marzo 20

#10 Cómo disfrutar al salir de la zona de confort + Cualificación

Atractor, Podcast

4  comments

Disfrutar saliendo de la zona de confort

Cómo disfrutar al salir de la zona de confort

  • Trabajo interior: Entender.
    • Medida paliativa: escuchar a tu subconsciente en esa situación “imaginaria”: visualización.
    • Encontrar causas para saber cómo hacerlo.
    • Conocer cuál es tu punto de partida sin resentimiento / sin juzgarte.
      • Con aceptación: abrazar + voluntad de cambio.
    • Reprogramar: Cambiar la creencia que tenemos actual por una útil y que nos sirva para nuestro propósito.
  • Trabajo exterior: Actuar.
    • Vamos a prestar atención a las excusas que nuestro subconsciente nos grita para disuadirnos.
    • Exposición Gradual Vs A lo bestia
      • Micro pasos vs ¿Peligro de Trauma ó entrar en  Estado «adictivo»?
        • Importancia del Grado de adhesión o adherencia.
    • Medida preventiva: conforme nosotros nos amoldemos a la realidad y viceversa, cambiará nuestra forma de responder ante esas situaciones.
    • MUY IMPORTANTE: Tu reacción ante “su” reacción.
    • ¡Ojo con: DIFERENCIAS CULTURALES!
      • Cambio de la expresión, no de los principios.
        • Ejemplo de Kino: cuanto menos común, más contraste/impacto tendrá —alegoría de subida vs planicie.

Cualificación

  1. Sistema emergente.
    • Funcion: Equilibrio entre Valor y Romance —ambos necesarios por temas evolutivos.
    • Evolución:
      • Pequeñas tribus:
        • Simplicidad.
        • Mayor facilidad para abarcar hacerse cargo de un número reducido.
      • Grandes tribus:
        • Complejidad.
        • No se da a basto, más opciones que energía.
          • Igual la especialización del trabajo: agricultura, tecnología, etc.
  2. ¿Cuánto dura el amor libre?
    • Inteligencia emocional:
      • Ella cambie: cansancio, necesidad de estabilidad.
      • Tú cambies. (Inteligencia Emocional).
  3. Equidad: No me siento bien aprovechando estar con otras si ella no lo hace también.
    • Hombres y mujeres tienen distintas necesidades —y cualquier persona en general.
    • La importancia del sexo radica en dos puntos muy distintos:
      • Hombres: Cantidad —mínimos necesarios.
      • Mujeres: Calidad —máximos necesarios.

Atractor, el podcast de referencia en atracción. Para ti, hombre, que quieres alcanzar tu máximo potencial y ser tu mejor versión. Aquella que te hace sentirte realizado al afectar positivamente la vida de las personas que te rodean, expandiendo a cada paso tu área de influencia.

Os dejo con Ray Havana

Muy buenas. Muy buenas, atractor. Estoy muy contento de estar haciendo el capítulo 10. ¿Te has dado cuenta de cómo mi voz puede expresar todo lo contrario a lo que estoy diciendo? ¿Te das cuenta? Estoy muy contento. Solo quería impactarte un poquito a ver cómo reaccionabas. Estoy muy contento, en serio. Me estoy dando cuenta de que este podcast está empezando a crecer desorbitadamente. Se me está escapando de las manos y eso no puede significar otra cosa que te está ayudando y que estoy consiguiendo uno de los objetivos que buscaba que es estar más cerca de ti. También es cierto que queda mucho por crecer. Mucho. Esto está en pañales. Pero es como un bebé que dices: “jolín, solo han pasado tres meses y ya pesa el doble”. No sé si pasa con los bebés, pero aquí esto ya pesa más del doble

De hecho, en este episodio, en este capítulo 10, me va a tocar responder dos preguntas porque he hecho cálculos y, al ritmo que me llegan las preguntas, no avanzo. Si voy de una en una, no avanzo. Yo quería tenerlo no muy largo. Ya no quiero hacer hora y media de podcast. Perfectamente lo podría hacer, pero voy a tratar de mantener ese formato de cerca de la horita, de estar por debajo de la hora respondiendo a dos preguntas.

Es un reto. Va a ser difícil, de ..jones, pero uno de mis trabajos personales es sintetizar e ir al grano de las cosas porque me gusta enrollarme, me gusta explicarme, me gusta dar metáforas. Disfruto siendo entendido. ¿Para qué nos vamos a engañar? Tengo que aprender a sintetizar porque yo creo que cuando sintetice, voy a molar mucho más, honestamente. Me gusta molarme mucho más. Espero molarte a ti también, por supuesto, atractor. Pero, personalmente, me encanta molarme. Así que voy a tratar de molarme mucho más.

En este podcast, vamos a responder dos preguntas. Por un lado, tengo una pregunta que ha hecho que mis neuronas se activen otra vez. Algunas que tenía relajadas y dormidas, he dicho: “para arriba, venga, a trabajar”. Llega un momento en que haces las cosas de una manera tan inconsciente; o sea, forman tan parte de ti, que luego dices: “¿y esto como lo hacía yo de manera consciente? ¿cómo lo pude ejecutar siendo consciente sin llegar a interiorizarlo? La primera pregunta va sobre cómo disfrutar, cómo conseguir adherencia a salir de tu zona de confort.

En este caso, cuando vas a abrir o cuando estás sexualizando con una chica, cómo conseguir no cagarte en los pantalones, sino disfrutar de ese olorcillo que tienen tus pantalones después de haberlo hecho. Básicamente, esa es la primera pregunta. Bueno, es la versión de esa explicación, por supuesto. Luego, le escucharemos a nuestro atractor que nos hecho la pregunta y repetimos hoy con el que hizo una de las primeras preguntas, creo que fue en el primer podcast, que es Edu. Edu, aprovecho para mandarte un saludazo. La verdad es que esta pregunta lleva mucho tiempo en el tintero. Lo que pasa es que quería dar paso a otros que no habían tenido todavía la oportunidad. Pero creo que ya es el momento que voy a meter dos. Lo meto a él porque lleva en cola desde ese primer podcast porque en cuanto oyó la respuesta, me la volvió a formular.

La intervención no era una pregunta, de hecho, pero al final se convirtió en una pregunta y me hace una pregunta un poco más extensa sobre la cualificación. Si no es solo sexual, si hay algo más. Efectivamente, así es. Lo vamos a ver bastante detenidamente, intentando que no me pase de la hora. Voy a contrarreloj ya. Así que voy a leer ahora mismísimo la reseña. No sin antes remarcar que el motivo principal, aparte de estar más cerca de ti, aparte de ayudarte gratuitamente en una consulta que pueda ayudar a mucha más gente, el motivo principal de este podcast es defender. Es una lástima que haya que hacerlo, pero toca.

Estamos en un momento delicado. Defender la masculinidad, defender que no es malo ser hombre, ni mucho menos. Igual que no es malo ser mujer y que la mujer tiene su papel, su rol y tiene que ser querida, respetada amada y lo es. Yo creo que lo está siendo bastante y al parecer nos ha tomado mucho el pelo desde no hace mucho. Valga el uso de la misma palabra. No puedo estar tan activo buscando gente que entre a este podcast para hablarnos de ese tema como me gustaría, pero voy haciendo mis pinitos de vez en cuando. Conforme supongo que esto vaya creciendo, tenemos esa cabida. De todas maneras, me he estado informando. Me gusta el tema y de vez en cuando, cuando tengo tiempo, escucho y al parecer esto de la desigualdad entre hombres y mujeres entendiendo la mujer como como alguien prácticamente que necesita ayuda y que por sí misma no se vale, es lo que está pasando hoy en día en la sociedad

Esto es lo que los gobiernos, los Estados nos están planteando e incluso el movimiento feminista en sí mismo que la mujer o la ayudas o no se va por sí misma cuando en la historia jamás ha sucedido eso, honestamente. Yo sigo mi cruzada para ver si alguien se anima a darnos su opinión mucho más experta, mucho más profunda sobre ese tema. Yo soy un amateur a ese nivel. Mi especialidad siempre ha sido ayudar a otros hombres a encontrarse a sí mismos y a aportar mucho más valor tanto para ellos como para su círculo, como con las mujeres que se encuentren. Ya sea para una relación estable, para un matrimonio, si hace falta, o para ir de flor en flor. A mí, me da igual, siempre y cuando sean felices y hagan felices a otras personas porque no todo el mundo necesitamos lo mismo

La filosofía principal de este programa es la equidad. Es que nosotros como hombres también tenemos derecho a ser felices porque ahora parece que la felicidad de la mujer pasa por la infelicidad del hombre. Hay que joder al hombre lo máximo posible para que la mujer disfrute. Ese es el propósito principal, básico. Luego otros, como estar mucho más cerca de ti y lo estoy consiguiendo. Muchas gracias. Está esto que sale humo. No me voy a extender más y voy a ir con la reseña. La reseña es de Andrés Moreno y se titula “Basado en la experiencia real”

 

“Me parece un programa muy completo y eso hace que las distancias sean muy cortas estés donde estés. Me aporta un punto de vista mucho mejor, con más sentido porque muchas veces uno intenta resolver algunos problemas sociales o económicos con puntos de vista de los demás y los demás muchas veces no son alguien que dé ejemplo para estar hablando” Hay una carita extraña como de confusión

“Es genial este podcast. Me divierten algunas expresiones exóticas que en mi país no suenan mucho” Sonrisa. “A diferencia de otros podcasts, la persona que dirige Atractor, Ray Havana, es una persona experimentada que sabe de lo que habla. Otras veces, no sabemos quién dirige los programas y muchas veces la persona no sabe de lo que habla. A lo que voy es que éste me da más seguridad. Ja, ja, ja, ja. Si sientes que no vienes, que sólo existes, este podcast te ayudará a cambiar”

 

Muchísimas gracias, Andrés. Son palabras que está claro que salen del corazón. Allá de donde seas. No lo has comentado. Me alegro que te resulte gracioso. A mí también me gusta de vez en cuando escuchar podcasts y vídeos de gente de Latinoamérica porque es súper exótico y el acento de una mujer puede llegar a ser hasta muy atrayente, muy atractivo

Ya para terminar, sabes que me puedes hacer un favorazo enorme haciendo algo muy pequeñito como es grabar tu pregunta. Sí, esto está empezando a llenarse de preguntas, pero sin ellas esto no estaría existiendo. Así que necesito tu pregunta tanto como tú necesitas mi respuesta ¿me equivoco? Igual tú no necesitas mi respuesta, igual yo no necesito tu pregunta, claro. Yo creo que esto es una simbiosis muy interesante y para eso me paso yo los lunes por la mañanita, una mañana muy hermosa y muy relajada, contestándote a tu pregunta.

