junio 26

#31 Cómo creértelo

Atractor

0  comments

Podcast Atractor Sindrome del impostor

Cómo superar el síndrome del impostor

  • No me lo creo ¿Te ha pasado Ray?
  • Síndrome del impostor.
    • Tengo mucho que ofrecer pero a veces se ven las carencias.
  • ¿Cómo lo has hecho tú, Ray
  • ¿Cómo creértelo?
    • Interior
    • Exterior
  • ¿Carencias?
    • Mito de la perfección -> Herramienta: Aceptación + Acción.

Atractor, el Podcast de Referencia en Atracción. Para ti, hombre, que quieres alcanzar tu máximo potencial y ser tu mejor versión, aquella que te hace sentirte realizado al afectar positivamente a la vida de las personas que te rodean, expandiendo a cada paso tu área de influencia.

Los dejo con Raymond.

Muy buenas, Atractor, bienvenido al Podcast Atractor, el Podcast de Referencia en Atracción, concretamente al Capítulo 31, y el programa en el cual tú lo creas, ahora me quede sin garganta de tanto forzar. ¿Qué tal?, ¿cómo lo llevas?, ¿te gustaría que este programa siguiera?, ¿te gustaría seguir creándolo?, pues, en tu mano está, concretamente, desde un móvil, por ejemplo, puedes mandarme la pregunta con una aplicación de estas de grabar, me grabas ahí tranquilamente, te tomas tu tiempo, reflexiona, me das una pregunta con tu información, en la cual yo pueda trabajar a gusto, y me lo envías a [email protected], ¿qué te parece?, que no te quieres enrollar tanto, tienes las cosas muy claras y das una información muy concisa, pues bueno, te puedes ir a atraidasporti.com/atractor, y allí tienes un par de huequecito, uno de 30 segundos, otro de 90, donde puedes dejarme también tu consulta.

Hoy tenemos de hecho una consulta muy interesante, muy interesante, y es, bueno, por un lado me pregunta nuestro Atractor del programa “¿Ray, tú alguna vez has tenido problemas para creértelo?, si es así, ¿cómo lo has superado?”, porque este hombre tiene sus carencias, que él llama, y bueno, no quiero anticipar mucho pero, por favor, yo como, cómo no me lo voy a creer yo, ¿tú me has visto?, por favor. Bueno, no voy a adelantar nada, voy a dejarlo ahí con este modo chulito, y luego nos bajaremos los pantalones, pero ya, en la intimidad, y si aguantas, hasta llegar a cuando me abro. Y bueno, ya para concluir, para no enrollarme, que sé que te encanta, pero, no lo voy a hacer, sabes que, un pequeño gesto es una gran aportación, un gran obsequio, algo que puede aportar mucho a este podcast, para que crezca, para que la gente se beneficie, para hacer una comunidad, y para al final aportar a un mundo mejor, no nos engañemos, porque este es el propósito, el propósito de este podcast quiere la equidad, la igualdad de oportunidades, con respecto a quién eres y tu talento, no con respecto a si tienes vagina o pene, ¿de acuerdo?, porque eso, sí, eso está ahí, y eso influye, pero no es lo único, estaremos de acuerdo que, tú Atractor, y yo, igual compartimos la misma filosofía, pero, no somos iguales, y probablemente lo que tú haces te encanta, a mí no me apetezca nada, y viceversa, ¿verdad? Así que, equidad, no igualdad, porque ni siquiera los hombres somos iguales.

