abril 3

#12 ¿Defecto o Virtud? + Relaciones públicas

Atractor

0  comments

de defecto a virtud

Cómo transformar un defecto en virtud

  • Diferenciar bien entre Limitación real Vs Limitación mental (creencia)
    • Mental.
      • Día vs Noche.
        • ¿Por qué el día no? ¿Acaso la luz lo hace repulsivo?
    • Diferenciación: intención positiva.
    • Misma aplicación para ejemplos como Altura, nariz, sobrepeso, etc.

Relaciones publicas: ¿bueno o malo?

  • Es tu representante: dime con quién andas…
    • Preselección.
      • ¿Quién es? Influyente.
        • Publicidad: ponen a un famoso.
      • Cumplir expectativas.
        • Homenajes exagerados.
        • Antihomenajes: mejor no me ayudes. “Escena final el gran halcón”.
  • No es bueno sólo “dejarse vender”.

Atractor, el podcast de referencia en atracción. Para ti, hombre, que quieres alcanzar tu máximo potencial y ser tu mejor versión. Aquella que te hace sentirte realizado al afectar positivamente la vida de las personas que te rodean, expandiendo a cada paso tu área de influencia.

Os dejo con Ray Havana

Muy buenas, atractor. Bienvenido a este capítulo 12 del podcast, Atractor. El podcast de referencia en atracción. Gracias. La verdad es que he tenido un gran aluvión de críticas por el último porque se hizo muy largo. Sí, tenéis toda la razón. Menos más. Yo quise acelerar el proceso para alcanzar más preguntas para que podáis seguir enviándome más preguntas. Al final, hora y media. Tres preguntas: Acabé agotado. Tampoco creo yo que pude trabajarlas en profundidad como me hubiera gustado. Sí que es verdad que están bastante bien. Creo que hice un buen trabajo, pero si yo me esfuerzo más y vosotros lo aprovecháis menos, estamos aquí tirando energía por un tubo a la basura

Me tengo que reestructurar. Tengo que continuar. Vamos a dejarlo en dos. preguntitas cada programa a partir de ahora. Yo creo que tres es demasiado. Dos está bien. Voy a tratar de bajarlas de la hora y quiero cumplirlo. Cuidado porque quiero cumplirlo y voy muy bien en serio. Cuidado. Muchas gracias de nuevo por este feedback. Muchas gracias por estar ahí. Es evidente que estamos aquí haciendo algo grande. En este programa, vamos a tratar dos preguntas bastante interesantes

La primera va sobre una anomalía poco frecuente. Creo a 1 de entre 72 mil personas le sucede. Igual no te sientes muy identificado, pero la forma en que yo lo enmarco es más allá de esa anomalía que es la normalidad del ojo de gato. Es una cosa curiosa. Yo lo trato más como sentirte diferente o tener una diferencia que puede ser cualquier cosa. Desde la altura, desde tener la nariz muy grande. Algún defecto. Algo que consideres negativo. Cómo afrontarlo para que deje de ser algo negativo. Todo lo contrario, que sea eso que te hace especial y único. Eso, por un lado

La siguiente pregunta también es muy interesante porque va sobre qué considero sobre tener relaciones públicas, de tener a una persona que te vende. En este caso, una chica que te haga de vendedora, de relaciones públicas, de representante tuyo. Cómo lo veo, qué me parece a mí, porque es bueno, porque es malo. Voy a profundizar un poquito en todo eso. Los beneficios, los inconvenientes y lo que yo recomiendo. Eso es lo que vamos a ver en este podcast en menos de una hora. Cuidadín. Cuidadín que no es poco.

Voy a leer la reseña de este podcast. Tengo que decir que también me habéis avisado algunos que se ve que he repetido alguna reseña por ahí. Es probable porque suelo tachar las que voy haciendo en plan de “esta la he hecho, ya le hecho ya, la he hecho ya”, pero no soy perfecto o me equivoco. Pensaba leer un par de reseñas como compensación. Lo cierto es que no lo quiero hacer mucho más largo. Solo voy a leer la siguiente reseña que no estará repetida. Creo yo. Casi pondría la mano en el fuego, pero no me fío porque no soy perfecto y me conozco. Si la repito, enhorabuena, pero hay tantas cosas que tener en cuenta con todo esto que al final uno siempre tiene que leerla por algún lado. Esta reseña es de Alberto y se titula: “Fresco y cercano sin tecnicismos”.

“Lo que más me sorprende es la temática. Soy un hombre magnético y carismático. Siempre ha tenido mi debate interno de si ser carismático se nace o se hace. Desde luego, me ayuda a entender mejor las dinámicas sociales y gracias a ti, tus historias y efectos, el programa se hace muy ameno y divertido”

Muchas gracias

“Lo que marca la diferencia con otros podcasts es que este tiene menos tecnicismos y más frescura y cercanía. Resultan sencillas de realizar las técnicas y claras en su docencia. Esto último es muy importante. Yo de ti, no me lo perdería. Mucho más que la motivación y la voluntad cuenta el entorno en el que te muevas. Créeme. Gánate ese entorno. Con este podcast, podrás cambiarlo”

