dura el tiempo suficiente, son muy positivos en cuanto a mi imagen se refiere y me ayudan a proyectar un valor sólido importante.

Siempre que la interacción, que la conversación dure el tiempo suficiente.

¿Cuál es el problema? Y ¿por qué viene mi pregunta?

Mi pregunta viene en torno a la personalización.

Cuando ya has iniciado una interacción y comienzas a personalizar ¿cómo consigues demostrar este valor de forma inicial, consiguiendo asi que la interacción prospere y dure un mayor tiempo?

Que me permita seguir proyectando valor sin que ello suponga una demostración de escaso valor, una pérdida de valor.

Es decir, cómo puedes ir colando en la personalización todas estas fuentes de valor sin que sean de forma explícita.

Y que sean bien aceptadas y sean lógicas y coherentes dentro del marco de la interacción.

Muchas Gracias Ray.

Muy buenas Adrian, muy buenas Atractor, una pregunta muy muy interesante, te agradezco que me la hayas hecho.

Y sobre todo, la elaboración también me ha sido muy útil y de hecho voy a puntualizar un par de aspectos que creo que te van a venir muy bien a ti y esperemos que al resto de Atractores.

Porque digamos que te va a ayudar en otra faceta, digamos a otro nivel y creo que es importante tener toda la ayuda posible.

Por un lado, me dices que te consideras una persona con buen valor.

Básicamente, hablaremos de que tienes unas excelentes fuentes de valor, como pueden ser tus estudios, una inteligencia, como te consideras, con una conversación interesante, trabajo, etc.

Pero, cuidado con todo eso, porque es como un cuchillo de doble filo, lo que por un lado te puede aportar, por otro te lo puede quitar.

Es decir, dentro del valor y lo que es el acuerdo secuenciado y lo que es el valor sólido, todo este tipo de nomenclaturas, de dinámicas que están geniales.

Tenemos que entender también que de alguna manera lo que proyectamos a la mujer, a la chica, es muy importante.

No solo en cuanto a si estamos proyectando el valor suficiente o no y también el tipo de valor que estamos aportando.

Y yo así un poco pensando y lo cierto es que no lo he analizado en profundidad y seguramente tenga una forma de expresarse mejor y etc.

La verdad es que lo he hecho mejor con base en tu pregunta porque lo he visto ahí.

No es el único caso que me encuentro así, pero lo cierto es que esto que te voy a decir ahora, no lo he desarrollado.

Lo tengo aquí en este momento y la escaleta que me he hecho para responderte la pregunta, se me ha ocurrido así, a bote pronto.

Espero que se entienda, aunque probablemente esto se pueda profundizar.

Proyectar Valor:

Básicamente, proyectar valor efectivamente es una necesidad, vamos a decir, es un requisito para generar básicamente atracción.

Pero dependiendo de como juegues tus cartas, dependiendo de qué es lo que muestras y como lo muestras, cuidado con eso, porque el hecho de que tengas estudios y un trabajo interesante, te puede encasillar en un sitio que igual no te apetece.

No digo que sea malo, digo que igual no es lo que te apetece. No lo se.

Y como no lo se, te voy a dar una noción, unas pequeñas ideas para que lo tengas en cuenta.

Porque digamos que el valor una vez lo proyectamos, depende de como lo hagamos, depende de como gestionemos nuestras cartas, vamos a activar unos interruptores u otros.

Valor sexual o atractivo físico

Entonces, depende de como lo hagas, por ejemplo, generamos un valor sexual o un atractivo físico.

Cuando hablo de atractivo físico, entendamos que no es lo mismo que nosotros sentimos por una mujer.

Cuando vemos una chica con curvas y que es muy atractiva, sexualmente que decimos guau, esta chica es lo suficientemente joven y fértil y sana.

Para que veamos ciertos detectores que tenemos internamente, en los cuales vemos las proporciones de su cuerpo y el canon si nos cumple y demás.

Y dependiendo de la edad que tengas y de la forma física, pues puede que tengas una erección directamente, solo viendo una chica, solo con la mirada.

No es exactamente igual, pero si que hablamos de atracción sexual.

Utilizando el valor que tu tienes, en este caso, lo que me hayas contado puedes activar un Atractor sexual, puedes conseguir que la chica en cuestión —como vemos, la idea es relativamente por tiempo.

Pues como me has dicho, has mejorado tu cuerpo y te sientes un poco más atractivo físicamente, pues tu valor lo puedes utilizar por así decirlo para dar atracción sexual y/o.

Es decir, puedes hacerlo solo exclusivamente de eso, con lo cual puedes ser un hombre muy deseado, sexualmente muy ardiente, que tiene sus pros y sus contras como todo.

Puede que muchas chicas estén deseando acostarse contigo, pero haya otros factores que no cumplas, y digan es que me pone mucho, pero no quiero solo eso.

Valor emocional o vínculo afectivo

Otro tipo de valor que puedes proyectar es un valor emocional o de vínculo afectivo, que ahí entraría por ejemplo la amistad.

Y es cuando por ejemplo —no solo amigas— o si estamos en una relación, puedes tener ese valor sexual ahí, ese atractivo físico y a la vez una amistad.

