octubre 9

#61 La chica de la biblioteca

Atractor

0  comments

CHICA DE LA BIBLIOTECA

La chica de la biblioteca

¡Muy buenas Atractor!

Bienvenido al podcast Atractor, el podcast de referencia en Atracción ¡efectivamente! Concretamente, al capítulo 61.

Ya estamos ahí en el 61, hoy es el 9 de octubre, un día especial en Valencia.

Es el día en el que nos independizamos de los moros y el mundo está ahí un poco que mañana podría ser la independencia de Cataluña frente a los españoles, algo bastante bizarro.

Bastante curioso, me produce ironía, que no tiene gracia porque las repercusiones son interesantísimas.

En el sentido tanto negativo, como negativo.

Pero bueno, no me voy a meter en política, estoy aquí porque estamos de vacaciones, hoy es un día de relax.

Pensaba incluso no haber hecho el podcast, pero no me podía resistir y dije: lo tengo que hacer.

Así que aquí estoy.

Hoy tenemos una pregunta sobre qué hacer con un chico que se mete por en medio de el que nos pregunta, ese chico que nos pregunta hoy y la chica que va a la biblioteca con él.

¿Qué hago con ese chico que se entromete entre ella y yo de vez en cuando?
Esa es la pregunta.

Y la pregunta como veréis no está bien formulada y lo veremos al final del capítulo conforme yo de la respuesta.

Para informarte que ya sabes que este podcast existe porque tu me haces una pregunta y yo te la respondo. Entonces, si no me llegan preguntas, pues está difícil que le responda al aire.

Actualmente ya quedan poquitas preguntas, he ido respondiendo muchísimas, ya estamos en el capítulo 61, pero ha habido capítulos en los que he respondido a tres preguntas incluso, Otros dos, etc.

Ahí ya llevo otras cuantas respondidas, pero bueno, se está quedando la cosa flojita de preguntas ahora mismo, pero nada, te apelo a ti oyente que si quieres participas.

Si quieres que esto siga adelante, no solo me pongas una reseña en iTunes, que ya hay unas cuantas, muchísimas gracias a todos, la verdad es que se agradece muchísimo.

Si seguís por ahí, pues esto se puede difundir un poquito más.

Pero además, para que esto se mantenga, más preguntas, pues más preguntas estaría bien.

Cualquier otra cosa también, podéis entrar a atraidasporti.com/Atractor y ahí hay un formulario donde podíais decirme cosas que se os ocurra que podían también ir en el podcast, estoy pensando pues igual introducir artículos.

Hacer otro tipo de secciones, otro tipo de cosas que puedan hacer que esto se mantenga, si es que por lo que sea he resuelto todas vuestras dudas, ya está todo clarísimo, ya no tenéis más dudas, creo que es una lástima cerrar algo que me gusta, que es intenso, que me acerca más a vosotros.

Y que lo hago con total honestidad y queriendo aportar mi granito de arena a este conocimiento colectivo.

Entonces, si quieres, mandarme tu pregunta que yo te lo recomiendo, pues bien, te vas a Atraidasporti.com/Atractor.

Y ahí encontrarás un par de sitios donde puedes grabarlo directamente, un par de botoncitos entre 90 segundos por 30 segundos, o bien, me le puedes mandar a través del móvil.

Te grabas con una aplicación de esas de móvil y lo envías a boletí[email protected] me mandas ese audio como estéis haciendo últimamente los poquitos que me habéis ido mandando preguntas.

Pero también, si tienes Telegram busca Ray Havana en Telegram, como ha habido algún otro oyente y grabarme directamente con el móvil que también es otra opción.

Todas esas son opciones que también tengo preparadas para que me mandéis vuestras preguntas como podéis ver, más fácil no lo puedo poner.

Así que nada, si que me llegan también preguntas sobre conexión instantánea, que es la plataforma de cursos donde voy a ir metiendo todas las semanas todos los conocimientos, sobre toda esta materia con temáticas, clasificado, bastante organizado.

Y además, sobre todo, si estás ahí dentro, me puedes hacer una petición directamente. Decirme Ray quisiera saber algo más sobre esto.

Y yo puedo organizar un curso entero sobre esa temática.

En conexioninstantanea.com, ahí podéis ver los cursos en los que estéis interesados, entrar ahí, hacer esto más sostenible y también generar un compendio de información sobre todo esto, sobre lo que son las dinámicas sociales y el conocimiento.