Bueno, si quieres hacer esa gran aportación, muy fácil, te vas a iTunes, buscas el Podcast Atractor, valoraciones y reseñas, le metes ahí cinco estrellacas, y pones lo que consideres que merece este podcast y tu opinión, ¿de acuerdo?, una opinión sincera, yo personalmente la voy a leer, y si es, si me siento identificado con lo que dices, pues, pueden salir lagrimitas, te lo digo en serio, porque no hay nada como el feedback, en serio, en serio, y lo digo otra vez, en serio, de verdad, esto, es mucho tiempo, son preguntitas de medio minuto, noventa minutos, noventa, medio minuto, noventa segundos, a veces, pues, ha habido pues una Atractora incluso, que nos envió una más larga de casi 10 minutos, otros Atractores que también han enviado preguntas consistentes, pero, de la hora casi que suele durar esto, que me enredo con las explicaciones, pues, evidentemente, vamos a decir un ratio de 10 a 1, estoy yo aquí hablando solo, ¿qué pasa?, que solo tengo feedback a través de tu pregunta, que hace posible este programa, gracias, o a través de tu reseña, de tu valoración, y, honestamente, ya no es por vanidad, que porque no, es realmente por saber si estoy haciendo las cosas bien, y si esto te está ayudando, ¿de acuerdo?, porque yo te respondo y luego hay gente que me escribe y me dice “gracias, gracias”, mucho más con la reseña, que todos veamos que, es así, pero desde luego el feedback es crucial, es crucial para saber que uno está haciendo un buen trabajo, o no, “o está loco, y está hablando aquí solo”, loco estamos, y hablando solos también, pero además aportando, ¿de acuerdo?, así que, una reseñita de cinco estrellacas con un “Ray, molas mucho, o tu programa está muy bien, o me encanta la filosofía, o aprendo un montón, o tío no hables tanto eres un pesado, ve más al grano, has programas de tres minutos”, bueno, ni los sueñes porque, este no es el programa, ¿de acuerdo?

Pero bueno, aun así críticas constructivas también, también, eso sí, con algunas estrellitas, no seamos rácalos. Bueno, Atractor, ahora sí, me dejo de coñas, me pongo serio, están preguntándome ¿si soy un Atractor y si me lo creo?, ¿yo a mí?, ¿a Ray Havana?, ¿que si no me lo creo?, ¿que si he tenido problemas de confianza en mí mismo?, por favor. Bueno, ahora sí, vamos a responder a la pregunta de este programa. Adelante:

“Hola Ray, lo primero gracias por los podcasts, y bueno, mi pregunta es si bueno, si alguna vez te ha pasado que no te lo terminas de creer, como has ido trabajando eso, por muchas veces eh, yo sé que ofrezco cosas buenísimas, y tengo muchos logros y una buena visión, y voy a por ello y demás, pero no sé cómo acabar de creérmelo, muchas veces en actitudes, pues, se acaba viendo esas carencias”.

Muy buenas, Atractor, pero, ¿cómo puedes dudar de mi capacidad?, ¿yo, que no me lo haya creído nunca o alguna vez?, vamos, yo siempre me lo he creído, yo soy, vamos, no tengo un resquicio de vulnerabilidad, vamos a ver. Hay una cosa que se llama el síndrome del impostor, ¿sabes lo que significa eso?, significa, básicamente, así muy en resumidas, que te crees que estás engañando a la gente cuando haces algo, así que no te crees capaz de, digamos, cumplir con las expectativas de los demás, pues bueno, yo no sabía que eso existía, hasta que un día pues di con ello, y dije “vale, o sea, que eso es lo que me pasa a mí”, o sea, yo, he ayudado a mucha gente, sigo ayudando, tengo que decir, y algo que me siento, voy a decir afortunado, porque no depende 100% de mí, pero que hasta la fecha, pues bueno, he podido ayudar a todo el mundo que ha confiado en mí, y nunca jamás he tenido una queja o un problema, que vamos, estoy, estoy muy contento de tener resultados, sin embargo, y sin embargo, cada vez, bueno, yo sé que en la vida, y especialmente mi trabajo, hay tantos factores que se escapan a mi control, y que dependen, no poco, ni nada, sino absoluto de mí, que claro, que yo hay muchas veces que pienso, “espero ser capaz”, “¿voy a poder?”, y me lo he demostrado infinidad de veces, he sido capaz innumerables veces, etcétera.