Dentro de una relación en la cual el sexo no es solo el motor que mueve esa relación.

En este caso, yo personalmente considero que es bueno también tener un equilibrio, depende de la chica, lo que pretendas con ella.

Si es una chica que te es muy compatible, que te apetece «todo» con ella, pues creo que el equilibrio es necesario.

Y es muy positivo que te atraiga mucho sexualmente, atraerla a ella mucho sexualmente y que entre los dos exista un vínculo afectivo.

Tener una amistad, una preocupación del uno por el otro. El que ambos queráis el bien del otro, evidentemente.

Ya depende, si no, si es una chica que está muy buena, que te gusta mucho y que te pone un montón y ya está y no quieres profundizar más.

Realmente solo sería el valor sexual, el atractivo sexual el que vas a querer potenciar.

Porque la relación personal que puedas tener con ella, pues igual no te interesa profundizar por lo que sea, porque ella no le gustan las mismas cosas que a ti, porque no estés ahora por el momento de profundizar con esa persona, o por lo que sea.

Dependiendo de lo que busques.

Por lo que me has contado, y de hecho, yo tengo amigos y oyentes, tengo conocidos, no se la edad que tienes.

Pero gente que conozco que están en una situación como tu y probablemente, incluso mejor porque en cuanto me refiero que si eres joven y tienes una posición privilegiada en cuanto a un trabajo.

Pues igual, todavía no eres directivo de una gran multinacional como algunos amigos y clientes y conocidos que tengo.

Y que evidentemente, ellos ya son gerentes, en una posición mucho más privilegiada, supongo que tu, lo supongo, no creo que sea tu caso.

Pero en cualquier caso ¿qué sucede ahí? Que tenemos, por así decirlo, el tercer tipo de valor, como digo, esto lo estoy improvisando, son conceptos que habría que masticar más.

Valor material o proveedor

Hablamos de un valor material o proveedor, esa es la palabra que me da miedo porque el proveedor es aquel que realmente —por así decirlo— resumiendo mucho, puede ser victima de una mujer que solo busque alguien que le ayude por su situación privilegiada.

Es decir, que no genera un vínculo afectivo hacia ti real, es decir, esté contigo por lo que le ofreces, no por quien eres.

Y eso es una delicada línea que hay que tener en cuenta.

Si tu situación es excepcional, está muy bien, te cuidado en no ser «victima» de una interesada.

Una chica que le interesa más a lo que te dedicas y lo que haces, que quien tu eres.

Por eso es importante, evidentemente el atractivo sexual, explotar tu valor sexual, para que el sexo sea espectacular.

Si consigues que una mujer se vuelva loca pensando en ti, me dirás tu si le va o no a gustar el sexo, se va a entregar mucho más, va a querer mucho más de ti, te va a exprimir mucho mejor.

Y luego, evidentemente, el valor emocional, el vínculo afectivo, el que tengas una relación de persona, el que te vea no por lo que has conseguido solo, sino por quien eres.

Por tus sueños, por lo que querrás conseguir, ya no porque ella se vaya a beneficiar de lo que tu consigas, sino porque vea en tus ojos el brillo del deseo, de la ambición, de cumplir tus sueños.

Esa persona que genuinamente se siente atraída por quien eres, no por lo que tienes.

Esa sería la forma un poco improvisada que tengo de explicarlo.

Cuidado con esa situación privilegiada que tienes, que no se confunda o que no la entiendan o que no te encuentres, por la forma de comunicarlo, obviamente, que no proyectes que eres un proveedor.

Eres alguien que si ella te convence y tiene sexo contigo, a cambio va a querer tus ventajas materiales.

Por eso hablo de valor material, por así decirlo.

Esto no quiere decir, no quita, no estoy diciendo para nada que no encuentres a una mujer con la cual te encuentres estupendamente.

Es un vínculo emocional, un vínculo afectivo muy bonito, con la atracción sexual y por eso mismo la ayudes de manera material, por supuestísimo.

Ya sea haciéndole regalos, si es lo que te apetece, como facilitándole contactos o lo que sea. Eso no está mal.

A lo que me refiero es que cuidado, no se malinterprete o caigas en alguien que te está realmente utilizando.

A cambio un poco como un chiste bastante machista, voy a poner alert, que lo cierto, es que no tiene tanto de chiste, ojo: Decía algo así como que las mujeres finjen orgasmos para mantener relaciones y los hombres fingimos relaciones para tener orgasmos.

Entonces, aunque sea así gracioso, lo que nos conviene a cada uno por temas evolutivos y etc. pues a un hombre como que le satisface más lo que es la relación sexual que el tema de tener una relación familiar, por así decirlo.

El tener que hacerse cargo de una familia, es algo muy costoso para un hombre y para la mujer, sin embargo, es muy costoso quedarse embarazada y tener que cargar evidentemente con los hijos.

Entonces, ella de alguna manera, a cambio de sexo te pide una relación y tu aceptas a cambio de sexo, entonces, ellas fingen orgasmos, nosotros fingimos relaciones, ese era el chiste.