Psicología femenina y masculina, ojo, porque todo esto que aprendéis no solo va sobre ellas sino sobre vosotros mismos, sobre nosotros, sobre ti.

Y eso te hace mucho más atractivo.

Así que nada, no me enrollo más, vamos por la pregunta de este lunes 9 de octubre, capítulo 61.

Hola Ray Havana, muchas gracias por el trabajo que haces, soy Cesar, de Perú y mi pregunta va de la siguiente historia:

Resulta que yo conocí a una chica hace unas semanas y en esos días siempre la veo en la biblioteca y me mira con cara de cordero degollado.

Y ella es la que empieza todo, ella es la que me busca y demás.

Y usualmente me siento con ella en la biblioteca. Pero resulta que en estos días ha llegado un chico, supongo que la conoce hace mucho tiempo a ella.

Y llega cuando yo no estoy hablando con ella, o sea, es como ¿qué hace hablando con ella? Me quedo callado, 15 minutos llega el chico.

Siempre ha sido así, bueno, desde que lo conozco, desde la primera vez que lo veo. Me está queriendo echar la «rieta» pero ¿yo qué hago?

El chico me ve como una amenaza, yo lo siento así. El chico me ve como una amenaza, o sea que soy más valioso que él, tengo más valor que él y la chica lo sabe.

Pero ¿Qué hago en esos casos? ¿Me quedo callado? ¿Lo magueo? ¿Me leo de nuevo el sex code? No sé ¿qué hago?

Porque no somos novios, si bien, ella fue mi segundo cierre de beso exitoso, cinco horas, pero bueno.

Así que muchas gracias por todo, espero que me puedas ayudar Ray.

¡Se que lo harás! ¡Tú eres todo un crack! ¡Por favor!

Ella va detrás de mi

Muy buenas Cesar, veamos, la chica de la biblioteca.

Por lo que me dices, lo que me explicas, voy a hacer un resumen rápido, ella va detrás de ti, tu lo presientes.

Me siento con ella

Y ella trata de complacerte, que sea la palabra, en el sentido de que trata de gustarte.

Eso de hecho, responde a una conducta femenina, que de hecho, hay un documental de la BBC en el cual se explica esta conducta con bastante detalle, pero que es muy interesante.

Y que voy a poner en las notas del programa, para que lo puedas ver aunque está en inglés —creo yo— es muy interesante.

Porque efectivamente cuando una mujer siente que eres ese hombre que quiere conocer, su instinto, su naturaleza le dice que tiene que complacer, que tiene que ayudarse.

Es un instinto, es una forma natural, emocional, de gustarte ¿vale? Básicamente.

Son unos experimentos que hicieron, están muy interesantes, pero bueno.

Entendemos que efectivamente, si está cualificándose en todo momento, que sería la palabra, en todo momento estar a la altura de sus estándares y expectativas, pues bien, evidentemente, le gustas.

No somos pareja

Me dices que nos sois pareja, que sí, has llegado a besarla, eso es un detalle importante, porque no lo mencionas sino hasta el final y tiene su peso y su relevancia, lo cual, si no me lo llegas a comentar, pues faltaba información interesante.

Porque el beso no es nada del otro mundo, pero si que es como la firma del contrato, es como un precontrato en el cual acordáis tu y ella que esto puede acabar en algo sexual.

Llegamos al cierre de beso

Es como la firma de la primera página donde decís, esto, a menos que suceda algo contradictorio, a menos que haya alguna cancelación de última hora, a menos que pase algo un poco fuera de tono, esto acabará en que nos acostaremos.

Un poco tiende a significar eso. No es definitivo, pero si que es correlacional —no sé si es la palabra— pero sí que indica que vas por ese camino.

Si no hay un beso, todavía no hay nada firmado.

Podéis haber hablado mucho, podéis haber dicho mil cosas, pero digamos que no está la firma sobre el papel.

Podéis haber hablado mucho de ese contrato y de lo bonito que es y de lo que tal, pero el beso de alguna manera es la primera firma del contrato.

Cuando no hablamos aparece otro

Me cuentas que cuando estás en silencio —evidentemente la biblioteca no es el mejor sitio para conversar— entiendo que se puede hablar, pero hay que guardar silencio.

Aprovecha mis silencios para hablar con ella

Entonces, cuando no hablas con ella aparece un tercero que aprovecha esos silencios para hablar con ella o para introducirse. Entiendo que es para llamar la atención y que ella esté volcada en él.