Alberto, muchísimas gracias. Una reseña que me llega. Eché un comentario por el medio y no suelo hacerlo. Se agradece estar ahí llegando como estoy llegando y la intención es que esto llegue a más. Como ya sabéis, la filosofía de esto es la equidad. Es que a hombres y mujeres se nos valore igual. Curiosamente, en este momento de la historia, en el 2017 que estamos, recién entrado abril, el hombre está en emergencias. Aunque se pinta mucho que es la mujer la que está en tal desigualdad y que somos unos asesinos innatos, lo cierto es que sí. Hay cosas que hay que cambiar, por supuesto, pero una de las cosas que está en periodo de extinción es la masculinidad

Cuidado. Estamos que cualquier día ser hombre va a ser sinónimo de delito y no. La masculinidad es el yang, la feminidad es el ying y no hay ying sin yang y viceversa. Hay que encontrar ese equilibrio. Existe en cada uno de nosotros. O sea, yo tengo mi lado femenino y mi lado masculino, aun siendo hombre. Tenemos que encontrar tanto el equilibrio interno como el externo, como el social. Ese es el objetivo. Es lo que se busca. También, quiero aclarar una cosita muy rápida y es que he visto que algunos, aparte de enviarme emails, me enviáis texto.

Donde se formula la pregunta en atraidasporti.com/atractor que ahí podéis grabar vuestra pregunta de viva voz, también habéis escrito la pregunta pensando: “yo sólo lo escribo y me lo me va a decir”. No. Texto, yo no voy a leer más que las reseñas. No voy a leer nada más. Si quieres que te responda a tu pregunta, grábamela. Me la podéis grabar bien en atraidasporti.com/atractor y ahí encontrar esos sitios donde puedes grabarlo o como hizo nuestra atractora, que en breve podremos escuchar su pregunta. Lo grabas con un móvil o como puedas o si tienes un equipo de grabación. Hoy en día creo que quien no tenga tiene que actualizarse. Me lo puedes enviar por email en un mp3 que yo lo pueda lo pueda descargar e insertar aquí dentro para que podamos escucharlo

Más fácil, yo creo que no lo puedes tener. Lo que te digo, no pienso responder a nada por escrito. Es la condición mínima que os pido para poder tratarlo. Creo que es justo. Creo que lo que pido a cambio es bastante justo y muchos de vosotros lo estáis haciendo. Muchas gracias. Se me acumulan las preguntas y por eso ahora quiero hacer un par. Quería hacer tres, pero tres ya se me escapa de las manos. Ya para terminar. Como veis, bastante conciso y bastante rápido. Estoy que me salgo. Vuelvo a decir que grabes tu pregunta. Estoy deseando que lo hagas. Si tienes algo que aportar más allá de tu pregunta, si quieres hacer una colaboración, alguna temática que te gustaría tratar, están las puertas abiertas.

Ya hicimos una colaboración en un podcast anterior y si consideras que tú tienes algo que aportar a alguna temática y quieres aportar tu visión o eres un alumno mío que has hecho tus pinitos y quieres darme tu feedback de lo bien que te ha ido y compartirlo en el programa con todos, si quieres me mandas un audio y me lo cuentas y yo lo inserto o si quieres hacemos un poquito de algo, un ratito aquí. Todo lo que sea que pueda aportar a la gente que nos escucha, a cada uno de los atractivos que estáis aquí con nosotros, perfecto.

Por descontado, en la misma dirección, atraidasporti.com/atractor, me puedes dejar tu reseña de qué te parece el podcast, si es que te está emocionando, te está gustando, te está aportando, etc. Eso lo voy a leer. Además, se va a quedar publicado en la web. Lo puedes hacer en iTunes. Lo que suelo decir. No sé porque iTunes tiene más repercusión que yo. No lo entiendo, pero así es. Entonces, si me dejas ahí tu reseña de cinco estrellas y si encuentras la sexta, no me importaría que la pongas también de seis estrellas. Todavía no la hemos encontrado.

Creo que hay un truco para sacarla, pero todavía no lo he encontrado. Si tú lo sabes, sácala y méteme seis estrellazas y, sobre todo, por qué esto te está ayudando, te está gustando y crees que te está aportando a nuestra causa. A nuestra masculinidad y a la defensa de la masculinidad. No por encima de nada, sino a la altura de lo que se merece como la feminidad. Con esto, ya vamos a empezar con las preguntas.

No sin antes decirte que en atraidasporti.com hay formularios, hay sitios donde puedes encontrar un vídeo-curso gratuito que por solo suscribirte son cuatro entregas en el cual habló de desarrollar tu atractivo masculino un poco más en profundidad y con herramientas, como el ciclo Efici, las reglas Reset. Muy interesante a la hora de hacer mensajitos y de comunicarte con ella en venusiano. Muy importante trascender la existencia alfa. Es un matiz muy importante. Si todavía no lo has podido hacer ¿por qué te lo estás perdiendo? Eso es todo. Ahora sí. Empezamos ya con la pregunta de nuestro primer atractor. Vamos a por ella:

Hola, Ray. Quería hacerte consulta. ¿Qué hacer cuando uno padece de una distinción? En mi caso, una coloma que es un juego de gato. Así de sencillo. En uno de los ojos, la pupila es de gato y, por ende, me boicotea en el juego diurno, en el día, y en la noche me va muy bien. O sea, en la noche en la discoteca brillo y en el día no. ¿Cómo hago para sacarle partido a algo que no me juega a favor?

