febrero 26

#83 Dilema Amor vs Sexo

Atractor

0  comments

dilema amor vs sexo

Dilema

Amor vs Sexo

Muy buenas Atractor, bienvenido al capítulo octogésimo tercero, 83.

Una pregunta un poco extensa, pero nada que ver con lo que se avecina en el futuro, esta pregunta, o más bien, texto, es como de seis minutos.

Y se nos avecina una de 30 minutos, que no sé qué hacer con esta, porque no puedo analizar 30 minutos de consulta y hacer una respuesta de 8 horas, y luego me da un podcast maratoniano.

Así que no me voy a enredar mucho más, comentaros tenemos conexioninstantanea.com cursos de atracción super económicos y que tienes acceso a todos los que hay y a todos los que puedo ir subiendo.

Y a medida que vaya encontrando cosas importantes que compartir, ya sea entrevistas a chicas donde nos abren todas sus cosas más íntimas, feminidad al desnudo, que se llama esa sección.

Hasta usos de todo tipo conforme voy viendo que me los pedís, que voy viendo que son interesantes.

No me voy a enrollar mas, vamos por la historia —porque esta ya no es una pregunta— del capítulo 83.

Buenas noches Ray.

Para empezar, me llamo Rafa y felicitarte tío por la labor que estás haciendo, demuestras una calidad humana, por cierto el otro día me vi el reportaje tío, y a mi parecer, no te dejaron expresarte en unas cosas y como siempre, la televisión es así.

El caso que voy a mencionar, llevo 10 años criándome con vosotros, desde los 13-14 y tengo 19, así que supongo que tengo en la mente subconsciente ya metido todo esto.

Pero, hay una cosa que me ocurre ahora mismo y es que estaba haciendo yo mi vida de ganador ganable, etc. y en enero de este año 2017, encontré una chica, que super ganadora, super bueno, de todo, una chica que bueno flipa los colores y claro, yo estaba haciendo un casting.

¿Qué pasa? Que llegó la hora ganadora al casting y ya está, hay que dar el premio, hay que ser justos ¿no? Y empecé con ella una relación, genial, hasta que este verano, después de 8-9 meses juntos, ella se iba a estudiar fuera y claro, yo me quedaba.

Con lo que, ya sabes, la relación a distancia para mi no… ya sabes, a parte de que empecé con vosotros por eso, no quería repetir lo mismo.

Ella se va allí, no quiero ser egoísta, tanto por mí, porque no creo que me merezca, puedo aspirar a más, obviamente y tanto por ella porque puede aspirar a más, puede conocer gente, nuevas experiencias, etc.

Yo también empecé a conocer una muchacha que dejé en stand by, por así decirlo, ya que llevaba una relación típica de exclusividad.

Así que empecé a conocerla de nuevo, otra vez y resulta que yo ya quería otra época de sólo amigas.

Pero me ocurrió con esta muchacha que me enchoché, llámalo como quieras, me dió monitis, es más, llegó el momento que mi primera pareja, exclusiva, sexual, seguía insistiendo, seguía insistiendo.

Y valoré la situación, ví quien me aportaba más, el caso es que retomé la relación, después de estar un tiempo con la otra chica, la que había dejado en stand by.

Con lo cual, ahora estoy haciendo mi vida normal, con mi pareja, la de antes, tal, como si no hubiese pasado nada.

Nos hemos ido a vivir juntos y no sé qué cojones me pasa que sigo pensando en la muchacha esta de este mes, yo supongo que será la monitis, la novedad que es muy fuerte, etc.

Y lo que le pasa a la muchacha es que lo mismo, también supongo que habrá un factor de competición, historias de estas, pero es lo que me ocurre y no quiero cagarla.

¿Qué pasa? Que ahora mismo estoy haciendo la vida con la principal, con la de siempre, pero, no sé qué me pasa, porque vivimos en sitios distintos, nos hemos mudado a otro sitio, a donde mi pareja está estudiando, etc.

Y estamos allí y pues eso y de vez en cuando vuelvo al pueblo en el que vivíamos, a  visitar a la familia y tal.