Y habrá gente a la que le parezca gracioso. A mi me parece muy gracioso porque no está muy alejado de las estrategias evolutivas.

Entonces, vuelvo a lo mismo, yo personalmente trabajaría en la atracción sexual y el vínculo afectivo.

Esos dos, en principio, lo otro lo dejaría a un lado, porque como tu bien dices, igual tienes una situación privilegiada muy por encima de la media.

Es decir, no necesitas esa parte material, no la necesitas, no necesitas hablar de ello, quizá lo necesites en otros contextos donde las chicas con las que hables sean de ese estatus, vamos a llamar la palabra estatus.

Entonces, en ese estatus, si no tienes esos mínimos pues no juegas. Si no estás en esa liga, no juegas.

Ahí no te queda otra, pero igual, en un campo neutral esas cartas juégalas solo cuando ellas ya tengan un vínculo emocional-sexual, ya estén contigo a gusto y digan: ¡caramba! Encima que me encantaba el chico, encima tiene premio, viene con extras.

Ese que no sea el motivo por el que se quedan contigo, si es que al final, pues sobre todo hay una relación.

Aclarado esto, me pareció un tema muy importante y no quería dejarlo sin aclarar.

Vamos a pasar entonces a ¿cómo generar interés en poco tiempo? Que era un poco la pregunta que me hiciste.

Porque tu sabes que en el largo trayecto, si te conocen, van a acabar rendidas a tus pies por circunstancias.

En este caso me ha parecido más tema material, más valor material, valor de proveedor, que lo que es atracción sexual o vínculo emocional.

Pero bueno, la atracción sexual, me has dicho que tu cuerpo ha mejorado, gracias un poco a que has estado entrenando.

Como yo siempre digo, el físico en un hombre no es tan relevante.

Está bien, suma, no vamos a decir que no, yo siempre digo que son 3 puntos sobre 10.

Que como mucho tienes un «0» y aun tienes 7 puntos más de valor en cuanto a que puede ser de saber entenderla, de encontrar sus necesidades y saber satisfacerlas.

De muchos otros factores que generen misterio, muchas otras cosas que por ejemplo, me viene a la mente ahora mismo Charles Bukowski.

Es bastante soez al escribir, pero me encanta y ese tío me resulta —creo yo— que es bastante autobiográfico en sus libros.

Y no hay más que ver que el tío por ese pequeño efecto fama, el tío se ha hinchado.

Da asco verlo, el tío era un alcohólico que flipas y no se cuidaba nada, le daba igual.

Era un tío muy alto, medía cerca de 2 metros, pero en cualquier caso, era decrépito.

El hombre daba asco, no hacía más que comer y beber y personalmente no tiene ninguna, digamos, no da aspecto de tener salud.

Miradlo en YouTube, se puede buscar: Charles Bukowski a ver si puedo poner en las notas del programa algo sobre él.

Y sin embargo, estamos hablando de un cero. Que igual no es un cero, porque es un hombre alto. Vamos a ponerle un 1.

Aun así, con los otros 7 puntos no tuvo problemas.

No me enrollo más. Vamos ahora por cómo generar interés en poco tiempo, porque ya sabemos que en el largo tiempo, en tu caso lo consigues.

Cualificación

Muy sencillo. Estamos hablando de la cualificación per se. De la campaña cualificación.

Te invito si tienes a mano Ligar es fácil si sabes como, por ejemplo, o SexCrack de Mario Luna, puedes leerlo en más detalle y profundizar más.

Pero aquí te voy a dar nociones básicas a nivel técnico. Que ya te digo, a nivel técnico está mucho mejor explicado en el libro.

SexCrack sería el manual oficial y si no, ligar es fácil si sabes como que yo soy coautor, junto con Mario y Héctor.

Y ahí pues cabe más de humor y personalmente creo que puedes aprender mucho porque es lo mismo, pero contado más ameno.

En cualquier caso, voy a tratar un poco el aspecto técnico y luego, un poco más el aspecto psicológico.

Como te digo, estamos hablando de la cualificación. La cualificación es el arte de por un lado, conseguir que la otra persona invierta. Fomentar que la otra persona invierta.

Técnica: Cebos

Y para eso está la técnica crucial que son los cebos.

Y ¿qué son los cebos? Plantar esas semillitas, generar ese cebo, como dice la palabra, para que la otra persona pique y siga invirtiendo.

Preguntas abiertas vs cerradas

Lo básico y fundamental es preguntar. Está la parte de preguntas abiertas y cerradas.

Cuidado con esa diferenciación, porque mientras que una pregunta cerrada es ¿vienes mucho por aquí? Si o no, ¿te gusta bailar? Si o no y digamos que ahí acaba.

Cuidado con los interrogatorios

Las preguntas cerradas pueden llevar a un interrogatorio, a que parezca que la estás acribillando a preguntas.

Como las respuestas son tan rápidas, pues en seguida necesitas otra pregunta.

Una pregunta abierta es cuando preguntamos, igualmente, pero si le preguntas ¿por qué vienes por aquí? O ¿qué opinas de…? Lo que sea.

Es una pregunta en la cual esa persona se tiene que explayar, tiene que darte una explicación, básicamente.