Muy buenas, atractor. Es una pregunta bastante curiosa/delicada. Antes de decir nada, y para dejarlo muy claro, no soy médico, no soy un experto en salud tampoco en anomalías o cosas extraordinarias. No tengo titulación que respalde lo que voy a decir. Esto es totalmente mi opinión basada en mi experiencia. No sé si es necesario, pero lo voy a dejar claro. Esto es un disclaimer. Todo lo que está en este podcast está basado en mi experiencia, en algo empírico. Tómalo como un consejo, como algo que pueda servirte, pero no como fe ciega y como dogma y como algo que es así y punto.

Nada de lo que yo expreso aquí es verdad absoluta. Está basado en mi experiencia, está basado en lo que yo considero. Continuamente, se va mejorando y se va optimizando y tiende a estadísticamente funciona mejor, pero no es ningún caso verdad absoluta ni funciona al cien por cien a veces ni nada por el estilo. Por favor, experimentos en casa con gaseosa. Además, tengo que decir que no era consciente de que existía esta anomalía. Quizá sí, pero nunca la había investigado y, por lo visto, es más común de lo que pueda parecer.

No es muy común, pero he leído que era 1 de cada 72 mil nacimientos. No estoy muy seguro. He leído un poco por encima. No hay mucha información, pero tampoco mi invención tampoco es especializarme en esa anomalía, sino sencillamente ver si tenía algún tipo de cosa que resaltar. No es muy común, pero sucede. Además, connota en muchos casos cosas muy severas. Por lo que veo, en tu caso no es así. En tu caso, al parecer solo es uno de tus ojos que se asemeja al de un felino. Cosa que te felicito porque dentro de las cosas que he podido leer que podían ser causantes de eso; o sea, causas de esa duplicación de un genoma, desde retraso mental hasta un montón de anomalías verdaderamente reales. Ahí ya difícilmente puedo aconsejar nada

Aquí hablamos sólo de, al parecer, una diferenciación estética. Fíjate qué palabras estoy utilizando “diferenciación”. No estoy diciendo un problema. Además, no digo un problema porque no te visto y no sé cómo son tus ojos. La verdad es que estoy totalmente a ciegas. Solo tengo tu voz y lo que me describes. Pero en ese mismo texto me dices que por la noche te va muy bien, que te diferencia y te desmarca y por el día no. Con lo cual interpreto que es una diferenciación estética. Estética en sentido no de operación ni de maquillaje, sino que tienes una apariencia diferente que por la noche te causa ventaja y por el día no.

Estamos hablando de una diferencia, no de un problema. Ojo de una diferencia, pero de una limitación. Como bien decía hace unos instantes, la limitación real sí que sería lo que he comentado de una anomalía importante. Hay problemas hasta de los pulmones. En fin, hay problemas muy severos relacionados con eso que tú me comentas, con el ojo de gato. En este caso, al parecer no es así y tiene pinta de ser algo más mental porque por la noche sí que te funciona. Por la noche, por lo que sea, confías más en ello y por el día has tenido experiencias que te confirman la creencia de que por el día no funciona

Por lo que recibo de tu mensaje, entiendo que esta es una creencia. Ahora bien, puede ser que por la noche, utilizando el dicho de “todos los gatos son pardos”; es decir, todos los gatos se parecen porque la oscuridad nos hace ver menos cosas, tenemos menos sensibilidad visual, igual al estar por la noche en discotecas el ojo distinto se aprecia de una manera atractiva. Sin embargo, por el día, la luz hace que tu ojo se vea perfectamente en su magnificencia y quizá no es tan perfecto. Tiene algún defecto, tiene algo que puede llegar a ser desagradable a la vista que digas: “ay, ¿qué le pasa en el ojo?”

Si ese es el caso, ya estamos hablando de algo más real. No es una deficiencia tan grave como las que he leído, pero sí que puede ser estéticamente un poquito distinto. Sería algo más real, pero no sería completamente real puesto que hablamos de que te funciona. En algún momento, es atractivo. Entonces, me niego a creer que no pueda serlo también durante el día. A menos que sea algo muy aberrante, algo que, jolín, realmente eche para atrás, que dé sensación de enfermedad. O sea, si tienes algo que da esa sensación de buenas a primeras el primer contacto visual, el percibirlo puede traducirse en rechazo

No lo sé. Espero que no sea así, pero en el caso de que no sea así, que sea algo más mental, vamos a trabajar en nuestro sistema de creencias y en confiar en que la gente que te pueda criticar por ello y diga: “qué ojo más raro” puede ser una forma de envidia. A mí, me ha pasado mucho en mi infancia. No por nada de eso. He tenido muchas críticas, me han hecho un bullying. Me han hecho un montón de cosas y me he dado cuenta con el tiempo que al final era cuestión de diferenciación. Además, era instintivo. No tenía muy claro que era algo tal, sino que esa gente, esos compañeros o que fuera veía amenazado su status quo, inconscientemente atacaban a donde podían ver alguna vulnerabilidad o donde ellos consideraban que era una vulnerabilidad

Es importante que tú veas eso totalmente con la intención positiva que tiene. Es decir, ¿te hace diferente automáticamente? ¿ya eres distinto muchísimo a la inmensa mayoría? Como digo, creo que era 1 de cada 72 mil. Es decir, ¿gran diferenciación? Entonces, tú puedes decidir interpretarlo como diferenciación negativa, qué putada o diferenciación positiva. Jolín, soy distinto a simple vista. Esa confianza que vayas a tener en esa diferenciación va a marcar la diferencia. Valga la redundancia. Cuanto más trabajes en creerte que lo que tienes no es un defecto, sino que es una virtud.