Él me percibe como una amenaza

Me comentas que él te percibe como una amenaza.

Me considera con más valor

Con lo cual te considera con más valor

Ella también lo percibe

Y al parecer ella también comparte esa idea.

Personalmente me encaja todo bastante, no sé ahí, no lo puedo ver, me tengo que fiar de lo que me estás contando, de tus percepciones.

Pero, me parece muy congruente, creo que estás en lo cierto, aunque como digo, no esté allí.

¿Cómo actúo?

Y luego me preguntas que ¿cómo actúas? Que ¿qué haces? Evidentemente entiendo que lo que quieres es progresar, que quieres escalar, que quieres que esa chica de la biblioteca sea algo más que una chica a la que besaste en algún momento.

Es importante ¿cuándo fue ese beso? ¿En qué circunstancias? Hay bastante información, que me has dejado ahí en ascuas.

Que me lo tengo que inventar.

En cualquier caso, voy a utilizar un poco la idea de que sea indiferente si fue ayer cuando la besaste o fue hace un mes.

¿De acuerdo? Voy a tratar un poco como si ese beso consta en acta, está ahí, pero no lo vamos a poner reciente, no tiene fuerza.

Fue algo que pasó y tiene la fuerza que tiene por su forma de actuar contigo ella, porque quiere complacerte, quiere gustarte, pero no necesariamente por el beso ¿de acuerdo?

Que seguramente el beso influenció, pero no lo vamos a utilizar como variable.

Me quedo callado

Tu me dices ¿cómo actúo? Cuando ese chico llega ahí y se pone a meter leña, ¿qué hago? ¿Me quedo callado?

Lo magueo

¿lo magueo?

Me leo, de nuevo, el SexCode

¿Me leo de nuevo el SexCode?

Bien, es importante que mantengas la figura que te corresponde como Atractor y bueno, quedarte callado es una opción bastante óptima porque implica muchas cosas, aunque eso no significa que tengas que quedarte callado para siempre como una tumba, no implica eso.

Maguear, no lo recomiendo. Eso es importante, porque bueno, vamos a verlo un poco más, ahora cuando lo explique un poco más.

Y luego, el Sex Code, bueno, yo te recomendaría que te leyeras más Apocalipsex, Sex Crack ¿de acuerdo? Ligar es fácil, sabes como, que leerte SexCode de nuevo, porque SexCode tiene ya unos añitos y ha habido cosas muy novedosas.

Incluso, ahora mismo, han evolucionado, aún así, pero bueno, la base base fundamental es otra ¿vale? Es el MAX-VACUARO SECUENCIADO, no es el VAROSE ¿vale?

Entonces, que por ahí no ¿vale? En la última pregunta, sería que no, no te leas el SexCode otra vez.

Actualízate de biblioteca. No lo maguees, no te lo recomiendo.

Y quedarte callado, sí, hasta cierto punto.

¿Por qué? Pues bueno, te voy a dar la herramienta que creo que es importante que tengas en cuenta debido a la situación en la que te encuentras.

Volvemos a lo mismo, estás en una situación en la cual sientes que tienes un mayor valor percibido por parte de ella.

Y él también, evidentemente, él también lo siente y se siente amenazado.

Entonces, si estás tú por encima a nivel de valor, tienes más capacidad Atracción que él para ella y está ahí, es presente, es tangible, pues en esa ventaja que posees tienes que actuar congruente.

En esa ventaja. Entonces, por eso te digo, maguearlo implicaría rebajarse a su nivel, bajarse a donde él está y pegarte en las “mismas condiciones”, entrar digamos a “mancharte de barro”.

No lo veo una buena idea, porque sino, básicamente le estás dando validez a él, le estás diciendo: estás a la misma altura que yo para pegarnos, básicamente.

Para combatir, para maguearnos y perderías la condición subyacente que se entiende que eres percibido con mayor valor.

Puede que ella dijera, si se siente amenazado, si baja a donde está el otro igual es porque no es tanto como creía.

Factor Frusco

Así es que entonces ¿qué es lo que vamos a utilizar? Te recomiendo que veas un vídeo que hice, donde hablo del Factor Frusco.

El factor Frusco es un factor muy interesante, no lo voy a detallar aquí en exceso, porque lo hablo muy bien en el vídeo y creo que he hablado de él también en algún otro podcast.