Por cierto, no he dicho que yo vivo en el monte en un sitio espectacular. Muy tranquilo, como puedes escuchar. Pero hoy hay un jardinero por ahí que está haciendo arte, supongo. Ha venido a recortar el césped. Así que igual se cuela algo, igual no. No lo sé. Yo no voy a ir a decirle: “señor, ¿puede dejar de trabajar unas horas que tengo que grabar el podcast?”

Además de no ver tu pregunta o si quieres colaborar, como ya se ha hecho anteriormente, si tienes algo que aportar realmente dé potencia y que mejore el podcast, jolín, tienes las puertas más que abiertas. Si no, también puedes darme tu reseña. Coméntame qué te parece la reseña que acabo de leer. Para ello, sólo tienes que ir a atraidas.com/atractor. Ahí, encontrarás dónde poner tu reseña, por una ventanita tanto en el móvil como en el ordenador.

También, encontrarás un par de sitios donde puedes grabar tu pregunta. Uno de 30 segundos, otro de 90 segundos. Si se te queda corto el de 30 segundos, por ejemplo, puedes hacerlo por fascículos. Algunos ya lo han hecho por fascículos. Luego, yo lo voy pegando trocito a trocito y queda algo apañado y real. Una última cosita que quiero aclarar, muy breve, es que sigo recibiendo muchas preguntas por email. Preguntas del palo. “Ray, me encanta tu podcast, aquí tienes mi pregunta” y digo yo: “Ummm”. Encima de eso, un pergamino sorpresa de la Biblia, un pedazo de consulta y dices: “ostras, ya me gustaría tener tiempo para leer”. Algunas sí que las leo, pero no suelo responder a estas preguntas, honestamente. No por nada, sino porque me parece un agravio comparativo

Hay gente. Tengo clientes, personas que pagan por mi servicio y esas personas sí reciben mi respuesta. Por supuestísimo, por descontadísimo porque de eso se trata. Ellos están apoyando mi profesión, mi proyecto y yo, a cambio, les doy lo que les prometí que es apoyarles en todo lo que pueda, atajarles el camino todo lo posible para que no tengan que cometer los errores que son innecesarios. Por otro lado, esa gente que hace ese tipo de consulta, si yo le respondiera, no se va a enterar nadie o no me voy a poner a leer en el podcast cinco minutos o diez minutos una pregunta de alguien que personalmente no me satisface la idea. Prefiero escuchar vuestra voz. Me motiva muchísimo más. Creo que le da mucha más riqueza a todo esto

Contestar por email, desde luego no, porque sería una respuesta que sólo iría a una persona y no os vais a poder beneficiar todos los que os podéis beneficiar aquí. Vuelvo a lo mismo. Por favor, consultas en Atractor de viva voz. Tenéis los enlaces y voy a hacer una pequeña mención especial. ¿Os acordáis que comentaba que seguramente haya chicas escuchando? Pues sí, es así. Yo ya lo sabía, pero ahora me ha llegado constancia porque recibí un email recientemente de una chica. Un email también bastante extenso y muy interesante. La verdad es que ese lo leí. También leo otros muchos. No lo leí solo porque fuera una chica, sino que lo leí porque me pilló en un momento que podía leerlo.

Muy interesante. Me cuenta su historia y me hace unas preguntas muy interesantes también y es una lástima que no me las grabe. Es una lástima. Te voy hablar directamente a ti, atractora. Es una lástima que no me las grabes de viva voz porque no hace falta que digas quién eres ni siquiera, pero tu voz. De hecho, ahora pues hacer las preguntas directamente porque ya sé el contexto y puedo responder. Pero, no te preocupes por el anonimato. Si quieres el anonimato, yo te lo respeto. No tengo ningún problema. Como puedes ver, lo respeto con todos aquellos que no quieren decir su nombre. Yo no lo digo. No hay ningún problema.

Aquí, no se trata de ser valientes o no ser valientes. Yo creo que para defender algo así, hay que dar la cara. Pero la doy yo. No os preocupéis. Yo soy aquel que da la cara y la doy bien dada. Personalmente, creo que es una lástima que no nos grabes esas preguntitas porque además son preguntas, jolín, que van a resolver muchas dudas tanto a hombres como a mujeres. Desde luego, también a hombres. Desde aquí te invito a que lo hagas porque me gustó mucho las preguntas a parte de la historia en sí. Las preguntas son muy interesantes. Lo voy a dejar ahí. Nos vamos a quedar todos con la duda: “¿qué pregunta será?” La responsabilidad recae sobre esta atractora que nos sigue y que dijo cosas muy buenas del trabajo, pero al final hace unas críticas muy constructivas y es una lástima que no podamos disfrutar todos de una voz sensual y femenina y con inquietudes que aportan. Sin alargarme más, vamos a ir con la primera de las preguntas

Oyente: “Hola. Buenas, Ray. Primero, felicitarte por el podcast. Creo que estás ayudando a muchos hombres y la verdad es que se agradece. No voy a dejar escapar la oportunidad y te voy a dejar mi pregunta: ¿cómo podemos hacer para cuando rompemos nuestra zona de confort con una mujer, ya sea sexualizando ya sea cuando abres? ¿cómo podemos vincular a eso un placer más que un dolor cómo podemos quedarnos con esa sensación de que estamos haciendo lo correcto? Quiero decir, muchos hábitos los cambiamos porque vinculamos algo positivo al hecho de practicar el hábito más que un dolor. Yo lo he aplicado tanto para ir al gimnasio como para micro hábitos que he cambiado. ¿De qué manera se puede aplicar eso a la atracción? Ahí te dejo mi pregunta. Muchas gracias

Cómo disfrutar al salir de la zona de confort

Muchas gracias a ti. La verdad es que es una pregunta excelente. Como he dicho ya en la introducción, hizo que algunas de mis neuronas tuvieran que despertarse de su letargo y empezar a funcionar porque hay cosas que funcionan automáticamente en mí. Pero en su día, no. Tuve que hacer ese tipo de cosas. Además, te felicito, como bien dices, por no dejar pasar esta oportunidad porque eso dice mucho y muy bueno de ti.

Vamos a empezar a responder cómo conseguimos adherencia y disfrutar del proceso al romper la zona de confort, ya sea al sexualizar o al abrir. Vamos a tener un par de áreas en las que vamos a tener que trabajar o que yo personalmente recomiendo que trabajemos porque son complementarias y necesarias y, si no, vas un poco cojo. Por un lado, está el trabajo interior. Tienes que entender. Una cosa muy interesante que puedes hacer es visualizar. Seguramente, si ahora mismo te digo: “imagínate, pero visualízalo, piénsalo y, si es necesario, baja la calle y ponte en situación sin llegar a hacerlo. Imagínate que es una chica que te gusta, pero que te habías atrevido. De repente, empiezas a hablar con ella y sexualizas. Demuestras interés sexual hacia ella.

¿Qué pasa de repente? Te empiezan a subir las pulsaciones, te pones un poco nervioso. Hay ciertas reacciones de tu cuerpo a imaginarse, solo a imaginarse que eso está pasando. Lo mismo, si piensas que ahora vas a bajar a la calle y vas a hablar con una desconocida atractiva que te encuentres nomás cruzarte con ella. De repente, pasan cositas. Eso son señales que te está dando tu cuerpo. Te está dando a entender cuál es tu reacción, cuál es tu creencia sobre ello. Eso es el lenguaje que tiene tu subconsciente contigo. Es el lenguaje que tiene tu organismo frente a ti. Ahí, estás conectando con quién eres versus quien quieres llegar a ser.

Es importante que aprendamos a escuchar esas sensaciones. Tienes que abrazar esa sensación. Tienes que, sin juzgarte y sin resentimiento, sin sentirte mal, decir: “jolines, mira cómo me pongo, soy una mierda”. No, para nada. Es importante que abraces esa sensación. Ten en cuenta que estamos hablando de un sistema de defensa, de protección de tu ego de ti. Hay ahí una muestra de cobardía que tenía su función en su día. Ojo, no es algo al azar. Es algo que ha evolucionado contigo y que ahora pierde bastante sentido

Entonces, como es una posición de vulnerabilidad, es una posición donde tú sientes vértigo, sientes miedo, es una resistencia, lo que no puedes hacer es machacarte y castigarte porque entonces se acrecienta, se hace más fuerte. No. Tienes que abrazarla, tienes que aceptarla. Ojo, aceptación no es resignación. Aceptación es consciencia de que sé que lo tengo, de que sé que está ahí, pero no me conformo con ello. Lo acepto. Es mi situación actual, pero a partir de ahora vamos a ir hacia adelante y vamos a buscar formas para crecer

Es un “gracias por comunicarte conmigo, gracias por decirme que está pasando” y una vez que escucho desde la aceptación, desde los brazos abiertos, abrazándolo, diciendo: “sí, dime, dime qué está pasando” “¿por qué? “¿qué está pasando” y obtenemos respuestas. Son respuestas sensoriales. Nuestro subconsciente se comunica con nosotros con emociones, con sensaciones. No se comunica con palabras. Si hablara, sería un poco más sencillo todo. Es tu trabajo traducir esas emociones en texto, en ideas y empezar una reprogramación.

