abril 24

#15 Cómo abrir a un grupo de divas

Atractor

0  comments

Te bazuquean, ¿seguro?

  • ¿cuántas veces lo has intentado?
  • ¿a quién más has visto ser bazuqueado?
  • ¿Qué patrones tenéis en común?

Rechazo inminente.

  • ¿A qué puede deberse?
  • ¿Qué necesitas?
    • Importancia del abridor.
    • Importancia previa al abridor.

¿Quién no es rechazado?

  • Busca ejemplos y estúdialos.
    • ¿Qué tienen?
    • ¿Qué hacen?
    • ¿Cómo se comportan?

Atractor, el podcast de referencia en atracción. Para ti, hombre. que quieres alcanzar tu máximo potencial y ser tu mejor versión. Aquella que te hace sentirte realizado al afectar positivamente la vida de las personas que te rodean, expandiendo a cada paso tu área de influencia

Os dejo con Ray Havana

Muy buenas, atractor. Bienvenidos a este capítulo 15 del podcast Atractor. El podcast de referencia en atracción. Exactamente. Hoy, va a ser un programa un poquito más breve. Guau, estoy ahí progresando. Iba a ser dos preguntas, pero he dicho: “Mira, no” porque la pregunta del siguiente podcast tiene mucha chicha y he dicho que no. Voy a tratarlo como se merece y no voy a hacer un podcast de hora y media otra vez. Hemos cortado por lo sano. Una sola pregunta y la pregunta de esta semana viene a ser cómo entablar una conversación con un grupo de chicas que son unas divas, que se lo tienen muy creidito y que van por el mundo perdonando la vida de los pobres humanos medios que intentamos conocerlas.

Vamos a tratar ahí la importancia del abridor porque el abridor suele estar sobreestimado, qué sucede antes, durante y después. En fin, todo lo concerniente de una manera bastante profunda. Evidentemente, esto da para hacer una temporada entera si hablamos del tema del arte de la apertura. Pero no. Vamos a quedarnos con las cosas más importantes y que las hemos tratado en la pregunta. Voy a leer hoy un par de reseñas porque, ya que lo hecho breve, voy a meter un par de reseñas. Una de la plataforma de atraidasporti.com y otra de iTunes. En iTunes, me habéis puesto una que otra más y he visto más estrellitas. Me habéis puesto estrellitas, pero reseñas hay menos que estrellitas. Tenemos que animarnos a poner también reseñas

Yo quiero leer qué pensáis. Vuestra opinión. Poner cinco estrellas, se agradece, pero el texto, las palabras me llegan más. Es como más personal. Entonces, vamos a ir con la primera en la plataforma de atraidasporti.com que viene de Marcos y se titula: “Por fin, lo que buscaba”

“En este podcast, por fin he encontrado los conocimientos sobre la mente subconsciente que me dan la información que yo tanto quise saber. Me sorprendo con cada enseñanza y consejo que recibo. Algo que agradezco de antemano. Además de que me aporta conocimiento, mejora de mí mismo y aplicar cada conocimiento que recibo, me divierto viendo los vídeos y el estilo de Ray Havana. En este programa, encuentro muchísimo conocimiento que realmente me mejora. Recomiendo que se suscriban y se quiten la venda de los ojos con las creencias antiguas de nuestro abuelo, padre, etc., que mejoren cada día, que aprendan más y sean agradecidos con el creador de este programa”

Gracias a ti por ser tan agradecido. Por estas palabras y por ser algo que por fin has encontrado. De verdad, Marcos. Muchas gracias. Vamos con la de iTunes de un tal Shapdass. Es complicado de leer esto para mí.

“Contar con la asesoría personalizada de alguien tan crack en estas materias de la vida; en suma, un maestro, es posible ahora. Pero cuanto más crezca la audiencia, menos disponible estará. Recomiendo aprovechar el tiempo. Ray ya me ha contestado a una pregunta. Pocas sensaciones se comparan a que tu maestro se tome el tiempo de resolver tus dudas”

Estoy muy de acuerdo contigo, Shapdass. Yo esto lo comparto en una conversación que tuve con Víctor en el programa influyentes. Él se puso en YouTube a compartir lo que él sabía porque cuando él era novato y estaba aprendido a tocar a guitarra, no tenía la posibilidad de estar cerca de la gente a quien admiraba y de quien quería aprender. Entonces él empezó a cortar ese puente de distancia. Esa distancia de encima de los escenarios al público y dijo: “Quiero un canal más cercano”. En este caso, fue YouTube. Yo sabía que incluso el podcast es aún más cercano que YouTube.