Ojo. No es: “jolín, tengo algo que me hace ver mal”. Cuanto más confieses que es algo que te diferencia positivamente, que te desmarca, que te hace ver más, que llamas más la atención y que puedes jugar con ello, cuanto más te lo termines creyendo, más va jugar a tu favor. Aun en el caso de que sea un poco desagradable a la vista al principio, el carisma que vas a desenvolver alrededor de esa confianza que tienes de que esto mola, en este caso ese ojo, se contagia. Eso es el contagio emocional. Aunque al principio tener ese contagio emocional pueda resultar en un “hup», al final puedes atrapar en esa red tuya emocional de confianza y de estar a gusto contigo mismo e incluso de sacarle partido y decir: “sí, a que mola mi super poder, mi diferenciación”.

Esto dependiendo del nivel en que tú percibas esa diferencia. Si te miras al espejo y no te gustas y dices: “jolín, qué es, qué es, qué es” y no haces más que machacarte, estás trabajando en la dirección contraria. Estás totalmente posicionándote como “tengo un defecto”. Cuando interactúes con gente que no conoces o conoces poco, vas a hablar con miedo, con “que no se fijen, que no lo vean, por favor que no me juzguen, ojalá que no me…” Realmente, esa diferenciación que tienes, esa anomalía es neutra. No es ni buena ni mala. Igual en otra cultura serías un dios porque tienes una cosa que te han dado los dioses. Por decir algo, por ponerte un ejemplo.

Aquí quizá no se ve bien a simple vista culturalmente porque denota una anomalía que puede ser negativa, pero como tú la reencuadres y la reenmarques. o bien conducir en una dirección u otra. En este caso, yo creo que te conviene dirigirlo en la dirección que más te dé. Es lo mismo o muy similar a gente que pueda tener una nariz muy grande y sienta complejo de narizón. Por ejemplo, yo ya me estoy quedando muy calvo y eso puede generar un complejo de: “ostras, estoy perdiendo mi juventud” “se me ven las ideas”, etc.

Es algo que lo juego a mi favor y que implica madurez, crecimiento, testosterona. La historia que tú te quieras contar, que quieras vivir, que quieras hacer para confiar en que eso que tienes te aporta. No te resta. Creo que realmente ahí está tu trabajo. Apóyate en esas experiencias de la noche que te han servido como éxito para traducirlas, transportarlas, llevarlas al día. Piensa que, por un lado, estarás tú comunicando durante el día que ese miedo a ser percibido como inferior porque tienes un defecto, no una virtud. No tienes algo que te desmarca, sino algo que te hace entrar dentro de una persona con un problema. Estás escribiendo eso y eso lo estás comunicando seguramente.

Aun cuando tú creas que molas, que tienes una diferenciación, que eres súper genial, que eres una de las 72 mil sólo con lo del ojo, luego ya con tu personalidad etcétera, aun así la vida te pone en tu sitio y te va decir: “A ver, a ver. ¿Tanto te lo crees que molas tanto? ¿por qué?” y va a haber gente con envidia inconsciente que te va a tratar de criticar o parodiar. A mí, también me ha pasado. No por eso, pero por otras cosas. Es tu papel, es tu trabajo, es tu responsabilidad estar por encima de eso.

Cuando me pasaban cosas así, me reía con esa persona y disfrutaba porque hay gente a veces muy creativa que lo hace para joder, pero también son muy graciosos. Entonces, yo me reía con ellos y decía: “qué bueno, me ha encantado”. Yo asumía esa actitud de “No me ofende. No me molesta. Sí, es verdad. Tengo algo raro. ¿lo quieres interpretar de la manera de que es chungo? Allá tú. Perfecto. Yo hasta me río de tus comentarios”. Igual hasta entiendo que un comentario de ese tipo de quién va a venir, de una persona con poca cabeza, con poca sensibilidad. Sobre todo, si lo hace con ganas de ofender. Le fala mucho, mucho, mucho por aprender en esta vida porque esta vida no va de joder al semejante

Eso era en la época de supervivencia cuando había escasez y era “o como yo o comes tú” y “entre tú y yo, lo siento, pero como yo”. Pero esto ya no es así. Hoy en día por mucho que se diga que hay crisis y que la vida va para atrás y que el fin del mundo, no. Cada vez hay más recursos, la tecnología avanza y cada vez tenemos más de todo para todos. Ya hemos hecho el cambio de paradigma y lo que pasa que no nos estamos adaptando y pensamos que la economía se ha ido a la mierda porque evidentemente va a tener que haber un cambio importante a nivel económico. O sea, el dinero tiene que tener un cambio. Ya veremos cómo lo hacemos porque el valor tiene que ser otro que el consumismo y el necesitar objetos. Sí, tenemos unas necesidades. Yo ahora tengo aquí un equipo en el que estoy grabando el audio y lo necesito para grabar, pero de ahí a morirme de hambre por otras cosas que no tienen sentido. No me voy a meter ahí