Una vez conoces tu creencia, qué es lo que te está haciendo. Puede ser que tu creencia sea que te sientes inferior a la otra persona y piensas que la vas a molestar. Crees que esa chica estará haciendo algo más importante y pensará que eres un pesado y que la vas a molestar. Puede ser que pienses que socialmente no está bien visto, que hablar con una desconocida es pecado o lo que sea cuando la comunicación se ideó para algo ¿no? y los seres humanos necesitamos comunicarnos. Tienes que tratar de hallar cuál es la fuente de esa esa limitación para empezar a generar una creencia nueva

Puedes escribir en un papel, si quieres, todas esas ideas que te vengan a la cabeza gracias a esas emociones que te están boicoteando. Escribirlas y luego, a su lado, en un par de columnas en la columna de al lado, poner qué cosas te gustaría creer sobre esas. Es decir, tienes una creencia, pero cuál te gustaría que fuera tu creencia realmente y entonces ya estás empezando a trabajar interiormente. Es un trabajo para contigo mismo. Estás empezando a trabajar creencias que quieres instaurar. Quieres reprogramar tu sistema de creencias en ese aspecto de acuerdo.

Si te pones nervioso empezar a sexualizar con una chica o una amiga que ya conoces un tiempo, visualízalo, imagínatelo. Como medida paliativa, vamos a empezar a buscar alternativas, creencias que nos puedan servir. Es una mujer que también le gusta el sexo y que seguramente está deseando encontrar su príncipe azul. Estoy improvisando, me lo estoy un poco inventando. Tienes que encontrar tú esa creencia que quieres instaurar y que realmente sea más creíble para ti. Yo te puedo decir que creas que todas las chicas se mueren de ganas por tener sexo y tú digas: “es que yo no me lo creo”. Si tú no te lo crees ¿cómo lo vas a poder instalar en tu mente? Eso es gradual. Empieza por el grado creíble. Es decir, si yo digo que me atrae a una chica, va a reaccionar bien. Ya está. Solo con eso, ya te vale. Estás empezando.

Esas reprogramaciones no es le doy a un botón y cambié mi creencia. No. Tienes que añadir una nueva línea de código a tu código base de programación de creencias y esa pequeña línea hace unos pequeños cambios y, de repente, todo encaja otra vez y vuelves a meter otra línea. En otros casos, será más bestias, pero lo importante es que no tengamos la conciencia del pelotazo, de que esto lo hago yo en 5 minutos porque una vida no se forja en 5 minutos. Por lo menos, por ahora. Cuando llegue lo de la singularidad tecnológica, hablaremos de otros temas.

Pero ahora mismo, somos todavía seres muy biológicos y necesitamos hacer conexiones sinápticas en base al tiempo y a la dedicación. Estar ahí constantes, ser persistentes poquito a poquito. Un pequeño paso. Eso, por ahí. Luego, tenemos el trabajo exterior. Fundamental. Es importante este trabajo previo interior para tener una dirección, para tener un faro, para tener una guía de dónde vamos, pero ahora nos vamos a poner a actuar. Vamos a ponernos en situación, como bien decía antes. Ponte en la situación real y escucha otra vez.

Es muy probable que lo que escuchabas antes, imaginándolo visualizándolo tenga una fuerza moderada o suave o media, pero cuando tienes el toro por los cuernos, ahí sí que tu subconsciente o tu ego, como lo quieras llamar, dirá: “¿qué haces? ¿pero tío? y te va a gritar sus sensaciones. Ahí sí que no tienes la excusa de decir: “es que visualizo y no veo nada”. Si no pasó, adelante. Exponte y verás tú todo aquello que trate de excusarte o de disuadirte de que lo hagas. Todos son mensajes y es información supe valiosa. Es brutal. Cuando estés en ese momento y dices: “voy a hablar con esa chica que está ahí sentada leyendo un libro” y, de repente, “ostras, no me atrevo”. ¿Por qué? ¿qué está pasando? Piensa. Empieza a preguntar a ti subconsciente: “pero mírala, está leyendo, la vas a molestar”. “Tengo complejo de que molesto” “Tengo baja autoestima” o “La gente me va a mirar raro”. Estás pensando que no está socialmente aceptado etc.

Empieza a preguntarte qué está pasando ahí, qué te impide, cuáles son las excusas y eso es lo que está diciendo tu subconsciente que cree. Todo es creencia de tu subconsciente. Es él, tú no y ella tampoco. O sea, tú no lo sabes. Esa es la creencia que tienes, pero la sociedad no te va a juzgar porque te sientes al lado de una chica que está leyendo un libro, por poner un ejemplo. Esa chica ya decidirá sí le molestas o no cuando está leyendo un libro. Te puedo decir por experiencia que muchos alumnos han estado en esa situación. El alumno está diciendo: “ostras, está leyendo, pobrecita”. Vamos a aceptarnos esa excusa por un momento.

Sentémonos aquí. Estamos a 20 metros de ella y vamos a espiarla disimuladamente. De repente, ves que está leyendo y levanta la cabeza cada diez segundos y mira a su alrededor. ¿Eso es leer? Sí, es leer, pero no está concentrada en su lectura. Está más bien pasando el rato y su comunicación no verbal a mí me dice que si hay algo más interesante que aparezca, bienvenido es. No siempre. Hay chicas que están leyendo apasionadamente. Puede ser que, aun así, por muy apasionada que esté, tú llegues allí y tú input o lo que tú le estás ofreciendo a ella, tu experiencia, sea más fascinante que el libro. Aun así, puede serlo. Supongamos que somos estrictos y vemos a una chica que está ahí metida en la lectura que parece que esté viendo una película. En ese caso, te cojo la excusa, si te parece bien porque también es verdad que no va a ser la única chica en el planeta tierra. Van a ver otras que, entre comillas, no molestes

Personalmente, considero que si ya vas con la mentalidad de “no quiero molestar”, ya estás enfocando la energía en lo que no quieres hacer y que, en realidad, lo estás haciendo. Ya hemos hablado en otros podcasts la negación del subconsciente no existe. “No quiero molestar” es “quiero molestar”. Piensas que lo haces. “No pienses en una jirafa violeta” y ya estás pensando una jirafa violeta porque el subconsciente no atiende a construcciones de frases, sino a emociones, a visualizaciones. Entonces, los “no” desaparecen, se desvanecen. Es una emoción, es una visualización, es una jirafa violeta o es un “ojalá no le moleste” que es “ojalá le moleste”

Ese es un momento brutal. Muy bueno. Si en la visualización no has sido suficientemente fuerte, no pasa nada. No es necesario ni siquiera que abras, pero yo te empujaría a que lo hicieras porque si tu subconsciente sabe que vas de farol, te va a responder de farol. Dirá: “se lo voy a amplificar un poquito más, pero da igual, no lo va a hacer”. Pero cuando lo haces, no veas tú cómo se pone las pilas y te va a subir las pulsaciones, sudoraciones, tartamudeas, se te seca la boca. Cuando vas en serio, tu subconsciente se pone serio y te da información y esa información es súper valiosa

¿Cómo vamos a poder trabajar eso una vez tengamos esa información? es Como pasa con las dietas, es importante el grado de adhesión o de adherencia. Hacer algo sostenible, algo que se quede. Una dieta, por muy buena que sea, si la haces durante dos meses y pierdes el peso que querías perder, pero luego vuelves a tus hábitos antiguos, vas a recuperar el peso, probablemente. Muy probablemente, hasta engordes más. Es indiferente. La dieta que estuviste haciendo ha significado un esfuerzo. Ha significado que no estabas haciéndolo a gusto y puede significar que, si después de todo esfuerzo que tuviste, al final acabas en el mismo punto, vaya mierda de dieta porque te ayudó, pero al final fue un pegote. Fue postizo

Es importante que hagamos las cosas que sumen, que se multiplican mucho mejor, pero por lo menos que sumen. Aquí tenemos la opción de hacerlo con micro hábitos. O sea, con pequeñas modificaciones que hacen que vaya creciendo tu zona de confort. Es decir, lo que al principio puede ser tranquilamente acercarte a esa chica que está leyendo y decirle: “una preguntita, ¿me recomendarías el libro? “bueno sí” “¿y por qué?” “por esto” “muchas gracias” y te vas. A veces, no estás diciendo a tu subconsciente: “cuidado que tienes que sentarte ahí a hablar con ella y conseguir su teléfono y llevártela a tu casa”. No. Me interesa, en este caso, el libro o por qué. “Hola, te veo aquí súper a gusto leyendo en el parque con el solecito ¿esto lo haces muy frecuentemente o ha sido un anecdótico?” Me estoy interesando no por el libro porque igual el libro me la suda. Puede que el libro sea Crepúsculo y yo no quiero saber nada de Crepúsculo o de lo que sea.

El libro no es lo que más me llama la atención, sino la actitud de esa chica que está ahí leyendo un libro. Me gusta esa energía que ella emana, por ejemplo. Lo importante es que la excusa para ti sea cómoda, que sea un pretexto que te ayude y no sea: “¡qué zapatos más bonitos tienes!” porque si no te interesan los zapatos para nada, hijo mío, eso no te va a funcionar. Además, ella va a decir: “¿y este para qué quiere saber de zapatos?” A menos que sea verdad que te interesan los zapatos porque le vas a regalar unos a tu hermana. No lo sé.