La pregunta abierta permite mucho más abanico, porque ella te va a contar algo.

Afirmaciones

Obviamente, también existen las preguntas indirectas, que se llamaban así, no se si se seguirán llamando así.

Son afirmaciones, al final, una forma de preguntar, sin preguntar.

Eso quita mucha tensión y mucha carga a la conversación.

Suposiciones, acusaciones, adivinación

Una afirmación puede ser más una suposición, por ejemplo, suponer algo, tienes pinta de… o me da la sensación de que… o creo yo que…, lo que sea.

«Para mi, que eres profesora». Por ejemplo. Acabo de hacer una afirmación, he supuesto algo y ella muy probablemente tienda a corregirme.

O a decir: si ¿cómo lo sabes? Me va a dar un feedback, o me va a decir: no no, que va, para nada, te equivocas, ni de lejos.

¿Ah no? ¡Pues me has engañado todo el rato! Ahora no me puedes dejar así.

Y probablemente te conteste o juegue contigo un poco más, lo que sea.

Suposición, Acusación: o sea, tu le puedes decir: «a mi no me engañas, tu eres maestra y por tu culpa los niños salen como salen».

Estás bromeando, la estás pasando bien, de alguna manera, en lugar de suponer la estás acusando de que «ahh, así que es por ti que hemos venido hoy aquí».

Lo que sea, depende el contexto, las circunstancias, esto lo vas a hacer mejor con la información tangible que tienes en el momento.

Es importante que sea creíble, que sea real y que esté sucediendo.

O puede ser adivinación, hacer cualquier tipo de juego.

Puede ser jugar a: dame 3 pistas a ver si lo adivino, en fin.

En cualquier caso, hablamos que en vez de preguntarle y que te tenga que contestar; porque la pregunta cerrada, como hemos visto, alguna la podemos hacer, pero yo recomiendo erradicarlas del planeta tierra.

Las preguntas abiertas están bien, pero vamos a tratar de afirmar, más que de suponer.

Vamos a suponer, vamos a tratar de adivinar, a decir cosas que no son una pregunta, pero que a la vez actúan como pregunta sin serlo.

Porque una pregunta de alguna manera es una carga sobre otra persona.

Si yo supongo algo, ella se siente un poco en la obligación moral de corregirme, si es que hay cierto interés o lo que sea.

Pero si preguntas, es como que tienes la obligación real, no moral ¿me preguntas esto? Ah, te lo tengo que responder.

Es muy fina la diferencia, pero está ahí.

Por lo tanto, vamos a ver que un poco la técnica sería eso, parte de ellas preguntar, abiertas si es posible.

Cerradas, vamos a erradicarlas y si podemos hacer afirmaciones en todo momento, que puedes decirle: «entonces, tu eres…» eso es una afirmación, no estoy preguntando.

«Entonces tu eres… o tu nombre era… » y lo dejas sin resolver y «ah, Maria».

Bueno, yo soy Ray ¿que tal? Estamos afirmando, estamos haciendo ciertas afirmaciones actúan como pregunta.

Eso es fundamental para que parezca una conversación.

Cuando estás con un amigo, si, aveces le preguntas, pero muchas veces os vais contando cosas y vais aportando información, no es un interrogatorio.

Y eso es muy importante, para generar cercanía, familiaridad, conexión, etc.

Práctica: Interés genuino

Luego, a la hora práctica —esto ha sido la técnica— lo fundamental es interés genuino.

¿Qué quieres saber de ella?

Es decir ¿qué quieres saber de ella? ¿Qué buscan? O saber tener claro qué buscas en una mujer.

Es importante que quizá te sientes ahora, te pongas en papel o en el computador, en un *.txt o lo que sea y apuntes ciertas preguntas, ciertas curiosidades que tienes sobre las mujeres en general.

Y luego sobre una mujer que percibas como potencial pareja o lo que sea.

Preguntas explícitas o expresamente realizadas para una persona que te interese como pareja.

O que te interese como compañera sexual o lo que sea.

Unas pocas preguntas, 4 o 5, que realmente te gustaría saber, de manera que si una de ellas es ¿a qué se dedica? Otra puede ser ¿qué opinas de los niños? O ¿qué opinión te merecen los niños pequeños?

Porque igual, tu tienes en la cabeza que la mujer de tu vida, por así decirlo, vas a tener hijos con ella, por ejemplo.

O como gestionas tu economía, no se, cualquier tipo de preguntas, evidentemente que sean interesantes para ti.

Me he inventado unas cuantas que pueden ser, igual lo de los hijos te parece que no, soy muy joven y lo de la economía, no me interesa que ella me cuente eso.

O no solo le interese, sino que el dinero es un poco tabú, no se, lo que sea.

¿Qué buscas en ella / una mujer?

En cualquier caso, busca que quieres preguntar y luego formula bien la pregunta para que eso entre.

Es importante que tu muestres interés en esa actualidad de esa persona, de ella.

Proyectar valor

Eso tiene mucha fuerza porque eso proyecta valor, realmente. Es como que pasa por lo que quieres.