Intentaré recordarlo y ponerlo en las notas del programa y si no lo consigo pero alguno de vosotros lo escucháis y sabéis qué programa es pues os lo agradecería.

Porque ya llega un momento en que empiezo a tener complicaciones para recordar cosas que he dicho y he dejado de decir.

Cosa que es un problema y es una lástima porque a veces me llegan preguntas que ya he respondido.

Entonces, vuelvo a escuchar la pregunta por si hay algo que aportar, pero bueno, me toca hacer un trabajo de rememoración importante, porque claro, son muchas cosas las que he dicho ya.

Y hasta yo me hago la «picha un lío» que decimos aquí en España.

      • Reafirma la situación

Bueno, entonces, el Factor Frusco ¿de qué manera lo vas a emplear? Evidentemente para reafirmar la situación.

Así a groso modo, el Factor Frusco, al igual que el Factor Fulano es un resorte, es un mecanismo interno —en este caso masculino— donde el hombre masculino se siente amenazado por complejo de inferioridad.

Por su reputación, porque piensa en él que no es lo suficientemente alfa, hombre, masculino, como lo queramos llamar.

Básicamente el Factor Frusco te está diciendo: ¡Cuidado que tu hombría, que tu masculinidad, que tu reputación como hombre está en peligro!

Eso es lo que hace el Factor Frusco, así como el Factor Fulana hace que ella se sienta fácil o poco selectiva.

Cuidado que si te percibe así la gente o si te percibes así a ti misma o te percibe el chico con el que está hablando de esta manera —fácil o poco selectiva— pues vas a perder muchos puntos porque vas a parecer una cualquiera, una fulana que se llama.

En este caso es al contrario, de repente este factor cuando se activa no es que nos ayude para que dejemos de ser Fruscos: Frustrados Corrientes, un mediocre sin éxito con las mujeres.

Sino que lo que nos hace es parecernos más, osea, nos potencia porque empezamos a sentirnos inseguros.

Pensando que otros van a pensar que nosotros no estamos a la altura y empezamos a hacer cosas para parecer algo que no somos y entonces es cuando más se nota.

Esto lo hacen mucho las chicas cuando notan que estás un poco celosete que es que el Frusco interior está surgiendo, el Factor Frusco se activa y en ese caso pueden que traten de hacerlo sentir aún más.

Empiecen a tontear con otros y potencien ese factor que tienes.

Es de manera instintiva, lo hacen sin mala fe, sencillamente porque tienen una sensación agradable de “voy a putear un poco a mi chico” en realidad te están poniendo a prueba.

Entonces, cuanto más se te note esa celosía, eso que estás celoso, pues más caña te van a meter.

Lo que te propongo es que precisamente reafirmes ese factor gracias a la situación.

Como tú estás técnicamente por encima, por las circunstancias que sea, estás concebido, te interpretas, te entiende con más valor que él, reafirma esa situación.

Deja que él se exponga sólo

Disfruta de ello, deja que él se exponga: solo, cosas que diga o haga, se note un poco más que él se siente amenazado por ti, recréate en esa sensación.

No necesitas forzar, sólo fluir

No fuerces nada, sencillamente fluye, permite que esa energía que está ahí, de inferioridad por su parte, te percibe superior.

Y por lo tanto actúa para él ponerse por encima de ti. Ese querer imponerse a ti, en realidad lo está desenmascarando porque se siente por debajo.

Tenemos la importancia al él querer ponerse por encima, en realidad es porque se siente por debajo.

Algo contrario a lo que él intenta hacer, él intenta una cosa porque parte de lo contrario.

Si lo hace más o menos evidente, cuanto menos evidente lo haga mejor, pero si lo hace más evidente, si tu eres capaz de exponer esa evidencia, de que se vea pues ya está.

Porque él solo se va a meter en el percal de verse por debajo.

Entonces ¿Cómo lo hacemos con él? Entendiendo cuando él esté hablando con ella, esto es importante, que esté ella siempre adelante, lo va a ver, va a estar presente.

Y en este caso, qué hacemos cuando está él también, cuando él está hablando con ella y tal.

Yo te digo, en principio te quedás callado, actúas con naturalidad, él para ti no es una amenaza, no lo es porque evidentemente es al revés, eres tu la amenaza para él, no él la amenaza ti.