Pero resulta y pasa que intento no encontrarme a la chica.

Y cuando me la encuentro lo típico, la ley de Murphy, por un lado siento que mi pareja de ahora y la que conocí en enero, mi Atractora, es la mujer de mi vida, que ya ves tu, con 19 años, soy un chavo algo joven para decir estas barbaridades.

Y en realidad siento yo que no creo en eso de las parejas, de la exclusividad sexual. No creo.

Pero bueno, estoy yo intentándolo, hasta que ella la cague o rompa el pacto, para demostrarme a mí mismo y probar la experiencia, que ella va a hacer un año.

Y es eso, que por mi pareja actual siento mucho amor y la veo eso que incluso como si fuese mi primo, estaría enamorado de ella, de todas formas y aparte de eso, las relaciones sexuales, lo típico.

Pero por la otra chica es una atracción super fuerte y no sé qué cojones tiene, supongo que será la novedad, o yo que sé, pero lo que más me gusta de ella —por así decirlo— es lo que le gusto yo a ella.

Porque me demuestra que le gusto de verdad, que la atraigo, y me valora muchas cosas, pero estamos comparando a mi pareja actual que es una mujer, más mujer que la otra que es una muchacha y no cuadra tanto mis valores y en lo que yo quiero atraer.

Entonces Ray, estoy en ese dilema, a ver ¿qué me puedes solucionar? O a ver ¿qué podemos hacer?

Muchas gracias porque yo no sé qué sería de mi vida sin tanto tú como Ángel, como Mario, como Héctor, incluso África, todos.

Y de corazón muchas gracias y espero pronto hacer un curso contigo, o algo tío.

¡Un saludo!

Siguiéndonos desde los 14

Muy buenas Rafa, yogurín, bienvenido.

Gracias sobre todo por seguirnos desde los 14 añazos, lo cierto es que, si yo hubiera tenido estas cosas a esa edad, no sé.

Bueno, yo era muy tonto a esas edades, no me espabilé hasta casi lo 30. Así que creo que ni aún habiendo existido esto, yo me habría enterado.

En cualquier caso, jolín, envidia de la sana ¿vale? De esa de me das mucha envidia y me caes mal, prácticamente. Con cariño, ya sabes, porque ya con 5 añazos con esta filosofía y esta forma de ver el mundo pues ¡guau! En la buena.

En la buena y te doy gracias en nombre de todo el equipo de dinámicas sociales, que seguro que también están muy contentos con escuchar esto.

Programa Tabú

Me haces una pequeña valoración sobre el programa Tabú, sobre el machismo y que consideras que no me dejaron explicarme.

Bueno, ahí lo cierto y es que esto en televisión o en este tipo de programas, suele pasar.

Yo ya sabía a lo que iba y sabía que bueno, la verdad es que eso, me dejaron de atontado, me dejaron de machote, ni siquiera de machista, de proyecto de hombre sin llegar a hombre, en fin.

Edición

Me dejaron de atontolinado y en realidad la entrevista fue de más de media hora, hubo muchas más preguntas, hubo muchas más respuestas, hubo material suficiente para haber dejado ahí algo más interesante.

Pero es evidente que estaba todo guionizado y que parece ser que en el capítulo en el que no me meten, que es donde meten a los hombres que somos potencialmente peligrosos, sacan a un par de hombres que han hecho cosas que digamos, bastante delicadas.

Y me meten a mi en el mismo saco, lo que pasa es que tienen la «decencia» de dejarme tonto, yo en realidad, puede que acabe así por estúpido, por ignorante.

Estas cosas, en la televisión, cuando vas a un programa y te sacan, te arriesgas a que te pongan super guapo, a que te pongan por las nubes —y hablo con un poco de ironía porque rara vez me ha pasado— o a que te utilicen como carnaza y de eso iba.

Yo era de los que me la pasé bien, conocí a Sistiaga y me pareció un tío genial y fue una experiencia agradable y lo quise hacer y estoy contento.