Muestras interés hacia ella y es un interés real. No es un interés de voy a hablarle de zapatos, que me importa una mierda, pero como me quiero acostar con esta chica, pues tengo que decir lo que quiere oír.

Ese no es el camino, eso es entrar en sus expectativas y ahí estamos yéndonos de madre.

Tenemos que centrarnos en ser constructivos y congruentes y realmente la idea final sería vamos a encontrar que conversación nos interesa a los dos y nos nutre a los dos y nos aporta a los dos.

Para eso tenemos que investigar y está bien tener ciertas preguntas —como te digo, que te crees tu— igual, va a tener un pequeño esquema, que te digo, con unas pequeñas preguntas, escribirlas, meditarlas un poco para tenerlas claras.

Y ya no lo vas a necesitar nunca más, lo que has hecho es aclarar tus ideas.

Una forma de aclarar mucho las ideas es sentarte a escribir y creo que lo hacemos muy poco.

Así que en cuanto a la práctica, sería ese interés genuino.

Hemos hablado de la técnica Cebos y la forma de tratar esos cebos a través del interés genuino.

Con lo cual, vamos a hacer afirmaciones, en muchos casos: -tú tienes, se te ve madera de madre o ¿me equivoco?

Ahí he metido, al final, una pregunta para que me corrija, evidentemente el me equivoco sería si o no, pero normalmente no va a decir: «no» y punto.

Sino que va a decir: «si, te equivocas por tal..» o no, la verdad es que has acertado y me sorprende ¿Tanto se me nota?

Va a haber siempre un poco más porque hemos hecho una suposición, una acusación.

Y entonces ella se va a tratar de justificar, defender o corregir, por ejemplo.

Sin esforzarte (Valor ADC)

Entonces, una vez que hayamos mostrado ese interés genuino a través de los cebos ¿cómo conseguimos proyectar valor?

Y volvemos a lo mismo, sin esforzarnos, sin perder el valor, ese valor autodescualificatorio.

Es decir, sin que parezca que lo hacemos para impresionarla, sin que parezca que estamos cambiando nuestros estándares por los de ella.

Es decir, tenemos que gustarle sea como sea.

Esa es la forma más rápida de perder atractivo. Por eso se llama valor ADC.

Y es que de alguna manera ella tiene que entender que si nos sentimos atraídos por ella es porque ella se lo ha ganado.

Porque ella es meritoria, tiene lo que buscas, sin que te desmerezcas a ti.

Sin que tu seas un pelele o pierdas tu «poder», tu «valor», lo que has proyectado.

Irresoluto

Una forma de dejar esos cebos y proyectar ese valor sin esforzarte, es ser irresoluto.

Crea curiosidad y enigma sin que parezca que lo buscas

Es decir, no resolver todo lo que digas, crear curiosidad, crear enigma.

Sobretodo sin que parezca que lo estás haciendo adrede.

Le puedes decir: «ah ¿sabes una cosa?»

Y ella: «¿qué?»

tu: Nada, nada, no quiero hablar.

Ella: No, no ¡dímelo!

Tu: Nada, no te preocupes.

Esto puede quedar bien y se puede hacer muy bien:

Tu: Recuerdame esto y luego te lo recomiendo. Continúa, me estabas contando esto y me ha llegado otra cosa a la cabeza, pero nada, continúa.

Ahí estamos ganando multihilo. Igual, tiene que ser o tiene que ser.

Evidentemente, ella te tiene que estar contando algo, luego te acuerdas de otra cosa.

Tu: Dices: Ostras, esto… perdón, perdón… continúa.

Ella: Dime, dime.

Tu: No, no te preocupes.

Ella: ¡Cuéntame! ¡Cuéntame!

Tu: No, no, acaba lo tuyo, que estabas hablando tu y luego te lo cuento.

De manera que hemos dejado algo irresoluto, algo sin resolver.

Y eso que hemos dejado sin resolver genera interés, es un cebo, literalmente.

Y entonces ella muy probablemente seguís hablando y se le puede olvidar, pero dentro de un rato puede que ella diga: «ah por cierto, esto no me lo has acabado de decir.

Porque se acuerde después, porque en ese momento le mete otra vez la conversación y esté a gusto o hay una cosa ahí pendiente.

Esto lo podemos hacer de esta manera y de muchas otras.

Lo importante es que no parezca que es que no me cuentas nada, no haces más que dejarme miles de cebos, no me resuelves nada.

Y entonces es lo contrario, si te pasas sobrecargas y la tía dice: este tío en realidad me está tomando del pelo o se está burlando de mi o lo que sea y no se ha dado la conversación.

Entonces eso tenemos que encontrar, sobretodo con cosas sólidas, con cosas que tengan un buen refuerzo detrás.

Que cuando ya te diga por cierto, esto y esto ¿te acuerdas que me has dicho no se qué?

¿Tu qué crees que puede referirse? Si me has dicho esto y yo he pensado en esto…

Igual puede ser, en este caso, con connotaciones romántico sexuales, de manera que ella diga: ¡ah, jolín! Eres un poco mal pensado.

Personalmente no suelo ser así, pero contigo no se que me pasa.