Estando con esa mentalidad de “¿esta persona dónde va?”, te puedes reír y verlo con compasión. Luego, la gente, a mí me pasaba también, te va a hacer parodias. Pero parodias buenas. Con ganas de reírse y de disfrutar y de hacerte reír y vas a decir: “ostras, qué bueno” y te vas a aprender a reír de tu anomalía, de tu diferenciación. Podrías hasta ponerte tu propio mote, haciendo alguna interacción y diciendo: “hola soy puma” y preguntarle: “¿a qué no adivinas por qué?”. Ya estás poniéndote en una posición de: “sí, parezco un felino. Es que soy un felino, soy fiero, tengo mucha energía.

Preguntas como: “¿tú sabes cuántas veces cópula un león con una leona?”. No me acuerdo bien de los datos, pero es una barbaridad. Creo que están 24 horas fornicando a intervalos de cada dos minutos. No sé. No me acuerdo, pero los felinos son unos folladores espectaculares. Entonces, puedes reencuadrarlo todo. Es más como te vendes y cómo te percibes tú y cómo lo contagias que lo externo. Lo externo te puede poner en tu sitio y te va a poner a prueba y te va a venir el típico listo que va a decir: “ah, mira, parece…”, pero eso es una prueba de la vida para ver si estás o no estás. Si te afecta y pierdes la batalla, es que todavía no estás y tienes que seguir trabajando

Pero en cuanto esa batalla esté ganada, va a ser como Matrix. O sea, te van a disparar las balas y en vez de agacharte para esquivarlas, vas a poner así la mano hacia delante y se van a parar y van a caer al suelo porque vas a estar por encima de esa sensación. Es un trabajo que tienes que hacer. Desde ya, mírate al espejo, aprende a admirar, a debilitarte, a enamorarte de ese ojo. Piensa en los resultados que te da durante la noche y cómo se van a triplicar por el día y disfrutar de eso. Quiérelo porque es aceptación. La aceptación es todo lo contrario a la resignación

Es “De acuerdo. Esto es lo que tengo. No lo puedo cambiar. ¿Cómo hago para que esto que tengo que no puedo cambiar amarlo y casi enamorarme perdidamente de ello?” Espero haberte dado algunas claves interesantes. Un abrazo enorme. Mucho ánimo, de verdad. Hay un trabajo ahí, pero yo creo que todos tenemos nuestros trabajos, nuestras cosas que depurar. Aun así, mucho ánimo. Es un caso curioso y anecdótico. Gracias por preguntar. Vamos a por la última pregunta:

Hola, Ray. Muy buenas a todos. Primero que todo, darte las gracias por hacer Atractor y por todas estas ayudas que nos están dando y encima gratuitamente. Enhorabuena y sigue así y para pasar a la pregunta. Lo que yo quería saber era qué te parecen las celestinas. Es decir, que alguien te ayude. Una chica o chico a acércate, a aproximarte a una mujer en el sentido de que cuando estás en un sitio que la gente conoce o que es un grupo reducido. Como podría ser en la universidad, en el trabajo, en un colegio. Incluso, en algún pueblo pequeño porque es como que tienes una reputación y el hecho de ir abordando mujeres podría ser algo que juegue en contra y así es cómo que se esconde un poco. Dime qué te parece y cómo tendríamos que hacerlo. Eso es todo. Muchas gracias y espero tu respuesta.

Muy buenas, atractor. ¿Que qué me parece tener unas relaciones públicas? ¿Qué me va a parecer? Me parece espectacular. Lo recomiendo. Es como es si eres artista y me preguntas: “¿tú me aconsejas tener un representante?” A bote pronto, la respuesta sería sí. Pero tenemos que matizar porque no es lo mismo tener un buen representante, tener unas buenas relaciones públicas a tener una mala porque todo lo que te puede ayudar por un lado te puede boicotear por el otro.

Pero vamos a suponer que tenemos unas relaciones públicas con una representante que hace muy bien su trabajo. Por descontadísimo, vamos a tener preselección. Si es una chica, en este caso, que habla bien de nosotros, el discurso que diga o todo lo que diga va a ser utilizado en tu favor, no en tu contra. A menos que sea muy mala y todo lo que diga pueda ser utilizado en tu contra.

Pero sí. Evidentemente, la preselección. Para los que no lo sepamos, es un poco lo que sucede, por poner un ejemplo, imagínate que eres el directivo de una empresa o estás haciendo la preselección para ser directivo de una nueva empresa y has trabajado previamente para otras. Esas otras dan su opinión sobre ti y dan una buena opinión. Dicen: “Ha sido un muy buen directivo. Nos ha encantado y esperamos que le vaya súper bien allá donde vaya porque ha sido excelente. Ha conseguido x, y, z. Nos ha hecho mejorar las ventas”. Lo que sea