El resultado no dependía de mí y además, honestamente me esperaba algo peor. Me esperaba que me sacaran casi como los otros ¿sabes? En plan esta gente que a continuación vas a ver, ha sido formada por este individuo. Algo así.

Pero bueno, no. Me dejaron de atontado y la verdad es que ha pasado sin pena ni gloria, pero bueno, eso queda ahí.

En cuanto a tu historia, porque la verdad es que no sé muy bien cómo ayudarte, honestamente.

Casting

Porque me cuentas una historia bastante interesante, está bastante bien hilada, congruente y veo por ahí algunas cosillas que se pueden matizar, como que estabas haciendo un casting y que a la ganadora, te parecía justo se quedara el premio.

Eso lo matizaría un poco, en cuanto a que no se trata de dar premios, en el sentido estricto, ni de un casting, es mi opinión.

Sino que se trata de que jolín, una mujer que te representa, que te está dando lo que «quieres/mereces» y tu consideras que vas a hacer lo mismo, le puedes aportar a ella lo que merece.

Y vais a crecer juntos y por supuesto que de alguna manera, decides prescindir de ciertas ventajas o de ciertas situaciones, que al final es como todo.

Estar en una relación monógama, tiene muchas ventajas y tiene muchos inconvenientes.

Pero, es que estar en relaciones abiertas múltiples, tiene muchas ventajas y muchos inconvenientes también.

Pero el poliamor, por ejemplo, esto que está ahora bastante de moda, que sería algo así como tener muchas parejas, pues tiene muchas ventajas y muchos inconvenientes.

Y todo tiene muchas ventajas y muchos inconvenientes, ya depende de lo que se acople a ti, por ejemplo, viniendo al caso, eso debería matizar un poco lo del premio y tal, no sé.

Aunque estamos aquí en «petit comité» y aquí no se juzga a nadie por las palabras, sino en el trasfondo que hay atrás, y se te ve puro y se te ve sanote y se te ve que quieres lo mejor, pues bueno, hoy en día hay que cuidar hasta las comas.

Porque si te equivocas en una coma de sitio, o un acento, se puede mal interpretar, te crujen.

Estamos en la época de la hipersensibilización.

Más que nada, más que un casting, en todo caso, como Atractor y como persona, tu vas por la vida y vas haciendo lo que quieres, vas encontrándote con cosas, la vida te sorprende un día sí y otro día también.

¡Guau!

Y un día encuentras algo que dices: —¡guau! Esto no me lo esperaba y me gusta.

Y me gusta tanto, que me va a hacer cambiar mi rumbo.

Yo igual he estado en el camino de las relaciones múltiples, de conocer varias chicas, de tener amigas, de disfrutar el sexo y de relaciones menos —por así decirlo— únicas, menos profundas, más cantidad que calidad.

Que tampoco es así, evidentemente, el que mucho abarca, poco aprieta. Si tienes muchas amigas, no vas a poder profundizar tanto en todas ellas.

Ganadora A

Sin embargo, si te centras en una persona, te especializas, vas a poder conocerla mucho más —eso es la teoría— en la práctica, aveces, puedes conocer muy profundamente a muchas chicas y no llegar a conocer profundamente a tu pareja.

Ser justos

Pero bueno, la teoría de alguna manera dice eso, entonces puede ser que te hayas encontrado en tu caso con esa chica, que dices: creo que me quiero especializar.

Porque lo merece, porque por un lado me da lo que necesito, me representa, quiero compartir mis experiencias con esa persona.

Darle el premio

Y por el otro y muy importante, es que yo también voy a poder estar a la altura y le voy a poder dar a ella las experiencias que creo que le van a satisfacer y creo que en ese momento, es genial.

A se va

Resulta que ella se tiene que ir —eso me ha encantado, lo que has contado— os separáis cuando ella se tiene que ir afuera, por estudios y demás.

¿Relación a distancia?

Y decides que es injusto estar atados, sin poder estar físicamente juntos.
Merecemos abrirnos y que crees que ella se merece poder abrirse, conocer gente y «rehacer» su vida y tú también.

