agosto 5

MGTOW La verdad que no te han contado

Vlog

5  comments

Tengo que confesarte algo, algo que es muy importante para mí, que quiero serte completamente honesto y que por motivos personales y hasta circunstanciales creo que es fundamental que comparta contigo en abierto y se trata más ni menos que de esto.

Muy buenas atractor bienvenido! bueno pero nos pongamos tan melodramáticos que no es para tanto o sí, lo veremos.

Pero vamos a ver ya, no me voy a esperar al final del vídeo para contártelo y estés ahí enganchado no, no, no, no, este vídeo tiene su chicha por sí mismo no necesita de Cliffhangers y te voy a contar ya cuál es mi confesión y como decía te hablo desde el corazón concretamente con honestidad y es que gran parte de mi vida en el pasado…

Yo he sido un MGTOW

MGTOW, para los que no lo sepáis, tiene las siglas en inglés en Men Going Their Own Way, que significa hombres caminando su propio camino y básicamente pues si.

Gran parte de mi pasado lo he vivido así, aunque tengo que ser todavía más sincero y abrirme más y decirte que todavía sigo siéndolo, además es más para más inri espero seguir siéndolo el resto de mi vida.

Porque te voy a hacer una pregunta que creo que si la sabes responder no hace falta que te explique por qué soy un MGTOW y es porque ya no solo hombres qué es lo que nos ocupa, pero seres humanos.

¿Qué hay de malo o por qué no vas a seguir tu propio camino, qué tiene de bueno, irónicamente hablando, no seguir tu propio camino, indiferentemente de tu sexualidad?

Seguir tu propio camino

Estarás de acuerdo conmigo que seguir tu propio camino debiera ser lo acertado por lo menos yo estoy completamente convencido de eso, y de hecho tengo un vídeo, hice hace ya un tiempo aproximadamente año y pico que voy a poner por aquí en la descripción arriba, para que puedas ver.

No estás solo

Que se llama: No estás solo, y donde de alguna manera no recuerdo muy bien si el tema central está tan visual o es tan evidente lo que estoy contando ahora, pero sí que las pinceladas lo menciono no, pues esta idea del camino de cada uno, no obstante pues bueno mirar con ojo porque está muy bien y aparte pues ese camino en solitario por así decirlo en realidad es un camino grupal.

Es un camino donde todos nos encontramos desde nuestra ubicación desde donde estemos físicamente, sí que te lo recomiendo está muy bien el vídeo, aunque quede mal que lo diga yo, pero esta muy bien, y creo que refleja muy bien la mentalidad de todo esto.

El gurú más sabio

Además tengo también que mencionarte otro vídeo que está muy interesante que es de un amigo mío RunbenGoo que tiene su canal principal, un canal de vídeo ,fotografía demás genial, pero no es ahí donde quiero que vayas, sino que vayas al secundario para mí es el principal, que se llama el sendero de Rubén donde él pues cuenta experiencias, vivencias cuenta cosas suyas muy interesantes y que personalmente me encanta verlo.

Hace muy poquito hizo un vídeo que se llama algo así como el mejor gurú, donde da pinceladas y cosas muy interesantes a colación con todo esto, pero no voy a hacer spoiler porque prefiero que vayáis al vídeo y lo veáis, así que en esos dos vídeos que podéis ver cuando acabe este vídeo para deleitaros y profundizar un poquito más si queréis.

El gurú más sabido del mundo

Porque lo cierto es que como decía, para mí caminar tu propio camino en realidad no es un MGTOW porque MGTOW tiene unas connotaciones que ahora voy a empezar a desgranar.

Para mí es en realidad, esta vertiente sería un que sería MGTRW Men Going The Right Way, osea los hombres caminando el camino correcto.

Que a fin de cuentas es tu propio camino, pero hay que tener mucho cuidado porque qué está pasando con este movimiento MGTOW, hasta dónde está llegando y luego veremos un poco porque las causas.

Pero para mí, este movimiento sería algo así como un MGTWW y es Men Going To The Wrong Way, hombres caminando el camino incorrecto.

¿Por qué? ¿por qué creo que está pasando esto? Porque creo que el MGTOW es más MGTWW porque el nacimiento de donde surge todo esto o por lo menos, donde parece que más está surgiendo, está brotando ahora en el momento presente que vivimos, 2018, está empezando a tener esto algo de nombre.

Esto ya lleva su tiempo. Yo es verdad que no lo conocí hasta hace poquitos años, pero bueno yo lo vi y pensé ya lo dice claro normal, no vi por ejemplo un conflicto como ellos tienen, no vi un conflicto con el mundo entonces de la seducción que yo ahora considero es el mundo de la atracción, porque la atracción es ser consciente y ser responsable de lo que está en tu mano para conseguir ser más atractivo.