Con él:

Trátalo con cariño y condescendencia: se confundirá aún más

Sin embargo, cuando haya momentos en los cuales puedas intervenir, pueda decir algo, esté justificado que puedas ser partícipe de esa conversación, que puedas meterte en el dialogo que tengas con ella, adelante.

Hazlo para aportar y sobre todo tratándolo con cariño y condescendencia.

Es decir, no lo maguees, todo lo contrario, cuando él diga algo elocuente y tal, puedes ¡ah si chico, tienes mucha razón..! ¡De hecho, a mi me pasó.. !

Trátalo con amistad, con cariño, con condescendencia. Básicamente, sobre todo no se tiene que notar que es una amenaza para ti.

Porque entre otras cosas no debería serlo, porque por lo que me cuentas estás empezando a intuirlo como una amenaza porque él te percibe como una amenaza, te trata como una amenaza y eso es contagioso.

Puedes acabar diciendo yo soy una amenaza para él, él no es para mi, no quiero que caigas en ese juego ¡olvídate!

Al contrario, trátalo con cariño, con condescendencia, sin desdén, trátalo como tratarías a una persona que realmente no fuera un rival o no fuera alguien peligroso.

Al revés, dale cariño, apóyalo en las cosas que tal, no significa eso que lo apoyes en todo ni que le des la razón en todo, no. No va por ahí.

Sino que las cosas que digas interesantes, inteligentes, respaldarlas y las que no, puedes decir yo no opino exactamente así, pero bueno, puede ser.

Con cariño, básicamente no tienes que estar de acuerdo con él en todo, ni mucho menos, porque si se equivoca, si dice algo que no, pues está mal dicho.

Pero sin maguear, sin aprovecharte de la situación, sin recelos, sin odio, sin nada de eso.

Eso lo va a confundir a él, va a empezar a entrar en una tesitura en plan: -¡guau! Este tío está a otro nivel porque no se siente amenazado, me da la razón cuando considera que si.

Cuando no no, pero me trata con cariño y por un lado va a decir ¡ostras! Este chaval es buen chaval, que rabia.

Porque si empiezas a caerle bien es más difícil que él quiera hacerte daño o que él quiera —hacerte daño en el sentido que seas una amenaza.

Y en cualquier caso si intenta magueartela a ti él queda en evidencia porque está diciendo: ¡Ah pero yo vengo en son de paz y tu te sientes atacado!

¿Qué te pasa? ¿Estás bien? Y si sigues ahí, que él se lo toma a mal y contesta mal y dices: ah bueno, no quería ofenderte, solo te estaba dando un comentario ¿te encuentras bien?

Y puedes incluso decirle a ella: ¿Te encuentras bien? ¿Te ha pasado algo? No sé.

Estoy aquí, no lo conozco mucho, igual es una persona un poco sensible.

Fíjate que él mismo, por su actitud se está auto magueando. Es importante que al tener esa situación privilegiada la mantengas. No se la cedas, rebajándote a su nivel.

Ahora bien ¿qué hacemos con ella? Esa es la parte ya importante, en este caso a él ya lo estamos dejando en su sitio, que es donde estaba.

Que es sintiéndose por debajo y es su problema y él no está haciendo las cosas bien. No es tu obligación asesorarle para que haga las cosas bien y se ponga por delante de ti, ni mucho menos.

Ese sería mi trabajo, en el supuesto de que yo estuviera asesorándole, por así decirlo. Pero en tu caso no, en tu caso, te conviene que esa persona aprenda la lección de que por ahí no van los tiros, a su manera, y que se haya escarmentado por su mala gestión.

Ahora bien, esto no es lo importante, lo importante es que si él mejora o empeora o lo que sea.

A fin de cuentas, lo tratas con cariño, con condescendencia le estás ayudando, aunque al final se salga escarmentado, hay una enseñanza detrás de eso y hay un aprendizaje y es muy bonito y si lo consigue aprender le estás ayudando.

Pero igual, este es un colateral, esto es un efecto secundario que surge de hacer las cosas bien.

Pero eso es lo de menos, lo importante va a ser con ella.

Y cuando hablamos de “con ella”, ahora sí que hablamos sin él delante.

Importante que cuando él esté, esté ella también delante, para que se vea más evidente como él se deja en evidencia gracias al Factor Frusco.

¿Pero qué hacemos con ella? Y en este caso con tu Factor Frusco, porque todos lo tenemos. Tu lo tienes, yo lo tengo, yo también tengo el Factor Frusco.