Eso me ha parecido muy poético, estoy hablando con un joven de 19 años y me da la sensación de que tu cabeza no tiene 19 años, de que es una cabeza mucho más amoblada y más madura.

Y seguro que haces locuras, como te toca, por la edad que tienes.

Pero desde luego, me ha encantado esa parte.

Y bueno, luego utilizas el término monitis para los que no conozcáis, qué significa monitis, es básicamente: fijación obsesiva por alguien.

Esto suele pasar lamentablemente con gente que se engancha a otra gente, ya sea una mujer que se engancha a ti, ya seas tu que te enganches a una mujer.

Puedes haber tenido, puedes no haber tenido, en fin.

Es una fijación obsesiva y compulsiva por alguien, por diversos motivos, pueden ser motivos como: que lo diste todo por ella y piensas que no te lo ha devuelto, te ha dejado y entonces te lo debe y sientes esa deuda que te tiene que devolver y eso es una locura.

Al fin de cuentas, la monitis tiene algo de inestabilidad, de no seguridad en uno mismo, de estar un poco más en lo exterior, que en lo interior.

Yo aquí lo que veo un poco es que tienes por un lado la cabeza y el corazón, pero más entendiendo el raciocinio que te lleva a que sigas con tu pareja, porque esa mujer, como dices, te representa mucho, es una mujer.

A pesar de ser tan joven como tu, es una mujer, a la vez dices ¡ole! Y sabes que de alguna manera con ella estás haciendo una apuesta sobre seguro en la vida.

Sabes que con ella vas a ir progresando, por los motivos que sea, que no me has contado, pero obviamente, te motive, te inspire, te apoye y cosas que son muy positivas para tu desempeño como persona.

No hay nada como estar bien rodeado y esa es la sensación que me transmites.

Retomo con B que estaba en standby

Sin embargo, por otro lado, has llamado A y B. A, esta chica, tu pareja y B es tu monitis, es esta chica que realmente yo no creo que eso fuera monitis, yo lo veo más como que ya es el instinto, la sexualidad.

Quiero REM pero…

Por el motivo que sea, ya sea sea química, feromonas, llámalo como quieras, esta chica te despierta el instinto sexual y el instinto animal.

Es decir, ¡gua! Cada vez que la veo me replanteo si realmente he hecho bien siguiendo con mi chica y dejando esta mujer.

Yo desde mi experiencia, porque es lo único que puedo utilizar aquí, es que ahí tienes el eterno dilema que ¿qué hago? ¿Voy por la chica correcta? O ¿me decanto por el placer?

Y bueno, lo cierto es que lo tienes que decidir tu, pero sí que te puedo adelantar, creo, que el placer digamos que es un camino mas corto.

Acabo en monitis con B

En el sentido que esta chica, probablemente te de morbo, también porque ahora ya no puedes estar con ella.

Te de morbo por lo que supone la prohibición de estar en una relación y que si eso se terminara y decidieses hacer lo que quieras con ella —igual esta es una temporada.

Un mes, dos meses, un año, teniendo sexo con esta chica y disfrutando como un enano, pero va a llegar un momento donde te hace sentir vacío.

Donde el sexo, como sexo solo, o esa atracción sexual —llamémoslo— vas a necesitar estímulos intelectuales como los que te da tu pareja, vas a necesitar estímulos de otro tipo.

También una mujer a la que admirar, que por lo que veo es lo que te sucede, tú a tu pareja la admiras, te parece una mujer muy representativa.

Mi ex (A) insiste en volver

Sin embargo, claro, tu estás un poco enganchado —como comentas— a que esta otra chica realmente te admira muchísimo y a través de ella puedes conectar con cómo se te vería a ti o como te ven a ti.

Alguien que te admira mucho, entonces, te gustas mucho con ella.

Engancha, a mí también me ha pasado, porque a través de esta chica puedo ver lo estupendo que podría llegar a ser.