Mientras que la seducción bueno es una artimaña, es hacer que otros personas hagan cosas entre comillas en contra de su voluntad o sin darse cuenta o que acaben haciendo cosas que no sabían qué querían hacer o que podían hacer.

Sin embargo las relaciones conseguir que las personas desde el deseo desde la voluntad vengan hacia ti, que parece sutil la diferencia pero es brutal.

Qué me pareció MGTOW cuando lo descubrí

Sin embargo como decía, yo cuando lo descubrí no me pareció algo opuesto, pero sí que los MGTOW ven esto como algo opuesto, ¿no? ven un dolor, hay ahí un sentimiento negativo todo parte de dolor, surge del dolor y ¿por qué surge del dolor? es muy fácil porque de repente estos hombres se sienten engañados, sienten que han sido introducidos a una trampa.

Ósea ha habido algo, les han vendido algo que era una trampa y claro desde esa perspectiva entiendo perfectamente el dolor, el resentimiento la frustración, ósea sentirse estafado es la peor sensación del mundo.

Porque es como que, eso, que te han tratado como alguien que no tiene valor, ósea que ese, una patraña y evidentemente ese dolor está más que justificado así sientes eso pues es normal que tu reacción sea esa por supuesto.

Pero entonces no estás siendo un MGTOW, no estás yendo por tu propio camino, estás yendo por el camino incorrecto por el camino erróneo pon el Wrong Way.

Men Going The Wrong Way

Y sobre todo ¿por qué surge esto y de dónde…? ¿Qué justificación puede encontrar un hombre a esto?

Por un lado se va a hacer preguntas como:

¿Cuál es la causa de todo esto? ¿Qué está pasando aquí? ¿Por qué yo me veo en esta situación? ¿Por qué me he visto en esta trampa?

Y por un lado pueden pensar —cómo hay una gran, una gran ola en este movimiento— que son las mujeres, son las culpables, las mujeres son maldad por naturaleza, todas son malas.

Evidentemente estarás de acuerdo conmigo, que si somos un poco más objetivos y tratamos de ver las cosas no tan viscerales, porque este movimiento MGTOW hay cosas muy viscerales. Yo quiero creer que no todo el mundo, no la mayoría de los MGTOW están en este casillero, en esta caja —quiero creerlo.

Pero bueno lo cierto es que por lo menos y como pasa en las horas del feminismo radical, pues los que más ruido hacen suelen ser los más cabreados, los más enérgicos y aunque sea en la minoría, son los que antes ves y de esa gente realmente la gente que está enervada, que odia lo que está pasando y que se mueven para intentar cambiarlo o lo que sea. Pues esos son los afín a los que ves que no creo que sean la mayoríav

Pero a esa minoría que hace más ruido, pues quiero ofreceros esto porque igual a 1 de cada 100 pues ayudas. Porque seguramente si estáis convencidos y sólo pensáis en el corazón y las vísceras y desde el resentimiento, muy difícilmente es todo realidad, pero si tenéis un poco la mente más abierta y os permitís la duda y buscáis respuestas estos puede ayudar y muchísimo, honestamente.

¿Las mujeres son las culpables?

Entonces por un lado las mujeres son las culpables, bueno yo y estaréis conmigo de acuerdo y si tenéis pues es un poquito de objetividad, la maldad no tiene que ver con el sexo hay tantas mujeres malas como hombres malos o debe de estar muy equilibrado, de hecho la maldad per se, o sea, personas realmente malignas pues igual es un 1% de la población. De la misma manera que personas divinas, personas que sean todo paz y amor pues hay otro 1 punto por ciento.

El resto, el 99 restante, pues probablemente somos gente mediocre, gente mediocre en sentido que es del montón, gente que si nos tocan las pelotas nos volvemos malas personas y si nos tratas bien somos adorables.

Estamos ahí la inmensa mayoría, entonces pensar que todas las mujeres, en este caso, son así como las que te has encontrado, bueno creo que es ser poco inteligente o llámalo como quieras o un poco crítico.

Igual, bueno, por un lado y cuando hablo de atracción, yo hay algo que me gusta comentar y es que, bueno, las afinidades existen. Conforme tú eres, conforme tú te relacionas, las cosas que tú haces, los impactos que generas atraen a un tipo de persona u otro.

Atraer no tiene que ver nada con la famosa ley de la atracción (mental)

Cuando digo atraer no pensemos en la ley de atracción mágica sino que cuando tú hablas con alguien y con ese alguien sueltas unos mensajes, unos discursos, un contexto, unas ideas, si la otra persona le gusta o le parece interesante —cuando hablas me refiero a hablar o por el Instagram o en Youtube o lo que sea— cuando esa gente siente que tú mensaje es complementario, que les aporta, que les gusta, que vibran en esa misma frecuencia, pues lo que van a hacer es tender unirse a ti. Y tú si compartes estas ideas, a ellos. Y ahí surgirá pues una amistad o lo que tenga que surgir.