En cualquier caso, estamos haciendo micro exposiciones que hacen que ciertas cosas empiecen a dejar de perder esa fuerza porque a tu subconsciente le estás mostrando que no pasa nada, que tu vida no corre peligro y se lo estás mostrando con hechos, no con pensamientos ni con reprogramaciones solo mentales, sino además con aplicación. Eso es muy importante. Luego, está la opción totalmente opuesta que es en plan un poco a lo bestia. A lo bestia en el buen sentido. No mal interpretemos. Quiero decir una exposición muy alta que sería acercarte a esa chica y decirle: “me he enamorado de ti, quiero casarme contigo” o “estás estupenda, eres preciosa, me gustaría tener cuatro hijos”

Es decir, algo con lo que evidentemente estás exponiendo tu interés sexual mucho más. Puedes llegar a ser incluso soez. No te lo recomiendo. No es necesario. Estamos hablando un trabajo interno, no hace falta violentar a gente. No es necesario. En este caso, si ves una chica y vas y le dices: “me encantaría hacértelo aquí mismo, se puede sentir muy presionada. Si utilizamos otro tipo de palabras mucho más soeces, peor. Con soez, me refiero a utilizar algo mucho más visual, más pornográfico. Si somos pornográficos puede ser desagradable porque ellas no son tan pornográficas. Por lo menos, a priori. Ellas son más románticas

Cuando llega el sexo, es otro tema. Pero hasta en el sexo son más románticas. Es más el principio azul, es más formar una familia, tener hijos, enamorarse de mí, contarme las estrellas una a una. Estoy exagerando, tampoco es eso exactamente, pero es más por ahí que “ponte a cuatro patas que te voy a enseñar Cuenca”. Hablando más en plato. Tenemos esa opción mucho más brutal, mucho más expositiva. O sea, lo otro sería un grado 1 y esto sería un grado 100. Eso puede hacer que tu estado cambie totalmente. Si vas a tres chicas, un poco más exponiéndote al máximo en plan: “hola, me encantas y quiero conocerte qué haces ahora. Eso es muy elevado normalmente. No estamos acostumbrado a hacerlo. Quien está acostumbrado, evidentemente no. Pero quien no lo está y va a por ellos, eso es un shock.

Si lo haces tres, cuatro, cinco, siete veces, no lo sé, te darás cuenta que en un momento ya como que te has insensibilizado. Has aturdido al ego. Tu ego está como: “ya no sé qué responder por qué me he llevado tal shock que estoy bloqueado”. Entras en lo que se llama “estado”. Es como que de repente tiene superpoderes momentáneos. Como si te hubieras tomado una droga. Es que actúa como una droga. O sea, los neurotransmisores del cerebro segregan dopaminas y de repente te cambia el estado totalmente. Esa es una forma. Lo que pasa que eso no tiene mucha adhesión. Es como las drogas. Te atrae más la adrenalina mismo sigues al hacerlo que disfrutar hacerlo

De hecho, esto se puede ver mucho en canales en YouTube de gente que hace bromas. Disfrutan tanto de hacer el bruto que hay hasta problemas porque se pasan. Enlazan su experiencia a hacerlo, no a lo que consiguen al hacerlo. En este caso, no a conocer una chica y tener la habilidad de conocer chicas, sino la habilidad de disfrutar del peligro. Como pasa también con los que van con motos, Formula 1, saltó en paracaídas o puénting. Coges adicción a esa adrenalina que supone ese riesgo, pero no disfrutas la habilidad en sí misma. O sea, tu habilidad, se desvía de tener la habilidad de conocer una chica que te guste en el momento que quieras a disfrutar de subidones de adrenalina. Entiendes lo que quiero decir, ¿no?

Personalmente, abogo por lo primero. Por algo más gradual. Por ir poco a poco. Por ir saliendo de tu zona de confort. Eso hay que hacerlo todos los días un poquito. Todos los días una vez, dos veces, tres veces al día. Personalmente, abogo por eso. Si a ti eso no te supone nada, si tú eso lo haces con naturalidad, exponerte más es lo que a ti te va. Creo que tú, atractor, me preguntabas cómo salirte de esa zona de confort disfrutando de ella y sin tantos altibajos. No obstante, recomiendo de vez en cuando un pequeño shock porque es muy sano

Es igual que cuando vas al gimnasio. Micro lesionas tu cuerpo para crecer. El cuerpo crece un poco a través de la resiliencia. O sea, haciéndose fuerte frente a una situación de estrés. Esto genera un poquito estrés, pero no es sostenible ir todos los días al gimnasio y entrenar al máximo porque te lesionas o no creces o te sobreentrenas. Esto es igual. Las agujetas emocionales, poquito a poquito. Hay días que dices: “hoy voy a hacer un pico, un pequeño apocalipsis”, por ejemplo.

Esto sería ya una medida preventiva. Lo otro era una medida paliativa. Lo que estábamos viendo al principio de cómo reprogramar esa creencia. Pero a medida que esa creencia la vamos a ir reprogramando porque sabemos lo que queremos hacer y ya tenemos un objetivo que queremos conseguir y lo estamos poniendo práctica, automáticamente se va adaptando a nosotros. Nos vamos amoldando a lo que tenemos esa realidad. Vamos amoldando nuestro camino hacia la meta que hemos escogido que es esa creencia que hemos instaurado que pueda ser cuando yo sexualizo con una mujer y esta mujer se siente a gusto. Esa es mi creencia. Voy a ir trabajando en ese aspecto y voy a ir amoldando, haciendo que mi forma de actuar frente a esa situación se amolde a la realidad y viceversa. La realidad se va a ir amoldando a mí porque voy a ver reacciones muy distintas de chicas

Al principio, lo voy a hacer tan mal, tan inadecuadamente que puede que esa chica se sienta violenta o no se sienta cómoda o sencillamente me tome a broma. Pero conforme voy mejorando mi praxis, conforme lo voy haciendo mejor, cada vez que lo haga con una chica distinta, voy a tener respuestas mejores porque voy a adaptarme mejor esa realidad, voy a saber aplicarlo mejor y ellas van a responder mejor. Va a ser un círculo vicioso. Una cosa muy super mega importante, y con esto termino, es que tanto con chicas como en la realidad, en el día a día, lo más importante es tu reacción ante la reacción

En este caso, como hablamos de chicas. Encontrarte con una chica que estás a gusto hablando con ella y empezar a sexualizar porque te gusta, porque te atrae y que ella reaccione mal. Si nosotros aceptamos esa reacción negativa desde la culpa, desde el “ostias, es verdad, perdona, lo siento”. Ojo, también a ver como lo hemos hecho. A ves, lo hemos hecho muy mal y hemos sido muy violentos. Pero suponiendo que hemos tenido una praxis aceptable, incluso en muchos casos precisamente es porque ha sido muy de bueno. Ha sido de “por cierto, perdona, te voy a decir algo pero no quiero molestarte, yo sólo quería decirte que, con todo el perdón, no quiero ofenderte, pero es que me atraes” y ella: “¿pero tú de que vas? ¿quién te has creído que soy yo?”

Es muy normal que haya esa respuesta ante la respuesta de tanto “perdona” “lo siento” “no quiero molestarte” “no estoy a la altura”. Es normal que ella diga que evidentemente que no estás a la altura y cómo te atreves porque tú mismo te estás mostrando así. Estás proyectando eso. Sin embargo, si te proyectas desde el “te estoy oyendo a hablar y me parece muy interesante lo que dices, pero es que, jolín, no sé si es que te has pintado los labios de esa manera o qué pasa que no puedo dejar de mirarlos, wao”. Silencio.

Es muy probable que ella diga: “es que estoy utilizando un carmín” “no creo que no es el carmín, creo que es tu forma de expresarte ¿puede ser?, cómo me miras ahora ¿puede ser?, quizá esté equivocado, continua, me estás contando…” Desvío de atención. De manera que vuelves a hablar de lo que estabas hablando, pero tú ya has dejado ahí ese veneno. ¿Qué conseguimos con eso? que tu reacción ante su reacción es mucho más congruente con lo que está pasando.

Por ejemplo, si decimos lo mismo en la misma situación: “jolín, no puedo parar de mirar tus labios, no sé si es el pintalabios o tu forma de moverlos, que te los estés humedeciendo ahora mientras te lo estoy diciendo no lo sé” y ella: “oye ¿pero tú, tío, de qué vas?” y tú: “te voy a tener que pedir perdón en todo caso, pero es lo que pienso, ¿te gustan las personas sinceras?” “hombre, sí claro” “pues, te estoy siendo sincero”. Perfectamente, lo puedes justificar desde “si te estoy haciendo sentir mal, yo te pido perdón simbólicamente, pero yo no siento mal por lo que siento porque lo veo muy legítimo y me parece lo más normal del mundo que si tienes unos labios muy apetecibles, yo lo sienta así”

Es un primer ejemplo muy así a bote pronto, pero más o menos para que veáis que tu respuesta ante la respuesta de otra persona en muchos casos es un test. Es inconsciente. Es “¿pero este tío a dónde va? ¿que se ha creído?” y tu respuesta le confirma “va bien porque tiene confianza porque parece que sí”. Lo comentaba en un podcast anterior cuando hablaba de esa vez que le toqué el culo a chica para ayudarle a subir.

Fue un contacto bastante importante. Ella respondió violenta, diciendo: “¿pero tío? ¿qué has hecho?” y mi reacción fue “no entiendo ¿por qué te pones así? Y yo: “te he tocado el culo. ¿y? ¿se te ha caído una pierna? ¿te he hecho sangre? ¿te he pegao? ¿qué ha pasao?” y ella dijo: ·”es verdad”. No dije nada de eso, pero mi expresión fue de “no entiendo tu reacción, no me cuadra, aquí hay algo que hemos entendido mal los dos, por lo visto”. Como yo impulsé, de alguna manera, mi creencia. en el sentido de que mi realidad fue más dominante, más poderosa, ella a partir de ahí dijo: “pues, vale”.

Desde entonces, tocarle el culo dejó de ser un problema en absoluto. No hubo ya ningún problema con eso. Eso es una forma de implementar tu realidad muy poderosa. No es fácil. No todo el mundo lo puede hacer y tampoco recomiendo que vayamos haciendo eso por la calle. Ojo. Fue un ejemplo extremo para que se entienda. Es muy importante cómo tu realidad influye en la reacción de los otros. Cuando se ve un pulso. Me ha pasado con alumnos. Si el alumno pierde ese pulso porque de repente cede en un: “ay, lo siento, me he equivocado, perdona” en situaciones que no es así, no tienes por qué pedir perdón ni te has equivocado.

Lo puedes hacer, pero como lo he hecho yo en plan de: “sí, yo te pido perdón, a mí no me cuesta pedir perdón porque si me he equivocado o si crees tú que me he equivocado para ti, perdona, te pido perdón a ti, pero yo dentro de mí creo que no me he equivocado y a mí no me pido perdón, te lo pido a ti si lo necesitas, pero yo no me arrepiento de decirte que me atraes porque lo siento así”. Eso es muy importante. No quiero hacer mucho más hincapié en ello, pero sí que vemos cómo podemos disfrutar de ir poco a poco saliendo de nuestra zona de confort.