Y eso es muy adictivo, porque estás diciendo ¡guau! Que maravilla lo que puedo llegar a proyectar y solo lo veo en este caso, a través de esta chica, porque con mi pareja, pues si, mi pareja me quiere, me respeta, etc.

Pero no me plasma esto, de alguna manera, no me necesita, no me admira tanto, es una sensación mucho más madura.

Es un vínculo con otros derroteros, no es tan básico, tan primario, tan instintivo, tan sexual, tan sentirme deseado, eso de sentirse tan deseado te sube mucho el ego, te da muchos puntos.

Pero —vuelvo a lo mismo— creo que es algo, que tiene las patas cortas. Por lo tanto, yo desaconsejaría que dejes a tu pareja que tanto te representa, por desatar esa lujuria, por ese ego, por hinchar tu ego viril, por así decirlo.

Sin embargo, con tu pareja, estamos hablando que aunque dices que eres muy joven para ver a la mujer de tu vida y  estoy de acuerdo con ello, nunca se sabe.

Retomo con A

Y puede ser la mujer de tu vida, eso es algo que el día a día, la vida, tus acciones, las suyas y el azar van a ir mostrándonos cada día.

Pero sigue vínculo estrecho con B

Lo que sí que, ya entrando en un punto un poco más avanzado, porque bueno hasta ahora hemos visto las opciones que tienes básicas, de seguir con tu pareja o dejarla para desatar tu desenfreno con B.

No quiero cagarla ¿Miedo?

Hay otras opciones, está la opción de sentarte, hacerte las preguntas adecuadas sobre qué es realmente lo que quiero a nivel de relaciones, de vínculos, a dónde quiero llegar con mi pareja.

No creo en la monogamia

Porque dices que no crees en la monogamia, que estás probando que esta chica de alguna manera te ha «convencido», te ha parecido que con esta mujer tiene sentido este tipo de relación.

Pero igual, no crees en ello, parece la opción correcta y deberías replanteártelo, porque igual esa persona, tu pareja —al principio no, al principio dice ¿qué me estás contando?

Yo quiero lo que tenemos, esto es lo que tiene que ser, la sociedad, lo que dicta la cultura, como lo quieras llamar, lo que mis sentimientos me dicen que tengo que hacer.

Lo estoy intentando

Pero bueno, una relación es una negociación y el vínculo que existe entre nosotros es a base de lo que vais acordando, ya sea explícita o implícitamente.

En este caso, igual, toca, sobre todo aclarar tus ideas, recapacitar qué es lo que quieres, cómo quieres llevar tu vida emocional.

Saber que si por ejemplo decidieras que quieres estar con tu pareja, que sea tu pareja y seguir adelante, pero tener libertad sexual para desatar tus bajas pasiones, cuando así lo consideres, es una negociación.

No digo que vaya a ser fácil, no digo ni si quiera que vaya a ser cómoda, pero es que en la zona cómoda y fácil, desde luego que no se pierde, pero tampoco se gana.

Entonces, no te digo que lo hagas, no te digo que le plantees a tu chica esto así de buenas a primeras, lo primero que te digo es que sí, que recapacites, pienses ¿qué opciones tienes? ¿Qué quieres?

Por ejemplo esto ¿por qué esta chica te atrae tanto? He llegado un poco a la conclusión de que probablemente sea porque la forma en que te percibes tú a través de ella, te encanta.

Podrías comunicarle eso de alguna manera a tu pareja, podrías subcomunicarle, o comunicarle explícitamente con palabras, que te gustaría profundizar más y llegar a más y querrías verte como el hombre que crees que puedes llegar a verte, etc.

Podrías estimarlo de alguna manera o si no, pues eso, podrías empezar a crear —porque claro cuando estuvisteis como pareja y os separasteis por acuerdo mutuo, en plan vamos a dejarnos espacio, realmente ahí no fuisteis infieles, pero monógamos tampoco.

No se si ella estuvo con otro chico, pero tu, desde luego —ella no lo sabe— tu estuviste con otra, por lo menos.

Realmente, ¿cómo va mejor una relación, yendo desde la voluntad o desde la obligación?