Entonces si cuando tú te relaciones con las mujeres acabas encontrando un tipo de mujer que es egoísta, que sólo piensa en ella, que es limitada, que siente que la vida está ahí para quitarle y que tiene que quitarle ella a la vida, pues igual, de alguna manera, tú estás proyectando eso.

Atrayendo a mujeres de nivel 1

No lo sé, no lo sé, me puedo equivocar, es mi forma de verlo. Creo en mi punto de vista que estás atrayendo a mujeres de nivel 1.

Esto implica que tú… —cuando hablamos de niveles también tienen que ver mucho, en qué ámbito  estamos hablando. En este caso hablamos del ámbito romántico-sexual, no hablamos de otros ámbitos que puedes tener un nivel mucho mayor.

Lo de los niveles y son entre el 1 y el 3, bueno, tengo un vídeo por aquí que te voy a poner para que lo puedas ver más en profundidad que es muy interesante.

Cómo atraer a un hombre PERFECTO: Los 3 niveles que te vas a encontrar y cómo desenmascararlos

En este caso hablamos de niveles de hombres, está pensado para ver las mujeres qué tipo de hombre atraen, pero como comprenderás es totalmente usable en sentido opuesto, como hombre qué tipo de mujer atraes.

Qué tipo de mujer atraes a nivel romántico-sexual

Entonces en el ámbito romántico-sexual probablemente atraes a este tipo de mujer —nivel 1, que es un nivel de egoísmo—, en lugar de atraer un nivel 2 que es mucho más llevadero, —porque estamos hablando de justicia, de querer colaborar y de no ser egoísta hasta el límite sino que ser egoísta, pero teniendo cuenta de la persona— y luego el nivel 3 que es nivel es altruismo absoluto.

Bueno, ese sí que difícilmente lo vas a encontrar porque hablamos ahí ya de un nivel, de un sector de la población, —bajo mi punto de vista, a mi entender—, muy pequeño.

Pero bueno, dentro como decía de ese 80% de gente normal, yo siempre decía pues un 10 por ciento de gente mala, un 10 por ciento de gente buena y un 80% de siempre normal que puede ser buena o mala dependiendo del momento.

Pues bueno, dentro de ese ámbito, me da igual que sea el 80 que sea 90, que sea el 99, me da igual. Ese grupo de gente, del grueso, sí que es verdad que dentro de esa población pues igual, dentro de ese porcentaje normal, hay un 60% de gente que está en el nivel 1 ¿vale?.

De gente que en ese ámbito pues es más egoísta, tiene más mentalidad de escasez, piensa que lo hace todo para obtener algo a cambio, etcétera.

Luego igual hay un 40% —30/40 depende de si es un 50 o 60, pero bueno—, la gran parte del siguiente, del nivel 2 es ese 30% y luego ya ese 10% restante podría ser gente igual que está en ese nivel 3 de estar con una pareja y querer lo mejor para ella y darle amor incondicional y no estar esperando nada a cambio, y si esto termina, saber que has dado lo que tenías dentro de ti, lo que querías dar y estás contento y si se ha acabado sabes que es lo mejor para ella y para ti, ¿de acuerdo?

Entonces bueno, básicamente para no haceros mucho lío, las mujeres no son culpables per se puede ser que tú estés atrayendo a un tipo de mujer en ese contexto porque lo que estás aportando: tu discurso, tus actuaciones, todos los hechos pues te mantienen en ese ámbito.

El sistema corrupto es el culpable

Lo siguiente podíamos pensar del estado, las altas esferas, hay grandes corporaciones, hay gente que está interesada en que eso, esté así porque le conviene. Y bueno, podría ser por qué no, pero decidir que la culpa de todo esto la tiene el estado o la tiene las grandes empresas es un poquito desresponsabilizarte de lo que está entre tus manos.

Decidir que como el sistema es así pues está mal y o bien emprender ahí movimientos revolucionarios para intentar cambiar el sistema y hace, pues no sé, cosas un poco —bajo mi punto de vista— fuera de contexto porque lo primero y fundamental —creo yo—, es cambiarte a ti mismo, ir por tu propio camino de la forma correcta.

Si tú como persona vas cambiando tu vida, la vas dirigiendo en la senda correcta «in the right way», indefectiblemente vas a acabar conectando con gente que también está en esa onda, y ahí sí que vais a poder generar un grupo poderoso. Donde vais a tener mucha más influencia, tu vas a empezar a influenciar en tu círculo, esas personas en sus círculos y juntando vuestros círculos sí que vais a poder tener un cambio real, pero empezando desde donde hay que empezar, desde el principio desde uno mismo.

No empezar intentando cambiar la política, no sé, meterte en cosas muy bestias, si no tienes esa base primera, si no eres una persona —en este caso— alguien influyente y que puede influenciar positivamente.