Y yo puedo verme en momentos amenazado por la circunstancia que sea y puede salir a flote ese factor mío y decir: ey, ey, ey ¿a dónde vas?

Que si te activas y me dejo llevar por ti, me voy a poner en evidencia.

Porque como digo, el Factor Frusco de un hombre es negativo, mientras que en mujeres es positivo. A ellas las ayuda, a nosotros nos perjudica.

Con ella:

Sub Comunícale que te gusta pero que si tiene otras preferencias prefieres dejarla libre

A nosotros nos sirve para darnos cuenta de lo que no tenemos que hacer y para ellas, de lo que tienen que hacer. Es al revés.

Entonces ¿Cómo le hacemos frente a ella? Frente a ella —Esto tiene que ser en la intimidad, en la soledad, que no esté él delante, ni mucho menos— tienen que estar sólo ella y tu.

Le tienes que subcomunicar, dejar caer, con comentarios, con insinuaciones, con formas más indirectas, por así decirlo, más en venusiano, que te gusta, que es una chica muy interesante, que estás muy a gusto con ella, que te apetece conocerla más, etc., etc.

Tienes que dejarle caer que su interés hacia ti es de doble sentido, que ella está interesada en ti y tu en ella, que los dos os aportáis, que los dos estáis a gusto.

Pero que puede ser que ella tenga otras preferencias, que haya algún otro chico que te pueda interesar, no lo sabes.

Y que en ese caso no te quieres entrometer. Básicamente le dirías, me pareces una chica súper estupenda, me la paso muy bien contigo, me rio mucho, lo que sea, bla, bla, bla, bla.

Y lo cierto es que yo hasta sacaría incluso el beso, y sí da lugar, si encajaría ahora, fue hace mucho tiempo —pero lo utilizaría también— me encantó cuando nos besamos, la verdad es que me encantaría seguir conociéndote más y quien sabe lo que podría surgir hoy aquí.

Pero detecto, intuyo que igual hay otras personas, que puedas estar interesada en otros chicos y me guste o no lo entiendo, así que si es así prefiero respetarlo y dejarte espacio y que seas muy feliz.

¿Qué estamos haciendo aquí realmente? Seguimos apelando a ese Factor Frusco de te quiero, pero no te necesito.

Me apetece estar contigo, me apetece tener algo contigo, pero si hay alguien más, yo me quito de la ecuación.

Si ella realmente está tan a gusto contigo y ese chico realmente lo puedo utilizar un poco para ponerlo celosete, o algo así, para potenciar tu Factor Frusco y tu realmente le dices: si hay otro, no te preocupes que yo me voy.

Aunque me gustaría conocerte y me gustaría que esto llegara a más, que el beso no se quedará en solo eso, un beso.

Aunque me gustaría, no obstante, si no es el caso, yo me voy.

Es decir, te quiero, yo quiero algo más, pero no lo necesito.

Eso en la intimidad, vuelvo a lo mismo. No tiene que haber nadie ahí delante, no tiene que estar nadie ahí delante.

Ella muy probablemente diga, no, no, no.. que va, para nada, este chico es un amigo, aquí no hay nada, yo quiero seguir conociéndote también, etc.

Entonces, muy probablemente, a partir de ahí, a través de haberle comunicado eso, puede que este chico cuando vaya a hablar con ella y tal, ella en seguida siga contestándole, va a ser muy educada, pero va a cambiar su actitud con él.

Porque diga no, no, no, este tío igual viene aquí, quiere algo, pero yo no quiero nada con él, yo lo que quiero es contigo.

Así que le voy a dar largas y me lo voy a quitar de encima rápido porque no quiero que tu pienses que quiero algo con él.

Entonces, ella va a empezar a tomar partida y a darse cuenta de que si tontea con el otro te pierde.

Es una forma un poco resumida de contarlo, pero la idea es eso, que si le subcomunicas que quieres algo con ella.

Pero que si no va a surgir nada realmente o si ella tiene otras cosas en la cabeza, tu haces tu camino y ella realmente —y parece ser que es así— quiere que eso siga adelante, va a empezar a pasar de él.

Ahora bien, nos quedamos en un punto muerto en el cual ella quiere algo más y por lo tanto se deshace de él, pero en todo esto tu pregunta es: ¿Cómo actúas frente a eses tío?