Por un lado, vamos a hacer un trabajo interno. Un trabajo interno que es técnicamente corto y rápido. Se hace una vez y se revisa con el tiempo. Donde más vamos a tener que trabajar es en la aplicación en hacerlo, en “mi creencia ha cambiado, yo tengo esto, voy a hacerlo para ver realmente qué dice mi subconsciente, ya gritándome, cuando me grita va a decirme que no lo haga, que estoy loco”. En esas sensaciones de vértigo es donde tenemos que preguntarnos qué está pasando, por qué está relación.

Cuando tengo esas respuestas, empezamos a tener respuestas a nuestras preguntas y podemos reprogramarlas en base a modificar interiormente y modificar exteriormente. Volver a hacernos las preguntas para reescribir las respuestas o reescribir esas preguntas porque “ostias, estas preguntas no me las sabía, además es que equis, no sólo me siento inferior o me da a mí de la saciedad, sino que pienso que si se enteran en mi familia o en mi pueblo…” Lo que sea que haya más ahí, encuentra de dar forma a una nueva pregunta y ya tengo una nueva respuesta que ofrecerme y puedes ir trabajando y, por supuesto, aplicar personalmente. Mejor gradualmente, aunque de vez en cuando un shock nunca viene mal, pero mejor gradualmente

Algo que quería también remarcar son las diferencias culturales. Yo sé que no es lo mismo hacer una cosa así en España, como lo puede ser hacerlo en El Salvador o en Venezuela o Colombia. Yo sé que, aunque somos todos hispanos, la cultura influye. Pero quiero que también tengamos en cuenta que los principios son todos iguales. El principio es universal y era aplica a todos los seres humanos. Todos los seres humanos nos movemos por las mismas, entre comillas, inquietudes. Cada uno tiene las suyas, pero tiene una misma naturaleza, ya sea confort, huir del peligro, ambición. Sea como sea, la ambición normalmente es para demostrar a los demás que lo vales, más que por uno mismo

Los principios están allí, lo que varía es la aplicación. Es de qué manera influye en la cultura. Si hablamos, por ejemplo, de Kino, de contacto físico, sí que es verdad que en España el contacto físico es como más natural, es como muy del día a día. Aquí, nos abrazamos, nos damos dos besos, nos tocamos con más naturalidad. Yo creo que en el mundo hispano también. En general, en Sudamérica también sucede muy similar. Sin embargo, los germanos o los anglosajones no son tan físicos. Puedes decir: “bueno, es que en esos contextos, cuidado y tocar”. Es cierto que la manifestación del principio puede variar porque también pasa en algunos países de Sudamérica hablar con una desconocida se puede interpretar como algo violento porque hay miedo de que no te conocen y hay más indicios de menos seguridad ciudadana

Tenemos que saber adaptarnos a eso. Cada uno tiene que aprender dónde está el límite, dónde está la línea y hasta dónde puedes llegar. Pero de la misma manera, como comentaba el contacto físico con una alemana, por ejemplo, que el contacto físico pueda ser mucho menos pronunciado, no hay una cercanía todo lo que es no es normal es anormal. Es decir, ese contacto físico es necesario. El sexo no se puede hacer sin contacto físico. Sin contacto físico, no te puedes reproducir y la naturaleza quiere que termines procreando el gen egoísta y quiere que te reproduzcas.

Por eso, hay esa energía y esa fuerza. Entonces, ¿qué pasa, por ejemplo, con mujeres? Yo puedo hablar temas sajones. ¿Qué pasa ahí? por el día son como más estrechas, como más distantes, como más: “a mí no me toques”, pero por la noche se pasan con la bebida y son más sueltas porque tienen que compensar. Cuando hay una tensión extraña o especial en la Kino al principio, eso significa que en el momento que esa barrera las sepas romper, va a ser más rápido todo porque una vez la Kino o el contacto físico se implanta, ya es muy muy fuerte, es chocante.

Sin embargo, por ejemplo, como en España el contacto es tan natural, llegar a contactos más elevados, como puede ser llegar al sexo, no tiene por qué ser cuesta abajo y puede haber mucha más resistencia porque sea el palo y diga: “esto no es más especial, que a mí me estés tocando aquí o allí, es algo muy común”. Entonces, al no tener esa sensación de ser algo que solo tú lo haces, es algo más común, puede haber más frenos. No es tan cuesta abajo, es más llano y hay que ir siempre con el motor en marcha. En este caso, con las inglesas, hay que subir una cuesta hacia arriba al principio del contacto físico que cuesta y que vas subiendo y cuando llegas a la cima, que sería cuando el contacto ha llegado, de repente es como una cuesta abajo y caes. La energía previa que has utilizado previa conseguirlo, te sirve luego para dejarte caer, siguiendo con la metáfora

Sin embargo, en España, por ejemplo, con las españolas como es todo un poco más en línea recta, es planicie, tienes que estar un rato pedaleando o acelerando. O sea, tienes que utilizar energía en todo momento aun cuando estás ya en situación final porque si dejas de hacer lo que tienes que hacer, se para y no llegas. No hay inercia porque no has necesitado ese esfuerzo previo. Esa metáfora creo que puede funcionar

Hasta aquí esta primera respuesta. Vamos a por la segunda que creo que no voy a cumplir el tiempo.

 

Muy buenas, Ray, de nuevo. Soy Edu. Ya te hice pregunta en el podcast 1 y ya me conoces. Para la audiencia, digo que soy alumno en el sentido de que fui a un taller contigo. Te quería de nuevo enviar esto porque la pregunta que me respondiste. Bueno, primero decirte que quede súper satisfecho. Me pareció muy interesante y felicidades por todo el programa que también las otras preguntas me parecen algo para enmarcar y desde luego yo se lo voy a enseñar a gente que crea que puedan entender un poco en qué me muevo y crea que están preparados para ello porque creo que más gente de la que pensamos oyendo este tipo de cosas tan claramente expuestas como lo haces tú, cambiarían a veces ciertas percepciones de la realidad y creencias

Bueno, sin más halagos te paso a exponer lo que te quería decir. Simplemente, en base a lo mismo que te pregunté, he reflexionado más sobre el tema y también me ha nacido transmitirte ciertos matices, ciertos puntos de vista sobre todo lo que hablaste y hablamos. Primero, tu respuesta. Estoy totalmente de acuerdo en la manera de pensar que tienes sobre ello y te pondría algún matiz más personal. El tema de la cualificación. Basándonos solo en la genética, en la psicología evolucionista en el método, la cualificación sirve para asegurar esa exclusividad sexual. ¿Cuál es el objetivo? mantener al hombre ahí, saber que la va a proteger, va a proteger a sus hijos, los va cuidar.

Ahí, se me enciende a mí la bombillita de decir: “bueno ¿pero en el fondo es solamente a través del sexo? ¿o es través de las emociones? de algo más. A mí me pasa una cosa con mi chica con la que llevo ya dos años y meses con una relación abierta. Creo que ella a través de las emociones, de las vivencias que tenemos, las experiencias, lo que hacemos juntos cómo nos miramos las cosas que nos decimos. No a nivel verbal, sobre todo a nivel gestual, las miradas, cuando estamos juntos. De un montón de cosas, de reacciones emocionales que tenemos, ella se da cuenta de que para mí ella es la más importante.

Realmente, yo lo siento así. Creo que es la persona que más quiero, aparte de mis padres. Cualquier cosa que a ella le vaya a pasar, yo voy a estar ahí sacrificándome por lo que sea para quitar lo que le estorbe, lo que le fastidie, lo que le joda, lo que pueda hacer peligrar su vida. Lo que sea. Incluso puede ser, conjeturo yo, que en épocas del paleolítico o lo que sea, a lo mejor a las tías lo que siempre les tiraba era el jefe de la tribu y era imposible totalmente que el jefe de la tribu se dedicará sólo a ellas. Obviamente, el jefe de la tribu era bastante semental en el sentido de que se follaba todo lo que quería. Pero es muy probable que aun así muchas dijeran. “si yo consigo ser una persona super importante para él, él va a cuidar igualmente de mí y de mis hijos, aunque tenga sexo con otras o aunque cuide también de otras”.

En todo caso, yo me planteo que a lo mejor ahí hay una balanza y el hecho del valor de que seas un tío que incluso poniéndonos totalmente en el paleolítico y quitando toda la parte social que tenemos hoy en día que juegan en contra, un tío que sea promiscuo, daba mucho valor por la reflexión. Entonces, a lo mejor, la balanza con tanto valor por ese lado, quita el peso de la exclusividad como exclusividad. En el sentido de la atracción. Es cierto que hay que tener en cuenta si es a corto plazo o a largo plazo. Conjeturo un poco que a veces no es todo cuestión de sexo. Incluso, no es cuestión de sexo exclusivamente y casi es más importante el sentir que ese hombre se ha enamorado

Te digo una cosa. A lo mejor no estás de acuerdo porque eso no lo has tocado, pero yo me siento enamorado de esta chica y, como tenemos los dos las mentes super abiertas, no quita que yo pueda tener sexo y disfrutar de otras chicas e incluso desarrolle sentimientos de cariño y casi de amor por otras chicas. Pero, para mí ella es la primera. Me encanta todo esto porque, joder, también es una cosa como que se sale muy del recipiente de lo que todo el mundo habla y espera y las sociedades contemplan y, a la vez, es muy interesante porque también creo que la sociedad va avanzando hacia permitir este tipo de cosas y cada vez va a haber más apertura sobre el tema, sobre hablar de estas cosas

La otra cosa era cuando dicen que sí acepten una relación abierta, pero que se acaben sintiendo vacías porque quieren algo más que sexo. Ahí va otra vez lo de nuestras reacciones. Yo creo que el sexo en nuestra relación sí son momentos muy íntimos, muy intensos, pero lo que le da precisamente importancia a esos momentos no es la pura cuestión de estar teniendo sexo, sino de lo que sentimos al hacerlo y de las emociones que se nos transmiten del uno al otro que no necesariamente tienen que ser solo en el sexo. Aunque es verdad que con el sexo se vuelven más intensas.