Si quieres cambiarlo porque eres —pues eso— alguien radical y alguien que se siente estafado, pues desde ese sentimiento no sé lo que vas a conseguir, si consigues algo. Yo creo que vas a transmitir más y más resentimiento, más odio y más diferenciación, más distanciamiento.

Y —es mi opinión—, además de que por otro lado, puedes decidir que para qué vas a hacer algo, si eso es imposible, cambiar el sistema, no vas a poder con las grandes corporaciones, con el estado, con los intereses políticos que haya… Así que mejor te escondes debajo como las avestruces pones la cabeza debajo de la tierra y que sea lo que la evolución quiera.

Yo creo que eso, que no me metería tanto en si es una trampa que nos ha generado el estado sino en qué puedo hacer para cambiarla.

Porque para ello creo que lo mejor es pensar que quizás esta proposición que nos ha hecho la cultura, que nos hecho la sociedad, que nos hemos hecho el estado quien quieras —como lo quieras llamar—, pues será un acuerdo que tenía su funcionalidad en su momento, que estuvo bien, que hizo, que consiguió la paz, consiguió que —en este caso— «viviéramos felices» —entre comillas— o por lo menos, pacíficamente, hombres y mujeres, y tuviéramos una sociedad donde se pueda estar tranquilo —dentro de lo que cabe—, porque desde luego siempre van a haber calamidades, pero es la inmensa minoría —por norma general—, vivimos en un estado de paz y de derecho, pero resulta que ahora, pues, está quedando obsoleto.

La vida está cambiando y lo que antes funcionaba ahora está dejando de funcionar y entonces hay que adaptarse, hay que evolucionar.

Entonces lo que antes funcionó y que no nos pusieron ahí a mala fe, ni siquiera intentando, pues, manipularnos, sino que se pensó que eso iba a ser útil y puede que lo fuera en su momento. Pero ya ha dejado de funcionar. Ahora ya el sistema tal y como está montado en el cual tienes que, pues es,o que casarte, tener hijos, una hipoteca en fin hay un montón de cosas que, haya tú si lo quieres hacer.

Pero el sistema te está diciendo básicamente, si te metes en esas historias, como hombre, tienes las de perder, porque te va a tocar, pues, asumir un montón de responsabilidades que igual no te interesan en el medio o largo plazo.

Igual sí, pero si no te interesan pues no termines de meter ¿no?

Se puede vivir de alquiler y bueno y se pueden hacer o se deberían de poder tener hijos de maneras, pues eso, que no tengas que estar pasando una pensión obligatoriamente, sino que quizá compartiendo la custodia y haciéndote cargo de pues de lo que tengas que hacerte cargo ¿no? que no sea algo obligatoriamente por ley.

Pero bueno ahí nos metemos en temas muy peliagudos, como mujer seguramente ahora estarás tirándote de los pelos, si es que consideras que eso es injusto lo que acabo de decir…

En fin, en cualquier caso, lo mejor que puedes hacer es mirarte bien dónde te metes, porque si te metes en algo con una mujer, que luego al final resulta bajar a nivel 1 en ese momento, pues tienes tu vida hipotecada por, bueno pues, por tus decisiones al final.

El mundo está feminizado

Y además es que ahora, en este momento en esta situación nos encontramos en un mundo que —por el motivo que sea— de repente está súper feminizado. Esto que empieza con el feminismo radical y que la mujer no tienen derecho frente a los hombres y todo este movimiento que parece que está tan de moda.

Bueno —parece no— que están de moda, no sé, es el tema de que ser gay esté tan, tan, tan bien aceptado. No sólo bien aceptado, sino que si no eres gay no estás a la moda. O sea, ser gay hoy en día es lo que mola, ser heterosexual pues es de segunda categoría ya.

Pues bueno, —con esto y con un montón de cosas, que por tema de compensar todo lo mal que han sido tratados estos sectores, pues ahora están súper bien tratados, ¿no?

Pues bueno, con todo este movimiento, con toda esta situación social lo que está pasando es que el mundo está súper feminizado o sea que ahora mismo, ser hombre es peligroso.

Ser hombre está mal visto. Para ser un buen hombre y estar bien visto, o eres gay con lo cual tienes tu lado femenino muy visible o prácticamente tienes que bajarte los pantalones y decir al mundo:

—Perdón por ser hombre. Lo siento pero, pero no lo elegí —o eso creo— y ahora me arrepiento de ser hombre, me arrepiento de tener los privilegios que tengo por ser hombre.

Evidentemente esto es como la gota que colma el vaso, que deja en evidencia que el mundo está súper, súper feminizado ahora mismo. Y claro, evidentemente, si algo se polariza tanto hacia un extremo, —en este caso la feminidad— y seguimos habiendo hombres masculinos, pues los va a ver que sean reactivos, que se cabreen y que quieran polarizar a la fuerza.