Cualificación otra vez, estamos justificando por qué ella es especial con respecto a otras.

No estamos justificando, porque le estamos diciendo la causa, el por qué.

Podemos decir: por lo que te ha contado, por lo que compartís, etc.

Justificarlo puede ser posterior, pero a priori no está mal decirle: no me pasa con todo el mundo, sino contigo.

Una forma de la cualificación, en parte también es eso, justificar por qué ella es especial y única, y por qué tiene su mérito y lo hacemos a través de técnicas como el cebo.

Una de las formas para proyectar ese valor, como te digo es ser irresoluto, no acabar todo lo que digas.

Muchas veces, yo lo veo esto constantemente, sobretodo por mensaje móvil y cosas así, que de repente haces una pregunta y ¡pam! parrafada con todo contestado.

Y dices: ¡madre mía! Te ha dejado ahí ella una ventana de oportunidad de una catedral, para dejarle una miguita, que te la pida, se la coma, te pida otra.

Y en lugar de haber hecho ese juego y haber generado una dinámica interactiva y de crecimiento, te ha preguntado otra cosita de nada y tu ¡pam! Todo el texto, la tía dice: vale, gracias, pues ya está.

No necesitamos seguir hablando, ya lo sé todo y no me parecía tan interesante.

Muchas veces no es tan interesante lo que ofreces, como la forma en que lo ofreces.

Vamos a pensar por ejemplo en un regalo, evidentemente si a ti te regalan algo que te gusta, mucho mejor.

Si de repente te hacen un regalo que te apetece, fenomenal.

Pero si te fijas bien a la forma de hacer los regalos en Reyes o en Papá Noel o en tu cumpleaños, normalmente suelen ir en un embalaje, forrados, tapados, de manera que tu no sabes lo que te van a regalar, pues es sorpresa.

Entonces tienes que abrirlo, hacerle un ritual y cuando lo abres, a menos que sea una chapuza y digas.

Aun así, el ritual de tener que desembalarlo delante de la persona y la reacción y la sorpresa y todo esto genera mucho interés, genera mucho enigma y es un halo muy poderoso, es un potenciador.

Es ideal que tengamos a la hora de resolver esas cosas, que molen, que es un buen regalo, pero no lo regalemos, hagamos que esa persona lo «valore» se lo gane.

Que ella, su interés crezca para conocer eso que si luego es una chapuza, bueno, aunque sea solo una chapuza, por la forma y como le haz hecho, le haga la gracia y diga: haz hecho currármelo, para nada, pero la he pasado bien.

La experiencia de descubrirlo ha sido en si algo positivo.

Entonces ¿qué pasa? Si encima lo que tenemos de entrada: el regalo, es maravilloso, pues mucho mejor.

Así que no nos regalemos tanto, no lo hagamos tan fácil y la experiencia de los juegos hace mucho la diferencia entre un buen regalo y un regalo mediocre.

Porque un regalo mediocre, que sería: toma, ahí tienes tu regalo, lo estoy viendo, ah vale, gracias.

Si lo haces con un buen juego, si pongamos el ejemplo de cuando llegas a casa te dan una sorpresa: ¡sorpresa! Aparece toda la gente en una fiesta sorpresa.

Me acuerdo que una vez, no recuerdo quien hizo un regalo que era todo con mensajes.

Veías un papelito en un sitio, y leías y había una prueba, luego había otra prueba, era en mi casa, iban haciendo pruebas.

Era una pareja mía, hace muchísimos años, iba haciendo pruebas y cada prueba le llevaba a la siguiente pista, hasta que al final encontraba el regalo.

No me acuerdo ni siquiera el regalo que era, para que te hagas una idea.

Pero fue la experiencia y todo eso fue lo bonito, el propio envoltorio del regalo, las notitas y todo eso lo guardo, lo guardo todo con mucho cariño.

Y luego el regalo, supongo que estaría bien, como vez ni siquiera me acuerdo de él, de lo que regalé, sino de toda la experiencia vivida del regalo.

Entonces, si hacemos eso en una interacción, lo que es la experiencia de la interacción es mágica.

Aunque luego la historia de detrás no sea lo más maravilloso del mundo, no sea el super regalo.

Evidentemente, cuanto mejor sea la historia detrás, mejor, no nos equivoquemos.

Pero esa experiencia de descubrirlo, suma, hace que lo de detrás que pudiera haber sido mediocre pase a ser algo excepcional.

Dirás no es lo mejor, pero está muy bien.

Pero ya no es porque está muy bien, de manera objetiva, sino porque ha sido tan bonita la experiencia de descubrirlo que cuando abres ese regalo, aunque sea algo normal, neutro, te encanta.

Esa experiencia ¡ahh jolin! Que si que necesitaba, igual no necesitaba ese Jersey.

Pero ese Jersey simboliza un transcurso, una sorpresa, un buscar, un conseguir y eso hace que el valor del Jersey en este caso sea mayor.

De resto lo mismo, vamos a dejar enigmas, a dejar curiosidad, vamos a crear misterio, sin parecer aquí un mago, sin parecer un friki, sino que dejando cosas ahí de «luego te lo cuento», pues mira, tengo prisa, no podemos bla bla bla.