De hecho, tú mismo dices después que precisamente se augura más futuro a esas relaciones cuando les aportas algo más al sexo. Quería compartirte estas opiniones. Si quieres añadir algo que me quieras decir sobre eso, me encantaría. Confío mucho en lo que dices de que en algún momento a lo mejor ella o se va a cansar o por un tiempo va a querer, en algún momento le apetece volver o lo que sea. Yo, por aquellas posibilidades de la vida, se me pone la cosa que quiero cerrar la relación con ella y estar solo con ella porque la raíz que es una chica que me aporta mucho

Yo, a veces, me lo planteo y digo: “joder, la verdad podría estar solo con ella y yo creo que podría estar feliz”. Aunque ahí entran otros temas complicados. Creo que una cosa que hace funcionar nuestra relación mucho es que ninguno de los dos pensamos en un largo plazo de primeras. No sé si a veces por su mente le pasarán algunas cosas. Yo creo que sí por algunas cosas. No lo hemos hablado directamente, pero es una cosa que siempre dijimos: “esto va a durar lo que dure, estamos coincidiendo en un camino y mientras estamos juntos vamos a disfrutar de ello y llegará un momento que nos separemos y ya está”

La verdad es que nos estamos sorprendiendo cada vez más de lo unidos que estamos. Ya llevamos dos años y pico y cada vez es más intensa la cosa. Ahora se va a ir a Cuba y yo me voy a ir a Honduras. Vamos a coincidir poco tiempo, pero aun así, estamos planeando que venga en junio o en julio de 2017 aquí a pasarlo conmigo. Ella sabe que estoy con otras chicas. Yo le he dejado la libertad para que esté con otros chicos. Lo que pasa es que ellas está dedicadísima a su trabajo. Yo creo que con otros tipos no queda. De hecho, me lo ha dicho alguna vez cuando ha quedado con algún chico y al final no pasó nada

Sí es verdad que creo que ella no está con otros chicos y eso siempre me clava la espinita de decir que casi preferiría que si lo estuviera para poder decir: “esto es un poco más equitativo”, pero simplemente yo con verla que está súper feliz cuando está conmigo, que hablamos muchísimo, que nos comunicamos de esa manera tan emocional, estoy con la conciencia tranquila porque sé que ella está bastante feliz con el tema. No sé por cuánto tiempo, pero desde luego ahora está encantadísima.

Pues nada, Ray. Quería contarte todo esto. Un abrazo. Espero que no te haya sido mucha cosa escuchar todo esto. Cuídate mucho y gracias de nuevo por la pregunta y a seguir con esto que ya te digo que me gusta mucho. Esa parte reivindicativa tiene un valor invaluable, valga la redundancia. Un abrazote.

Cualificación

Muy buenas de nuevo, Edu. Muchísimas gracias por ese extenso agradecimiento. La verdad es que te lo agradezco muchísimo. Ya sabes que esto lo he ido postergando bastante para dejar también que otra gente fuera haciendo preguntas. Mi intención era no hacer muy largo este programa, pero ya empiezo contigo y ya hemos superado la hora. Hoy nos iremos un poco más de la cuenta como era de esperar ya que, como bien digo, sintetizar no es mi especialidad, pero estoy trabajando en ello y el podcast me está sirviendo mucho para eso, así como con otros temas como YouTube y demás

Me hablas de si la cualificación además de a nivel sexual es a nivel emocional. Por supuestísimo, por supuestísimo. De hecho, la cualificación es un sistema emergente. Es un sistema que surge para encontrar un equilibrio entre el valor y el romance. Es decir, una mujer se va a sentir atraída siempre por el valor del hombre. El valor del hombre para ellas es, como para ti, el físico. Lo que representas. De hecho, hace poco hacía una entrada en el blog donde hablaba del celo. Al parecer, el celo de la mujer no es que haya desaparecido, sino que se tiene desadaptado. Mientras que una cría de animal, un cachorro en relativamente poco tiempo la gestan y nacen, un gato por ejemplo en un par de meses ya ha parido y luego en cuestión de un par de meses más ya es autónomo incluso menos; o sea ya puede sobrevivir.

Lo que busca la naturaleza es activar un celo, una alarma muy poderosa que sea previa a los meses de más abundancia de manera que la gata empieza a chillar en plan “estoy ahora lista, por favor, preñadme”. La preñan. Nace el bebé y en relativamente poco tiempo el bebé ya es autosuficiente, hábitos de comida. Todo ha estado en su sitio. No es en pleno invierno ahí que va a estar todo tiene difícil. Cuando ya ese gatito o gatita ya está preparado preparada para vivir por sí mismo para ser autónomo, empezará el mal clima y sabe qué tendrá que buscar, pero ya lo puede hacer. Ya no es una carga para la madre

¿Qué sucede con los humanos? Un niño, mínimo es una década. O sea, diez años. Las estaciones influyen menos o muy poco. ¿Qué es lo que influye? ¿qué factor actúa como estación? es el acompañante. El padre, en este caso. El hombre que define o decide si te va a poder ayudar o no, si va a poder hacer que esa cría tenga la vida más fácil. Situación privilegiada que llamamos. Entonces, la mujer, por un lado, tiene su pequeña ventana de oportunidad que son la semana de Venus, esos 10-15 días donde está más fértil y está más guapa y etc.

A la vez, se va a activar más o puede incluso que se active cuando no es. Antes de tiempo o un poco más tarde si encuentra el hombre adecuado que llamo yo. Es ese hombre que activa el verano. Activa el clima en el cual ella dice: “ostras, con este hombre yo me quedo preñada y con este sobrevivo seguro porque tiene recursos, porque es un tío inteligente”. Todo aquello que seduce a una mujer. El valor que no sólo es el dinero ni mucho menos, ni la fama sino también es los recursos psicológicos que tiene. La inteligencia, la gente que conoce, cómo se desenvuelve ante situaciones complicadas

Todo eso son disparadores atractivos. Es valor y eso hace que ella diga: “con este, tranquila” o tiene muchas posibilidades y si con este no lo consigues, ya es por causa mayor. Pero este es un buen candidato. Este es adecuado. Entonces, se pone, entre comillas, cachonda, sus celos se activan y actúa de una manera muy beneplácita y con ganas de complacer a ese hombre porque lo que quiere es compartir con él esa cría porque es el equivalente a la estación de verano de abundancia

La cualificación es un sistema que emerge de ahí. Por un lado, sirve para que esa persona no pierda ese valor, para que equilibre ese valor, para que siga siendo tan valioso. En este caso, hablabas del interruptor de preselección. El interruptor de preselección no les funciona a ellas tampoco como tal, sino que también emerge. Emerge cuando un hombre demostraba que era capaz de estar con muchas mujeres y mantenerlas y es que era un hombretón. Hoy en día, extrapolándolo mucho, no es que mantenga a todas, sino que si todavía tiene muchas chicas atractivas que quieren estar con él, es porque les está dando lo que necesitan y se le dispara inconscientemente es preselección

Por un lado, surge eso. Ese valor, esa conversación del valor. Tú no dejas de perder valor por lo importante que es lo que ella realmente busca y es el romance. Ella necesita estar segura dentro de las posibilidades posibles porque el ser humano es uno de los animales que mejor miente. Ella necesita, a nivel inconsciente, sobre todo, estar segura de que no le vas a engañar. No con otra mujer, sino de que no la vas dejar tirada, literalmente. Yo creo que un principio sería en un plan de: “oye, no me vas a tirar de tu tribu ¿verdad? me vas a meter en la tribu

Al principio, las tribus eran muy pequeñitas. Estamos hablando de 5, 10, 15 habitantes. Hablamos del líder de la tribu y 3 o 4 hombres más y 4 o 5 mujeres. Evidentemente el líder, el amo abastecería a todas. No obstante, alguno así a escondidas también daría un empujón y algunas se dejarían. Tampoco vas a engañar a nadie ni vas a pedir pruebas de paternidad. Tampoco se tendría por qué dejar, pero uno la forzaba un poco. Eso también explicaría por qué ciertos tipos de sexo más radical también excitan. Pero no nos vamos a meter ahí porque están las castañas como para echarle fuego a eso

Cuando una tribu es más pequeñita, evidentemente el líder de la tribu las pueda abastecer y estar teniendo sexo con cinco o diez chicas. No todos los días vas a tener sexo porque no vas a poder, pero sí que lo puedes abastecer. ¿Qué pasa cuando las tribus se hacen más grandes y está el líder de la tribu, el chamán, el tal y el cual? Esos abastecen a muchas, pero no todas pueden ser abastecidas. Quizás sí, pero aun pudiendo ser abastecidas, la mujer estando en una tribu se siente segura. Su interruptor de “estoy segura” está activado con lo cual puedo tener hijos. Se enciende, se activa y no siempre está ahí el hombre para darle lo que necesita. Me refiero al líder de la tribu o, dentro de la pandilla de los líderes, el que le está dando a ella lo que corresponde

Entonces, algún espabiladito le da lo suyo. No sólo eso, sino que se va haciendo más y más complejo, más y más grande, no se puede dar abasto ni de coña. Como pasó, por ejemplo, con el tema de la selección del trabajo. Al principio, era cazar y recolectar. Cuando llega la agricultura hay que empezar a especializarse en nuevas formas de agricultura e ir mejorando. Se van especializando gente. Yo me dedico a esto, yo a aquello. Yo ya no cazo, yo ya solo siembro, etc. O sea, conforme se va haciendo más complejos, cuando más variedad hay ¿al final qué sucede? acaban las parejas. Una mujer tiene que elegir al que le va a poder ayudar, al que va a estar ahí

¿Cómo lo consigue? con la cualificación. Esa cualificación decide si este tío no me va a dejar tirado que evoluciona en este tío no se va a ir con otra. Antiguamente, podría ser: “bueno se va a follar a otras, pero a mí me va a dar mi parte”. Rollo harén. Yo voy a tener mi supervivencia porque si se folla otra, no pasa nada porque mi hijo tiene de donde comer, lo cuida lo que lo cuide. No sé si había el amor de padre como le entendemos ahora. Pero desde luego que sí que llevaba comida a la tribu o lo que fuera que cazara y comían todos y se aseguraba de que sobrevivieran todos.