Bueno, esto no quiere decir que esté bien o que esté mal, ni siquiera los justifico. Estoy explicando cuál es mi opinión al respecto y que tienen su existencia y su cavidad por una causa. Que sea buena o mala, yo personalmente creo que es incorrecta, pero existe y es así, es un hecho.

Entonces, yo creo que lo que está pasando ahora es que estamos feminizándonos demasiado. Pues eso, hoy en día, decirle un piropo a una chica puede estar considerado como un insulto.

El piropo, el nuevo insulto

¿Nos damos cuenta de cómo se ha polarizado? Lo que un piropo que era algo positivo, que un piropo implica decir algo positivo —físico/sexual— de una mujer.

Otra cosa es cómo ella lo interpreta. Ella ya puede interpretarlo como de mal gusto, por supuesto, cada interpretaciones de cada uno —sobre todo por de quién te lo diga, cómo te sientas en el momento que lo dices, etcétera. Los complejos que pueda tener como mujer, mil cosas—, pero de repente ya sistemáticamente un piropo, es un insulto, es todo lo contrario.

¿Cómo puede ser?

Bueno, pues porque estamos en una situación social muy polarizada y eso no es estable. Eso va a explotar de un momento a otro, sobre todo pues, con movimientos como un MGTOW más fuertemente, con los feminismos radicales que al final de cuentas es cómo aprovechar: cortar leña del árbol caído.

Ahora que está todo tan femenino, pues ahora a rematarlos para que no se levanten, para acabar con ello.

Pero bueno, todo esto es insostenible y va a acabar explotando por algún lado. Muy probablemente volviendo a un equilibrio.

Esperemos que no sea una explosión de violencia y de intentar compensar a la fuerza y sin embargo sea una compensación a través del diálogo, de la comprensión y de poner las cosas en su sitio.

Porque mientras todos los sectores —tanto hombres como mujeres, como radicales, como neutros, como lo quieras llamar—, mientras todos tengamos voz y voto y podamos opinar y seamos escuchados, podremos llegar a un acuerdo.

En el momento en el que las cosas por ley, sean obligatorias que tenga que ser de una manera y tú estés más que seguro —segura— que es injusto y que ni de coña, pues llegaremos a la violencia. Llegaremos a un estado muy complicado y esperemos que eso no suceda, porque no es necesario realmente.

Pero bueno, si unos locos/locas consiguen eso porque es lo que buscan, pues acabaremos todos muy mal. Y creo que es de tontos permitir que esas minorías radicales —tanto de hombres como mujeres. Estoy hablando tanto de las feministas radicales como de los MGTOW radicales—, si esos consiguen llevar la bandera y decidir que esto va a acabar en una batalla, lo hemos hecho fatal.

Dos reflexiones para caminar el camino correcto

Entonces quiero dar dos consejos, dos reflexiones, para que encares tu «right way», ¿vale?

Para que el MGTOW limpie su nombre —por así decirlo— y sea lo que yo creo que en un principio fue y es caminar tu propio camino correcto.

Y el feminismo, igual. El feminismo es algo que realmente no es lo opuesto al machismo. El feminismo significa la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, no de resultados, la igualdad de oportunidades y de derechos, son el poder a poder aspirar a lo que quieras.

Pero claro, la fama que ha obtenido es que feminismo es como machismo, ¿no? Es algo radical y es algo que ahora busca que la mujer tenga el poder sobre el hombre —como lo tuvo el machismo.

Entonces, qué dos cosas te recomiendo que tengas en cuenta, la primera y hemos hablado bastante de esto es el locus de control.

Desarrolla un locus de control interno

El locus de control, está el externo y el interno. El externo es decidir que todo es externo a ti, tú no tienes ninguna capacidad de reflexión o de actuación sobre las cosas y es lo que es. Y el interno es que realmente —básicamente— te centras en las cosas que dependen de ti y en las que no dependen de ti pues no te centras.

Entonces, cuando estás con una mujer o con mujeres y esas mujeres reaccionan sobre ti de una manera o de otra, tienen unas actuaciones u otras.

Yo te animo… Podrías pensar: —si reaccionan mal, son malas personas,— espero que estés extrapolando a todas las mujeres —esta chica es mala chica.

Pero hay una segunda opción ¿no? y eso es el locus de control externo: —esta chica es mala chica, ¡fuera!—. Y el locus de control interno es decir: —Esta chica reacciona así ante mí, ¿qué puede ser que esté haciendo de una manera no adecuada que la haga reaccionar así?— o incluso —¿qué podría hacer para no tener este tipo de respuestas?

Cuando hablo de una chica, hablo de chicas en general. De hecho te encontrarás que, muchas veces, si te analizas, que hay un patrón que se repite constantemente. Dices: —Con todas las chicas me pasa exactamente esto: de la misma manera, son chicas distintas y situaciones distintas con contextos distintos y me pasa exactamente lo mismo.