Enganchado a B por lo que me admira

Es decir, tu ahora no te puedes acostar con chica B porque estás obligado a mantener una fidelidad.

Sin embargo, no sería mejor tener la opción y decir yo puedo hacerlo, pero decido no hacerlo.

No quiero hacerlo, a mi no me obliga la relación a no acostarme con ella, sin embargo, me lo permite.

Yo decido no hacerlo, no quiero acostarme con esa chica, aunque me apetece un montón, porque quiero seguir trabajando en esta relación, quiero seguir esta relación monógama, profundizándola, haciéndola crecer, etc.

Y lo decido por voluntad, muy probablemente en esa situación —esto es algo muy psicológico— pero si consiguieras y tienes que tener las cosas claras, ir comunicándoselas a tu pareja para que vaya aceptando cosas que no necesariamente le van a hacer mucha gracia.

Pero, si suponemos que llegáis a un punto en el cual podéis hacer ese tipo de cosas sabiendo que lo importante es que los dos os queréis, que lo hacéis por los dos, lo hacéis por la relación, por estar a gusto.

Que no sea una carga, sino que sea una opción. Cuando eso aparece, igual ves a la chica esta que tanto morbo te da y te la acabas tirando.

Pero desde luego, te la tirarías sin la sensación de culpabilidad que eso es fundamental, porque ahora si te la tiras te vas a sentir culpable, vas a volver con tu pareja, igual no se lo cuentas y esa es una conciencia que vas a tener encima.

Si se lo cuentas, encima le estás haciendo a ella cargar con tu desliz, en fin. Es un poco chapucero todo, es muy gordo, de alguna manera.

Es como cuando tenías amigas con derechos que dices: Yo he estado con quien me da la gana y no tenía que dar explicaciones a nadie.

Y ahora, sin embargo, sí que tienes que dar explicaciones. Esa carga es de culpabilidad y además, acentúa el hecho de que ya te has acostado con ella,  pues que lo puedas volver a repetir, que ya que la cagó una vez, la caga mil.

Y cuando me pillan, me pillan. Sin embargo, si tienes la opción, lo puedes hacer, igual lo haces,  pero una vez lo has hecho, seguramente te quitas esa responsabilidad, o sea, no tienes la culpa de que lo has hecho, lo hecho ya está.

Y muy probablemente pueda que sientas esa sensación de la verdad es que me ha gustado menos o me ha  atraído menos, ya no tienes tanta necesidad de volver a hacerlo.

Me he calmado esas ansias que tenía, porque muchas cosas también están en la imaginación.

Ahora no te puedes acostar con ella, porque estás en una relación monógama, entonces en tu cabeza vas haciéndote la película más y más y puedes acabar perfectamente teniendo sexo con tu pareja, pensando en la otra.

Que hasta qué punto eso ya no es estar ahí fallándole en el vínculo.

Yo creo que trataría de gestionarlo con mi pareja, de replantear esa negociación, de igual decidir que la relación ya no es monógama, esto es una negociación, esto no va a ser una tarde hablando.

Igual, hay que sentarse y hablar detenidamente, poco a poco, de la misma manera que ella te decía quiero volver, quiero volver pues decirle: mira, poco a poco, ya te digo, en unas sesiones.

Decirle, mira, esto me apetece más así, más a sa, igual ella te dice: no, yo eso no y si estamos juntos, estamos juntos, si no, pues lo dejamos.

Y claro, estás poniendo a perder la relación con ella.

Pero como tú vas por lo que vas y para tomar una decisión tienes que estar dispuesto a perderla, pues le dices: bueno, me parece genial, yo quiero seguir contigo, quiero seguir compartiendo todo esto que tengo contigo, pero no me quiero limitar.

Y como no me quiero limitar, pues bueno, antepongo en este caso mi libertad a esto que tenemos.

Desde luego, sintiéndome yo mal, no voy a molar, no voy a estar en mi mejor.