YouTube es muy cercano. Puede serlo, si haces directos y preguntas y respuestas. Pero esto es como más de bolsillo. Puedes estar en el gimnasio, puedes hacer más cosas. No tienes que estar tan pendiente de la imagen. Yo sabía que aquí podría responder a muchas preguntas muy interesantes y dar mi estilo personal, mi opinión. Por supuesto, y como implica las palabras, totalmente bajo mi punto de vista. No os creáis nada de lo que digo aquí. Yo no estoy sentenciando. Estoy hablando de mi experiencia, lo que creo que funciona y lo que más os puede ayudar. Pero sois vosotros lo que tenéis que probarlo y decidir si os sirve o no sirve

Evidentemente, la gente que me escribís y que me lo agradecéis es porque está sirviendo y es un feedback fenomenal. Gracias de todo corazón porque esa es la mejor forma de recompensa para mí. Efectivamente, las preguntas se amontonan. Yo estoy tratando ahora de hacer los programas con más respuestas, pero no es posible. Ray y sintetizar son antónimos. Son palabras opuestas. Voy a ver cómo me lo ingenio porque igual hasta empiezo a publicar un par de podcast a la semana. No prometo nada porque es el doble de trabajo.

De hecho, estoy organizando el campamento de verano. En breve lo anunciaré a todos los que estéis suscritos. Si no estás suscrito, te recomiendo que vayas a atraidasporti.com y te suscribas. Además, vas a recibir a cambio un vídeo-curso gratuito de como volveros irresistibles con cosas tan interesantes como la regla Recep, el ciclo Ecisi o cómo trascender la insistencia alfa. Cuidadín, cuidadín.

Ya sabéis, si queréis mandarme vuestra pregunta, sigue esto abierto. Seguimos aquí con las preguntas. Tienes que ir a atraidasporti.com/atractor o entrar en atraidasporti.com y clicar en “Podcast”. Ahí, encontrarás una ventanita para poder dejar tu pregunta. Ya sea en 30 segundos o en 90 o como ya hizo en su día una atractora que llegará su capítulo en breve. Ya queda muy poquito. Creo que quedan dos o tres para que ya llegue. Puedes grabarlo con tu móvil, pasarlo a mp3 y enviarlo por email o por lo que sea si tu pregunta requiere más explicación

Perfecto. Ya lo tenéis todo listo. Está todo en su sitio y vamos a pasar con la primera y única pregunta del programa de hoy

Hola, Ray. Te hablo desde Alicante. Mi pregunta es la siguiente: no sé cómo abrir un grupo de cuatro chicas de entre 23 años. Me ha pasado muchas veces que están acostumbradas a que los chicos besen el suelo por donde pisan, prácticamente, y si te acercas a ellas y no tienes nada especial, como en mi caso, el rechazo suele ser inminente. Muchas gracias, Ray

Muy buenas. Bienvenido atractor. Es una pregunta curiosa. Básicamente viene a ser cómo abrimos un grupo de divas. Un grupo de chicas que, al aparecer, eran muy atractivas y, como dices, el bazucazo parecía ambiente. Yo empezaría preguntándote cuántas veces lo has intentado. Parece que los has hecho de una manera consistente. Muchas veces. Alicante es una ciudad bastante grande y debe de haber bastantes chicas, por supuesto, pero yo creo que no podemos generalizar tanto. Es mi opinión. Puedo estar equivocado.

Yo he estado en Alicante unas cuantas veces y no me ha sucedido eso. Pero también es verdad que no tengo muestra suficiente como para estar seguro de ello. Intuyo, por otro lado, que habrás estado también viendo a más personas que le pase. Supongo que no eres el único a quien le pasa. Yo te lanzo la pregunta: ¿qué patrones ves en común con esas personas o esos chicos que también les pasa? Ahí, vas a empezar a tener ciertas pistas.