Pero yo esa pregunta la veo equivocada, la veo errónea, la veo desviada del punto importante.

Tu pregunta viene a: Oye ¿qué hago con este chico? ¿Cómo actúo frente a este chico? Cuando esa es la pregunta menos importante.

Irrisoria y si te das cuenta fíjate como en lo en lo que te he dicho, a fin de cuentas es básicamente dale motivos a él para que él mismo se autoexponga y se automaguée.

Porque él no es lo importante, lo importante es ella. Ella es: Lo que hay entre tu y ella. Eso es lo importante, el vínculo que existe entre tu y ella y que se está forjando. Lo que llamaríamos el romance.

Os besasteis, ella está interesada en ti, tu estás interesado en ella, eso es lo importante.

¿Y cómo va a ir hacia delante? Por un lado, en ese momento de intimidad en el cual ese chico no está, no hay nadie más y le subcomunicas eso, ya le estás queriendo decir a ella “oye por aquí están habiendo moscones”.

¿Qué pasa con los moscones? Esto es una forma venusiana y poética.

Pero eso es lo de menos, porque lo siguiente o lo importante no sería ni siquiera decirle eso, sino quedar con ella en un entorno de intimidad, volver a besaros y “lo que surja”.

Es decir, escalar físicamente. Estar con ella y acabar teniendo sexo eso sí que realmente el otro chico vendría y lo notaría.

Y diría Oye aquí ha pasado algo, esta chica pasa de mi olímpicamente, está demasiado volcada con él, ya no tengo nada que hacer, me he perdido de algo y puede ser efectivamente que han tenido sexo. Y así sería.

Entonces, es importante que hagamos las preguntas correctas, las preguntas adecuadas. Es más importante una buena pregunta, que la respuesta en sí misma.

Cuando pierdes una pregunta, por muy buena que sea, pierdes la respuesta.

Tu me haces la pregunta ¿qué hago con un chico? Es la pregunta equivocada.

La pregunta correcta sería ¿cómo consigo que esa relación —y ella más—…? Y en este caso si tenemos un mini obstáculo de este chico, pues bueno, lo acabamos de sortear fácilmente.

Al final —por lo que me cuentas— no es ni siquiera un obstáculo.

Tu lo tienes como un rival, y me lo preguntas a mi, pero no es un rival. Créeme que es una mota de polvo.

Un algo que puede acabar siendo importante y puede acabar siendo realmente una piedra en el camino.

O podría hasta acabar él con ella, en lugar de ti, por tus errores.

Porque tu no has avanzado y no has hecho lo que tenías que hacer, no por él.

Porque lo has estado haciendo tan mal, tan mal, tan mal, porque tú mismo —me recuerda esto a la armada invencible, escuché el documental lo que pasa es que lo escuché en inglés, no me entra del todo, de cómo fue la armada invencible española contra la inglesa.

Que por lo visto, esto en resumen, muy, muy, muy grave, muy grande y con muy pocos detalles y me lo vais a tener que perdonar, pero básicamente la probabilidad de que ganaran los ingleses a la armada invencible española, era nula.

Porque teníamos millones de barcos, o sea, los ingleses estaban acojonados, decían: socorro, nos van a crujir.

Sin embargo, la Armada Española no era invencible.

Lo hizo tan mal en tantas repetidas ocasiones, de tantas maneras tan horribles, y los ingleses lo hicieron tan bien, de todas las maneras posibles.

Estaban mucho más preparados, en que eran muchísimo menos, tenían mejor armamento, los ingleses lo hicieron perfecto —por así decirlo.

Los Españoles lo hicieron lo peor que se podía hacer, no, peor. Aún peor.

Entonces, al final nos destruyeron cuando básicamente las probabilidades eran ínfimas.

Sencillamente se tenían que conjugar muchos factores.

Por muy mal que lo hiciéramos, aún así, ganábamos en número, íbamos a ganar.

Los ingleses estaban diciendo: ¡vaya tela!

Lo hicimos tan jodidamente mal que nos ganaron.

Fue como ¡Dios mío!

Yo creo que desde entonces, se nos perdió el respeto, absolutamente a los Españoles.

Muy merecido esa pérdida de respeto.

¿Qué quiero decir con esto? Que a menos que la líes, yo creo que no están en tanta ventaja como los Españoles y lo tienes más fácil para cagarla que los Españoles.

Pero vamos que aún teniéndolo todo a tu favor la puedes cagar tanto que al final pierdas la guerra.