Entonces si todos los ingredientes han cambiado y el único que no ha cambiado eres tú, ¿no será que estás haciendo algo, bueno, o qué podrías probar cosas distintas para ver si hay resultados distintos?

Yo, en mi experiencia, así ha sido: he empezado a cambiar yo, a probar cosas distintas a conocerme mejor, a saber trabajar mejor mi masculinidad, a proyectar mi masculinidad frente a la feminidad —sin perder mi lado femenino por supuesto. Tengo un lado femenino muy desarrollado y estoy muy contento con él—, pero tienes que encontrar tu equilibrio personal —que no es el punto medio, es el punto óptimo en cada situación y contexto— y en base a ese reflejo que te ofrecen, en este caso, las mujeres, te vas a conocer mejor y vas a empezar a interactuar y a cambiar y a pulirte para obtener resultados muy distintos.

Porque esto me lleva a la segunda reflexión y creo que es la más importante. Y aquí es donde creo que los MGTOW —vamos a decirles radicales. Los MGTWW radicales—, los «Men Going the Wrong Way» donde más creo yo que la cagan, es que huyen de los femenino, huyen de los femenino.

De hecho, hay MGTOW que dicen: —yo paso de todo, voy a hacer mucha pasta, voy a hacerme rico, exitoso, etcétera y que le den a las mujeres. Y luego ya vendrán cuando sea suficientemente poderoso y entonces no se puedan resistir.

No niegues parte de tu naturaleza, aprende a gestionarla

Si te das cuenta realmente estás haciendo lo mismo pero por otro lado, estás diciendo: —bueno, yo voy a por el dinero porque el dinero las atraerá, ya que no puedo atraerlas directamente o en la situación en la que estoy, no tengo poder para gestionar esas interacciones. Pero al final es el pez que se muerda la cola.

Sin embargo eso es huir de la feminidad, realmente es miedo. Es huir.

Tengo un vídeo muy interesante que también hice ya hace un tiempo que se llama; eres causa o efecto y que podéis ver en la descripción o en el enlace que pondré por aquí.

¿Eres causa o efecto?

¿No perder o ganar?

Y que hablo bastante bien de la diferencia entre el miedo a perder y la voluntad de ganar y, en este caso, huir de la femineidad no implica perseguir la masculinidad.

Y tú como hombre, debes de perseguir tu masculinidad, debes de potenciarla, debes de hacerla crecer, debes de desarrollar tu propio camino de la forma correcta. Y como hombre, perseguir ser mejor hombre, no tiene nada de malo, sino todo lo contrario.

Y adivina qué: ser la mejor versión de ti con hombre jamás —cuando digo jamás, me refiero que no es así siempre. Va a haber momentos, por supuesto, dónde vas a tener que centrarte única y exclusivamente en ti—, pero eso no implica que la mujer salga totalmente de la ecuación.

Al contrario, la mujer forma parte de tu ecuación para conocerte mejor. Porque como he dicho antes: esas interacciones, esos resultados que vas a obtener, las elecciones con ellas te van a dar una información valiosísima que, de otra manera, jamás vas a tener. Pero eso no implica que esa mujer o esas mujeres tengan que estar en tu vida a cada momento y siempre en la ecuación.

La ecuación es una ecuación mucho más compleja, con muchos ámbitos en tu vida pero para desarrollarte plenamente necesitas a las mujeres. Igual que necesitas amigos, igual que necesitas dinero, igual que necesitas recursos, igual que necesitas inteligencia, saber, conocimiento —llámalo como quieras— para desarrollarte plenamente como ser humano, solo no lo puedes hacer.

Es verdad que va a haber momentos que necesites soledad, que necesites encontrarte, que necesites desconectar del mundo tan caótico —como es el mundo con las redes sociales con todo. Con la forma que hay hoy en día de llegar a uno. Te pueden llegar miles de mensajes al día aunque tú no quieras y estás bombardeado completamente.

Por lo tanto, sí, en la ecuación hay que meter soledad e introspección, un tiempo para uno mismo. Pero
en el cómputo global, no eliminas todo lo demás para siempre y en este caso mucho menos a las mujeres que son la mitad de la población y son la mitad de ti.

Tú como hombre tienes una mitad tuya de esencia femenina de Yin y de Yang.

Eres medio hombre y medio mujer. Lo quieras ver o no lo quieras ver. Si no conectas con esa mitad de ti, estás perdido.

Y la mejor forma de conectar con ella es a través de las mujeres. De saber cómo las gestionas, cómo las entiendes, cómo las comprendes, qué compartes con ellas, cómo entiendes que sean mucho más emocionales, que lógicas.

De hecho, el trabajo de ella, también es ése: saber entender, aprender su masculinidad, su forma lógica y conectar con ella, sin perder su esencia su femenina, tú sin perder la tuya, tu esencia masculina.