Entonces, con ese currículum, con esa preselección. O sea, otras empresas ya te han probado y has sido excelente y a la empresa a la que vas le da mucha más confianza y dice: “Este tío tiene pinta de que lo va a hacer bien. Ya no sólo me baso en mi intuición y lo que pone papel, sino en lo que otras empresas hablan de él”. En este caso, si otra chica va diciendo cosas positivas sobre ti a otras chicas, las otras chicas muy probablemente digan: “interesante”. Ojo, hablo de decirlo bien porque no es decir: “Este chico es estupendo. Es el mejor novio que tuve en mi día. Tiene un sexo estupendo”. No, eso no se hace así

La preselección buena es cuando una chica hasta puede que te critique por algo, pero de manera que suene positiva de decir: “este es un poquito cabroncete porque hasta que sentó un poco la cabeza era un picha brava. Picha brava aquí en España es que tiene sexo con muchas mujeres. Ese tipo de comentarios que incluso pueda parecer negativo, a una mujer le puede parecer positivo y ha de decir: “Bueno, sí. Este sabe lo que hace”. Cuidado con esas cositas. Evidentemente, si me hablas de un sitio pequeño, de un pueblo donde la reputación es importante, no será el mejor tipo de publicidad a nivel global. O sea, en plan público. Pero igual esa chica, esas relaciones públicas tuya cuando está con la chica que toca soltarle entre ellas dos, en plan íntimo, ese comentario puede potenciar mucho tus ventas.

La preselección, básicamente, es un traductor sexual que le da a entender a otras chicas que tú ya has sido seleccionado previamente por otras chicas atractivas. Con lo cual, estás a la altura. Tienes la experiencia y por eso lo que he dicho. Otra chica atractiva. Claro, ¿quién es esa persona que te hace de relaciones públicas? ¿es una chica del montón? ¿o es una chica influyente? Lo hacen mucho en publicidad. No sé si serás consciente de que cada dos por tres en todos los medios publicitarios, en todos los anuncios siempre sale algún famoso hablando de algún producto. Probablemente, ni siquiera el producto lo haya probado y ni siquiera le guste, Esperemos que sí, pero puede que no.

Pero tú al asociar esa marca a ese famoso que tiene esa reputación, automáticamente esa marca gana esta reputación. “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Cuanto más potencial tenga tus relaciones públicas, cuanto más influyente sea, más vas a conseguir. Más influencia, más credibilidad, más potencia, más de todo. Por lo cual, si tu relaciones públicas es la chica más atractiva de un local o de un lugar o de una convención social, te va a influir mucho más. Te va a dar mucho más poder que si es una chica normalita o poco conocida o si tiene un estatus, entre comillas. Por estatus me refiero tanto a social como físico. O sea, que se la perciba como atractiva y con don de gentes o no

Esto es el perfil psicológico que tiene que ver con su aspecto físico y su sociabilidad. O sea, la capacidad que tiene de ser sociable, de hablar con mucha gente. Una chica de relaciones públicas de una discoteca habla con muchísima gente, aunque no seas un súper tipón. Tiene muchos más contactos, tiene mucha más influencia, tiene mucho más estatus a nivel mental que otra chica que igual es súper atractiva pero igual no controla el idioma, no habla bien, no se comunica bien. Sí, es muy atractiva, pero no tiene lo que la otra tiene que es don de gente.

Cuando juntas a ambas es labor. Entonces, es importante quién te está representando porque como dice la palabra te “representa”. Si te representa a alguien que no está a la altura, te está haciendo un flaco favor que es lo que tenemos por otro lado. Por un lado, es ¿te está ayudando o no? Siempre me acuerdo de la escena final, de la lucha final de la película “El Gran Halcón” de Bruce Willis donde él se está pegando contra el malo y llega a la chica y le empieza a ayudar disparando con una pistola intentando darle al malo y le da al hombro a él y le jode el hombro y él se para y dice: “No me ayudes más. Déjalo”. Es buenísima esa escena. Yo me descojonaba

Efectivamente, “no me ayudes más”. Para amigos así, para qué quieres enemigos. Si tienes alguien que te hace lo que vendría a ser un anti homenaje, tienes que compensar todo el destrozo que te estaba haciendo. En ese caso, no te recomiendo tener unas relaciones públicas. ¿Qué pasa si es lo contrario? Si es una tía que te hace homenajes demasiado buenos. Cuidado, porque luego tienes que cumplir expectativas. Tienes que estar a la altura de lo que se ha dicho de ti. Con lo cual, tampoco yo lo recomiendo. Una cosa es que te pongas muy guapo y otra cosa es que te pinten de una manera no eres. Te digan: Eres Brad Pitt. Si eres Brad Pitt o no eres, si te pintan de alguien que está muy por encima; o sea, la idea que cogen esas chicas sobre ti está muy por encima de lo que tú eres y luego no cumple expectativas, vas a ser un fiasco. Vas a ser lo peor.