Además, bueno, por el contexto y las formas, y porque, aunque quede mal que lo diga yo, por hacer las cosas bien, pues claro, si haces las cosas bien, en el sentido bien entendiendo, que incluso, equivocarse es positivo y se puede aprender de ello, etcétera, pues, precisamente por todo eso, es muy, o sea, dejamos muy, muy poco margen al azar, al final, sea lo que sea es un resultado, y como tal hay que sacarle la intención positiva, y tenemos que ser un aprendizaje, y es en realidad un feedback, no es algo bueno, algo malo, bueno, o mejor dicho, malo nunca puede ser, tiene que ser algo siempre positivo porque te aporta. Pues, a pesar del sistema, a pesar de la experiencia, a pesar de lo empírico, de haberlo demostrado miles de veces, ¿sabes qué?, no soy perfecto, pero, no es que no sea perfecto, y por un poquito, no, no, no, no soy perfecto, pero, pero vamos, estoy más cerca, mucho, muchísimo más cerca de la imperfección, que de la perfección, eso es una excelente noticia, por cierto, eso significa que no hace falta ser, pues eso, perfecto, para tener una vida, para tener resultados, y para estar contento con lo que uno se consigue, ¿vale?

Así que, a tu pregunta ¿no sé si tú lo has pasado?, y, ¿qué has hecho?, bueno, no sólo lo he pasado, lo paso, continuamente me encuentro en situaciones y en, eso, situaciones, en eventos y en retos, que digo “wao, esto a pesar de mi preparación, a pesar de todo lo que yo haya hecho, esto me supera, o siento que me supera”, y luego lo hago, y digo “a pues no, estaba a la altura”, o lo hago y digo “vale, no estaba a la altura”, pero, si estoy a la altura, buena noticia porque me siento cómodo, si no estoy de altura, buena noticia, porque ya tengo margen de mejora, y creo que el margen de mejora es infinito, por así decirlo.

Entonces, dices, que tienes mucho que ofrecer, que realmente te consideras una persona muy valiosa, pero que al final se ven las carencias, bueno, ¿sabes por qué se ven las carencias?, porque las hay porque, porque todos tenemos carencias, no sé, la palabra carencia hay que desmitificarla un poco, y tampoco hay que tomarla como algo, o sea, la palabra carencia no es algo negativo solamente, ¿vale?, también es positivo, si tienes cierta carencia, por así decirlo, en su lugar seguramente tengas cierta virtud, tengas cierta abundancia de algo, y hay cosas de que yo personalmente tengo carencia, y que estoy muy contento de tener carencia, ¿de acuerdo?, es decir, yo por ejemplo carezco de voluntad de hacer daño, carezco de eso, yo, pues, no puedo hacer daño a alguien, no me nace, es que no me siento a gusto, tengo una gran carencia a ese nivel, y puedes decir “ya Ray, pero eso no es positivo, eso no es negativo”, perdón, “eso es positivo”, bueno, de acuerdo, claro que es positivo, pero es una carencia, ¿estamos de acuerdo?, porque tengo más voluntad o más abundancia de querer ayudarte, y bueno, el trabajo básicamente es ayudar, en efecto.