Conforme se va haciendo más grande la tribu a 150, ya eres un súper líder de la tribu si tienes que dar una vuelta a 150 y tienes que tener sexo todos los días con todas. Si haces orgías, créeme que no está satisfaciéndolas a todas o te mueres. Sexualmente, las mujeres tienen muchos más requerimientos. Son mucho más poderosas. Son multiorgásmicas, etc. De hecho, no tienen que eyacular y la eyaculación es un desgaste bastante importante a nivel energético. Ellas no y no creo que hicieran técnicas de eyaculación en aquella época.

El sistema de emergentes es algo que surge de tratar de equilibrar que ese valor siga ahí. O sea, de seguir teniéndote en esa atracción, en “este tío lo vale no puede obviarlo, por muy mal que me siente que esté con otra mujer, pero es que es el hombre”. Claro que está con otra mujer. ¿Cómo no va a estarlo?

Vamos a poner el ejemplo de que Cristiano Ronaldo. ¿Nos imaginamos a Cristiano Ronaldo teniendo sexo con muchas mujeres y las mujeres aceptándolo y diciendo sí? Yo sí me lo imagino porque, entre otras cosas, si yo soy Cristiano Ronaldo y tengo sexo con varias amigas y una de ellas se me pone tonta y dice: “oye, conmigo nada”. Pues: “tía, cuando se te pase me llamas”. Yo personalmente no voy a cambiar mi ritmo de vida por mucho que lo diga la sociedad. Por mucho que nada. Si yo estoy a gusto y quiero estar con varias mujeres, ¿por qué tengo que cerrarme a ti?

De hecho, creo que él ha tenido el hijo de manera artificial. No lo sé. Creo que estoy hablando de oídas. Probablemente, me equivoqué. Pero es una opción y podría hacerlo para no tener que darle la mitad de su dinero a una madre solo por ser la madre de su hijo. Lo puedo mantener yo perfectamente, lo quiero mantener, yo tengo recursos más que de sobra y no quiero que me chuleen la mitad de mi capital. Así que paso. Es completamente factible, es imaginable. Luego, hablaremos de si es políticamente correcto o no, si está bien visto o no está bien visto

Personalmente, creo que cada uno hace lo que considera que puede hacer siempre y cuando no perjudique a los demás. En este caso, si esta chica se siente mal porque no le das exclusividad, lo tiene muy fácil: búscate otro que te la dé, pero yo soy Cristiano Ronaldo y no le doy exclusividad sexual a nadie porque no me apetece. Como no me apetece y estoy en mi derecho de no apetecerme, a quien le apetezca compartir conmigo sexualidad que venga y a quien no que no venga. No pasa nada. Yo no voy a obligar a nadie a pasar por ahí. Si no te aporta a ti, tú no quieres, tú quieres tu príncipe azul, búscalo. Seguramente, haya otro futbolista príncipe azul que te lo puede dar, pero yo personalmente no quiero

El ejemplo de Cristiano Ronaldo es un ejemplo muy obvio de un hombre que puede estar con la mujer que quiera, entre comillas, y con las mujeres que quiera. Esa cualificación surge de no perder valor y, sobre todo, de que el romance siga y te aseguras inconscientemente que tú estás enamorado de ella, de que no la vas a dejar por otra, de que ella no se va a quedar tirada con una cría diciendo “¿aquí qué pasa”. Independientemente de que el Estado le dé la maternidad y le tengas que pagar una manutención. Eso no tiene nada que ver con los genes. Eso es la vida, eso es política, eso es cultura. Hablamos de genes, hablamos de subconsciente, hablamos de sensaciones. Entonces, la mejor forma que surgió para saber que tú seguías siendo un tío molón y capaz y eras el adecuado y no salía rana, era testeando en todo momento tus emociones, cómo te sentías. Si estabas enamorado de ella y, de repente, pierdes apetito sexual con ella, ella puede empezar a sospechar y a decir: “ostias, no hemos tenido tanto sexo ¿habrá otra?

Hablamos de sexo en este caso, pero puede ser que ya no la llames y puede que no haya otra mujer. Puede que realmente no quieras sexo o lo que sea. Pero también, no tienes detalles, no dices cosas bonitas, no quedas con ella. O sea, empiezas a hacer cosas que ella puede decir: “ostias, este chico me puede dejar, pero no por otra, sino porque ya se aburrió de mí, porque ya sé ha agobiado”. Por lo que sea. Eso despierta sus alarmas y ella dice: “ostias, cariño, ¿qué está pasando? ¿ya no me quieres?”

Es el enamoramiento, es la fórmula con la que tú apruebas sus tests de conveniencia con la cualificación con por qué ella y no otra. Eso es lo que hace esa cualificación. La cualificación responde a por qué ella y no otra y también porque tú y otro no. Para ella le responde: “tú porque que molas mucho o molas más que tal” o “sí hay ese tipo, hay otro más guapo y otro que tiene más pasta y otro con más no sé qué, pero tú cumples con los requisitos equis” y viceversa. ¿Por qué ella para ti y no otra? porque tienes un romance con ella, eres más caballeroso con ella, la tienes en cuenta haces cosas por ella que no haces por otras. Por otras haces cosas porque la gente de tu círculo la aprecia y le tratas con cariño, pero ella es más especial. Ella tiene un algo más o por lo menos lo tiene cuando estás con ella

Es importante entender que la cualificación justifica mucho todo eso. Al final, también me decías que no sabías si continuar, si ella se cansaría, si a ti te gustaría cambiar, etc. Es verdad que la gente busca estabilidad y seguridad o lo que nos han vendido y nos ha gustado, pero la vida no es estable y la vida no es segura. La vida es de las cosas más inseguras que existe y menos estable. Lo único que no cambia es que todo cambia. Va a depender, sobre todo, de cómo tanto tú como ella abracéis la incertidumbre. Como está pasando ahora con los emprendedores que lo primero que tiene que hacer es entender que las cosas pueden funcionar y pueden no funcionar

Hay que estar preparado para cuando no funcionen de la misma manera que hay que estar preparado para celebrarlo cuando funcione. Me parece que no estamos preparados. Buscamos un trabajo estable, buscamos alguien que nos asegure algo, buscamos nuestras ocho horitas al día de lunes a viernes, buscamos seguridad, pero eso no nos hace felices, honestamente. La seguridad y la monotonía nos mata. Somos seres que nos gusta un poco el cambio. No necesariamente nos gusta, sencillamente hemos vivido así. Hemos tenido épocas de “qué bien, todo guay” y de repente sequía del copón y cambio de clima y aquí se va todo a tomar por saco y hay que buscarse las castañas. Modo adaptación. Tenemos que buscar otro sitio donde podamos sobrevivir y se activa el modo adaptación y hay que ser unas máquinas para sobrevivir

Eso lo consigues y a día de hoy se ha traducido en que conseguir superar las vicisitudes de la vida, es esa sensación maravillosa. Es como guau. Es como un chute de adrenalina. Va a influir mucho la inteligencia emocional o la capacidad de adaptación de la inteligencia emocional que tenemos cada uno tanto hombre como mujer. La inteligencia emocional es distinta, pero si somos capaces de abrazar esa naturaleza que es innata en los dos, ojo, lo que pasa que la sociedad ha pervertido bastante hoy en día y ha llegado a un punto el machismo que ha sido algo que nos han vendido y hemos comprado con todas las papeletas. Pero parte de la base de “no, la mujer está a expensas del hombre y el hombre le tiene que salvar la papeleta al cien por ciento”. No, señores. Eso no funciona así

La mujer tiene sus recursos y puede sobrevivir perfectamente y en situaciones de estrés y de peligro tiene sus recursos. Cuando un hombre y una mujer con inteligencia emocional se unen tanto y son resolutivos, ambos encuentran formas para salir adelante. De hecho, hace poco vi una película en la tele que era de un cantante galés que hace un programa que sale en un coche siempre con súper famosos y cantan. El tío se fue a British Got Talent y ganó. No me acuerdo del nombre de la película ni me voy a acordar ni me acuerdo del nombre de él porque él hace la película. Él es el propio actor. Creo que el actor principal es el de verdad, el conductor del programa

Te cuento, muy resumido. La novia al principio creo que mola, luego se vuelve una petarda “pues, me mosqueo por no sé qué”. El rollo que nos han vendido de una mujer que es una niña pequeña pataleadosa, llorica y que tienes que hacerlo tú todo. Luego, sin embargo, vuelve a cambiar otra vez a una inteligencia emocional muy poderosa y empieza a apoyarle a él para que él vaya al programa y salga adelante y se convierta en su apoyo. Creo que no sólo es un papel de la mujer en apoyar y hacer eso, el hombre también lo puede a la mujer. Ojo, pero digo que ahí es una mujer con inteligencia emocional muy interesante y si ves una película así o cualquier película que veas que la mujer está ahí apoyando a su hombre, dándole ánimos y ayudándolo en el momento realmente donde en este caso el protagonista está jodidísimo porque quiere ser cantante, canta muy bien, pero tiene nervios. Le pasan mil y una calamidades. Es el pupas. Pobre hombres

No sé si se supone que está basado en hechos reales o es para darle dramatismo a la película, pero dan ganas de rematarlo y que descanse en paz porque pobre hombre. En cualquier caso, la mujer le apoya. En vez de tirarle más tierra encima y putearlo cada vez más, le da un boost de energía y apoyo que ella le da hace que él despegue. Entonces, si ambos desarrollan esa inteligencia emocional, lo que es el sistema emergente de cualificación es, entre comillas, necesario para esa mujer. Hoy en día, se ha pervertido y esa cualificación está como en plan: “oye, tú como hombre tienes la obligación de subirme a mí mi autoestima”. O sea “tú tienes que darme a mí qué cosas soy especial y única para que yo me sienta más mujer y mi autoestima suba”.