Que te pongan muy guapo, es otra cosa. O sea, que dentro de lo que sea resalten lo mejor que tienes y te dan un puntito más, no pasa nada. Si tienes que sacar lo mejor de ti para estar a la altura de lo que se ha dicho de ti. Es bueno, porque un poquito de energía, de esfuerzo, entre comillas, siempre está bien. Yo creo que ese tipo de energía es bueno. Pero ni los extremos por arriba ni por abajo. Creo yo. Un homenaje exagerado, me ha pasado. Yo, en su época, cuando empezábamos, había veces que los homenajes eran devastadores. Yo decía: “Madre mía. Me has puesto ahí. Soy dios y ahora ¿yo cómo compensó esto?” Quedaba poco creíble y se veía artificial. Esto entre nosotros cuando salíamos y estábamos probando cosas

Luego, salías con los típicos amigos que te da igual y la típica broma que te dejan fatal, que te meten ahí una que dices: “jolín, no me ayudes más. Déjalo. Ya me apaño yo solo”. No era broma. Con corazón te soltaban: “¿Conoces a este? Qué raro porque este tío. No sé qué haces con él” y yo: “Vale, vale. Déjalo. Gracias. Este era amigo mío hasta hace un minuto”. Eso pasa mucho también con los grupos de amigos que salen y se boicotean unos a otros porque hay mentalidad de escasez y se trata de boicotear unos a otros y lo único que se consigue es que todos pierdan. Si a tu amigo lo tienes que joder, ¿qué amigo tienes? Estás hablando no sólo de tu amigo, sino de ti, de con quién te rodeas. ¿Te rodeas de gente a quien tienes que boicotear?

Por lo cual, ellos te boicotearán a ti y la situación en la que vives. Yo como mujer a tu lado no voy a tener una situación privilegiada porque vamos estar ahí de riñas. No tenemos apoyo, respaldo: Es gente que “hoy por ti mañana por mí”. Saben que se van a ayudarte en este momento a ti y tú les ayudarás cuando sea y os vais a apoyar el uno al otro.

Como último punto ya. Hemos hablado de si es bueno o malo. Efectivamente, es bueno si es bueno y muy malo si es malo. Quien es ese representante, tiene que representarte y cuanto mejor te represente mejor. Tanto con la calidad de la persona que te representa, con su influencia personal, como el homenaje que hace de ti. Por eso he hablado de la publicidad y de los famosos que venden productos y que eso vende mucho y que los homenajes tienen que estar equilibrados. Es decir, no importa que sean un poquito por encima. Si están un poquito por abajo, tampoco pasa nada. Si se deja alguna cosita, no pasa nada. ¿Por qué? porque luego lo puedes sacar y siempre es un éxito y dices: “Pues, esto no me lo había contado mi amiga” y ya lo sabes. Muy sutil sin necesidad de aprobación, de validación ni de demostrar nada. También es un punto.

Si ya te lo dan todo hecho y la tía lo sabe todo, falta ese grado de sorpresa. O sea, equilibrado. Que se quede un poquito por arriba o un poquito. Está muy bien. Si se pasa por arriba, mucha atención si al final no das la talla. Si es muy por debajo, igual. Ni siquiera la chica le interesa escucharte ya y se está perdiendo a una excelente persona como eres tú. A pesar de todo esto, y de ser muy bonito, recomendarlo. Bien hecho. No puedes jamás dejar tus ventas, dejar tu producto, dejarte a ti, dejar tu responsabilidad como atractor en manos de otra persona al cien por cien. Nunca.

Nunca jamás debes delegar eso al cien por cien. Tienes que tener afiliados. Sería la palabra técnica. Personas que te venden. En este caso, unas relaciones públicas que habla de ti muy bien para facilitarte las cosas, pero tú nunca debes dejar de aprender a venderte a ti mismo y de hacerlo siempre que puedas. Yo veía ahí esa pregunta buscando el huequesito de: “oye, ¿y si me lo hace alguien y yo no tengo que hacerlo? ¿no será mejor?” No. Si alguien te lo hace y te lo hace bien, puede ser mejor si te lo hace mal, puede ser peor. En cualquier caso, nunca puedes dejar de hacerlo. Sea un pueblo, sea 4 metros cuadrados que no haya casi gente

Yo vivo en un pueblo muy pequeñito de 800 habitantes aproximadamente en hora punta. Es decir, en temporada alta. De normal, hay mucha menos gente. Evidentemente, si me vende alguien, mucho mejor. Pero yo me vendo cuando me tengo que vender, como me tengo que vender. Entre comillas, lo mejor que puedo. No estoy vendiéndome todo el día. Ni mi función en la vida es agradar a todo el mundo ni ser Dios para nada. O sea, yo tengo que estar cómodo, estar a gusto conmigo y hacer mis historias. No voy por el pueblo trajeado con corbata y con gomina. Ni de coña. Igual voy en chándal en mis momentos tranquilos, cuando voy a hacer deporte o cuando voy a comprar aceite o carne

Voy muy cómodo porque igual estoy trabajando en ese momento y yo no necesito ponerme ropa elegante para esas cosas. Sí que me pongo ropa elegante o ropa apropiada cuando tengo que hacer talleres y cursos porque sí que es necesario. Pero no voy así por casa mientras estoy tranquilamente haciendo mis cosas. Ahora mismo, estoy muy cómodo, por cierto. Muy cómodo y muy holgado. Probablemente, salga así a la calle porque no voy en pijamas, pero voy muy cómodo. Sí, es verdad que eso no me está vendiendo especialmente, pero la apariencia es una cosa