Poco recorrido tendría, si mi ayuda se basará en no querer, en aprovechar, en no querer aportar y en el tratar de robar, robar en el sentido pues, de tiempo, de confianza, de dinero, etc. Entonces, ahora bien, si tu carencia, estamos hablando de que tienes carencias importantes en cosas importantes, en cosas trascendentales, en las cosas que digas, es que, vamos a decir, por ejemplo, “tengo carencias económicas”, ¿vale?, y, ¿vale?, el dinero ni es bueno ni es malo, es una herramienta, es neutro, y depende de lo que hagas con él, haces el bien, o haces el mal, por así decirlo, pero ahora si tienes carencia de un recurso tan importante, pues evidentemente, tenemos que trabajar en ello, ¿te puedes avergonzar por no tener dinero?, bueno, yo creo que no, yo creo que no, que no tener esa herramienta como te gustaría, no es motivo para avergonzarte, por así decirlo, porque creo que eso de que al final se ven las carencias que te avergüenza de ciertas debilidades que tienes, bueno, yo creo que no deberías de avergonzarte por ello, sino que, todo lo contrario a eso, porque la vergüenza vibra a lo más bajo que se puede vibrar, es, es el, ahí estás muy mal, ahí estás muy mal, porque la diferencia entre avergonzarte y conocerlo, o sea, y ser consciente, es muy importante. La vergüenza no sólo nos quita verdad, nos obliga a mirar hacia otro lado, y al final, a no afrontar esa carencia, en este caso, en esa situación, ¿por qué?, porque preferimos eso, mirar a otro lado, eso, no afrontarlo, es que nos hace sentir muy mal, ¿Por qué?, porque vamos desde la vergüenza, la vergüenza es “fuus”, yo te digo, la vergüenza es lo peor, de los, bueno sí, en realidad es la peor emoción que se puede tener, para que lo sepas, la vergüenza, bueno, hay un libro que se llama “Poder Contra Fuerza”, que no lo he terminado de leer, he leído la mitad, lo cierto es que he abierto muchos libros y los he dejado a la mitad, porque bueno, estoy más en un poco de mucho, que mucho de poco. Pero bueno, lo cierto es que me he leído la mitad, comulgo 99% en la filosofía, ¿de acuerdo?, ya no tanto, no sé, en el sistema esotérico y tal, ahí ya, no, yo no soy dogmático, ¿vale?, no creo en nada porque si, ¿de acuerdo?, yo creo en lo que me cuentas, que yo aplico y me funciona, ¿vale?, y esa es mi vida, mi vida es cuéntame algo, si cuanto más criterio veo que tienes, o más confianza me das, etcétera, y luego lo pongo en práctica y me funciona, incluso si me das algo de corazón, yo te estoy dando esto del corazón, ¿de acuerdo?, luego lo aplicó y no me sirve, bueno pues, si me los has dado de corazón, confío en que me lo has dado de corazón, porque entre otras cosas no me has dicho “esto es infalible”, ¿de acuerdo?, yo esto que te doy, y lo repito, y lo repetiré siempre, es mi experiencia, es mi opinión, y tómatela como tal, y si la aplicas y te sirve, perfecto, si la aplica y no te sirve, perfecto también, porque has aprendido una forma más de cómo no te funciona, en cualquier caso, no me odies, si no te funciona, porque no es mi intención, por eso, perjudicarte básicamente, y veras que no te digo nada demasiado insensato, tampoco me ames, te que enamores de mí si te funciona, porque si te funciona, pues, es una gran noticia, tanto como si no, porque si te funciona ya sabes una forma más que no te sirve, y con esa forma eliminada, pues prueba otras, él el inconveniente es cuando no sabes, si te sirve o no te sirve porque no lo pones a prueba.

Bien, entonces, dicho esto, esas carencias es importante eso, no vibrar desde la vergüenza, desde la culpa, desde el “es que soy lo peor”, “o es que, no me atrevo a afrontarlo”, sino que, desde la aceptación, desde el de acuerdo, desde la consciencia, desde el “vale, esto sé que está aquí, sé que encima es algo importante”, porque muchas veces perdemos foco y nos centramos en la urgente pero no en lo importante, ¿de acuerdo?, de hecho, yo ahora mismo estoy grabando el podcast y tengo unos cuantos fuegos que se me han encendido, y que son bastante urgentes, honestamente, o sea, debería estar apagándolos, pero esto es más importante, esto es más importante. Entonces, primero, quiero acabar lo importante, esos fuegos, mientras no sean fuegos que se queme todo, si no son fueguesitos y diga “bueno, si lo pongo un poco más tarde, bueno, tiene, hay consecuencias, pero no es el final, si es el final, entonces, es urgente e importante”, en este caso no es importante, pero sí urgente, sin embargo, esto es importante aunque no urgente, esto lo podría ver un poco más tarde, otro día, no tiene por qué ser aquí y ahora, pero, es importante, ¿de acuerdo?

Entonces, tenemos que ser conscientes de que esa carencia, si es importante, si es una carencia de mierda, pues no, evidentemente, pero si es importante, no podemos ocultarnos, esquivarla, sino decirnos “verdad, tenemos que afrontarla”, ¿de acuerdo?, entonces, la aceptación nos permite no juzgarnos, decir “de acuerdo, esto está yendo mal, y como está yendo mal y es importante, tenemos que hacer que vaya bien, vamos a trabajar en ello”, no es cómodo, puede que sea que estés afrontando, normalmente son situaciones que estás afrontando que no son cómodas y por eso sientes vergüenza o culpa, o miedo, o sea lo que sea que sientas, pero, hay que afrontarla, cuanto antes, poco a poco, al ritmo que sea y con vistas a que mejore, porque, es importante que mejoren, ¿de acuerdo?