Es importante, por un lado, encontrar qué te está frenando, qué te está ofreciendo esos resultados, qué parte de ti está haciendo que seas uno más, porque si ellas están acostumbradas a hacerle eso a los demás, tú estás siendo más. Ese otro grupo de hombres que también les sucede ¿qué compartes con ellos? Eso es una primera buena forma de afrontarlo porque a veces no somos capaces de vernos a nosotros mismos porque estamos dentro de nosotros, nuestra cabeza, de nuestro cuerpo y pensamos quizá que no hay nada en nosotros que debería de estar ofreciéndonos ese resultado

Sin embargo, iguale ves a otros que le sucede y desde fuera sí que dices: “Pero, claro. ¿Cómo se le ocurre con esas pintas, con esas formas?” Igual tienes más cosas en común con ellos de lo que crees y son esas cosas en común las que te están boicoteando. Eso, por un lado. Por el otro, dices que ese tipo de chicas son bazuqueadoras profesionales. ¿Por qué lo son? Quizá como están acostumbradas a que los tíos besen el suelo que pisan y quizá por esa dinámica que está generada e inconscientemente también besas tú el suelo que ellas pisan, evidentemente yo, como mujer, si todos los hombres pisan el suelo que yo piso, probablemente de vez en cuando ande marcha atrás para pisarles la cara mientras besan el suelo

Probablemente, lo que ellas están buscando es aquel que no les besa el suelo que ellas pisan. Eso es desmarcarse totalmente de aquel que dice: “No flipáis. Por muy atractivas y muy lo que queráis, por muy divas. Lo siento, pero no sois suficientemente divas para mí. Me dan igual las divas. Yo no es que sea otro tipo, sino que sencillamente no te voy a tratar con una diva”. Entonces, ¿qué necesitas realmente para poder abrir con éxito un set, un grupo de mujeres divas?

Por un lado, lo importante es el abridor. O sea, cómo vamos a empezar esa interacción. Tienes dos formas. Una es ir directamente al set, al grupo de chicas y abrirlo y comenzar a conversar sobre alguna cosa que te haya llamado la atención de ellas. Su apariencia, lo que hacen, lo que dicen, etc. O puedes ubicarte, ponerte posicionalmente cerca de ellas con un pretexto. O sea, que no parezca que estás sentado ahí como un pasmarote. Si están sentadas en algún sitio, te sientas cerca sin necesidad de llamar la atención y que digan: “¿Este chico porque está tan?”, sino que si están sentadas en un sitio y hay hueco a un lado, te sientes a un lado o te puedes posicionar apoyado en algún sitio. Te posicionas apoyándote en algún sitio

En fin, que tu ubicación quede natural, que no parezca que buscas nada y que no esperas nada ni que, por ejemplo, vas a robar. No sé, que no resulte sospechoso. Estando ahí, vas a empezar a recibir mucha información de todo lo que dicen, lo que hacen, cómo se ríen, por qué se ríen, temas, etc. En un momento dado, después de un cierto tiempo que puede ser un minuto, cinco minutos, diez minutos. No hay nada determinado. Lo importante es que tú estés ahí haciendo algo. Puede ser escuchando un podcast o viendo el móvil. Algo que no resulte sospechoso, sino que estés ahí porque te apetece estar ahí.

Independientemente de que ellas piensen: “¿este querrá algo?” Eso te da igual porque no es una apertura directa, sino que vas a estar un ratillo. Ellas van a odiarte. Al cabo de un rato, ya no va a parecer que has ido allí para eso. Muy mal que te cueste. No tiene que parecer que te cuesta, sino que por lo que sea en algún momento dado, inicias una conversación. La vas iniciar con mucho más material porque habrá mucha información. En un momento dado, puede que digan algo que te llame la atención y te gires y digas: “¿En serio?” y ahí ya te está dando pie porque a escuchar algo fortuitamente. No era tu intención, pero te has enterado y te ha llamado la atención