Si te apetece el martes por la tarde, por ejemplo podemos tomarnos un café aquí cerca y seguimos hablando y te cuento esto y esto otro que tampoco te lo he contado y te puede interesar, etc.

Tenemos más cosas, que luego cuando quedas ese día, igual le estás diciendo otras cosas, ella te dice: bueno, me vas a contar esto, me vas a contar el sueño que tuviste el otro día conmigo?

Claro, claro en seguida te lo cuento, pero bueno, así tan en frío, igual es un poco chocante, porque fue un sueño que voy a tener que tener el valor para contártelo.

Ya estoy generando más tensión, más enigma. Eso por ahí.

Y luego, por supuesto y fundamental, ya habíamos dicho que lo que preguntes o el interés genuino que tengas tiene que ser sobre ella, por supuesto.

Pregunta sobre aquello que quieres compartir

Pero también está la otra cara de la moneda, es decir, tienes tus cosas muy molonas, muy guanches, muy chachispirulis, muy llamativas.

Que quieres que ella sepa ¡pues adelante!

¿De qué manera? Y teniendo interés hacia ella en esa dirección.

Por ejemplo ¿tu por casualidad no serás actriz? Y ella: No.

Pues creo que hemos perdido una actriz, tienes un timbre de voz muy interesante, como expresarte, los gestos, gesticulas mucho.

Y lo cierto es que me da la sensación de que hasta lo harías bien en cámara.

No estoy seguro, ahora nos tomaremos una foto para comprobarlo.

Pero creo que quedarías bien en cámara.

Ella: ¿Y eso por qué?

Tu: Básicamente, entiendo un poco del tema.

Ella: ¿Eres director?

Tu: Es el siguiente paso, por ahora me quedo en actuar y tengo mucho trabajo todavía por delante, pero voy haciendo mis cosas.

Ella: ¿Ah si? ¿Has hecho alguna?

Te das cuenta como yo le he metido el texto, he metido la información que le interesaba, he hablado y la he un poco acusado, supuesto, propuesto y obviamente que sea cierto.

Que ella tenga esos dotes, no nos inventemos ahí chapuzas.

Esto me retrotrae, me acuerdo un día que estaba en el gimnasio —esto no tiene que ver con la atracción, pero me acuerdo mucho— me hace mucha gracia y quiero recordarlo y compartirlo con vosotros.

Estaba en el gimnasio e iba con un amigo que estuvo muchos años en Japón, aprendiendo Japonés y demás y llegamos al gimnasio y había un compañero de gimnasio que llamábamos Narciso Yepes.

Narciso Yepes fue un gran guitarrista clásico.

Pero sobre todo, era una forma de acabar el nombre, era Narciso porque estaba físicamente muy bien, estaba muy fuerte y tenía un cuerpo muy trabajado.

Pero el hombre se consumía en los espejos, no miraba recto, en cada espejo que había, no dejaba «espejo con reflejo». Entonces le llamábamos el Narciso Yepes.

Le llamábamos Yepes porque de Narciso Yepes, le llamábamos Yepes, él no lo sabrá pero nosotros en petit comité decíamos Yepes, porque era un tío que hablaba en voz muy grave.

Yo creo que se tomaba un poco de todo y mucho de demás.

El tío tenía un físico, espectacular, lo mirábamos y no sabíamos si se acicalaría o no, pero tenía un cuerpo bastante potente.

Y recuerdo que un día ese hombre estuvo en el gimnasio y fue brutal, se encuentra con un tío y dice: eh tío ¿qué estás haciendo ahora? Yo he empezado a trabajar ayer, resulta que me contrataron… y contaba la historia.

Esa rutina la hizo como 10 veces con las 10 personas que se encontró en el gimnasio, era un gimnasio muy grande.

Pero las 10 personas que se encontró del gimnasio, que conocía, que iban a entrenar esa tarde.

Total era como un repetimonos y esto viene un poco a colación, con lo que te estoy comentando, que preguntes sobre aquello que quieres luego tu hablar.

Su enlatado era ¿Ey qué estás haciendo ahora? Pero todos y el otro: no, pues mira, estoy en el paro o estoy trabajando…

Y el otro, pues mira, yo empecé a trabajar ayer y contaba luego la misma historia, orgullosísimo que lo habían cogido para trabajar, no recuerdo en que, ni para qué.

Pero el hombre era matemático, era ¡ey tío! ¿Qué estás haciendo ahora? ¿Sigues trabajando? Y entonces el otro hablaba de su trabajo mínimamente, si, sigo allí, tal, cual.

Y era rollo, en realidad era me importa una mierda lo que estás haciendo, yo lo que quiero es contarte que me han cogido para trabajar en este sitio.

Y estoy super contento y quiero compartirlo, así que en lugar de decirte: ah por cierto, sabes que ayer…

Primero, hago como que me preocupo por ti, que me importa una mierda, osea, se notaba la milla que era un cebo, un puente para luego meter lo suyo.

Entonces no lo hagamos así, por favor, es decir, que se vea, como lo he hecho yo un poco, en plan ¿puedo suponer algo? ¿Puedo meter alguna cosa?