Así que para concluir este breve vídeo, que quería hacerlo breve, pero se me ha alargado bastante: el MGTRW «Men Going The Rigth Way» es caminar tu propio camino, ser responsable de tus acciones, equivocarte, estar dispuesto a equivocarte y por supuesto aprender de cada equivocación y para ello no puedes «eliminar la ecuación» —entre comillas— nada.

De hecho, por ejemplo —para no enrollarme mucho más—, hay gente que dice: —quita de tu vida a la gente tóxica y yo digo: —correcto, sí, cierto: gente tóxica fuera. Pero la gente tóxica fuera cuando, por lo que sea, ya estás muy intoxicado tú y necesitas limpiarte.

Entonces rodéate de gente que te limpie o cuando te has limpiado, pero sabes que si conectas otra vez con esa gente, estás fuera. Osea te vas a volver a intoxicar.

Pero en el momento en el que estás fuerte, en el que ya te has desintoxicado y entonces puedes aportar desintoxicación a la gente tóxica, entonces no hace falta que te la quites de encima. Sencillamente la gente tóxica con la que te encuentres llegará a ti y verán —los que son muy tóxicos y no quieren cambiar—, que no pueden hacer nada contigo y se irán, desaparecerán de tu vida.

Y la gente que está intoxicada —más que ser tóxica— y que quiere limpiarse, acudirá a ti, de vez en cuando, y podrá tener una pequeña limpieza, un pequeño drenaje. Porque tú tendrás la fortaleza suficiente para limpiar esa personalidad que está intoxicada más, que sea tóxica —algo intoxicado es toxico. No es tóxico porque por voluntad, sino porque está intoxicado.

Entonces esto es un poco lo mismo, si necesitas tiempo para reconciliarte con tu lado femenino, para
dejar de odiar a las mujeres —si es que las odias— o dejar de tener el rencor, adelante: límpiate, purifícate júntate con gente que ama a las mujeres y que las entiende y empieza a amarlas a entenderlas y a saber dónde está su sitio.

Porque probablemente su sitio no es: tener que casarse, tener hijos y aguantarla todos los días de lunes a domingo las horas que vuelves a casa después de trabajar —o lo que sea—. Igual no es esa la fórmula, igual la fórmula es otra.

Porque las fórmulas pues ya no funcionan —las obsoletas— ya no funcionan. Pero me da igual, lo que sí que no va a funcionar es que decidas negar una parte de tu existencia.

Es como si ahora decido que de cintura para abajo no me quiero y no quiero tener la parte baja de mi cuerpo:

—Pues… ¡suerte, suerte! Porque si sobrevives vas a vivir muy mal.

Así que nada, espero que esta reflexión nos haya llegado a donde yo quería llegar, que es al meollo de la cuestión, al corazón, a abrir ideas, comprensión, etcétera.

Bueno para digerir todo esto, efectivamente, te deseo mucho ánimo, más energía y en base a todo este conocimiento que te ofrecido, pues con todo mi cariño, pues lo escuches, lo veas con una mente crítica abierta, en fin.

Si me he equivocado, he hecho alguna burrada, me la perdonas, quédate con la esencia con lo importante, con el mensaje —independientemente de que me equivoqué o haya dicho un porcentaje malo, alguna subnormalidad como esa porque soy humano, todo esto no está preparado. Tengo un pequeño guión que me hago antes de hablar para tener las ideas claras, pero lo improviso—, y creo que lo importante es que no nos quedemos en los detalles y en la mariconada, en que si tengo la barba… que cortármela o tonterías como esa y quédate con el mensaje que creo que es lo importante y con lo que quiero comunicar con todo esto y de todo esto, sí, seguro —¡ojalá!—, que saques excelentes conclusiones.

About the author 

Ray Havana

You may also like

MGTOW Vs PUA | ¿Por qué son lo mismo?

Matrimonio: ¿sigue significando lo mismo? | mi opinión sobre el matrimonio

¿Son todas las mujeres unas…? (termina la frase) | Hipergamia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Hola.
    Me ha gustado mucho tu reflexión. No estas nada desencaminado y lo importante es que tu aporte puede ayudar a muchos. La pena es que no creo que haya muchas mentes abiertas para aceptar que las formulas ya no son lo que eran y sin ser feminista pues a veces me veo mas machista que otra cosa creo que el secreo esta en caminar juntos. Ni arriba ni abajo juntos pero no atados.
    Saludos