Entonces, puede que os separéis y ella lo recapacite y te diga oye mira, quiero seguir contigo, me da igual, no sé, estoy inventando la situación, pero básicamente, una negociación es un poco eso.

Aquí estoy acelerándolo, estoy dando un ejemplo así rápido, pero esa es la idea y con eso creo que puedes conseguir, sobre todo lo más importante, más allá de conseguir, pues eso, que tengas la posibilidad de estar con más chicas, que evolucione para un lado o para otro.

Más que eso es que primero conectes con qué quieres saber, que sepas que quieres, que te hagas preguntas, que empieces a formularte ¿qué quiero con la pareja que estoy? Puedes hacer una lista de beneficios e inconvenientes.

Todo lo que te aporta ella, todo lo que al estar con ella estás perdiéndote y empezar a sopesar y decir: pues mira, todo esto me encanta y lo quiero mantener y todos estos inconvenientes, este y este no me interesan.

Sin embargo, si prescindo de este y este, entonces, este beneficio y este otro, lo pierdo.

Porque puede ser, igual que tú tienes el inconveniente de no poder acostarte con otras chicas, a cambio ella tampoco lo puede hacer con otros chicos y eso igual te mola.

Sin embargo, a tí no te gusta que tu no puedas. Entonces dices: bueno, pero yo este sí que lo quiero, sí que lo tacho. tachas ese, igual ella tienes que tachar el que ella no pueda, etc.

Para que nos entendamos un poquito con un ejemplo rápido.

Entonces, haz una lista con esas cosas, lo mismo con esa otra chica, porque qué cosas te gustan, qué beneficios obtienes de sentir esa atracción por ella y qué inconvenientes.

Y entonces, a partir de allí decides cuál es la fórmula o el tipo de vínculo, el tipo de relación que quieres tener con tu pareja.

Y teniendo eso claro, entonces ya «presentas» un proyecto a tu pareja, con cariño, con paciencia, con mucho tacto.

Porque si es una mujer clásica y que vive la vida como el noventa y pico por ciento de la población, le choca de frente, entonces, no queremos herir a la otra persona, ni muchísimo menos.

Tampoco queremos ser unos desgraciados en el sentido en que nos toca resignación. Resignación no es lo mejor, si quieres crecer, tienes que aceptar lo que no te gusta, pero para trabajarlo, no para tragártelo.

Y entonces, a raíz de ahí, o sea sin ánimo de hacer daño, pero con ánimo de crecer ambos, pues empezar a plantearlo, empezar a trabajarlo y a madurar la idea.

Tú le puedes decir un día: me pasa esto, me pasa aquello, me pasó más allá, me gustaría esto y ella te va a decir, ni de coña, estás loco, esto no puede ser.

Si es así, pero si lo hago con mucho tacto, no va a ser tan exagerado, pero bueno, luego habláis otro día y entonces llega ella y dice, pues lo he estado pensando, que igual no, igual se vuelve loca y dice, no, no me hables más del tema, no me interesa.

Y ahí es cuando dices: cariño, lo siento, yo no quiero hacerte daño y creo que aquí en este punto de la negociación si ganas tú, pierdo yo y si gano yo pierdes tú.

No es justo, pues si gana uno implica que pierda el otro, exactamente eso, igual, merece la pena cortar por lo sano y perdemos un poquito los dos, no gana uno a costa del otro sino que perdemos los dos y ya está.

Esa negociación rota, ese perdemos los dos, se pude traducir en que dentro de un tiempo, como cuando ella volvió y quizo hablar contigo, te dice oye mira, lo he recapacitado, me «compensa» un poco de pérdidas, a cambio de todo lo que gano a tu lado.

Y entonces la negociación puede recomenzar o puede que se vaya al garete y te quedes sin esta persona, en cuyo caso, volvemos a lo mismo, no he renunciado a ti, estás trabajando en tu amor propio y en lo mejor para ti.

Y lo mejor para ti, siempre tiene que implicar que es lo mejor para las personas que te rodean y si tu eres feliz vas a hacer feliz a la gente que te rodea y por eso lo haces.