Que en ella genere esa idea, esa curiosidad y que realmente vea dotes en ella, por ejemplo que hemos visto de actriz, para poder decir lo que he dicho.

Que sea real, que sea genuino, aunque sepa que no es actriz y que no lo va a ser.

Pero bueno, muchas veces yo me encuentro con gente y digo: tiene una voz espectacular, esa voz habría que aprovecharla.

Y no espero que luego me digan nada, ni siquiera pagar el podcast, no se, no lo espero.

Pero lo digo porque realmente lo pienso y porque me parece —que en este caso me estoy acordando de alguien que me encontré, que tenia una voz espectacular y dije: esa voz hay que potenciarla. Es una voz espectacular.

Pues bueno, si tienes esa voz ¿por qué no lo vas a decir? Que luego eso puede variar en: bueno, pues tu no tienes una voz… lo mio es trabajado y lo tuyo es genuino, si encima trabajar lo tuyo, imagínate bla bla bla.

Puede llevar a algo.

Entonces si lo que queremos es sacar a relucir que tengo un podcast, por ejemplo, voy a hablar de lo que es un podcast, de estudiar mientras haces deporte.

Lo que sea, puedo meter tal y una cosa va a llevar a otra, puedo hablar de mujeres y entonces al final se puede saber que parte de mi conocimiento es de sicología femenina, etc.

Siempre podemos utilizar, si quieres hablar de algo, saca todo el tema y saca el tema, por ejemplo, no se.

En este caso, sirve tanto para hombres como para mujeres.

En este caso, puedo estar hablando con un chico y de repente decirle: se te ve que tienes bastante intuición con la mujer.

Y él bueno, tal, cual, no sé qué.

Se te vé porque la gente normalmente puede hacer un comentario inteligente sobre algo y decir ah pues tu también pilotas. Hombre, ya pero lo mio normal pero es que me dedico a ello.

De repente he sacado conversación, he buscado el punto y lo voy introduciendo para que la otra persona al final sea la que muerda el cebo y voy lanzando todo esto.

Así que básicamente es eso lo que puedo aportarte, que si quieres generar interés en poco tiempo utiliza la técnica de cebos bien.

Las afirmaciones, como hemos visto, el interés que sea genuino, hazte unas buenas preguntas sobre qué quieres de las mujeres.

Piensa en la mujer que estás buscando, por así decirlo, que digas busco una novia, que no es lo que te recomiendo, pero bueno.

O quiero conocer chicas que me atraigan sexualmente, o quiero lo que sea, piensa en esa figura hipotética y encuentra cosas genuinas en ese tipo de mujer.

También si sabes el círculo social en que se mueven, en fin.

El perfil que tienen, pues pregúntale a ese perfil, para cuando estés con esas chicas delante, tener esos recursos y que sean genuinos.

Y luego dejar cosas en el aire, no las termines todas para permitirles a ellas la sensación, porque te pasará que dices algo muy interesante y dices: ah pues… esto da para algo que… mejor continúa.

Y la chica continúa y no te pregunta, me ha pasado a veces que estoy ahí dejando cebos y no cogen ni uno.

Es parte del riesgo, por así decirlo, pero hay que ir, digamos tu sigues haciendo tu trabajo en todo momento, hasta que piquen, si pican.

Y luego, por supuesto si quieres sacar algo, sino pican, puedes hacer lo otro, encontrar tu, sacar tu ese tema aplicado a la otra persona, de manera que ella se ve involucrada, se ve envuelta en eso y ahí si se siente partícipe de esa, igual te dice: Igual tu, que pasa si tu…

Como antes: ¿acaso eres director y buscas actrices? No, todavía no, en todo caso te podría buscar como compañera de reparto.

¡Pam! Ya le he dicho que soy actor y eso es una fuente de valor que puede tener su impacto.

Así que nada, hasta aquí el podcast de hoy, pensaba que no me iba a dar para mucho, al final como no ¿cómo no me va a dar? impresionante.

Nada, se están acabando las preguntas, lo vuelvo a decir, supongo que lo habré dicho en la intro también, pero bueno, se están acabando las preguntas, no me llegan más reviews ¡esto como puede ser, por favor!

Nada, seguir escuchando este podcast mientras dure, compartirlo, darle mucho cariño y a la hora de conocer a chicas de buenas a primeras y generar interés en poco tiempo, te deseo mucho ánimo.

¡Más energía! Y que gracias a todo lo que te he soltado, que no es poco, tengas y tomes ¡excelentes decisiones!

About the author 

Ray Havana

You may also like

MGTOW Vs PUA | ¿Por qué son lo mismo?

MGTOW Vs PUA | ¿Por qué son lo mismo?

Matrimonio: ¿sigue significando lo mismo? | mi opinión sobre el matrimonio

Matrimonio: ¿sigue significando lo mismo? | mi opinión sobre el matrimonio

¿Son todas las mujeres unas…? (termina la frase) | Hipergamia

¿Son todas las mujeres unas…? (termina la frase) | Hipergamia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Subscribe to our newsletter now!