El abridor pues tiene su peso, pero más peso incluso tiene lo previo al abridor. O sea, no usar la importancia de tú saber estar, de tu apariencia, de tu presencia. Básicamente, de tu presencia porque si vas muy bien vestido y eres muy guapo, pero te pones al lado de ellas y se te ve tímido, quieres hablar pero no te atreves. O sea, si tu comunicación no verbal no está a la altura, toda esa apariencia que en un principio te hubiera ayudado porque habrías sido un abridor directo bastante bien recibido y las chicas habían dicho; “Que diga lo que quiera, este chico me interesa”. Igual todo eso se te devalúa por esa actitud de poca confianza en ti mismo, de titubeos, de miedos

Si vas directamente y todo perfecto. Te acercas con seguridad y firmeza y las miras a los ojos y eres guapo y muy bien vestido y ellas dicen: “Guao qué chico tan guapo, va muy bien vestido y qué directo y qué planta” y, de repente, te sale una voz: “Hola, chicas”. Muy probablemente digan: “¿Que ha pasado aquí? Algo no cuadra. Qué incongruencia. Está de coña. ¿Qué está pasando?”. Puede que, si tu voz no es muy masculina, tenga una repercusión incluso negativa. Por lo cual, con eso quiero decir que todo lo previo, tu conducta previa también tiene mucho peso, así como tu presencia. Cómo vistes, cómo te sientes con lo que vistes.

Puede que vayas muy bien vestido, muy trajeado, muy perfecto. No sé si encajaría con un grupo de adolescentes o de chicas de 20 años ir todo trajeado, pero suponiendo que fuera el caso, si tú te sientes cómodo con esa indumentaria, si te sientes artificial porque es la primera vez que te la pones y nunca has llevado corbata y te aprieta el cuello. En fin, si hay incomodidades explícitas que las estás transmitiendo sin querer porque te rascas mucho el cuello, te mueves y haces gestos raros o tú mismo te sientes que estás demasiado vestido y no sientes confianza en tu indumentaria, lo vas a transmitir

Todo eso es muy importante. Tan importante e incluso más importante que el abridor porque el abridor siempre tiene el freno este de: “¿Qué digo? Tengo que decir algo magistral, increíble, único, que me desmarque, que sea perfecto y maravilloso”. Te puedo decir que, comparativamente con muchísima gente con éxito a la hora de abrir, si te fijas, el abridor al final no es nada. Imagínate que tú tienes que trabajar en un proyecto muy importante, pero para trabajar un proyecto muy importante tienes que abrir tu oficina, entrar en la oficina o tu estudio y ponerte a trabajar. Todo lo que tienes que hacer dentro y etc. Igual tienes que ordenar cosas y empezar a crear, borrar etc. Todo lo que tienes que hacer ahí dentro es una barbaridad de trabajo muy importante, muy interesante, pero sin una llave para abrir el estudio o la oficina y entrar dentro, no hay trabajo que valga

Aquí es como que le damos toda importancia a esa llave. Sí, la llave es importante. Si no la tienes, no entras. Sin embargo, no hace falta una llave única, específica y fenomenal para abrir esa puerta. Esa puerta a veces giras el pomo y resulta que no estaba cerrada con llave. No hacía falta ni llave. A veces, es importante tener una llave adecuada porque si son divas y lo tienen muy creidito, igual tienes que afinar un poco con la llave. De acuerdo, pero cuidado porque muchas veces es más nuestra percepción de: “voy a necesitar una súper llave porque es una puerta blindada” e igual es una puerta super blindada que giras el pomo y se abre. No estaba atada la llave.

Cuando entras, es cuando empieza el trabajo. Es decir, le damos muchísima importancia a cómo abrir como un super crack y yo he visto mucha gente, abridores super normales. O sea, con un “hola, ¿qué tal?”, por ejemplo. No es nada original. Lo importante es que cuando giras el pomo y se abre la puerta, ¿cómo pasas? Porque igual, siguiendo con la analogía de la oficina, hay más gente trabajando y no tienes que molestar y tienes que andar con cuidado o estás solo y puedes entrar ahí cantando.