No lo haces por egoísmo o porque quieras ser más listo que nadie.

Y entonces, puede que esta chica no esté dispuesta a dar ese paso y tenga que encontrar la persona que sí que se sienta a gusto a estar en esa relación —que por lo visto no es tu caso.

Y tu encuentres a otra/otras que sí que encajan en esa planificación, esa forma de vida y créeme, hay opciones, hay muchas chicas.

La forma de pensar de la gente ya está cambiando bastante, por un lado, estamos super extremistas y radicales en muchas cosas y por otro estamos super abiertos y super happies, super todo.

Por lo cual, todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Los inconvenientes son los que son, pero las ventajas es que también hay mucha gente abiertamente y dispuesta a probarlo todo.

Ese es tu nicho, ese es tu campo, en el caso que tu chica no quiera entrar por ahí, no le interese y no quiera explorar esa vía que estará llena de ventajas, pero también de inconvenientes.

Igual, ella tiene que lidiar a nivel emocional con cosas difíciles que si las supera le van a hacer crecer, pero que si no las supera o si no está a gusto, pues le van a fastidiar.

Y por eso es comprensible que no tienes que obligarle a ella a pasar por lo que tu descubras que quieres hacer, sino que proponerle, invitarla a que siga contigo por esa senda, por ese camino.

Y si no quiere hacerlo, tu no estás obligado a abandonar tu senda porque ella no quiera caminar. Esa senda es tuya y creo que es obligación caminarla tu y si ella te quiere acompañar, pues genial y si no, encontrarás a otra/otras que quieran caminarla contigo.

He divagado así, bastante, como digo, no tenía ni guión, me he apuntado un poco a lo que comentabas, pero me he dado cuenta que no había una pregunta así, del todo clara.

Porque evidentemente, no tienes las cosas claras, así que lo primero, aclárate las ideas y lo segundo ejecuta y ejecuta desde el cariño, desde el corazón, no queriendo ofender a nadie.

Porque una verdad, eso de que las verdades ofenden, depende. Por ejemplo si ves a una persona y le dices estás gorda, pues la vas a ofender, es verdad, pero la vas a ofender.

Yo recuerdo un amigo que le dijo a otro amigo mío que estaba bastante gordo en esa época le miró a los ojos fijamente, le puso la mano en el hombro y le dijo: «tío cuídate», vamos ¿una muestra de amor más potente que esa?

Le estaba diciendo tío estás gordo, pero no le dijo «estás gordo», le dijo me preocupa tu salud o sea, tu nunca has estado así, esto es momento de cambiarlo.

Y funcionó perfectamente, o sea, dejó de estar gordo, en un tiempo dejó de estar gordo.

Así que me refiero a esa forma, de conectar y desde el amor, desde el me preocupo por ti, quiero lo mejor para ti.

Y lo mejor para ti puede ser venir en esta senda conmigo y puede no hacerlo, puede ser separarte de mí.

Pues nada, hasta aquí, muchas gracias por esta pregunta y por haberme hecho ahí cavilar a nivel de improvisación y demás, y declararme incluso algunas ideas mías.

Mucho ánimo en tu decisión, por lo menos en empezar a entenderte y saber qué es lo que llevas. Más energía a la hora de implementarlo, que ya sabemos que es muy fácil hacer planes, pero luego, ejecutarlos es donde sale la chicha.

E Independientemente de lo que suceda al final, de que lo consigas, sigas la monogamia, acabes poniéndole los cuernos con B, sea como sea, te equivoques o aciertes, saques excelentes conclusiones.

Información adicional

Entrevista Jon Sistiaga a Ray Havana

Podcast relacionados

#27 ¿Relaciones duraderas?
#4 Amigas con derechos

About the author 

Ray Havana

You may also like

MGTOW Vs PUA | ¿Por qué son lo mismo?

Matrimonio: ¿sigue significando lo mismo? | mi opinión sobre el matrimonio

¿Son todas las mujeres unas…? (termina la frase) | Hipergamia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Subscribe to our newsletter now!