  2. Gracias por su artículo.

    A los que pertenecen a este movimiento tienen que aceptar la premisa que no todo el mundo es igual, no todos los hombres somos iguales, y por tanto no todas las mujeres son iguales. Se trata básicamente de hacer un ejecicio de introspección y descubrir que han sido dañados por igual por hombres y mujeres.
    Como heterosexual que soy, las mujeres me han hecho mucho daño, me han utilizado, se han reído de mí, me han tratado como un mangina, como un pagafantas(nunca lo he sido) y mil etc, y me han hecho “la cobra” no en el sentido literal, pero si mostrando interés y luego tirándome a la basura, dibujando en sus rostros una sonrisa de hiena. Además también mi madre me ha hecho daño en la vida. Las mujeres me han dañado profundamente, como también los hombres, incluso los hombres mucho más que ellas, a través del mobing, el acoso psicológico, el chantaje, las amenazas, las calumnias, la envidia, el robo, las palizas y un sinfín de etc.
    Si por el trato negativo de las mujeres me hiciera de este movimiento, ¿a qué movimiento tengo que afiliarme por haber sido mal tratado por muchos sociópatas narcisistas y sus lacayos?. ¿Tal vez irme al campo y ocultarme en una cueva el resto de mi vida y vivir como un asceta?.

    Si eres una persona objetiva descubrirás que no todo el mundo es igual(trigo y cizaña). Hay gente perversa y gente buena, y como dice el artículo hay gente del montón(para mí la peor). Me levanto por las mañanas dando gracias a Dios por todo, y el con el propósito firme de hacer el bien a mis semejantes. A cambio no recibo el mismo trato, pero recibo gracias que Dios me concede. Muchas veces estoy lo suficientemente ciego como para no verlas, hasta que pasan meses o años. Pero Dios está ahí siempre en mi vida. Cuanto más se han reído de mí las mujeres más he crecido y desarrollado mi personalidad, cuanto más daño me han hecho los tíos, a través de tratos discplicentes, por ejemplo, más FUERTE e inteligente me han hecho, gracias a Dios. El tiempo nos pone a todos en nuestro sitio, y a los malvados y perversos sobre todo, aunque tarde 30 años en llegar , les llegará esa suerte de karma. Muchos se levantarán por la mañana preguntándose qué ha pasado, gritanto “Quién se ha llevado mi queso”. (Isaías 48:22). De hecho conozco a mucha gente que está cobrando sólo el anticipo por todas sus perversidades y haberle dado la espalda a Dios.

    Llevo unos 18 años sin novia. He conocido el amor de verdad, pero después he preferido estar solo, prefiero estarlo. No quiero novia, al menos de momento. Pero me mantengo que no todas las mujeres son iguales, del mismo modo que no todos los hombres somos iguales. En mi caso, soy un tipo imperfecto, que teme y ama a Dios. No fapeo(desde hace 12 años), no fornico(desde hace 11), no bebo, no fumo ni me drogo, y me gusta siempre tener una sonrisa entre los labios, aunque no sonría a todo el mundo, y todo esto no lo hago porque tenga fuerza de voluntad, sino porque Dios me da esa fuerza.
    No tengo novia, no me fío de la grandísima mayoría de las mujeres, no solo porque hoy tienen muchísimo poder, sino porque la gran mayoría no sabe lo que quiere en la vida, y muchísimas solo se casan pro razones neuróticas. Un día toda esas legiones de mujeres que creen que saben lo que quieren, que no han madurado ni madurarán se verán solas con 5 gatos lamentando su suerte, y preguntándose por qué el pajarito que se tatuaron ahora es un pajarraco, no pensaron a largo plazo, de que el pompi se pone como un pandero, y nuestros cuerpos cambian, se mintieron pensando que serían siempre jóvenes, y se prometieron que ellas jamás envejecerían.
    Las mujeres buscan un hombre que no ha existido jamás, y que jamás existirá. Los hombres buscamos una mujer que una vez exisitió, pero que ya no existe y/o que está en vías de extinción.
    No todos los hombres somos iguales, ni las mujeres, eso lo saben ellos y lo saben ellas, que confundieron libertinaje con libertad, y que a diferencia de sus abuelos, no han madurado, porque para ello hay que sufrir, y hay que saber sufrir. En la sociedad del aquí y el ahora, en la sociedad donde sufrir es un tabú no se madura, se disfruta al máximo aunque se tenga que recurrir a lo que se tenga que recurrir para no pensar, para no sentir dolor.
    Todas las mujeres que me rechazaron en el pasado en la treintena me buscaron, pero se confundieron, porque ya no era quel “pagafantas”, ni aquel “mangina” ni nada de lo que a ojos de ellas fuera. [email protected] me hicieron fuerte, y le doy gracias a Dios por ello. Es curioso que hoy atraiga a tantas mujeres, y sin embargo elijo pasar de ellas.
    Definitivamente no soy del mgtow. No soy ni de ellos ni de ellas. Simplemente me enseñaron en el bup a tener criterio y a cuestionarme todo y a ser objetivo. Desde

    Un saludo

  3. Me gusta mucho tu punto de vista y lo claras que tienes las ideas. Quisiera pode escribirte en privado si me mandaras tu correo electrónico. Saludos.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Subscribe to our newsletter now!