Depende de la situación, vas a poder entrar de una manera u otra. Aquí, lo mismo. Ellas te van a dar feedback en ese momento. Puede ser: “me están bazuqueando”. Pues, ¿sabes qué? ¿adivina qué? Excelentes noticias. “¿Cómo? ¿qué dices, Ray? ¿pero qué me estás contando?” Sí, excelentes noticias. Lo peor que te puede pasar, lo único peor que te puede pasar es que hagas algo, digas algo, intentes hacer algo y te ignoren. No te rechacen, te ignoren. Ese es el rechazo más fuerte. Que se miren como diciendo: “Bueno, va. ¿Te vas a pirar? ¿o qué?”, pero sin decirlo. Con gestos de: “Mierda, ya ha venido un pesao”. Eso es de lo peorcito porque si tú tiras cebos y haces cositas y ellas no responden, eso es un bazucazo en toda la regla porque no están queriendo utilizar la energía de ninguna manera.

Ahora, sí tú entras con alguna cosa creativa o no: “Hola, ¿qué tal? ¿Cómo lo lleváis?” Lo que sea y ellas te dicen: “Pues, muy bien hasta que has llegado tú: “Jolín, gracias. No sabía yo que ahora estéis incluso mejor. Gracias, de verdad. Sois un encanto. Así da gusto acercarse”. Yo puedo malinterpretarlo a mi favor y jugarlo porque me están dando algo. Yo tengo algo a lo que aferrarme. Pero si no me dan nada, entonces sí que está la cosa cruda. Yo, personalmente, me las vería. Diría: “Guao, ¿aquí cómo gestiono esto?” porqué están haciéndome una especie de bullying silencioso: “Cuando se vaya, seguimos”

Ahí, se complica la cosa. Ahí, tienes que quedarte un rato en silencio, súper incómodo. Yo lo he llegado a hacer. O sea, de quedarme ahí, de las tías no responder. De yo quedarme un rato y al rato de decir: “Bueno, ¿te vas a ir o qué? Y tú: “Jolín, ahora que le he estado empezando a pillar el gustillo a esto de estar aquí en un grupo en silencio en plan meditación grupal, se me va a hacer extraño tener que irme en serio”. Pero ya me están dando algo y ya estoy empezando a poder hacer algo. A pesar de que he estado haciendo. O sea, el hecho de yo mantener ahí la tensión, mirando y disfrutando de una situación adversa, me está posicionando de manera muy clara. Desde luego, no soy el hombre medio que llega allí y le dicen: “Pírate” o no le dicen nada y se pira o entiende como un rechazo algo que todavía está por negociar

Eso sí. También te digo que no voy a entrar a un set y voy a estar ahí como un pesado, voy a tratar de jugarlo todo y esforzarme al máximo para conseguir nada. Ni siquiera voy a estar molestando a chicas que, por lo que sea, no saben lo que se pierden, pero no es su problema, no es de su incumbencia. Yo no me voy a esforzar más de lo necesario, pero sí que voy a hacer mi parte. Voy a darles el beneficio de la duda. Quizá, como son muy divas, solo les falta ver que no son tan divas y yo estoy allí para enseñarles que la divadidad, o como se diga, el ser tan divas, no les lleva a ningún lado

Más importante es lo previo, realmente. El cómo te acercas, qué estás proyectando. Por eso te decía que te fijes en otra gente que le pase lo mismo para ver qué cosas puedes encontrar en ellos que quizá tú estás teniendo. Qué fallos tienen que quizá tú también tengas. El abridor es un momento muy sutil, pero el abridor como tal es muy poco. Es como esa llave, como ese girar del pomo. Lo importante no es el punto de enganche. Es todo lo que haces hasta que llegas a ese punto de enganche. Entonces, en el momento en el que llegas, ellas están a gusto contigo y prefieren que te quedes a que te vayas. Ahí está esa retórica en la cual si tú, a la primera de cambio, te echas atrás o enseguida decides que te han bazuqueado, estás claudicando tú.

Pero tampoco se trata de: “De aquí no me echáis si no viene la policía y me reduce”. No es eso. Espero que se entienda que se trata de encontrar ese equilibrio entre “me están bazuqueando temporalmente. Por ahora, es un bazuqueo. Parece que va camino de no”. El típico “un no es un no”. Bueno, en negociaciones, un no nunca es un no hasta que es un no. Hasta que realmente es un “hasta aquí hemos llegado”. Normalmente, es un no a menos que. Suele ser así. Tú estás en ese momento de negociación. En el momento en el que ya no te empieza a compensar. A veces, es tan sencillo como un primer toque de atención, una especie de no. Un no de estos que parece definitivo, pero es transitorio en el cual tú te despides amablemente, no siendo reactivo, no dejando veneno o dejando la puerta abierta.