Así que es importante que tengas en cuenta las preguntas adecuadas para actuar de la manera adecuada.

En este caso y por poner una cosa interesante, es que en número éramos muy superiores, pero resulta que el armamento, o sea, los cañones de cada barco eran de un padre y una madre.

Es decir, era más la cantidad que la calidad ¿qué pasó? Que muchos de los barcos que fueron a pelear, el armamento no entraba en los cañones, no era válido.

Se fueron mezclando las municiones y muchos de los barcos no podían sencillamente disparar.

Luego, encima, el armamento en sí mismo, era de tecnología de la prehistoria y de hecho, parece ser que —no recuerdo quién fue exactamente— pero hubo una reunión previa al ataque de los Españoles.

Y se ve que fue que un gran comandante ingles y estuvieron ahí hablando, se fueron de copas y entonces se ve que le comentó un secretito bastante curioso, que era que efectivamente los Españoles tenían un tipo de armamento ridículo.

Que tardaba mucho en cargar, etc. Luego, que era más a cholón, era todo lo que se podía, indiscriminadamente.

Todos con el armamento que fuera, con la munición de cualquier manera.

Como ya digo hubo barcos que tenían una munición que no podían usar, muchos de ellos.

Entonces, le dio esa información y claro, los ingleses tenían pocos barcos, pero la munición era la adecuada y los cañones eran súper rápidos; de carga rápida, podían disparar varias veces por minuto.

Cosa que los Españoles tardaban un minuto y pico en un disparo; en volver a cargar todo el cañón, volver a meter la bola, era muy rupestre.

Y los ingleses tenían un armamento de última tecnología, genial.

Entonces, dijeron: Ostras, tenemos una oportunidad, aún así, lo tenemos difícil porque son tantos que por muy bien que lo hagamos vamos a matar a prácticamente todos, pero nos van a ganar.

Pero tenemos una oportunidad y entonces, los ingleses, que parece ser que pensaban rendirse, dijeron: Después de esta información pocos días antes de que vinieran, con esa información dijeron: No nos rendimos, vamos a luchar.

Tenemos posibilidades, pocas, pero tenemos.

No solo tenían, sino que ganaron. Toda esta historia, os recomiendo que escuchéis ese documental —no sé como se llama el documental— a ver si lo encontrara por algún sitio.

Está muy curioso y de hecho, yo quiero escucharlo con más entendimiento, porque muchos datos los perdí al estar escuchándolo en ingles mientras hacía otras cosas.

Y me quedé con un poco con la idea de decir: ¡madre mía! ¡Cuanto bambazo! Uno tras otro ¡cuanta paquetada! Y algo que era victoria segura pasó a ser el debacle de toda la historia. Ahí nos perdieron el respeto.

Así que nada, no la cagues, no te hagas las preguntas incorrectas, céntrate en lo que te tienes que centrar.

Avanza, progresa, finaliza y este chico será eso, una anécdota, que aunque haya sido el motor para hacer una mera pregunta, en realidad te das cuenta que no era lo importante.

¿De acuerdo?

Bueno, pues nada, espero haberte ayudado, esa era mi intención, darte una herramienta interesante.

Hay mil formas de hacer esto mismo, de conseguir estas mismas soluciones. Pero bueno, esta es la que se me ocurre, con la información que me has dado y los recursos que me proporcionas.

Así que nada, mucho ánimo, yendo por la pregunta adecuada, a la respuesta que toca.

Más energía, que creo que por la edad que tienes debes tenerla y recuerda: Con toda esta información que te he dado, que tomes ¡excelentes decisiones!


Podcast relacionado:

#51 La cajera: cómo actuar

Descubre qué te sabotea con las mujeres: Factor Frusco

The Science of Lust

LA ARMADA INVENCIBLE.- Documental. Canal Historia

About the author 

Ray Havana

You may also like

MGTOW Vs PUA | ¿Por qué son lo mismo?

MGTOW Vs PUA | ¿Por qué son lo mismo?

Matrimonio: ¿sigue significando lo mismo? | mi opinión sobre el matrimonio

Matrimonio: ¿sigue significando lo mismo? | mi opinión sobre el matrimonio

¿Son todas las mujeres unas…? (termina la frase) | Hipergamia

¿Son todas las mujeres unas…? (termina la frase) | Hipergamia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Subscribe to our newsletter now!