Vale, ¿cómo he hecho yo para creérmelo?, bueno, como te he dicho yo no me lo creo 100%, vamos a decirlo, ahora, es verdad que hay momentos que sí, hay momentos que soy 100% invulnerable, indestructible, confianza absoluta, ¿cuándo?, pues eso suele suceder cuando estoy en acción, cuando estoy haciéndolo, más que cuando estoy pensándolo o meditándolo, ¿vale?, o digo, voy, por ejemplo, mucha gente, “ay, es que no sé qué hacer, qué decir, con esa chica, cómo me acerco, qué le digo, qué tal”, en muchos casos yo tampoco sé lo que tengo que decir o hacer, en muchos casos, pero, cuando estoy allí el estado cambia, el flujo, te metes en acción, y en muchas ocasiones, hay veces que no, cierto, pero hay veces que “gue, gue, gue”, bien, es parte de la vida, pero dices que de repente se activa algo ahí y entra el modo “God mode”, que se dice, en modo Dios, y de repente estás dentro de matriz, ¿por qué? porque he aceptado mi situación y he emprendido haciendo, vale, no sé qué decir, no sé qué tal, pero voy a hacerlo, y muchas veces nuestro subconsciente en esa situación dice “eh, eh, eh, espera que esto va en serio, y toma dale el manual que nos la lía”, porque su primer papel va a ser “cuéntale milongas, acojónalo para que no vaya, porque no queremos ir”, por eso importante eso, que tengamos en cuenta que mi confianza no está al cien por cien normalmente, pero cuando estás en estado de flujo en el momento, sí que puede llegar, eso es lo que llamamos estar en estado, es estar ahí, en esa situación y dices “guao, me sale todo”, y es porque normalmente aceptas la situación y te has metido, a veces no es a la primera, a veces tienes que hacerlo 2, 3, 5, 15 veces, no lo sé, depende de cada uno, depende del estrés, depende del día y día, es que estás, yo hay días que tengo clase que digo “uuff, qué pereza, hoy estoy muy cansado”, sé que no estoy cansado, probablemente he dormido y me cuidado, porque lo suelo hacer, pero es mi subconsciente diciéndome “no lo hagas” pero cómo no me va a dar miedo, porque ya miedo creo que, no se lo cree, no me convence, pues me da cansancio, pereza, aburrimiento, excusas, son formas que me dice mí subconsciente de “hagamos algo más cómodo”, pero es normal, yo ya lo sé, y cuando te pones en ello, ¿qué sucede?, que te despiertas, es como si te hubieras tomado una cafetera entera, de repente, “fun”, subidón, ¿Por qué?, porque el subconsciente está ahí tratando de disuadirte hasta que dice “vale, esto va en serio, despierta que, si no le llegamos, sino el golpe va a ser muy, muy fuerte, y no queremos un golpe”, ¿se entiende?

Entonces, ¿cómo creértelo? pues eso, en primer lugar, haciendo, diciéndote verdad, siendo consciente, y luego, por supuesto, tú dices que tienes un bagaje, digamos, un currículum, por así decirlo, una, cómo se dice, no me sale ahora una palabra que quería decir muy interesante, un palmarés, es un poseso como un osito, si hecho esto, he hecho aquello, soy válido por eso, por aquello, tienes tu validación interna y tu validación externa, de acuerdo, pues eso, por un lado se consciente de eso, míralo bien, encuentra, o sea siéntate de vez en cuando y piensa, o antes de dormir, hay una forma, un ejercicio muy interesante, que es hacer agradecimiento, que es acostarte, por ejemplo, o al levantarte, pero bueno, al acostarte suele ser más, como más propicio, antes de dormir, en vez de ver el móvil, o leer un libro, o hacer cualquier otra cosa, o ver la tele, pues, cierras los ojitos y empiezas a pensar qué cosas has hecho hoy que estaban muy bien, y de las cuales estás agradecido, y, o hoy qué cosas has aprendido de cosas que te han salido mal, ¿vale?, pero, ese agradecimiento por lo bueno que has conseguido, que puede ser, “pues he ido a hablar con una chica y me ha mandado a cagar, pero, la verdad es que en mi día he seguido, no me he sentido como una cucaracha, que es como que solía pasar”, por ejemplo, entonces, agradecimiento porque esa chica me ha demostrado o me ha hecho ver, que al final, mi autoestima no depende tanto de una desconocida, ¿de acuerdo?, cualquier cosa, no necesariamente es lo que pasa, sino cómo interpretas lo positivo de lo que pasa, fundamentalmente.