Eso es delicado porque si bien es cierto que está bien reconocer qué mérito tiene cada persona, también es verdad que la mujer, como mujer, tiene la obligación para consigo misma de trabajar su propia autoestima y de quererse y de valorarse y de que si un hombre está contigo y se acuesta con contigo como mujer pero luego éste se acuesta con otra que tu autoestima no se vea dañada porque ese hombre resulta que ese hombre está acostándose con otra. Ahí no está tu autoestima. Tu autoestima no está en lo que él hace. Tu autoestima está en lo que tú sientes por ti misma y lo que tú te valoras. Si ese hombre decide acostarse con otra, sus motivos tendrá. De la misma que tú puedes hacer lo mismo o no

Esto me lleva a la última pregunta, a lo último que comentas, Edu, que te parece injusto que tú puedas tener sexo con otras y ella también, pero ella no lo esté haciendo. No está haciendo uso de ese derecho. Te voy a decir que no te sientas mal. Primero, porque cada persona tiene las decisiones que quiere y las toman en base a su persona. De la misma manera que a mí me sabe mal que tengo amigos que en la vida van a disfrutar de las mujeres como podrían hacerlo. Me sabe mal, pero yo no puedo disfrutar de ellas por él o por ellos. Yo le puedo ofrecer mi mano y mi consejo. Si quiere, lo toma. Si no, no. Pero de ellos depende y no me voy a sentir mal por ello. Ellos sabrán qué beneficios obtienen de no hacerlo porque hay unos beneficios.

Aparte de eso, las necesidades o la valoración sobre el sexo no es la misma como hombre que como mujer. O sea, una mujer el sexo lo tiene, entre comillas, muy fácil. Lo que más le cuesta a una mujer es estar con el hombre adecuado. Eso sí que es un quebradero de cabeza. Tú como hombre te puedes acostar con todas las tías que te atraigan, pero a menos que lo lleves mal y si te acuestas con toda la gente que te atrae tienes una mentalidad muy distinta. Pero aquel que no la tiene y que cree que un día caerá una estrella y será la mujer de su vida sabemos que resumirá y millones a y vive en ese mundo mágico, espera a cuando llegue esa mujer y cuando llega es como que se tiene que casar con ella y tener hijos porque es la elegida

Pero cuando tienes una mentalidad más alfa. Eres un hombre más neutro y disfrutas de tu sexualidad con tantas mujeres como te apetece porque tienes energía sexual, evidentemente que te acuestes con 50 o con 100, sabes que por acostarte con una mujer, tu vida trasciende. Tu vida sigue y mañana quizá sea otra o sea la misma. Pero como que no te atas tanto emocionalmente y ese vínculo sexual no es tan fuerte. Puedes ser un polvo increíble, un revolcón espectacular. Puedes levantarte enamorado, pero lo vas a destrascendentalizar mucho más que si es tu primera chica o la quinta de tu vida y ha sido la hostia porque entonces la comparación es odiosa

Sin embargo, cuando tienes mucha experiencia, no tiene tanta repercusión para ti. Como tú no tienes, o no deberías tener, tanta necesidad de noviazgo, a ti no te impacta igual. Sin embargo, ellas con su sensación de que “me quedo preñada y necesito ayuda”. Eso todo es inconsciente. No es que sean inferiores. No es eso. Es una necesidad biológica nada más. Igual que nosotros tenemos la necesidad biológica de acostarnos con todo lo que se mueve. O sea, ¿es malo eso? No. Es así. No es malo, es así. La necesidad biológica de ella es asegurarse de que no selecciona mal. Hoy en día, no es necesario. Hoy en día se podría acostar con todos lo que quiera y ya está, pero su subconsciente, su programación, su vida, su interior le dice: “no te equivoques porque como te equivoques la vamos a liar”

Cuando no es verdad porque pueden usar anticonceptivos o abortar y no va a pasar nada. No son diez años de infierno, en el mejor de los casos. No. Es sencillamente un revolcón y punto. No tiene por qué trascender, pero eso no lo saben los genes. Entonces, ella no se siente tan a gusto acostándose con todos los que le atraen. Algunas sí, ojo. Hablamos en términos generales, como mujer. La población femenina tiende a eso. Sin ir más lejos, Amarna Miller, por ejemplo. Es una actriz porno que personalmente me encantaría entrevistar, por cierto. No le he dicho nada, pero me gustaría porque cree en el poliamor. Ella tiene su pareja y aun así es actriz porno y le encanta acostarse con un montón de hombres porque le gusta el sexo. Lo graba y la puedes ver perfectamente teniendo sexo con actores porno

Hay excepciones, pero como norma general, la mujer no tiene la misma necesidad que tú porque lo tiene fácil porque solo tiene que, entre comillas, abrirse de piernas y se la van a empujar. Tú no vas a ir diciendo. “oye que tengo aquí un pene ¿quién quiere?” porque si haces eso, alguna caerá. La estadística dice que una de cada 1.000, puede que sí, pero no va a ser ipso facto. Sin embargo, al revés sí. Es muy difícil. Uno de cada 1.000 le va a decir que no a ella. Todo lo contrario. Entonces, la necesidad del sexo en ese aspecto no tiene nada que ver. Mientras que tú lo disfrutas mucho más, ella sí puede disfrutar mucho de ese sexo, pero luego los remordimientos del comprador de “me he equivocado” “no debí haberlo hecho”. Aunque no pasa nada y haya existido sexo y ya está.

Pero sus emociones le dicen que tiene que acertar, que por lo menos no tiene que acertar en el sentido del mejor, sino de no equivocarse. Tiene que no equivocarse. Tiene que ser apto. Eso lo complica mucho para ellas. Luego tienen un complejo que tú y yo no tenemos que es muy complicado que tienen algunos hombres con una tendencia muy femenina que en nuestro caso sería: “ostia ¿y si esta tía no es la adecuada y le doy mi flor?” No te sientas mal porque ella no quiere hacer uso de ese derecho puesto que, primero, es su decisión y segundo está más que justificado y es bastante normal que no lo hago. A menos que sea muy caliente y tenga otra actitud

Yo he estado con chicas que eran muy fogosas y que han estado conmigo y con otros y he estado con otras que cuando estaban conmigo decían: “bueno entiendo que estés con otras, tú haz lo que te dé la gana, pero yo no, yo si estoy con otros, me rayo, empiezo a pensar cosas, mi cabeza se va de la olla y ni contigo ni con nadie, entonces prefiero estar contigo y está centrada y tú haz lo que quieras, yo no te puedo obligar a ser x, y o z, pero para mi salud mental, para mi beneficio personal, para estar yo a gusto, lo tengo que hacer así”. Es así. Funciona así. Nos guste o no. De la misma manera que tú como hombre vas a salir más seguido y necesitas la variedad, ellas necesitan más la seguridad a ese nivel inconsciente porque supone el sexo, en teoría, un embarazo y una cría

Hoy en día no es así, pero los genes se quedaron 100.000 años. No tienen ni idea. No se han actualizado y ya los estamos trascendiendo y están muy obsoletos y hay que actualizarlos

Pues, nada. Aquí finaliza el podcast de hoy. Estoy cansadete porque, madre mía, como he hablao. Espero realmente haberte aportado mucho. Siento que se alargue, pero la verdad es que voy a tener que responder a partir de ahora un par. Trataré de sintetizar. Me comprometo a seguir sintetizando, aunque creo que todo esto aun así merece la pena. Escucha los fascículos. No hay prisa y lo dicho. Si esto te ha parecido interesante y que te aporta, déjame una reseña en atraidasporti.com/atractor o bien en iTunes. Si tienes iPhone y quieres dejarme en iTunes una reseña de 5 estrellas, más que agradecido también.

Si tienes alguna pregunta, por favor déjame también tu pregunta en atraidasporti.com/atractor y la iré respondiendo. En este caso, creo que un poco más rápido. Lo que voy a hacer, ya veré, es que cada lunes, como ahora que grabo la pregunta, dependiendo de si la primera la logro sintetizar lo suficiente, meteré la segunda. Si no, solo dejaré una sólo de manera que no todos programas sean de dos siempre o de tres, sino más bien respetando un tiempo. Voy a tratar que sea por debajo de la hora

Espero conseguirlo. Este es un ejemplo de que no muy claro. Lo habría conseguido sólo con la primera. Voy a mirar un poco eso y trataré de sintetizar más, pero es que la primera pregunta era tan interesante que me he visto en la obligación y luego la introducción un poco más larga porque quería aclarar conceptos que son muy importantes

Un abrazaso enorme. Muchas gracias por estar ahí. Veo que esto está creciendo bastante y me alegro. Mucho ánimo, más energía y que tomes excelentes decisiones

Atractor, el podcast de referencia en atracción. Para ti, hombre, que quieres alcanzar tu máximo potencial y ser tu mejor versión. Aquella que te hace sentirte realizado al afectar positivamente la vida de las personas que te rodean, expandiendo a cada paso tu área de influencia.

About the author 

Ray Havana

You may also like

MGTOW Vs PUA | ¿Por qué son lo mismo?

Matrimonio: ¿sigue significando lo mismo? | mi opinión sobre el matrimonio

¿Son todas las mujeres unas…? (termina la frase) | Hipergamia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Me encanto este episodio Ray¡ Me encanta zalir de mi zona de confort, y a pesar de que no lo hago diario si mantengo una chispa en mi vida, y este podcast me lo hara más facil.

    PD: Saludos a Andres, la reseña de hoy. Nos conocemos y seguimos el podcast desde Colombia¡

  2. Para mí, en este momento de mi vida y de mi desarrollo, el mejor episodio hasta la fecha. He vuelto a escucharlo varias veces, y las que me quedan, porque sé que aún me falta mucho por exprimir. Temas apasionantes, y respuestas increíblemente útiles e interesantes. ¡Hasta estoy tomando apuntes! 😀

    Por cierto, Ray, no dejes que te digan que la longitud del podcast es excesiva. Yo me alegro enormemente de que no cortases este al llegar a la hora. Ningún capítulo se me ha hecho largo, y con todo lo que aporta, cada minuto es un regalo. ¡Gracias por compartir tu sabiduría!

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Subscribe to our newsletter now!