Tú te despides en plan de: “Bueno, chicas. Voy a estar por aquí a ver si mejora la noche” y te vas. Les puedes hacer un boomerang en plan dejándoles en evidencia por la actitud que están teniendo, no por ellas. No diciéndoles: “Soy gilipollas. Con esa actitud, yo creo que ganáis poco. Pero con otras palabras, en plan de: “Bueno, chicas. Veo que hoy es un día un poco delicado. Tenéis un día torcidito por el motivo que sea. Lo entiendo. A mí, también a veces me pasa. No pasa nada. Espero mejore. Si es así, yo voy a seguir por aquí, igual podemos hablar de otra manera. Pasadlo bien”. Así, sin reactividad, puerta abierta, les pongo un espejo delante diciéndoles: “Chicas. Así, lo tenéis crudo”

A todo el mundo le pasa de vez en cuando algo así. Tampoco es para para suicidarnos y te vas dejando la puerta abierta. Quizá en un cuarto de hora, media hora, una hora, equis tiempo, se disuelve el grupo y se quedan sólo dos o una suelta y justo se queda una suelta que resulta que ella había sido un poco borde porque estaban las amigas que son muy bordes, pero ella no es tan borde. Entonces, te pones a hablar con ella y ella te dice lo que sea. Son cosas que ya están fuera de tu área de influencia. Tú haces tu trabajo y haces lo que tienes que hacer

Se trata de hacerlo bien. Una primera aproximación puede ser el puente para una segunda aproximación. Digamos que no se disuelve el grupo, pero ya te ven incluso hacer más cosas, hablas con más chicas, haces más interacciones, en el supuesto de que sea el caso, y cuando vuelves a pasar por ellas, son ellas las que te miran, se ríen mirándote. Te dan pie para que vuelvas.

Es tan importante lo previo como el abridor, que tiene su aquel. Si quitamos una llave, es bueno tener una buena llave que abra. Una llave maestra. Aun así, lo más importante es una vez estamos tratando de abrir esa puerta o entrando. Del abridor sería, vamos a poner el ejemplo, de estar ahí con la llave correcta tratando de abrir la puerta o una vez está la puerta medio abierta, el pasillo de que atravesar hasta entrar que es ese trayecto que tienes que cruzar hasta llegar al punto de enganche, a tu zona de trabajo, a la oficina lo que fuera

Eso realmente es lo que más peso tiene. Yo creo, por lo que me cuentas, que ese es el punto en el que más estás fallando. Te rechazan, te dicen algo y tú aceptas ese rechazo. Esperas, en un mundo ideal, que te acerques a las chicas con algo creativo y se rían, te acepten y digan: “Sí, quédate con nosotras y no te preocupes que la rubia amiga nuestra, si aguantas un par de horitas que la llevas a casa”. Eso en la vida real no funciona así. En absoluto. En la vida real, la gente está a su vida, a su bola. Las chicas tienen sus historias, están en su grupo. No tienen ni siquiera pensado que esa noche van a triunfar porque ellas no lo necesitan. No salen con esa mentalidad. Hablando de la noche y en el día igual. De repente, conocen a un chico que se desmarca, que a pesar de putearlo se la resbala, se lo pasa bien, conoce más gente y empiezan a ver la posibilidad de: “Uy, si sigo tan borde igual lo pierdo porque este tío me está mostrando que está hecho de otra pasta”

Una cosa lleva a la otra. Al final, sucede lo que sucede. Entonces, como último recurso para darte. Si no es el caso, te animo a que investigues por ahí. Seguramente haya por ahí una, dos o tres. Mínimo una. Otras personas que sí que les va bien, que hacen las cosas y les funcionan. Tienes que empezar a analizarlos. O sea, qué tienen, qué hacen, cómo se comportan. Te diría yo más, puedes amiguearte con ese tío. Puedes hacerte amiguete para contagiarte de su psicología. Igual te cuenta cosas y dices: “No, no las conocía de nada, pero son súper majas. Además, tienen cara de bordes, pero luego se derriten por nada”. En fin, vas a ver que él tiene una psicología y una forma de actuar y unas cosas que te pueden aportar.