Entonces, eso es un trabajo interno, y luego está el trabajo externo también, de lo que la gente te diga, trata de conseguir un feedback genuino, ¿vale?, cuidado ahí, eso es más complicado, porque habrá gente que te diga lo que quieres oír, porque no quiera hacerte daño, entonces es importante, por eso es importante tener una buena amistad y amigos que sean sinceros, que te digan “pues tío, yo me voy a quedar aquí, la lía o palma”, ¿vale?, “esto está mal, o esto tal”, y también evidentemente que te diga la cosa buena, por supuesto, que tengas una visión externa verdadera, que, aun así es la opinión de ellos, y pueden estar equivocados porque es su forma de ver el mundo y no tiene por qué ser la tuya, pero bueno, como tienes varias, como puede ser familiares, amigos, amigas, parejas, o, amigas con derechos, es decir, como tienes una muestra más considerable que la tuya única, o, que un solo amigo, o una sola amiga, o un solo familiar, como hay varios, pues, vas a ver puntos en común y cosas positivas que todos perciben, y eso te va a dar confianza, ¿vale?, yo lo que dice la gente de mí, pues evidentemente me da mucha confianza, también es verdad que por mi situación, genera, por otro lado, como, o sea, es un listón, hay un listón muy alto, que a veces digo “ostras, temo que, o sea, la gente tiene expectativas de mí que se espera tal, y, tengo que cumplirlo”, y eso puede ser incluso una buena, bueno es parte del del síndrome del impostor, que hablaba, de decir “ostras ¿estaré a la altura de lo que se espera de mí?, pero bueno, como digo, hasta la fecha las expectativas se han cumplido, ¿Por qué?, porque realmente, pues eso, el listón que hay es el que hay, es el real, no un listón ficticio, entonces, lo importante es eso, conocer esas carencias, trabajarlas adecuadamente, y tener ese feedback, tuyo propio, de ti, de conocerte, de esos agradecimientos que hemos hablado, de decirte verdad a ti mismo, de no avergonzarse, de no culparte, de no echar la mirada atrás, sino de aceptar y actuar, en estado de actuación, cuando estás en el estado, cuando entras en un estado de flujo, pues, pasan cosas preciosas, o sea, es de repente, pues eso, eres, te lo crees, porque, no te lo crees, ojo, no te lo crees, esto es muy importante, no te lo crees, eres, o sea, cambia tu estado, cambia tu química, cambia tu energía, llámalo como quieras, pero de repente eres, el fake it until you make it, un poco eso de haz como si lo fueras hasta que lo seas, si consigues entrar en ese estado, como es el método Stanislavski, no estoy seguro, de teatro, que es, meterte en el papel como si fueras esa persona, y vivir como esa persona, si consigues hacer eso dentro de ti, de tu mejor versión, pues de repente es que, durante ese momento, durante ese tiempo, durante esa hora, esos diez minutos, o esas dos horas, o lo que sea, está siendo esa persona que querías ser, o sea, ya no es que querías ser, es que eres, entonces no te lo crees, eres, y esa es la diferencia.