Yo cuando me comunico, cuando hablo, cuando me expreso, sé que mi indumentaria se queda en un segundo plano. Además, eso denota que me importa bastante lo que piensan de mí, que me gusta estar cómodo. Pero, repito. Cuando tengo que venderme, no por obligación sino porque es el momento. Cuando me comunico con alguien porque tengo que hacer algo, saco mi mejor versión y me expreso de la mejor manera que puedo y considero. No sólo por mí, no solo para ser más guay, sino porque creo que la persona con la que me estoy comunicando se merece lo mejor de mí. Se merece ver que tiene adelante una persona afable y que es interesante, que tiene que aportar. Aunque sea para comprar el aceite

Entonces, fundamentalísimo y super importante. Tú no puedes dejar de venderte y delegar eso al cien por cien a nadie. Tú delega lo que se llama afiliación. Que es que otros venden tu producto por ti a cambio de lo que sea. En este caso, puede ser amistad o a cambio de que tú a ella luego la vendas con tus amigos. En fin, como consideréis el intercambio que haya entre vosotros. Pagándole. Yo qué sé. Cada uno, lo que sea. Evidentemente, tiene que haber una contraprestación normal. Si no es demasiado altruista, me da igual.

La cuestión es que no puedes dejar de lado tu venta de ti mismo y ponerte a la altura de las circunstancias que consideres. Es decir, si yo ahora me voy a una entrevista de trabajo o a hacer una entrevista en un sitio o tengo que estar de cuerpo presente, no voy a estar como estoy ahora. Me voy a arreglar, me voy a poner visible. Lo normal. Por ejemplo, hace poco descubrí un YouTuber que es doblador. O sea, hace audiolibros y publicidad. Es americano. Se llama Miguel. Miguel no sé qué. El tío tiene su cabina insonorizada. Él está ahí. Tiene ropa muy cómoda. Te enseña cómo lo hace él y lo tiene todo muy guay

¿Qué pasa? De vez en cuando tiene que ir a estudios profesionales a hacer grabaciones profesionales. Entonces, cuando va a ese tipo de cosas, dice: “Aquí me voy a tener que vestir. Me voy a tener que ir de corbata. Tienes que ir cómodo y ancho, pero que esté a gusto y presentable porque tu cliente va a estar ahí viéndote en directo y no sólo le basta con que tengas una voz preciosa y lo hagas muy bien, sino que vea que estás presentable”. Luego, aparte te dice del tipo de ropa. Ropa que no haga ruido porque igual te pones muy tal y mientras grabas te cargas la audición, etc.

Te dice consejos muy interesantes. Entre ellos que te tienes que vender a todos los niveles y que por muy bueno que seas en tu trabajo; en este caso, con esa voz, la ropa, la apariencia. Luego dice: “Habla con todo el mundo cuando llegues allí. Salúdales. Habla un punto con el cliente”. Lo que llaman ellos small talks que es como hablar un poquito, aunque se trivial, para entrar en contacto y vean que eres una persona normal, sociable e íntegra. Eso va a hacer que luego te quieran volver a llamar porque no solo haces bien el trabajo, sino porque es agradable trabajar contigo.

Eso es también muy importante. Lo mismo aquí. O sea, tener una buena vendedora de tus servicios, unas buenas relaciones públicas, una preselección, una tía que te está por ahí vendiendo, una representante. Muy bien. Perfecto si lo hace. Cuanto mejor lo haga, mejor. Vas a multiplicar tus ventas. Si no es una y son tres o son cinco, tu atractivo va a ser mayor porque tienes más influencia de más gente hablando muy bien de ti y diciendo cosas estupendas de ti. Te vas a hinchar. Igual no muchas, sino pocas. Pero de mucha calidad. Chicas muy bien consideradas, de gran reputación, etc.

Como sea, perfecto. Cuanto más, mejor. Pero tú jamás puedes delegarlo al cien por cien. Tú delega lo que tengas que delegar. O sea, lo que ellas quieran, pero tú en cada ocasión tienes que seguir haciendo tu trabajo. Tu trabajo es siempre tu trabajo. Si dejas de hacer tú trabajo, llegará un momento en que te venderán de puta madre y cuando llegues allí no darás nunca la talla porque dirán: “no, a mí me han vendido algo que no era así”. ¿Por qué no vas a ser así más? Porque has delegado una parte que te crea, que te construye

Aquí acabamos el episodio de hoy. Espero haberlo hecho mucho más ameno y breve. Yo creo que sí. Creo que esta vez hemos cumplido. Seguimos adelante. Gracias por todas las preguntas. Esto está yendo viento en popa. Me mola vuestro feedback un montón. Gracias. Mucho ánimo, más energía y que tomes excelentes decisiones

Atractor, el podcast de referencia en atracción. Para ti, hombre, que quieres alcanzar tu máximo potencial y ser tu mejor versión. Aquella que te hace sentirte realizado al afectar positivamente la vida de las personas que te rodean, expandiendo a cada paso tu área de influencia.

About the author 

Ray Havana

You may also like

MGTOW Vs PUA | ¿Por qué son lo mismo?

MGTOW Vs PUA | ¿Por qué son lo mismo?

Matrimonio: ¿sigue significando lo mismo? | mi opinión sobre el matrimonio

Matrimonio: ¿sigue significando lo mismo? | mi opinión sobre el matrimonio

¿Son todas las mujeres unas…? (termina la frase) | Hipergamia

¿Son todas las mujeres unas…? (termina la frase) | Hipergamia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Subscribe to our newsletter now!