Aparte de lo que él te cuente, luego analízalo de forma externa porque él va a hacer cosas que no tiene ni idea. Va a ser congruente con ciertas actitudes que él mismo no es consciente. Las hace sin querer y no te las cuenta porque no las ve como tal. Puede que sea más guapo que la media y digas: “No, porque es guapo·” Creo que lo he contado en otro podcast anteriormente. La belleza no puntúa igual en hombres que mujeres. Suma, pero no es determinante. Básicamente, eso es lo que te diría.

Recapitulando rápidamente, entiende que la apertura es un pequeño puente. Lo previo es mucho más importante y tiene mucho más peso. Tu presencia, cómo te has comportado en los momentos antes de. Cuando abres, si has sido muy directo, en el momento que abres, la primera impresión que se llevan de a todos los niveles. O sea, es mucho más importante incluso que el abridor. El abridor tiene su importancia. Vamos a poner que el abridor tiene un 20 por ciento de importancia mientras que lo previo puede que tenga un 30 a un 40. Luego ya en la gestión a posteriori de la apertura tiene ese 40 o 50 restante

Yo he visto gente mal vestida, con chándal, recién sudao de deporte. O sea, atlético y tal, pero que tampoco dices: “Es Cristiano Ronaldo”. Es un chico normalito, pero con una actitud de “yo vengo que aquí a aportar” y “yo no estoy acostumbrado a que me rechacen” y “yo tengo la fiesta encima y molo”. Esa era la actitud. No lo decían, lo contagiaban y de respuestas que dices: “Jolín, yo en esas características no lo haría”. Yo prefiero estar recién duchadito, estar bien, sentirme cómodo conmigo mismo y lo hago

Mi veredicto es que el 30 por ciento sería lo previo, vamos a ponerle. El 20% la apertura. Creo que me estoy pasando. Casi le pondría un 10, pero vamos a ponerle un 20 por el margen de mejora. Hay abridores que muy que funcionan muy bien. Son como maestros. Vamos a ponerle un 20 y luego ya el 50% restante que sería esa gestión del rechazo en el momento. Si es que sucede. Por descontado, empieza a detectar que cracks hay por ahí que lo esté haciendo súper guay y analiza por qué lo hacen guay. Más allá de la apariencia. Por qué su presencia mola, si es que tienen presencia, qué cosas dicen, cómo las dicen, cuáles son esos gestos y esa actitud que tienen que te puede potenciar.

Probablemente, tú no vas a hacerlo como ellos y no eres ellos. Pero sí que te pueden aportar ciertos matices que mejoren tu desempeño. Espero haber aportado un poco más de luz para esto. Una vez más, pensaba hacer dos preguntas a ver si aceleraba, pero no ha podido ser. Ha dado bastante de sí. De hecho, tenía preparada la siguiente respuesta y la vamos a dejar para el próximo podcast.

Lo dicho, pásate por atraidasporti.com. hay algunos artículos estupendos por escrito que creo que aportan mucha luz. Si no eres de los que le gusta leer, pues que sea de los que le gusta leer. Anda, no seas mago. También, te recomiendo los vídeos que hago en mis canales. Para cualquier cosa más allá, te puedes contactar conmigo por email. Mucho ánimo, más energía y que tomes excelentes decisiones

Atractor, el podcast de referencia en atracción. Para ti, hombre. que quieres alcanzar tu máximo potencial y ser tu mejor versión. Aquella que te hace sentirte realizado al afectar positivamente la vida de las personas que te rodean, expandiendo a cada paso tu área de influencia

About the author 

Ray Havana

You may also like

MGTOW Vs PUA | ¿Por qué son lo mismo?

Matrimonio: ¿sigue significando lo mismo? | mi opinión sobre el matrimonio

¿Son todas las mujeres unas…? (termina la frase) | Hipergamia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Subscribe to our newsletter now!