El inconveniente aquí con la palabra creértelo, es que, te está diciendo “no lo eres, pero tú engáñate”, y no, no es la idea, ¿de acuerdo?, la idea es que sepas quién eres, qué es lo que eres, y seas consecuente con eso que eres, ¿de acuerdo?, o sea, juega con lo que tienes, no te tal, pero, que sepas, que también dentro de ti hay como un algo, que cuando se activa, eres más, ¿vale?, eres un nivel o una consciencia más, eres más consciente, tienes como más superpoderes, entonces, créetelo, sería más, cree que eso está dentro de ti y sácalo, ve a sacarlo, cuantas más veces puedas mejor, pero no créete algo que no eres, pero de todas maneras créetelo así y engáñate, porque sí que es verdad que eso, tiene unas patitas cortas, porque si tú te crees que eres más de lo que eres y luego no sale lo que crees, pues, es al revés, vas a decir “mierda, me han engañado, me he creído algo que no era, y por consiguiente es mentira”, ojo al final todos, todos somos más de lo que creemos, todos, sin excepción, siempre lo puedes hacer mejor de lo que lo hacemos, aunque sea por repetición, aunque sea por casualidad, ¿vale?, por estadística, llámalo como quieras, pero, en realidad, como hacemos las cosas, normalmente, no es la mejor forma en que podemos hacerlas, lo podemos hacer mejor siempre de lo que lo hacemos, lo que pasa es que comienzas a economizar recursos y mil cosas que tenés la cabeza mientras lo haces, etcétera, de hecho, si tú te preparas algo muy, muy, mucho, y lo haces, y eres muy bueno haciéndolo, y de repente, por ejemplo, tocas un instrumento y tienes que tocar delante de un público y no has tocado nunca delante de un público y eres buenísimo en tu habitación, pero ahora estás delante de 100 personas, puede que te hagas caquita en los pantalones, y lo hagas fatal, digas “pero si soy una máquina, por qué estos nervios”, porque tienes miedo escénico, que ,sencillamente te falta esa habilidad, tocar en público, hacer más conciertos para creerte, no, sino ser una persona igual en su habitación que lo es en público, ¿de acuerdo?, pero tú realmente lo que había dentro era muy bestia, solo que no ha salido, no ha salido porque tu creencia es, bueno, tu creencia es inconsciente, no tú, tú creencia es “que van a pensar de mí, lo voy a hacer mal, a ver si voy a fallar, a ver si voy a hacer el ridículo”, y todo eso te bombardea y te puede.

Entonces, eso, para resumir y concluir muy bestia, una compresión WinRAR a tope, eso, la perfección no existe, todos somos imperfectos, y eso es lo bonito del ser humano, todos tenemos carencias, ahora, vamos a ver las carencias importantes, ojo, porque, como decía, ya no sólo una carencia que en realidad es positiva, tienes esa carencia, como la de que yo soy incapaz de hacer daño a nadie, ¿vale?, pues no sólo eso, ojo, me encanta el UFC, me encanta la lucha, y me encanta ver cómo se pegan, en deporte, no en la calle, pero bueno, me gusta ese deporte, me gusta, por ejemplo, pero a mí no me gusta y no participo, y de hecho, tuve las posibilidades de hacer artes marciales, pero nunca me ha gustado hacer daño, ¿vale?, así que de puntos y tal, pero ya deportes así no, pero sí que me gusta verlo, es otro tema, es como una fantasía, pero no ser yo el protagonista, me gusta verlo, no ser el protagonista. Entonces, es importante eso, que conozcamos las carencias, pero que nos centremos en todo caso en las importantes, en las que sí que son necesarias para conseguir lo que es nuestro propósito, nuestro talento, para, es para brillar, porque luego va a haber carencias, como la, no como la que he puesto que al final es algo positivo, sino una carencia, pues, como, “no soy bueno con las matemáticas, ¿y qué?, tu, ¿las matemáticas te van a ti a hacer brillar?”, ahora sí eres ingeniero, si eres tal, pues sí, claro, ahí sí, si tu pasión es crear cosas donde la tecnología influye, pues las matemáticas realmente serán muy interesantes, pero si eres artista de otro nivel y te gusta hacer, yo que sé, es escribir, etcétera, pues realmente, esa carencia, mientras sepas sumar y restar, y hacer cierta contabilidad mínima para que puedas gestionar lo que necesita gestionar, no hace falta, esa carencia, se puede quedar ahí tranquilamente.

Entonces, sí que tenemos que trabajar las carencias que nos van a dinamitar, nos va a destruir, como en este caso, pues si vas a tocar, y eres un gran músico, pero tienes la carencia de que el público te destruye, te mueres, no puede estar en público, pues eso sí que hay que trabajarlo, pero, otra carencia como que, como músico, yo que sé, no se me ocurre, por ejemplo, estás acostumbrado a tocar solo, y vas a tocar en una filarmónica, o en un conjunto, y no sabes compenetrarte en el conjunto, pues, es otra habilidad que tienes que desarrollar, siempre has estado muy solo, y tienes que aprender a, o a improvisar, pero bueno, si por lo que sea, tú tocas, pues eso, música clásica, música muy, muy cerrada, muy la academia militar de la música, y no sabes improvisar, pero te la sudas, no vas a improvisar nunca, no es lo que a ti te interesa, pues es una carencia que tienes, pero que te da igual, porque tú estás en tú en tu nicho, está dónde estás, ahora, si vas a tocar en sitio donde tienen jazz, que tienes que improvisar, y vienes de una parte muy, muy, muy técnica y muy estricta, pues de repente te falta esta habilidad, y tienes que desarrollarla, ¿de acuerdo?, pero solo si es necesario, si no, no, con lo cual, aceptación, si no lo tienes que hacer, no lo tienes porqué hacer, ahora, que luego te apetece y quieres aprender a improvisar, pues bueno, eso es otro tema, pero no lo necesitas, eso ya es porque te nace, porque te apetece, pero, esa carencia no es una carencia importante, las importantes hay que verlas y trabajarlas.

Y, por otro lado, pues eso, no eres perfecto, pero tienes muchas cosas que aportar, o equis cosas, identificalas, tanto a nivel interno, aprende a verlas, como que deja que otros te las muestren, te las cuenten, y nada, en base a tu experiencia, a lo que haces, a lo que pues, yo cuando ya, normalmente, cuando hablo con chicas, se divierten, se ríen, se lo pasan bien, pues igual soy una persona entretenida, graciosa, que aporta, ¿por qué no?, la experiencia me lo está diciendo, pues si la experiencia te lo dice, pues, acéptalo también, ¿vale?, tanto aceptamos las carencias como aceptamos las cosas que nos dicen que molamos. Y, para por último, es cuando que sepas que, el creértelo, no es tanto porque tengas realmente que fingir algo, que puede servirte, pero si te sirve por qué es, porque dentro de ti está, porque hay algo ahí que te lo impide, y tu subconsciente te está diciendo “no, no, es que no puedes”, pero en realidad sí que puedes, entonces ese creértelo, más que créetelo es, sácalo, sácalo, sácalo, ¿vale?, tíralo hacia afuera y permítete estar dispuesto a cagarla, y a que no salga, ¿vale?, que es arriésgate, y en muchas ocasiones, siempre y cuando tu vida no corra peligro, por favor, arriesgarte en el sentido de que arriésgate al ridículo, arriésgate a que lo hagas y salga mal, y que se rían de ti, o te digan “tú que me dejes en paz, pesado”, y que no llegue una orden de alejamiento ni nada por el estilo, pero sí que permítete equivocarte, no pasa nada, y con ese permitirte equivocarte, pues eso, se puede entrar a un estado muy bonito, que se llama estado de flujo, un estado, y ver que no es que te lo creas, es que, eres, por lo menos aunque sea de manera temporal, en esa situación, eres, ¿de acuerdo?

Bueno pues nada, a espero haberte aportado mi granito de arena, y ayudarte e inspirarte, sobre todo. Tú puedes tío, tú puedes, querer es poder, y poder es querer, así que, mucho ánimo, más energía, y que tomes excelentes, sí, decisiones.

Atractor, el Podcast de Referencia en Atracción. Para ti, hombre, que quieres alcanzar tu máximo potencial y ser tu mejor versión, aquella que te hace sentirte realizado al afectar positivamente a la vida de las personas que te rodean, expandiendo a cada paso tu área de influencia.

Raymond.

About the author 

Ray Havana

You may also like

MGTOW Vs PUA | ¿Por qué son lo mismo?

Matrimonio: ¿sigue significando lo mismo? | mi opinión sobre el matrimonio

¿Son todas las mujeres unas…? (termina la frase) | Hipergamia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Subscribe to our newsletter now!